jueves, 26 de agosto de 2010

Custodia compartida y Liquidación de Bienes Gananciales

http://www.soitu.es/soitu/2008/05/27/actualidad/1211896790_788066.html

Fórmulas para compartir un hijo
Los expertos defienden que lo mejor es seguir la fórmula de 'la casa del menor'
Una ley catalana dará preferencia a la custodia compartida de los hijos

Por MARGARITA LÁZARO (SOITU.ES). 28-05-2008
Todos los psicólogos infantiles coinciden: en caso de divorcio, lo mejor para los niños es la custodia compartida.
Sin embargo, en la realidad son muy pocos los casos en que se concede.
Según El Pais, el 97% de las separaciones acaban con los menores bajo la custodia de la madre. Mientras, no llega ni al 1% los casos de padres que se quedan con los hijos.

Esto hace que en España sólo un 3% de las parejas de divorciados formen parte del grupo 'custodia compartida'.
Ellos tienen la posibilidad de pasar, al menos, el 35% del año con sus hijos.
Pero para ello deben cumplir una serie de requisitos.

Como explica el abogado David Barahona, de separacionesmatrimoniales.com, "para que un juez conceda este tipo de régimen el padre debe vivir cerca de su ex pareja y sobre todo llevarse bien con ella".
Sólo en un caso así se podría compaginar un reparto de horas sin que el niño salga perjudicado.

Cómo hacerlo es la pregunta clave que sigue sin tener una respuesta unánime, aunque en cualquier caso los expertos en psicología coinciden en que se debe intentar alterar lo menos posible la rutina de los menores.
Un argumento que curiosamente utilizan muchas madres para conseguir, apoyadas por el artículo 92 del Código Civil español, la custodia unilateral de los menores que elimina el concepto de 'niño-maleta' todo el día de una casa a otra.

Sin embargo, los psicólogos infantiles dicen que éste no es un argumento de peso.
Según explica David Ferrer, portavoz de la plataforma custodiacompartida.org, "hay otras formas de hacerlo sin alejar al hijo de su padre".

La casa del menor
Para el psicólogo Antonio Gil, el concepto 'casa del menor, "es indudablemente la mejor opción". Con esta modalidad, que triunfa en Francia, el menor mantendría una vida lo más parecida a la que tenía cuando sus padres estaban casados.
El niño no se mueve de casa y son los padres los que rotan "de modo que mantienen su espacio de siempre".

La también psicóloga Natalie Luinsa comparte esta opinión porque "la alternativa triunfa en la mayoría de los casos", aunque de momento se adopta en muy pocas ocasiones.
"El problema es que esto requiere 3 casas, la del niño, la del padre y la de la madre, y hay muy pocas economías que puedan sostenerlo", dice Antonio Gil.
"Además, en cuanto aparece una tercera persona, ya sea por parte del progenitor como de la progenitora, esto suele dejar de funcionar", dice Natalie Luinsa.

La psicóloga aboga por una segunda opción y rechaza tajantemente el cambio semanal de domicilio por parte de los menores: "de lunes a viernes todos, incluso los padres, deben tener una vida rutinaria".
Ella defiende que duerman 3 días con 1 y 2 con el otro, "los fines de semana serían alternativos".

Pero como cada divorcio es un mundo, los especialistas insisten en que no existe un traje único por lo que hay que ajustarlo a las circunstancias de cada pareja.
"Siendo todavía bebés la custodia debe ser exclusivamente para la madre y en otros casos, deben vivir con un progenitor y pasar la tarde con el otro de forma que no esté a caballo de 2 casas", dice Natalie.

Alternativas para los catalanes
Días alternativos, medias jornadas compartidas o una casa para el menor son las 3 opciones que baraja el 3% de los divorciados españoles y a las que dentro de poco deberá recurrir la mayoría de los catalanes.
En las próximas semanas se espera que se apruebe el anteproyecto del Código de Familia elaborado por la Generalitat y en el que se establece que los jueces han de otorgar de manera preferente la custodia compartida de los hijos cuando sus padres se separen o divorcien y no haya acuerdo.

Aunque el Código Civil es compartido en toda España, en Cataluña, al igual que en Aragón, Baleares, Galicia, Navarra y el País Vasco, existe un derecho civil propio que les permite legislar sobre ciertas materias y, entre ellas, el derecho de familia.

La medida, que será novedosa y única en España, llega con retraso respecto a otros países.
Según asegura David Ferrer, "no se puede permitir que un país que se supone moderno esté a la cola en este tipo de legislación".
Ya no sólo Francia, Bélgica, Estados Unidos, Canadá o Italia están por delante de nosotros, "Brasil también ha entrado en este club".
El pasado día 21 de mayo, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó un proyecto de ley que prevé la guarda compartida para hijos de padres separados y modifica el Código Civil que contemplaba hasta ahora otorgar custodias unilaterales, concedidas de preferencia a las madres.

2 comentarios:

Lula dijo...

Hola,


No todos los casos son iguales y sería un error intentar generalizar la custodia compartida para todos por "ley". Todo debe ir en interés del menor y la ley está precisamente para "salvaguardarlo". Si unos niños ha estado el 90% con su padre o madre, no se puede, de buenas a primeras, "adjudicar" la custodia compartida puesto que los niños "notarán" el cambio de forma más brusca.
Actualmente los trabajos domésticos y cuidado familiar continúa recayendo en la mayoría de los casos (¡ojo digo mayoría pero se dan cada vez más casos contrarios!! menos mal!!!) en la mujer. Ahí están las estadísticas. Para que se equipare el porcentaje de la custodia compartida con otros paises, debe pasarse primero por una educación igualitaria (casa y trabajo) en el cuidado familiar y trabajos domésticos.
Lo que no se puede pretender es que despúes de "dejar" en manos de la mujer el 90% del cuidado familiar, pedir la custodia compartida desde el primer momento. Los menores deben irse haciendo "progresivamente" a las circunstancias nuevas.
No estoy de acuerdo en que todos los psicólogos recomiendan la custodia compartida. Conozco muchos y opinan igual que lo que expresado anteriormente.
Lo que si se debe evitar es el trato escaso y nulo con cualquier progenitor. Un régimen de visitas "amplio" es lo más recomendable desde el principio, manteniendo los menores un "nucleo" estable y que les proporcione la mayor continuidad posible con su anterior situación. Y por supuesto esto viene determinado en mayor o menor medida con la edad del menor.
Y lo demás son intereses particulares de los progenitores.

Lula dijo...

Hola,


No todos los casos son iguales y sería un error intentar generalizar la custodia compartida para todos por "ley". Todo debe ir en interés del menor y la ley está precisamente para "salvaguardarlo". Si unos niños ha estado el 90% con su padre o madre, no se puede, de buenas a primeras, "adjudicar" la custodia compartida puesto que los niños "notarán" el cambio de forma más brusca.
Actualmente los trabajos domésticos y cuidado familiar continúa recayendo en la mayoría de los casos (¡ojo digo mayoría pero se dan cada vez más casos contrarios!! menos mal!!!) en la mujer. Ahí están las estadísticas. Para que se equipare el porcentaje de la custodia compartida con otros paises, debe pasarse primero por una educación igualitaria (casa y trabajo) en el cuidado familiar y trabajos domésticos.
Lo que no se puede pretender es que despúes de "dejar" en manos de la mujer el 90% del cuidado familiar, pedir la custodia compartida desde el primer momento. Los menores deben irse haciendo "progresivamente" a las circunstancias nuevas.
No estoy de acuerdo en que todos los psicólogos recomiendan la custodia compartida. Conozco muchos y opinan igual que lo que expresado anteriormente.
Lo que si se debe evitar es el trato escaso y nulo con cualquier progenitor. Un régimen de visitas "amplio" es lo más recomendable desde el principio, manteniendo los menores un "nucleo" estable y que les proporcione la mayor continuidad posible con su anterior situación. Y por supuesto esto viene determinado en mayor o menor medida con la edad del menor.
Y lo demás son intereses particulares de los progenitores.