domingo, 15 de julio de 2018

Para el PSOE andaluz todo es Violencia de Género: Todo por la pasta

Andalucia equipara a las víctimas de violencia sexual con las de género.
Andalucía da un paso adelante con este cambio en la adaptación del llamado convenio de Estambul.
ÁNGELES LUCAS, Sevilla 13 JUL 2018 
Por ley. La víctima de violencia sexual será considerada víctima de violencia de género en Andalucía, con independencia de si su agresor era o no su pareja o expareja. Es una de las medidas que aprobará el miércoles el Parlamento andaluz en la revisión de su normativa autonómica contra violencia de género, aprobada en 2007. La equiparación permitirá a estas otras víctimas asistencia letrada durante 24 horas, acceder a servicios sociales o a recursos y ayudas públicas de educación, de vivienda o de salud, entre otras novedades.
Andalucía da un paso adelante con este cambio en la adaptación del llamado convenio de Estambul, un tratado europeo que España ratificó en 2014 pero cuyo contenido aún no ha trasladado a la normativa nacional. El convenio recopila todas las formas de violencia que pueden ejercerse contra la mujer por el mero hecho de serlo, tanto dentro como fuera de la pareja. Castilla-La Mancha es otra de las comunidades que tramita una adaptación a la normativa europea, aunque su proyecto está aún pendiente de aprobación.
La propuesta andaluza, a cuyos principales cambios ha tenido acceso este periódico, no va acompañada de memoria económica. Fuentes de la Consejería de Justicia aseguran, no obstante, que tiene garantizada la financiación en los Presupuestos. “Andalucía da un paso adelante. Fortalecemos nuestra lucha y damos mejor respuesta a las mujeres víctimas y a sus familias”, señaló Rosa Aguilar, consejera de Justicia, tras la inclusión de las enmiendas. Estas son otras novedades:
Sin atestado policial. Hasta ahora, para ser considerada como víctima y tener acceso a la atención y las ayudas era necesario acreditarlo por resolución judicial, mediante un informe fiscal o un atestado policial. Con este nuevo texto, se pueden gestionar también a través de certificados de los servicios sociales, sanitarios o de centros públicos de atención a víctimas. Además, valdrán informes de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social en los casos de acoso sexual y por razón de sexo en el ámbito laboral.
Más familiares. El concepto de víctima de violencia de género incluirá también a otros miembros del entorno familiar: personas mayores, con discapacidad o en situación de dependencia que estén sujetas a la tutela, guardia o custodia de la mujer agredida. Queda reglamentado también que las madres cuyos hijos hayan sido asesinados con la intención de dañarla, ya sea su pareja o expareja, sean también víctimas, un supuesto previsto en el nuevo pacto de Estado contra la violencia de género, aprobado en septiembre y para el que se acaban de librar los primeros 200 millones de euros anuales.
Prostitución y acoso. El nuevo texto detalla y amplía las 4 formas de la violencia reconocidas; física, psicológica, económica y sexual. Se identifican así las agresiones y abusos sexuales contra las mujeres, la violencia contra sus derechos sexuales y reproductivos, la trata, el matrimonio precoz o forzado y las violencias originadas por la aplicación de tradiciones culturales que atenten contra sus derechos. También contempla en su normativa actos violentos como los feminicidios, el asesinato ejercido en el ámbito de la prostitución y la trata; el acoso sexual, “cualquiera que sea el ámbito en el que se produzca, incluido el laboral”, o la explotación sexual de mujeres y niñas y la mutilación genital femenina, “aún con consentimiento de la víctima”, avanza la consejería.
Formación especializada. “Queremos incidir fuertemente en la formación. Y que el personal de la Administración pública que preste atención a las víctimas esté formado en violencia de género de forma obligatoria”, señala la viceconsejera de Justicia, Isabel Mayo, que destaca que la ley promueve el rechazo de la sociedad hacia el agresor “para eliminar la posible sensación de impunidad”, así como protege la dignidad de las mujeres supervivientes. También se dispondrán cursos de formación para quienes prestan atención a los agresores y para el personal que pudiera formar parte de las comisiones de investigación y tratamiento de acoso sexual y acoso por razón de sexo.
Ciberviolencia. La ciberviolencia, la pornografía no consentida, los insultos y el acoso por motivos de género, la extorsión sexual, la difusión de imágenes de la víctima y las amenazas de violación y muerte son otros de los actos sobre los que legisla la normativa, que también contempla en sus disposiciones la violencia ejercida a través de los medios de comunicación o la publicidad.
Más investigación. La norma también tiene como objetivo potenciar la investigación, en la línea del ya publicado Estudio de los casos de víctimas mortales por violencia de género en Andalucía (2005-2015), que concluía que el maltratador mata en casa, a traición y con alevosía. Se incorporan también actuaciones dirigidas a la población masculina, con especial atención a los jóvenes, destinadas a reforzar la sensibilización y prevención de la violencia de género.
Nota: ¿Realmente se han leido el Convenio de Estambul? Temomé que ni una letra. Todo para sacar subvenciones públicas

sábado, 14 de julio de 2018

De Amancio Ortega a las Koplowitz: los divorcios más caros de la historia

SE NOS ROMPIÓ EL AMOR
Casarse puede llegar a ser muy caro, pero romper el matrimonio se puede convertir en una pesadilla económica. Repasamos algunos que han hecho historia
J. D. 13/07/2018
Los detalles del divorcio que acabó con la historia de amor entre Astrid Gil-Casares y Rafael del Pino, presidente de Ferrovial y la 3ª fortuna de España con 3.400 millones de euros según la lista Forbes 2018, han salido ahora a la luz. Mientras duró el proceso, ambos presentaron recursos al no estar de acuerdo con los dictámenes preliminares.
Astrid Gil-Casares tras la sentencia: "Si no trabajo en finanzas, es porque mi ex me vetó"
En la resolución de la A.P. de Madrid, que dirime su divorcio, se fijan unas cantidades relativas a la manutención de sus hijas, aún menores, de 7.000 euros y una pensión compensatoria de 75.000 euros. Muchas han sido las voces que han señalado este como uno de los divorcios más caros de la historia, pero si hacemos memoria, veremos que los ha habido más abultados.
Amancio Ortega, Rupert Murdoch, Bernie Ecclestone, Alicia Koplowitz… 
Todos ellos saben lo que duele el amor, sobre todo lo que duele cuando se acaba, y en el caso que nos ocupa, lo que le duele al bolsillo. Casarse es un negocio: el lugar, el banquete, el detalle, el vestido, la luna de miel… Los números en torno al lucrativo negocio de las bodas es abultado. Pero puede llegar a palidecer cuando lo comparamos con el dinero que puede llegar a mover un divorcio.
Cuando en el año 2014, el magnate ruso Dmitry Rybolovlev y su esposa Elena decidieron poner punto final a su relación, los (otrora) tortolitos protagonizaron el divorcio más caro de la historia. Tras varios meses de batallas judiciales en Suiza, la pareja llegó a un acuerdo que obligó al empresario a pagar a su esposa 4.800 millones de dólares (4.200 millones de euros). Solo unos meses después, otro divorcio sacudió la City de Londres. El financiero Chris Hohn, fundador del exitoso Hedge Fund The Children Investment Fund (TCI), acabó la relación con su esposa, a la que tuvo que pagar 530 millones de libras, el 36% de su fortuna.
Dos de los casos más sangrantes los protagonizaron el empresario Rupert Murdoch y el magnate de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone. Al 1º separarse de la que fue su mujer durante 31 años, María Torv, le costó 1.455 millones de euros. El 'roto' no logró, sin embargo, que el australiano nacionalizado estadounidense dejara de creer en el amor; de hecho, no habían pasado más de 17 días desde que firmaran el divorcio cuando se volvió a casar con Wendi Deng. Por su parte, a Bernie terminar con la modelo croata Slavica Radic en 2009 le costó 1.020 millones de euros.
Divorcio a la española
También en España se rompe el amor, no sabemos si de tanto usarlo (como rezaba la canción de la gran Jurado) o de todo lo contrario. Uno de los más sonados ha sido sin duda el del hombre que siempre está en el top 10 de la lista Forbes de caballeros (muy) poderosos: Amancio Ortega. El creador de uno de los imperios textiles más importantes del mundo se divorció de Rosalía Mera, lo que automáticamente la convirtió en la mujer más rica de España al generarle una fortuna de 1.500 millones de euros. Además, también se hizo con un 7% del imperio Inditex.
Años después, en 2014, su hija Marta protagonizaba su propia ruptura con muchos ceros. Aunque no llegó a trascender, se hablaba de una sustanciosa cifra para el jinete (y ex de la heredera) Sergio Álvarez, que podría reportarle unos 400.000 euros anuales por guardar silencio sobre el clan.
Sin movernos de nuestra piel de toro, otros nombres que se han visto implicados en separaciones con mucha matemática por medio han sido la de Luis Miguel Rodríguez y Asunción Fernández. Al actual novio de Ágatha Ruiz de la Prada volar libre de nuevo le costó el 49,85% del accionariado de Desgüaces La Torre, una empresa que genera unos 100 millones de euros al año y que actualmente esta viviendo su peor momento económico, como contamos en El Confidencial.
Las hermanas Koplowitz, Alicia y Esther, vivieron un divorcio (casi) sincronizado de los Albertos, o sea, Cortina y Alcocer. Con muy poco margen pasaron del 'Felices los 4' al 'Olvídame y pega la vuelta'. Las empresarias que figuran como 2 de las mujeres más ricas de España vieron mermada su fortuna con el mordisco que cada uno de sus maridos se llevó y que se estimaba en unos 20.000 millones de las antiguas pesetas. No se vuelvan locos con los cálculos mentales: hablamos de unos 12 millones de euros.
Divorcios de cine
En el mundo del 7º arte se mueven grandes sumas. No hay más que leer de vez en cuando los sueldos de las estrellas de Hollywood para palidecer. Esas cantidades también se traducen en cuentas que se resquebrajan cuando el núcleo familiar se rompe. Incluso cuando se tomaron medidas previas.
Antonio Banderas y Melanie Griffith se casaron en régimen de separación de bienes, en 2004 firmaron un contrato de régimen de gananciales. Eso dificultó el momento de hacer cuentas cuando llegó la gran crisis, la sentimental. En su momento se dijo que Melanie intentó arañar 35 millones de euros al protagonista de 'El Zorro', pero finalmente el acuerdo se zanjó con una pensión mensual de 60.000 euros, una casa en Colorado y 1 cuadro de Picasso.
En este listado de divorcios 'made in Hollywood' encontramos algunos que merecen alfombra roja, como los 85 millones de euros que Spielberg pagó a su mujer, Amy Irving; los 72 que desembolsó Harrison Ford a Melissa Mathison o los 342 que tuvo que abonar Mel Gibson a Robyn Moore, su mujer durante 26 años y madre de los 7 hijos que el actor de 'Braveheart' y su ex tienen en común.
Batiendo récords
Y si el cine ha dado una gran recaudación, el mundo del deporte tampoco se queda atrás, sobre todo cuando hablamos de estrellas de la NBA o del mundo del golf. En el top 5 de los deportistas que más dinero tuvieron que pagar a sus respectivas parejas están Michael Jordan (143 millones de euros), Tiger Woods (94), Dwayne Wade (4 millones y una pensión de 300.000 anuales), Lance Armstrong (11 millones por 5 años de matrimonio) y Shaquille O'Neal. 20.000 dólares mensuales de pensión para su mujer que acabó harta de sus infidelidades.

9 frases que nunca debes decirle a tu hijo mientras te divorcias

Joanna Mozo, Fhatherly. Traducción: LNN, 13 julio 2018
Todos decimos cosas que lamentamos de vez en cuando, pero no hay un momento más crucial para que los padres se preocupen por lo que dicen que durante un divorcio. Esas cosas dichas pueden dañar a los niños y a las personas que los rodean.
Entonces, si te sientes frustrado, harto o listo para explotar, respira profundo, cuenta hasta diez y, sobre todo, muerde tu lengua porque hay cosas que nunca debes decir. 
Aquí, algunos expertos ofrecen algunos ejemplos específicos de declaraciones que nunca hay que decirles a los niños durante un divorcio.
1.- Tu padre/madre es un inútil
Decir cualquier cosa mala acerca de su cónyuge, pone a los niños justo en el medio. ‘Los niños son la mitad de cada padre’, dice la Doctora Nancy Mramor, psicóloga de salud, medios de comunicación y educación infantil, y ex formadora de padres en el programa de Divorcio Educativo de Pittsburgh:
Entonces, cuando se reprendía a los padres, el niño también se sentía reprendido. Pueden ponerse a la defensiva y proteger al cónyuge criticado, dañando la relación con el padre crítico”.
2.- Estaré solo hasta que vuelvas.
Al decir algo como esto, puedes pensar que simplemente están dejando que tus hijos los extrañen mientras están con su ex. Sin embargo, lo que en realidad están haciendo es hacerles sentir como si su felicidad fuera de alguna manera un problema, lo que puede generar estrés y preocupación innecesarios en tus hijos.
Nunca críe a sus hijos como padres haciéndolos sentir responsables de su felicidad”.
Dice Benjamin Valencia II, socio y especialista certificado en derecho familiar con Meyer, Olson, Lowy y Meyers. ‘Debería ser de otra manera. Los niños no deberían tener que preocuparse por la infelicidad de sus padres’.
3.- Tengo que llevar a tu padre/madre a juicio para obtener más dineroCompartir problemas financieros con sus hijos es algo fuera de lugar y les pone un peso sobre los hombros que no sólo no están equipados para llevar, sino que, en 1º lugar, nunca deberían tenerlos. ‘Está bien decir que las cosas han cambiado desde el divorcio y que el gasto en ciertas cosas ya no es posible’, dice Mramor, ‘pero no los agobien con cuestiones de adultos relacionadas con las finanzas. Déjalos disfrutar de su infancia’.
4.- Papá quería que permaneciéramos juntos como familia, pero mamá no quería
Esta es otra forma de poner a los niños en la posición de tener que elegir entre uno de los padres, incluso si es inconscientemente.
‘Culpar al otro padre sólo sirve para aumentar la confusión y la tristeza del niño’, dice Nadine Carey, psicoterapeuta registrada y entrenadora de padres. ‘Envía un mensaje de que deberían elegir entre padres porque, después de todo, uno de los padres tiene la culpa’.
5.- Los hombres son tramposos o las mujeres son mentirosas
Estas frases, u otras variaciones de ellas, tienen el potencial de causar no sólo un daño inmediato, sino que sientan las bases para futuros daños ya que pueden hacer que los niños formen imágenes negativas sobre el otro género. Mramor dice:
Los niños te están mirando y escuchándote, y no quieres que repitan el mismo patrón en sus relaciones futuras”.
6.- Si no fueras tan difícil, no nos divorciaríamos
Cuando ocurre un divorcio, los niños automáticamente se culpan a sí mismos de todos modos, y frases como esta sólo les confirman que sus sentimientos son correctos.
‘Es responsabilidad de los padres manejar el estrés y los desacuerdos entre ellos, no los del niño’, dice Ofra Obejas, una psicoterapeuta para niños, adolescentes y familias en Redondo Beach, California:
Estas afirmaciones hacen que el niño sienta que si el fuera de alguna manera mejor, los padres no tendrían tantos problemas que llevaran al divorcio”.
7.- Eres como tu madre o padre
Piense en el mensaje que esto le está enviando a su hijo. Obviamente ya no quiere estar con su pareja, por lo que si le dice a su hijo que de alguna manera son como ellos, ¿qué los hará pensar?
‘Declaraciones como esta hacen que el niño pregunte si corre el riesgo de perder tu amor’, dice Craig S. Pedersen, socio de Meyer, Olson, Lowy y Meyers:
Y puede hacer que el niño se pregunte si puede permanecer fiel a ambos padres”.
8.- Ve a tu habitación si vas a llorar
Puede doler saber la angustia que está causando su divorcio a su hijo, y puede ser aún más doloroso ver que expresen ese dolor en frente de ud. Pero, por difícil que sea, tienes que dejar que expresen esos sentimientos y, bajo ninguna circunstancia, debe ser suprimido:
El divorcio da miedo a los niños, especialmente cuando no tienen la edad suficiente para expresar sus emociones con la misma precisión que los adultos”.
Dice el especialista en recuperación de duelos, Shelby Forsythia. ‘Al decir esto, les muestra a sus hijos que no quieren ver sus sentimientos ‘negativos’ o ‘malos’ y, como resultado, les ocultarán sus emociones’.
9.- Eres el ‘hombre/mujer de la casa’ ahoraEl pensamiento detrás de esta frase podría ser que estás inculcando en el niño un sentido de responsabilidad, pero en realidad simplemente estás cargando con la idea de que de alguna manera tienen que asumir un rol ‘adulto’ en el hogar.
Especialmente con los niños más pequeños, las declaraciones como estas tienden a tomarse literalmente”.
Dice Carole Brody Fleet, autora de Cuando las cosas malas suceden a las mujeres buenas. ‘Ningún niño, independientemente de su edad, debe sentirse como si necesitara asumir funciones o responsabilidades adultas’.


España: El negocio del divorcio para las mujeres

Divorcio en desventaja para las mujeres kenianas.
Fracasa el intento de cambiar la ley en el país africano para que el reparto patrimonial sea igualitario y no obvie las aportaciones no monetarias de ellas.
DOMINIC KIRUI, 13 JUL 2018
Las divorciadas kenianas seguirán en desventaja en lo que respecta a los bienes gananciales. El Tribunal Supremo del país africano ha desestimado una petición que reclamaba que, en caso de que una pareja ponga fin a su matrimonio, sus propiedades se repartan a partes iguales.
Cuando la Federación de Mujeres Abogadas de Kenia presentó la petición en septiembre de 2016, su objetivo era la derogación de la sección VIIª de la Ley de Régimen Económico Matrimonial. Esta norma dicta que, en caso de divorcio, las propiedades de la pareja se reparten de acuerdo con la contribución que haya hecho cada uno mientras duró el matrimonio. Las abogadas afirman que la ley contradice un artículo de la Constitución keniana, según el cual "ambos cónyuges tienen los mismos derechos en el momento de contraer matrimonio, mientras dure este y en caso de su disolución".
Sin embargo, el Tribunal Supremo replicó que el reparto al 50% que proponían las juristas daría lugar a posibles fraudes, al abrir la puerta a que la gente contrajese matrimonios de corta duración con el único objetivo de hacerse con la mitad de las propiedades del otro cónyuge. En consecuencia, el 14 de mayo el tribunal falló en contra de la petición.

La Federación de Mujeres Abogadas afirma que recurrirá la decisión.
El mismo día de la sentencia, Josephine Mong'are, presidenta de la asociación, declaró que en su organización existe un gran temor a que el país retroceda de golpe a la época en la que las mujeres recibían un trato injusto sobre los bienes ganaciales. "Tal como está formulada actualmente, la Ley de Régimen Económico Matrimonial tiene sus limitaciones y en Kenia cada año sigue habiendo millones de mujeres que se ven obligadas a luchar por conservar sus propiedades tras el divorcio o la muerte de su esposo. Debemos salvaguardar los avances en favor de la mujer de la actual Constitución".
La secciónVIIª es una enmienda añadida a la Ley de Régimen Económico Matrimonial cuando esta se aprobó en 2013. En origen, la legislación garantizaba a las mujeres que, en caso de divorcio, los bienes se dividirían a partes iguales. La versión enmendada cambió el reparto de manera que correspondiese a la contribución de cada cónyuge, pero también hizo recaer la carga de la prueba sobre el hombre. En vez de ser la mujer la que tiene que demostrar que tiene derecho a un reparto igualitario, como establecía la normativa anterior a la ley actual, ahora es el hombre quien debe probar que le corresponde más de la mitad de las propiedades.
"La mayoría de las mujeres que se ven envueltas en [un litigio por la tierra] ni siquiera tiene la capacidad de presentar una demanda. Casi siempre se limitan a renunciar, aliviadas porque su matrimonio haya terminado, y lo único que quieren es seguir con su vida".
Pero los defensores de los derechos de las mujeres denuncian que el sistema actual perjudica gravemente a las mujeres kenianas, que ya se encuentran en importante desventaja con respecto a los hombres en lo que a propiedades se refiere. 
En los casos de litigio por la titularidad de un bien, los hombres suelen disponer de más recursos para respaldar su demanda de que son acreedores de todos o la mayor parte de los bienes. Por lo general, las mujeres no tienen tiempo ni dinero para luchar por sus derechos sobre las propiedades en un tribunal o, sencillamente, no saben cómo hacerlo.
Calcular la contribución de la mujer
Con la legislación actual, las mujeres tenemos difícil explicar lo que hicimos durante el matrimonio para demostrar lo que aportamos.
En Kenia, un país en el que más del 60% de la población depende total o parcialmente de la agricultura para vivir, las mujeres representan el 80% de la mano de obra. Sin embargo, solamente el 1% de las propiedades registradas está a su nombre y alrededor del 6% al suyo y al de su marido.
Cuando pronunció su veredicto, el juez John Mativo señaló que la Ley de Régimen Económico Matrimonial establece compensaciones por la contribución no monetaria a la unidad familiar y que, por tanto, legalmente el reparto de las tierras y las propiedades de una pareja tiene en cuenta el trabajo no remunerado de la mujer, como el cuidado de la casa, la gestación y la crianza de los hijos, y el trabajo agrícola.
Sin embargo, los defensores de la petición de la Federación de Mujeres Abogadas denuncian que, normalmente, es difícil que las mujeres puedan cuantificar esa contribución, y que la mayoría nunca recibe una compensación adecuada por el trabajo no remunerado que han realizado a lo largo de su matrimonio.
"En la cultura keniana en particular, las mujeres siempre son las encargadas de los cuidados y las tareas domésticas no retribuidas, mientras que los maridos trabajan y adquieren propiedades", explica Evans Lagat, abogado del Tribunal Supremo del país africano.
"En caso de divorcio o conflicto, corresponde a la mujer demostrar cuánto ha trabajado y contribuido, de manera que el tribunal pueda concederle una compensación financiera o del tipo que el juez decida".
Sin posibilidad de defenderse
Jane (nombre ficticio) contrajo matrimonio hace 11 años. Entonces trabajaba en un banco en Nairobi. Al quedarse embarazada, dejó su empleo para cuidar al bebé. Cuando llegó el 2º hijo de la pareja volvió a quedarse en casa, dependiendo totalmente de su marido para el mantenimiento de la familia mientras ella se dedicaba al cuidado de los niños y a las tareas domésticas.
Durante el embarazo de su 3º hijo, su marido empezó a maltratarla. "Llegaba a casa borracho y me pegaba sin ningún motivo. Muchas veces venía con una mujer y se acostaba con ella en nuestro dormitorio mientras yo dormía en el de los niños", recuerda.
Jane se fue de casa y su marido empezó los trámites legales para el divorcio. "Firmé el documento inmediatamente", cuenta. Luego su cuñada le dijo que tenía derecho a exigir su parte de los bienes matrimoniales. En 2015 recurrió a los tribunales con la esperanza de conseguir al menos una de las viviendas que su marido había comprado mientras estuvieron casados. El tribunal, sin embargo, solamente le concedió 50.000 chelines kenianos (420 dólares). Sin tierra ni propiedades, Jane se quedó sin sitio donde vivir con sus hijos.
Entonces se mudó a casa de su hermana y empezó a vender pescado. Más adelante se trasladó a una casa alquilada, una pequeña vivienda de chapa metálica en los suburbios de Mathare. Durante el divorcio, su marido aceptó contribuir al mantenimiento de los hijos, pero Jane dice que ya no le paga la pensión alimenticia. "No puedo llevarlo a juicio porque me ha advertido muchas veces que tiene buenos contactos y no me conviene causarle problemas", lamenta.
Tras más de una década de matrimonio, Jane se encuentra sin casa y con grandes dificultades para ganar lo necesario para sostener a su familia. Si la ley no cambia, no tiene posibilidades de defenderse. "Con la legislación keniana actual, las mujeres como yo tenemos difícil explicar lo que hicimos durante el matrimonio para demostrar lo que aportamos", denuncia. "Espero que algún día se escuchen nuestras quejas y se nos garantice un trato igualitario".

Custodia compartida y uso de la vivienda familiar

Iustel,10/07/2018
Uso alterno de la vivienda por períodos semanales, ¿hasta la liquidación de la sociedad de gananciales o hasta que el hijo alcance la mayoría de edad?
En el supuesto de autos, en la vivienda familiar -de carácter ganancial- residen los 3 hijos bajo la custodia compartida de sus progenitores, por semanas alternas.
La sentencia de primera instancia acordó atribuir el uso de la vivienda a los menores hasta que el más pequeño alcanzara la mayoría de edad. La Audiencia Provincial, por su parte, estimando el recurso del marido, fijó el tiempo de duración del uso de la vivienda hasta el momento de liquidación de la sociedad de gananciales.
La recurrente pide que se revoque la sentencia argumentando que cuando el Tribunal Supremo ha limitado el uso de la vivienda familiar hasta la liquidación de los gananciales lo ha hecho en supuestos en los que se atribuía el uso en exclusiva a uno de los progenitores, siendo así que en este caso el uso de la vivienda se ha adjudicado a los hijos.
El Tribunal Supremo confirma el parecer de la Audiencia: en casación solo puede valorarse si el tribunal ha ponderado el interés más necesitado de protección, el de los menores, y la mejor forma de organizar la custodia compartida establecida en su interés, conforme a lo dispuesto en el art. 96 del Código civil. Y en este caso la Audiencia lo ha hecho, al tomar en consideración las tensiones que pueden producirse en perjuicio de los hijos con la excesiva prolongación de la situación de uso alterno de la vivienda y la conveniencia por ello de facilitar el tránsito a 2 viviendas.
La sentencia Aquí ......

Gastos de comunidad de propietarios de la vivienda familiar en caso de divorcio

Iustel13/07/2018
Debe abonarlos el titular del inmueble, salvo acuerdo en contrario.
En el supuesto de autos, la sentencia de divorcio atribuyó el uso de la vivienda familiar, de carácter ganancial, a la esposa y a los hijos, sin especificar la proporción en que los cónyuges propietarios del inmueble deberían satisfacer los gastos inherentes al mismo. Tanto la sentencia de primera instancia como la de apelación, con base en diversas sentencias de Audiencias Provinciales, entendieron que era la esposa usuaria del piso la que había de hacerse cargo de las cuotas de la comunidad de propietarios, por ser el usuario el beneficiario de los servicios que se sufragan con tales cuotas.
La Sala 1.ª estima el recurso interpuesto por la esposa, considerando que hay que distinguir entre gastos que se derivan del uso del inmueble y gastos correspondientes a la propiedad del inmueble. Respecto de los primeros (como son los referidos a servicios de luz, agua, gas, teléfono...), deben ser asumidos por el cónyuge usuario, si bien una parte proporcional habría de ser computada como gasto de los hijos a los efectos de la fijación de la pensión de alimentos. En relación con los gastos derivados de la propiedad, como son los de comunidad y el impuesto sobre bienes inmuebles, que tienen carácter propter rem, corresponden al propietario. A falta de acuerdo o determinación en las medidas definitivas ha de considerarse que la deuda va unida a la propiedad del inmueble.
Dado que, en el caso, era la sociedad de gananciales la titular del inmueble, es la misma la que ha de hacerse cargo de la deuda y, por tanto, procede reembolsar a la esposa el 50 % de lo abonado por tal concepto.
La sentencia AQUI ....

viernes, 13 de julio de 2018

reparto de inmuebles en herencias o divorcios: Hacienda quiere cobrarte 2 veces

Redacción, 12 julio 2018,
En una separación de bienes en caso de una herencia o un divorcio suele haber inmuebles de por medio que toca repartir entre los herederos o propietarios. A estos casos ya complicados de por sí, se une que Hacienda ha decidido cobrar 2 veces el impuesto de AJD a la persona que se quede con la casa (el inmueble tipo en la mayoría de casos), al considerar que se producen 2 operaciones diferentes que debe pagar: la extinción de condominio y el exceso de adjudicación.
Para los herederos que se encuentren en el proceso de reparto de bienes o para aquellas parejas que estén en plena separación de divorcio, deben tener en cuenta que a partir de ahora se les puede tributar 2 veces por los Actos Jurídicos Documentados (AJD), cuando se produzca la repartición de los inmuebles o de aquellos bienes que sean indivisibles, tras una reciente resolución de la Dirección General de Tributos.
Los abogados de Ático Jurídico aclaran en qué situación se produce este caso, por qué Hacienda aplica ahora este criterio y qué deben hacer los contribuyentes que se vean beneficiarios del inmueble.
En la mayoría de las herencias o en los casos de separación, siempre hay uno o varios inmuebles que tienen varios propietarios. Cuando llega la hora del reparto de estos bienes indivisibles suelen surgir discrepancias y problemas entre los herederos y las parejas que se están separando. Lo normal es que siempre haya un beneficiario del bien que tendrá que compensar al resto en metálico. A esto se le conoce comúnmente como la extinción de condominio.
El otro caso es que decida venderse el inmueble y repartir la ganancia entre todos los herederos o beneficiarios que se están separando.
Pero en el caso de que unos de los herederos o una de las partes de la pareja decida quedarse con el inmueble, además de compensar a la otra parte en metálico, deberá hacerse cargo de los impuestos relativos al exceso de adjudicación.

¿Cómo tiene que actuar el beneficiario en estos casos?
“Hasta ahora, el criterio de Hacienda era el de considerar que este exceso de adjudicación no debía tributar como una verdadera transmisión, ya que el mismo obedecía a la imposibilidad de realizar un reparto de bienes diferentes, más que a una venta del inmueble”, afirma José Mª Salcedo, socio abogado de Ático Jurídico.
Y aclara, “como los inmuebles son bienes indivisibles y que desmerecen mucho su valor en caso de división, no tributan por la modalidad de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), sino por la de Actos Jurídicos Documentados (AJD), con un tipo impositivo menor, que ronda entre el 1% y el 2% del valor del inmueble”.
Sin embargo, una resolución de la Dirección General de Tributos del pasado mes da abril considera que se producen 2 operaciones en estos casos, y que deben tributar por separado.
Por un lado, se produce la extinción de condominio, que como hemos explicado anteriormente se produce cuando los inmuebles se adjudican a uno o algunos de los propietarios, compensando al resto en metálico.
“En estos casos no se entiende que hay transmisión, y la disolución patrimonial tributará sólo en la modalidad de AJD con su cuota gradual. La base imponible será el valor declarado de los inmuebles. Los sujetos pasivos del impuesto serán los comuneros, por los inmuebles que se les adjudiquen”, aclaran desde Ático Jurídico.
Por otro lado, y con el nuevo criterio de Hacienda, se produce una 2ª operación con el exceso de adjudicación. Que también le tocara tributar por la cuota gradual de AJD. En este caso, la base imponible será el valor del exceso de adjudicación, y el sujeto pasivo serán los que se adjudiquen los inmuebles.
“A nuestro juicio, tal interpretación no tiene sentido alguno, ya que solo hay una única convención, que es la extinción del condominio, y no 2, como considera la Dirección General de Tributos. El exceso de adjudicación no puede ser tratado como una operación independiente, y susceptible de tributar de forma autónoma, cuando tan sólo es una consecuencia de la división patrimonial”, destaca José Mª Salcedo, de Ático Jurídico.
Desde el despacho de abogados ofrecen 2 opciones a los afectados:
Si se asume el criterio de Hacienda, y tributar 2 veces se puede solicitar la rectificación de la autoliquidación presentada, y la devolución de ingresos indebidos. Dentro de los 4 años posteriores, contados desde el último día de plazo que tenían para presentar la autoliquidación.
La otra opción es seguir como hasta ahora y pagar una única vez por el AJD por la extinción de condominio como hasta ahora. “Si Hacienda comprobara la operación y pretendiera hacer tributar en el AJD también por el exceso de adjudicación, se puede recurrir la liquidación que se dicte. Consideramos que las posibilidades de éxito son elevadas, y que lo normal será que dicho criterio no resista el examen de los Tribunales”, concluyen desde el despacho de abogados.