domingo, 20 de agosto de 2017

Sustracciones de menores en España

En busca de los niños perdidos: Tras el divorcio, se llevan a los hijos a su país de origen, sin dejar rastro. Al año se denuncian en España más de 100 casos. 
Elena Genillo. Madrid.20.08.2017
«Llevo sin abrazar a mis pequeños 5 años», relata a este diario Olga Anikina disculpándose por no poder contener las lágrimas. «Estas semanas las llevo fatal, la historia de Juana Rivas me ha removido», reconoce.
En 2001, desde su Rusia natal, se trasladó a Benidorm en busca de un mejor futuro laboral. Allí conoció al que poco después se convertiría en su pareja, el ecuatoriano Daniel Jesús Montero. Con él tuvo a sus 3 pequeños. La relación empezó a deteriorarse en 2011, sobre todo por problemas económicos. Daniel se quedó en paro y la familia tenía que subsistir con el sueldo de Olga. Así que sus suegros le propusieron que mandara a los niños unos meses a Ecuador. «Me lo plantearon como unas vacaciones de verano, era reacia pero los niños insistían en conocer a sus abuelos y, al final, acepté».
Dicho y hecho, a finales de mayo de 2012 Daniel Jesús voló con sus 3 hijos a su ciudad natal, a Cuenca (Ecuador). Pasadas unas semanas, «él empezó a castigarme, si tardaba en conectarme al WhatsApp más de 5 minutos tras salir del trabajo no me dejaba hablar con mis hijos». Ese fue el inicio de su infierno. Cuando se terminó el verano, Olga avisó a su todavía pareja de que ya había comprado los billetes de vuelta. «Nunca me contestó». En diciembre empezó el proceso judicial. Olga denunció la sustración de los menores, pero se encontró con un callejón sin salida: el padre había registrado como ciudadanos ecuatorianos a sus hijos, y además la había denunciado por abandono del hogar. Los tribunales del país suramericano le dieron la razón a Daniel Jesús y consiguió la patria potestad de los niños.
El proceso judicial para la restitución de los menores es largo y muy complejo. Chema López, presidente de la Asociación Contra la Sustracción Internacional de Menores (ACSIM) lo explica brevemente: «Tras interponer la denuncia, lo 1º que la Justicia tiene en cuenta es cuál de los 2 progenitores tiene la custodia, si quien la tiene es el que sustrae a los niños los jueces no lo tratan como un secuestro parental». Y continúa: «La única solución es solicitar el cambio de custodia en base a un proceso civil tras el divorcio, como normalmente el que se lleva al crío no cumple el régimen de visitas, el juez suele conceder la custodia a la parte denunciante». Así, desde España se envía una comisión rogatoria al país donde se encuentra sustraido el menor. Si éste es firmante del Convenio de la Haya hay que solicitar el formulario de restitución en 1 año y si se cumplen los plazos está obligado a devolverlo. En el caso de que el niño esté localizado en un país no firmante del convenio internacional, la restitución depende de los los acuerdos bilaterales que tenga con España.
Según los datos de la ACSIM, se producen alrededor de 120 casos de secuestro parental al año, normalmente en verano aprovechando las vacaciones escolares. Desde su propia experiencia, Chema advierte de que son muchos los casos de «padres, sobre todo, porque la custodia se la suelen conceder a las madres» que tras la sustracción no pueden dar con el paradero de su hijo. «En mi caso pasaron años hasta que encontré a mi pequeña y fue por cuenta propia». «Cuando paseaba por la calle y veía a alguna niña con algún parecido a mi hija salía corriendo tras ella, encontrarla se convirtió en una obsesión». Ahora, dice, «sé donde está, pero no puedo llevármela aunque tengo la custodia. Vive en un país complicado, así que cuando voy tengo que acercarme a ella con testigos y con las resoluciones judiciales para que no me denuncien falsamente».
Alberto es otro de los padres que sufre la misma situación. En 2011 se divorció de su mujer, de origen polaco, y el juez estableció la custodia compartida de su hija. En diciembre de ese mismo año, Alberto consintió que su ex mujer se llevara a la niña de vacaciones a Polonia para a visitar a sus abuelos maternos. «Confiaba en ella, incluso firmó un contrato en el que se comprometió a volver pasadas las Navidades». Pero nunca regresaron. Tras la denuncia, en 2013 obtuvo la patria potestad y en 2015 empezó la búsqueda de la Interpol. «Estuve medio año buscándola entre Polonia y Alemania, en 2016 varias fuentes me dijeron que estaba escolarizada en un colegio de una ciudad polaca, así que fui con el cónsul y se preparó una intervención, pero nadie se presentó». «Es todo muy duro, llevo casi 6 años sin ver a mi hija , yo no era un papá de fin de semana , yo vivía por y para ella, la echo de menos y no me puedo olvidar».
«Creo que están en Lima, pero no lo sé con seguridad». Quien habla es Emiliano, un hombre que lleva sin acariciar a su hijo desde el 2010, cuando se terminó su relación con su entonces pareja, de origen peruano. Cuando decidió poner punto y final a la convivencia, ella le acusó de malos tratos, pero en el juicio se demostró su inocencia. Tras ello, se estableció la custodia compartida. Cuando Emiliano fue a recoger al niño a casa de su madre nadie le abrió la puerta. «Después me enteré de que se habían marchado a Perú, denuncié el secuestro parental y me dieron su patria potestad y custodia, pero de nada ha servido», lamenta.
El teléfono de la fundación ANAR atiende cada año un centenar de llamadas por secuestro parental. La subdirectora de este teléfono, Monica Pasquín, advirte de las secuelas que provoca en los menores este tipo de situaciones. «Tienden a culpabilizarse de lo ocurrido, no entienden lo que pasa. Cuando uno de sus padres les saca de su zona de confort les cuesta adaptarse y experimentan desde ansiedad y tristeza, hasta irritabilidad, agresividad y rabia», manifiesta.
NOTA: Todo por un mal asesoramiento legal, desde el principio y una vez que el procedimiento esta en marcha, la efectividad del Ministerio de Justicia español (Tiene un departamento especializado al respecto). El Convenio de La Haya, pone bastantes limitaciones a esta delicada situación.

¿Cómo sobreponerse con rapidez a una ruptura o divorcio?

Expertos en finanzas ofrecen 7 tips que ayudan a retomar la estabilidad emocional y financiera lo más pronto posible.
Un divorcio está lleno de grandes cambios que van desde las finanzas y el estrés emocional (tanto personal como de los hijos) hasta la adaptación al nuevo estilo de vida.
PATRICIA PRIETO,19 Agosto 2017
Cualquiera que haya pasado por un divorcio o la ruptura de una relación de varios años sabe lo difícil que puede ser el retomar las riendas del diario vivir y continuar una vida balanceada económica y emocionalmente.
De acuerdo con los esposos Chris y Marlow Felton, autores del libro “Couples Money”, un divorcio está lleno de grandes cambios que van desde las finanzas y el estrés emocional (tanto personal como de los hijos) hasta la adaptación al nuevo estilo de vida, que puede resultar muy complicada y tomar su tiempo, según cada caso en particular.
Pero de acuerdo con los Felton, la calma y la estabilidad emocional se puede restaurar de una manera más fácil y rápida posible, poniendo en práctica estos 7 consejos:
1. Aceptar la situación y pensar de forma positiva
Aunque puede ser difícil pensar de forma positiva cuando se está extremadamente estresado y agotado ante todas las situaciones que se presentan durante un divorcio o ruptura, hay que tratar de poner un alto a los pensamientos negativos, para dar los 1ºs pasos a la recuperación.
“Hay que aceptar la situación que se esté viviendo y cómo se llegó a ella”, dicen los Felton. “De seguir pensando de forma negativa, no se saldrá de la situación”.
Es decir, que el secreto está en mantener una actitud positiva, pero sin reprimir las emociones, aprendiendo más bien de ellas y siguiendo adelante.
2. Hacer lo que es mejor para la familia
De haber hijos de por medio, las rupturas o divorcios pueden crear mucha alteración y “ser desordenadas”. Y para evitar ello, hay que entender que “los hijos son los únicos que pierden” en este tipo de situaciones.
Una medida sabia para reducir la ansiedad o el trauma, que puede causar el proceso del divorcio a los hijos, es conseguir un consejero o terapista para que trabaje con la condición emocional de cada menor.
También se recomienda que el padre que se encuentra a cargo de los menores no hable mal del otro padre ante los niños, ya que los menores quieren a los 2, quienes deben “recordar que no tendrían a los hijos sin su ex”.
3.Dividir las pertenencias amistosamente
Trata de dividir las posesiones trabajando lo más que se pueda en equipo es lo mejor.
“Si es demasiado pedir el trabajar en equipo, hay que tratar de repartir las posesiones lo más justo posible”, aconsejan los Felton. “Se debe estar abierto a las negociaciones al momento de dividir propiedades, pertenencias y tiempo de tener los hijos; así como las deudas y cuentas bancarias. Y aunque la regla de oro puede sonar cursi, lo mejor es que ‘ambos lleguen a una solución acordada y amistosa’”.
4. Buscar ayuda
La ayuda profesional es un gran apoyo a buscar durante y después de una ruptura.
De acuerdo con los Felton, los consejeros o terapeutas “son una fuente externa que pueden presentar una mejor perspectiva de la situación sin juicios. Los consejeros capacitados son una herramienta de curación para dejar ir los errores y arrepentimientos”.
Lo más recomendable, aseguran los expertos, es que los 2 integrantes de la pareja que se está disolviendo estén dispuestos a ir juntos a la terapia, incluso si no planean volver a unir sus vidas, ya que “es saludable terminar en buenos términos”.
5. Crear una red de apoyo
Una parte de romper con el cónyuge es perder al mejor amigo, por ello es necesario crear una red de apoyo con amigos cercanos y familiares, o incluso haciendo nuevos amigos.
Tener a alguien con quien hablar de la situación que se vive puede ser un gran recurso” para una recuperación rápida y saludable.
6. Hacer un nuevo presupuesto para uno mismo
Pasar de 1 hogar de 2 ingresos a 1 solo cambia la forma de ver las finanzas. Así que para no hundirse en ellas, los Felton aconsejan hacer un análisis detallado de los ingresos que se tienen y tomar en serio las responsabilidades fiscales.
“Para tener una idea clara de las obligaciones que se tienen y hacia dónde va el dinero, lo mejor que se puede hacer es efectuar un seguimiento de los pagos y las compras que se hacen durante 1 ó 2 meses”, aseguran los expertos.
Y partiendo de las cifras obtenidas, se puede priorizar los gastos, eliminar los innecesarios y ajustar el presupuesto familiar con 1 solo ingreso.
7. Aprender de los errores
En vez de tomar una actitud de derrota y arrepentimiento, los Felton dicen que hay que mirar los errores que se cometieron o las cosas que no funcionaron con una mentalidad positiva.
“Al mirar hacia atrás se debe hacer con una mentalidad reflexiva, admitiendo los propios defectos y tomando cada situación como una lección aprendida”, resaltan los expertos. 
“Saber en dónde uno se equivocó y qué banderas rojas se ignoraron, previene que lo mismo ocurra en el futuro.
Nota: como vemos el problema del divorcio es el régimen matrimonial elegido. Elegir la Separación de Bienes y realizar la liquidación de Bienes Gananciales de Mutuo Acuerdo, sale más económico y rápido.

El Divorcio la solución a los problemas de pareja

DIVORCIO; UN PROCESO LEGAL DE “ALIVIO” PARA LOS HIJOS
Gustavo Cortez | Ciudad Juárez, 18.08.2017
Son muchos los factores o motivos los que intervienen para que una relación se dé por terminada y se tome la decisión de llevar a cabo un divorcio, entre ellos problemas temperamentales, emocionales, económicos o de costumbres pero independientemente del motivo la separación surge porque la pareja no encuentra de manera personal alternativas para continuar con la relación.
Para la doctora en psicología Amelia Márquez cuando se da el planteamiento de un divorcio es porque hay antecedentes de una serie de altibajos que se pueden contar hasta en años. “Hay parejas que tienen meses o años con problemas de funcionalidad o diversos pero no enfrentan la realidad”.
Algo que también influye es la interpretación de la actitud de la otra persona que no siempre es la realidad. También suelen empezar las peleas, enojos y rencores y es cuando empiezan las dificultades más importantes, surgen peleas fuertes e insultos, maltratos psicológicos, físicos y empieza a involucrarse a los hijos.
Cuando se da un divorcio en la familia y los menores ya presenciaron todo el desequilibrio dentro del núcleo familiar, pudiesen tomar este paso como un “alivio” pero si la separación se da entre gritos y agresiones el daño pudiera ser de gran consideración explicó la especialista.
Por otra parte la pelea legal de los bienes tiene afectaciones dentro del proceso de divorcio y pudiera conceptualizarse como un problema de “dominio”, ya que tiene que ver con una necesidad de cuestionar ¿por qué me vas a quitar las cosas? o bien surge una lucha de poder por los bienes materiales pero también se puede dar por la custodia de los hijos.
Después de un divorcio queda lastimada la autoestima de la persona que enfrentó el proceso y para poder superarlo podrían pasar hasta 6 meses o más tiempo para recuperar la confianza aunque en ocasiones se puede generar una barrera de protección, una pantalla para dar a conocer ante los demás que el proceso ha sido superado.
La forma de llevar un divorcio hoy por hoy es diferente a como se enfrentaba en el pasado, hoy las personas incluso llegan a utilizar las redes sociales para dar a conocer su nueva situación personal y decirle al mundo que han enfrentado un divorcio.

sábado, 19 de agosto de 2017

Una guía cómica sobre cómo sobrevivir al divorcio a los 40 años

Infobae17 de Agosto del 2017.
Por fin afronta la realidad y, a los 40 años, vuelve a empezar como soltera en la ciudad de Los Angeles. Con la ayuda de sus amigos divorciados y casados, que la aconsejan para que asuma su nueva vida social, decide tomar algunos riesgos en el amor, que la llevan a experimentar distintas emociones que cambiarán su vida.
En "Private Practice" y "Dr. House", Paul Adelstein y Lisa Edelstein interpretaron a médicos. La nueva temporada contará con 13 episodios nuevos y explorará la vida de Abby que, además de los retos románticos, enfrentará otros en el ámbito empresarial. Bravo anunció que la serie llegará a su fin con la Vª temporada, prevista para 2018, que se filmó de manera simultánea a la IVª. Beau Garret y Janeane Garofalo trabajaron juntas en la serie "Criminal Minds: Suspect Behavior". 
Vicki Lovine , autora del libro original, forma parte del equipo como productora ejecutiva de la serie junto a Martha Noxon ( Buffy Cazavampiros ). Lisa Edelstein ( Dr. House ) interpreta a Abby. La acompaña un reparto compuesto por Janeane Garofalo ( Los 10 locos mandamientos ), Beau Garrett ( Freelancers ), Paul Adelstein ( Scandal ), entre otros.(....)  Creada por Marti Noxon. 
Protagonistas: Lisa Edelstein, Conner Dwelly, Beau Garrett, Necar Zadegan, Paul Adelstein y Janeane Garofalo. 
Lenguajes disponibles: inglés (idioma original)
Guide to Divorce está en la IVª temporada se estrenó en agosto y la última se verá en 2018. 
Para mas información visite: Mundinews.com

Website de interes

1.- Academia de Práctica Jurídica Europea: www.apje2017.com
2.- Red Europea Judicial de Formación: www.ejtn.eu
3.- Comisión Europea: Programa. http://cort.as/xhjp
4.- Blog de Claude Moraes, Presidente del comité del Parlamento Europeo sobre Libertades Civiles, Justicia e Interior (LIBE) http://www.claudemoraes.com
5.- Cooperación Judicial en materia civil en la UE. http://cort.as/xhjt
6.- Folletos Consejo General del Notariado: http://cort.as/Gcrd
7.- Folleto Notarios y Parejas. http://cort.as/xouz
8.- Sobre Parejas de Hecho. http://cort.as/xe8m
9.- Sobre el Régimen Matrimonial. http://cort.as/BQNH
10. Casarse ante Notario. http://cort.as/xe91

viernes, 18 de agosto de 2017

Eibar: Se cuestiona la ley sobre Custodia de los menores tras el divorcio

Un juez de Eibar lleva al TC la normativa vasca sobre custodia de hijos en casos de maltrato.
El tribunal admite a trámite la cuestión de inconstitucionalidad que plantea dudas sobre si el Parlamento Vasco puede legislar sobre ese asunto.
AMAIA CHICO, San SEBASTIÁN, 17 agosto 2017,
El caso de Juana Rivas y las decisiones judiciales -la última de ayer- que le conminan a devolver a sus hijos al progenitor, condenado por violencia de género, ha llevado este verano al 1º plano mediático la legislación en vigor referente a la custodia de hijos menores cuando existe alguna sentencia condenatoria por violencia de género de por medio. El revuelo social generado no entiende de interpretaciones jurídicas, pero es que en muchas ocasiones tampoco las propias normas resultan incuestionables y generan debate entre los propios jueces y juristas.
Eso es lo que está pasando en este momento en Euskadi con los artículos referidos a la custodia de los hijos en casos de malos tratos que están recogidos en la ley que el Parlamento Vasco aprobó en 2015. El conflicto judicial que se ha planteado no hace alusión a un proceso concreto de separación familiar y custodia de menores -aunque es probable que haya uno en el origen del asunto-, sino que cuestiona qué Administración tiene la potestad para legislar sobre este asunto, el Estado o las comunidades autónomas.
En concreto, es un juez de Eibar el que ha llevado, por 1ª vez, ante el Tribunal Constitucional parte de ley vasca de custodia compartida. Se trata de los 3 puntos del art. 11 que regulan el «régimen de comunicación y estancia» de los hijos menores cuando existe una «sentencia firme» por violencia de género o doméstica contra uno de los progenitores.
Lo que plantea, estrictamente, el titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Eibar con esta medida es si los puntos 3, 4 y 5 de dicho artículo contravienen y vulneran el artículo 149.1.8ª de la Constitución, que regula la «legislación civil» y permite su «desarrollo» por parte de las comunidades autónomas, aunque con ciertas limitaciones referidas a la legislación precedente. Dicho de otra manera, la cuestión de inconstitucionalidad objeta si la ley vasca es competente para legislar en concreto sobre esa materia. Y, según fuentes consultadas, es probable que el juez la haya planteado antes de dictar un auto sobre el «procedimiento de medidas provisionales nº 4/2017» del que deriva la cuestión competencial.
El TC ha admitido a trámite la cuestión. Y será el que dirima la constitucionalidad de esos apartados de la norma vasca. En ellos, se estipula que «no procede atribuir la guarda y custodia» al progenitor «condenado penalmente con sentencia firme» por violencia de género. Se insta al juez a «tener en cuenta» a la hora de emitir su fallo «los indicios fundados de la comisión de dichos delitos». Se permite de forma «excepcional», que el juez establezca algún régimen de «estancia» siempre que sea por el «interés superior de los hijos e hijas». Y se estipula que la guarda y custodia se atribuirá a familiares, o en último caso, a instituciones públicas en el caso de que los 2 progenitores estuvieran condenados por malos tratos.
El conflicto no alude a las pautas concretas de la ley vasca sino a si esos puntos vulneran la Constitución.
La cuestión deriva de un proceso judicial concreto, aunque se desconoce cuál y el razonamiento del juez.
Algún jurista vasco ya planteó en 2015 dudas sobre la constitucionalidad de la nueva ley.
La legislación vasca seguirá vigente hasta que el TC emita su resolución, ya que en este tipo de procedimientos -diferente al recurso de inconstitucionalidad que pueden presentar no solo jueces, sino el presidente del Gobierno, diputados o senadores, entre otros cargos políticos- no cabe suspensión cautelar.
Argumentos no conocidos
El «edicto» publicado en el BOE sobre el contencioso abierto por el juzgado de Eibar no explicita los argumentos del juez para hacerlo, y fuentes consultadas en ese juzgado tampoco aportan información más detallada sobre el asunto. Pero aunque es la 1ª vez, desde la aprobación de la Ley 7/2015 de Relaciones Familiares en Supuestos de Separación o Ruptura de los Progenitores, que se elevan a los tribunales dudas concretas sobre su constitucionalidad, en algún foro jurídico vasco esas dudas ya se habían planteado.
La ley vasca, aplaudida por muchos progenitores divorciados, establece como principio rector la custodia compartida de los hijos, tal y como dictó el Supremo y ya aplicaban los juzgados de familia. Pero, igual que como ha ocurrido con otras normativas sobre derechos civiles, algún jurista vasco y experto en derecho de familia planteó ya en 2015 el debate sobre su constitucionalidad.
En concreto, lo hizo el juez sustituto Cristóbal Pinto, que explica que la clave de su reflexión alude a la «conexión» que el TC exige entre las nuevas leyes que regulan derechos civiles con normativas sobre esa materia que ya existieran en la CAV. Y aunque por ahora no hay resolución que contravenga la ley vasca de custodia compartida, Pinto mantiene sus dudas y atiende con interés la resolución de la cuestión planteada por el juez de Eibar.

jueves, 17 de agosto de 2017

Juana Rivas perseguida por la justicia recurre a Estrasburgo

Juana Rivas recurrirá al Tribunal Europeo de DD HH tras el rechazo del Constitucional.
Su defensa presentó ante el tribunal de garantías un 2º escrito después de la orden de la Audiencia de Granada que le obliga a entregar ya sus hijos al padre
BEATRIZ PARERA, 16.08.2017
La situación de la malagueña Juana Rivas se complica por momentos. En un último intento desesperado, su defensa presentó el pasado jueves un nuevo recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional en el que solicitaba anular la orden judicial de entregar a sus hijos a su exmarido, residente en Italia. Como ya hizo hace unos días, el tribunal de garantías ha rechazado admitirlo a trámite por extemporáneo, lo que deja sin armas legales a Rivas, que se encuentra en paradero desconocido hace días.
El Constitucional rechaza el recurso de Juana Rivas de paralizar la devolución de sus hijos.
El tribunal considera que el recurso se ha presentado fuera del plazo de 30 días fijado por la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) desde la notificación de la resolución impugnada, y culpa a los abogados de la madre malagueña. Según la providencia dictada este miércoles, afirma que el modo en que se formuló el recurso es "manifiestamente improcedente". Critica también que voluntariamente se haya desistido del anuncio de la intención de presentar recurso de queja, lo que impide que esta actividad impugnatoria pueda ser tomada en consideración a los efectos del cómputo del plazo para la interposición del recurso de amparo.
Para explicar la decisión, el TC detalla los errores de la defensa de Juana Rivas, que optó en 1º lugar por presentar un recurso extraordinario por infracción procesal ante el Tribunal Supremo aunque no tenía interés casacional debido. Después presentó un recurso de queja contra la resolución del Tribunal Supremo que fue rechazado. Antes de que el Tribunal Supremo resolviera el recurso de queja, la recurrente presentó su 1º recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. El pasado 31 de julio, la Sala IIª del TC lo inadmitió a trámite, por estar abierta aún la vía judicial del Supremo. Cuando ha presentado al fin este 2º recurso, el plazo ya había pasado.
La A.P. de Granada resolvió la pasada semana, en última instancia, en contra de sus intereses. Consideró que "no se han vulnerado derechos fundamentales ni garantías procesales" en su caso y la instó a devolver de forma inmediata sus hijos al progenitor, al que ella acusa de maltrato.
En el auto, los magistrados de la Audiencia se mostraron especialmente duros y censuraron que, "por distintas maniobras procesales, no se haya ejecutado todavía la sentencia firme del Juzgado de Primera Instancia nº 3" para la "restitución inmediata de los menores", dado que la ley —que recoge el Convenio de la Haya— contempla que un procedimiento similar no conlleve más de 6 semanas en total.
Según informan fuentes jurídicas, la decisión de huir con sus hijos y desobedecer los requerimientos de los tribunales complica de forma muy grave su futuro y la pone en riesgo de perder no solo la libertad, sino también la custodia de los dos niños que se niega a entregar al padre. En caso de ser localizada, Juana será arrestada y tendrá que comparecer en el juzgado. Las posibles consecuencias de sus decisiones van desde su ingreso en prisión hasta la pérdida de la patria potestad de sus hijos que, además, tendrían que ser trasladados de forma urgente a Italia con el padre, aseguran las fuentes jurídicas consultadas.
La Audiencia tampoco da la razón a Juana Rivas
En la vía penal de este caso, el Juzgado de Instrucción nº2 de Granada emitió una orden de detención y presentación a la madre de Maracena, a la que investiga por posible sustracción de menores. La Guardia Civil trata de encontrar su paradero y el de los niños de 3 y 11 años. La magistrada encargada de esta parte de la investigación tomó esta decisión después de que Juana decidiera desobedecer de nuevo las órdenes de un juez y no se presentara a una citación en el marco de la investigación penal sobre si han cometido delitos de desobediencia a la autoridad judicial, de sustracción interparental de menores y de violencia psicológica habitual contra los hijos, de los que la acusa el italiano Francesco Arcuri.
Juana reapareció el fin de semana a través de una carta leída por una de sus amigas en una manifestación de apoyo. En ella, sostiene que esconderse "es la única forma" a su alcance para proteger a sus hijos, "sus joyas más preciadas", de "la auténtica pesadilla de terror" a la que se están enfrentando.También ha pedido a los jueces que tramitan la entrega de sus hijos a Francesco Arcuri que se pongan en su lugar y "paren esta locura".
Recurrirá a Estrasburgo
Tras agotar la vía española, Juana recurrirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para pedir protección para los menores. Así lo han anunciado su abogada Mª Castillo y la directora del Centro de la Mujer de esta localidad y su asesora, Francisca Granados, que han lamentado el pronunciamiento del Tribunal Constitucional.
Según han señalado, al cerrarse así la jurisdicción nacional, acudirán al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para pedir protección para Juana Rivas y sus hijos tras el "mazazo" que han recibido, pese a lo que han recalcado que respetan el pronunciamiento del Constitucional. Tras reconocer que están "tremendamente tristes, por los hijos de Juana Rivas y por Juana Rivas", han confiado también en los 3 días de plazo que tiene la Fiscalía del Tribunal Constitucional (TC) para interponer un recurso de súplica que, para ellas, "velaría" por los derechos de los 2 hijos.
Nota: ¿Hasta cuando van a seguir explotando este asunto? Que cumplan las sentencias. Por cierto, ¿Quien va a pagar su defensa en Estrasburgo? Y los niños sin padre....con una madre perseguida por la justicia. Estamos en la España de la Pandereta feminista.......