lunes, 11 de noviembre de 2019

Málaga: Congreso Internacional sobre el Interés del Menor y la Custodia Compartida

Un congreso internacional analizará en la Facultad de Derecho la custodia compartida.
Expertos europeos, asiáticos y americanos se reunirán para debatir los días 2 y 3 de diciembre en el Aula Magna de la facultad.
La Opinión, Málaga, 11.11.2019
Con anterioridad, este encuentro se ha celebrado en Boston y Estrasburgo y el año que viene lo hará en Vancouver.
Expertos de 3 continentes se reunirán los próximos 2 y 3 de diciembre en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga en el Congreso Científico Internacional sobre el Interés del Menor y la Custodia Compartida. Las 2 últimas ediciones de este congreso se celebraron en Boston y Estrasburgo y tras la cita de Málaga, está previsto que se celebre en Vancouver.
El encuentro, organizado por el Consejo Internacional de Custodia Compartida y la Facultad de Derecho de la UMA reunirá, además de a expertos en Derecho, a sociólogos y psicólogos para ofrecer una visión más amplia de esta materia, «porque es un problema multidisciplinar y un profesional del Derecho no puede conocer el lenguaje del niño», explicaba la semana pasada el profesor de Derecho Civil de la UMA José Manuel de Torres, codirector del congreso junto con el profesor canadiense Edward Kruk.
José Manuel de Torres informó de que el país invitado será Filipinas, una nación con la que la UMA mantiene becas Erasmus de intercambio de estudiantes.
«Queríamos abrir este congreso a Asia porque hasta ahora, principalmente, participan profesores de Europa y EE.UU. Filipinas, con su tradición grecorromana heredada de España y un derecho continental español es el puente perfecto para entrar en Asia», explicó.
Prueba de esta apertura es la presencia, entre las comunicaciones del congreso –que tendrán lugar en el Aula Jurídica de la facultad– de ponentes de India y Pakistán, entre otras nacionalidades.
En este encuentro internacional, con exposiciones en inglés y español y traducción simultánea, la conferencia inaugural estará a cargo de José Mari Tirol, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Agustín en Iloilo, Filipinas.
Profesores y catedráticos de Derecho, jueces, psicólogos y sociólogos de varios países de Europa y América del Norte, con especial presencia de expertos españoles, protagonizarán las sesiones del encuentro.
Máximo contacto continuo
José Manuel de Torres aprovechó para alertar del error, muy extendido en España, de confundir la custodia compartida con el reparto paritario del tiempo que pasa el menor con cada uno de sus progenitores. 
«Eso no es. La custodia compartida es posibilitar el máximo contacto continuo del menor con los 2 padres. No significa que tenga que tener 2 dormitorios y los vaya alternando, de hecho, el que tenga 2 viviendas es algo que está siendo cada vez más criticado. Puede que duerma continuamente en la misma casa pero que todos los días tenga acceso al otro progenitor».
El codirector del congreso reconoció la dificultad de esta materia jurídica, «por las emociones que se introducen y que un poco nos hacen distorsionar la vista de lo que subyace y los problemas que tenemos desde el punto de vista jurídico, herramientas de cara a la protección del menor».
Como destacó, tanto en el ámbito anglosajón como en España prima el principio del bienestar del niño, el interés superior del menor. 
«En caso de colisión, en España prima el interés de los niños y no el de los padres». En todo caso, también recordó que en nuestro país, la normativa que regula los efectos del matrimonio data de 1981
« pensada para una familia en la que la mujer no está incorporada al mercado laboral, luego una separación y un divorcio le implicaba una desprotección absoluta que tenía que ser compensada».
Al mismo tiempo, señaló que, «si vemos jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos aplican el interés superior del menor como algo importante a tener en cuenta, pero no como regla que implica no aplicar el interés de los padres».
Por tanto, a su juicio «todo se resume en una lucha entre los defensores de que el principio de interés del menor prima siempre y debe decidirlo el juez en cada caso concreto y los defensores de que hay que contar con la presunción de custodia compartida, porque lo mejor para el niño es que tenga el máximo de contacto con los 2 padres y hay que partir de esa realidad». En el congreso saldrán a relucir estas 2 visiones.
Nota: Filipinas es el único país del mundo que no admite el divorcio. y parte de un error en la definición de la Custodia Compartida, va en contra de los criterios de Hacienda, al respecto.

sábado, 9 de noviembre de 2019

Si me divorcio, ¿tengo que seguir pagando la hipoteca de la casa aunque no viva en ella?

EC, Sara Benayas Bolivar, abogada, 08/11/2019
Si me divorcio, ¿tengo que seguir pagando la hipoteca de la casa aunque no viva en ella ya que mi ex se ha quedado con la custodia y con la casa?
Es importante aclarar que la compraventa y el préstamo hipotecario son 2 contratos diferenciados, por lo que la resolución o modificación de uno no implica la del otro. Tras el divorcio, es probable que se produzca la venta conjunta del inmueble a un 3º, pero también se puede dar la posibilidad de que el inmueble pase a formar parte de la propiedad de únicamente uno de los dos contrayentes, ya sea por medio de la venta de un ex cónyuge a otro; mediante la extinción del condominio, a través del cual 1 de los 2 propietarios cede su parte de la propiedad a la otra, pudiendo ir acompañada de una compensación económica o sin ella; o porque mediante una resolución judicial se haya adjudicado el inmueble a una sola de las partes.
Una vez que la vivienda está a nombre de 1 solo de los cónyuges, significa que la propiedad le pertenece en exclusiva, pero eso no altera el contrato de préstamo, por lo que ambas partes estarían obligadas a continuar con los pagos como se hubiese establecido de manera inicial.
Esto es así puesto que en el préstamo siguen figurando ambos como titulares, lo que implica que uno y otro deberán responder de las posibles deudas, indistintamente de que sean o no propietarios.
Para que se produzca el cambio de la titularidad en la hipoteca y poder así responder de ella únicamente el cónyuge titular, se deberá proceder a la novación o modificación del contrato hipotecario, para lo que se requerirá el consentimiento de la entidad bancaria tal y como dispone el art. 1.205 del C.Civil.
Cabe la posibilidad de que el banco se niegue a aceptar el cambio de titularidad, puesto que estaría perdiendo uno de los garantes del crédito, por ello es aconsejable que se ofrezca la sustitución del deudor por otra persona que ofrezca garantías.
En conclusión, será conveniente averiguar si el banco va a permitir la novación subjetiva de la hipoteca antes de la firma del convenio regulador del divorcio donde se decida que uno solo de los cónyuges se adjudique la vivienda.

El divorcio y los niños

Alba López, Málaga, 08.11.2019
Es un momento de reorganización familiar más que de continuidad con el conflicto, enfrentarse de manera conjunta a una nueva etapa (bastante normalizada en la época que nos encontramos) y adaptarse al nuevo espacio los adultos por si mismos y los niños con la ayuda de los adultos.
Los niños sufren más por los periodos de conflicto y ausencia de cariño que por el momento del divorcio en sí, ya que la decisión se toma tras un tiempo difícil experimentado. 
El principal sufrimiento de los niños vienen dado por la incertidumbre que sienten y su incapacidad para tomar las decisiones adecuadas para resolver el problema, es por eso que los adultos deben cuidar la salud física y mental de los niños y explicarles con claridad la nueva situación para evitar sensaciones de abandono o descuido.
Es un momento donde la reflexión del adulto cobra especialmente importancia, sin la necesidad de culpabilizar o proyectar en el otro los miedos o la rabia, siendo los niños las principales víctimas y no los adultos.
Escoger un papel de víctima solo empeorará la situación, manteniendo el conflicto y la tensión dentro del hogar, y sin dejar tiempo de adaptación a la nueva situación familiar. La negación de la separación es un indicador de inmadurez personal y sería importante trabajar la aceptación de la nueva situación y olvidar las expectativas creadas de familia con la otra persona, creando expectativas que dependan de la nueva familia. Es más importante evitar situaciones conflictivas que mantenerse en una relación tóxica y poco ejemplar, generando en los niños problemas de conducta, confianza, seguridad o control. 
Tan importante es lo que no se dice, como lo que se dice, de uno mismo y del otro, de una familia y de la otra. Evitar reacciones de ira, rabia, rencor y tristeza, porque según lo que vean los niños en sus figuras paternas, así ellos reaccionaran en un futuro.
Ante una separación no hay buenos ni malos, hay la necesidad de vivir separados para ser felices. Es necesario explicar a los niños lo que pasará con ellos, sobre todo a partir de los 5 años, pues se preocupan por sus amigos, colegio, deporte, casa, etc. Cuándo irán a una casa y qué pasará con sus actividades, sus abuelos y todo lo que normalmente les rodea. Tampoco es necesario explicarles razones de fondo ya que todos y a todas las edades, están capacitados para comprender una nueva realidad y están preparados para adaptarse de una forma sana a la nueva situación familiar. A esta edad pueden sentir pena o miedo.
A partir de los 9 años pueden culpabilizar por el sentido de justicia que ya empiezan a desarrollar, es una edad importante a la hora de controlar la situación por parte de los padres y sienten miedo por la pérdida del vínculo tan fuerte que generan con la figura del mismo sexo. 
El en caso de que el padre se vaya de casa, en esta edad hay que estar sensibilizados con los varones, explicarles bien la situación, reforzar la relación y cuidar de su equilibrio emocional. En estas edades pueden sentir ansiedad, descontrol y se pueden aliar con alguna figura paterna.
En la adolescencia pueden sentir conflicto en relación a la lealtad y confianza con sus padres, además la participación en la familia puede ir variando según intereses y sus percepciones sobre la realidad suelen ser cambiantes. Se consideran muy maduros moralmente y les falta flexibilidad y empatía. Es importante estar cerca, conversar, exponer ideas y relacionarse con ellos en todos los ámbitos de sus vidas.
El 1º año tras la separación es importante y suficiente para completar la adaptación de los niños, siempre y cuando los adultos hagamos las cosas correctamente. El gran trabajo ante el divorcio está en los adultos, en el caso de no saber, se recomienda que se pida ayuda profesional.
Según Folberg: «El divorcio no pone fin a la familia, lo que hace es reorganizar, puesto que los padres son para toda la vida».

Ser divorciado no es ser un cajero automático

MÁS INFORMACIÓN
Un padre consigue recuperar la pensión que pagó por su hija mayor porque la madre le ocultó que trabajaba.
El Supremo abre la puerta a que los padres divorciados dejen de mantener a hijos desagradecido.
La justicia obliga a un padre a seguir manteniendo a su hija en paro de 27 años por ser víctima de su maltrato.
La A. P. de Lugo considera probado que la joven no podía estudiar ni trabajar por las vejaciones psicológicas de su progenitor, por lo que prolonga su pensión de alimentos.
PATRICIA ESTEBAN, Madrid,  8 NOV 2019
Los padres divorciados no tienen obligación legal de seguir manteniendo a sus hijos para siempre. Una vez alcanzada la mayoría de edad, y si estos no están estudiando ni trabajando, pueden solicitar que se les quite la pensión de alimentos. 
Son numerosas las sentencias en las que dan la razón al progenitor que pide dejar de pasar esta mensualidad a sus hijos porque no están aprovechando sus estudios o ya están en condiciones de trabajar.
Sin embargo, hay circunstancias que pueden determinar que, a pesar de que el descendiente se acerque a la treintena sin tener sustento propio, sus padres sigan obligados a mantenerle. Es el caso, por ejemplo, de los jóvenes que están estudiando una oposición. Lo que resulta más atípico es que la pensión se mantenga porque el hijo padece un trauma que le dificulta su acceso al mercado laboral. Así sucede en un caso resuelto recientemente por la A. P. de Lugo (cuya sentencia puede consultar aquí), en el que se obliga a un hombre a mantener dicha paga a su hija de 27 años durante 1 año y medio más, por ser el responsable de su situación. Según el fallo, los malos tratos psicológicos que le infligió, tanto a ella como a su madre, son el motivo de que no sea capaz de adaptarse al trabajo.
El hombre había conseguido, en una 1ª instancia, que el juez declarase extinguida la obligación de seguir pasándole la manutención. El fallo tuvo en cuenta, principalmente, la edad de la chica, que presuponía cierta independencia económica y capacidad de valerse por sí misma. 
El padre se quejó durante el proceso de que ella no había sabido aprovechar sus estudios de psicología ni se había incorporado al mercado laboral. Durante los años anteriores al proceso judicial solo constaban 11 días trabajados oficialmente.
Grave patología
El litigio dio un giro cuando la Audiencia Provincial, que resolvió el recurso de la hija, consideró responsable de esta situación al padre
Los magistrados reconocen que la chica no supo sacar partido a las oportunidades brindadas, pero fallan a su favor avalando un informe médico que certifica su “grave patología psicológica”. La especialista que suscribe el documento certifica que, como consecuencia del “daño o trauma” causado por el maltrato psicológico del padre, la joven tiene en la actualidad dificultades en sus relaciones, en su concentración, y, en definitiva, en su aptitud para el trabajo. El tribunal apreció que el estudio resultaba “muy contundente” y “convincente”.
A pesar de que no se trata de un dictamen oficial, los magistrados reconocen su “gran calidad” y respaldan sus conclusiones. El hecho de que conste una condena firme por maltrato a la hija y su madre refuerza la tesis, ya que “resulta razonable” deducir un nexo causal con las patologías psicológicas que padece ahora la víctima. “No puede obviarse”, concluyen los magistrados, que el padre parece ser, en buena medida, “el responsable de ese daño”.
Por todo ello, aún compartiendo que existían datos que avalaban la extinción de la paga, el tribunal considera “justificado” establecer “un tiempo prudencial de adaptación a la nueva situación”. En este sentido, se inclina finalmente por mantener la pensión durante 18 meses (un año y medio) para dar la chica un tiempo de adaptación antes de quedarse sin manutención.

La custodia compartida es cada vez más común ....

¿Se confirma la tendencia?
www.elimparcial.es, 08 de noviembre de 2019,
La custodia de los niños se compartió entre ambos progenitores en el 33,8 % de los casos de divorcio que hubo el año pasado en España.
De un escaso 10,5 % en 2010, a suponer el 33,8 % del total en 2018. Esa ha sido la evolución de la custodia compartida en España, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Un régimen que no ha dejado de crecer, en detrimento de la custodia monoparental.
Esta última aún sigue siendo la opción mayoritaria, pero la creciente tendencia está clara. Todo parece indicar que los jueces cada vez se decantan más por esta opción. Lo mismo piensa Elena Crespo, que trabaja como abogada de familia en Cataluña: “En mi opinión, este cambio responde tanto a un cambio legislativo y jurisprudencial, como a un cambio de mentalidad”.
En concreto, señala la preferencia del Tribunal Supremo por la custodia compartida, que se ha venido reflejando en sucesivas sentencias desde 2011.
El caso catalán
En el caso concreto de Cataluña, además, se ha modificado el Código Civil Catalán para mostrar esa misma preferencia por lo que allí se denomina responsabilidad parental compartida. Y la legislación catalana, según Crespo, va más allá: “Se da también prioridad al acuerdo entre los progenitores a través del llamado plan de parentalidad”. Consiste en especificar, cada una de las partes, cómo piensa ejercer sus responsabilidades con los hijos.
Ante esto, el juez tratará de conciliarlas y buscará la mejor solución, dando prioridad a la custodia compartida pero poniendo siempre por delante el interés del hijo.
La custodia compartida en Euskadi
En el País Vasco ocurre algo similar. A través de la Ley 7/2015, se establece la custodia compartida como norma, siempre y cuando esta no sea perjudicial para el interés de los menores.
Al respecto, el abogado vizcaíno Kenari Orbe destaca que “ni siquiera la oposición a esta modalidad por el padre o la madre, o la mala relación entre ellos, será obstáculo para otorgar la custodia compartida”. Aunque lo que sí que habrá que tener en cuenta, en cualquier caso, es “la opinión del menor”.
La otra comunidad autónoma que ha establecido en su propia legislación la custodia compartida como preferente es Navarra. Allí, se ha regularizado esta preponderancia a través de la Ley Foral 3/2011, que además también pone de relevancia ciertas limitaciones o requisitos para que efectivamente pueda aplicarse la custodia compartida, en su mayoría relacionados con el interés, el bienestar y la protección de los hijos.
La última palabra es siempre del juez
Esta premisa es la que destaca José Manuel Sierra, desde Sierra Abogados: “Son amplias las facultades que la jurisprudencia ha fijado para que sean los tribunales los que tomen la última decisión sobre esta materia”.
Ellos son los responsables de evaluar hasta qué punto es recomendable la custodia compartida o la custodia monoparental, en función de las circunstancias de cada caso particular. De hecho, “no es necesario siquiera esperar al informe favorable del ministerio fiscal”.
Nota: Cada vez se exige menos para conseguir el título de licenciado en Periodismo. Por cierto, nadie lo firma...

¿Qué proponen los partidos para las familias y contra la violencia de género?

...... en sus programas electorales del 10-N?
los programas electorales completos de cada partido.
LOLITA BELENGUER, 07.11.2019
Estas son las propuestas que los principales partidos incluyen en sus programas electorales del próximo 10-N para las familias, la conciliación, la igualdad y para luchar contra la violencia de género.
PSOE
Dentro de sus '35 compromisos sociales', el PSOE introduce en 6º lugar la "racionalización de horarios para favorecer la corresponsabilidad entre hombres y mujeres y la conciliación" y la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad hasta las 16 semanas y con 100% del salario. 
Los socialistas prometen un ingreso mínimo por hijo a cargo para los hogares "altamente" vulnerables, la universalización de la Educación Infantil pública y gratuita de 0 a 3 años.
Para combatir la violencia de género, la formación liderada por Pedro Sánchez apuesta por reformar la legislación penal para garantizar que la falta de consentimiento sea clave para calificar el delito sexual y que "solo sí es sí". El PSOE plantea asimismo abolir la prostitución, sancionando tanto su demanda como su compra.
PP
En la misma línea que el 28-A, el PP pretende aprobar una ley para apoyar la maternidad con "medidas para ampliar la conciliación y corresponsabilidad", con ayudas fiscales como el "cheque 0-3", consistente en "1.000 € al año para compensar a las familias con hijos menores de 3 años tanto por gastos de guardería y colegio como de cuidadores". El PP contempla que las familias numerosas mantengan este título hasta que el hijo menor termine los estudios y en caso de separación o divorcio. Los populares hablan también de un "banco de horas" y el teletrabajo para favorecer al conciliación, y de "ampliar la protección a las familias monoparentales". En materia de igualdad, la formación encabezada por Pablo Casado promete incentivos fiscales para las empresas que contraten a mujeres después de la maternidad, un plan contra la brecha salarial.
En cuanto a la violencia de género, el PP habla de reformar el Código Penal "para extender los supuestos de Prisión Permanente Revisable a los casos de asesinato en que concurran algunos supuestos de violencia de género acreditada". Contemplan también desarrollar el Pacto de Estado contra la violencia de género, aprobar una Ley Integral contra la Trata de Seres Humanos y "profundizar" en la lucha contra la mutilación genital femenina.
Unidas Podemos
Unidas Podemos incluye en su programa reconocer la diversidad familiar, guarderías públicas y gratuitas de 0 a 3 años, jornada laboral de 34 horas semanales para ayudar a conciliar, equiparar el permiso de paternidad a las 16 semanas de forma inmediata y ampliarlo junto al de maternidad 2 semanas cada año hasta alcanzar las 24 semanas (medio año) para cada progenitor, intransferibles y remuneradas al 100%. 
La formación morada recoge también una prestación de 1.200 € al año (2.000 en situaciones de severa pobreza) por cuidado de niños y adolescentes, protección para las familias monoparentales, equiparándolas a las familias numerosas. Acabar con la brecha salarial y facilitar el acceso a una maternidad libre son otros puntos incluidos en su programa.
En materia de violencia de género, el partido liderado por Pablo Iglesias promete una dotación anual de 600 millones de euros para la lucha contra esta lacra y una renta de 900 euros durante 6 meses para que las víctimas sean económicamente más independientes y ayudarlas a salir de la relación. Facilitaría, además, una alternativa habitacional para las víctimas y sus hijos y desarrollaría un plan de empleo para las mujeres mayores de 45 años. Podemos quiere también actualizar la definición de violencia machista para que incluya también la ejercida por hombres que no son pareja o expareja de las víctimas. Una asignatura de feminismos y pasar del "no es no" al "solo sí es sí" son otras de las idea que incluye el programa de la formación morada.
Ciudadanos
Ciudadanos está centrando esta campaña en las familias, a quienes ha prometido bajar los impuestos. Ofrece extender a las familias de 2 o más hijos y a las monoparentales los beneficios de las familias numerosas, incluyendo la ayuda de 1.200 € al año. Para las familias numerosas, además, los beneficios se mantendrán hasta que los hijos cumplan 30 años, siempre y cuando sigan conviviendo y dependiendo de los padres. También promete guarderías gratuitas de 0 a 3 años, libros de texto gratis, dentista gratis hasta los 16 años, impulsar la gestación subrogada altruista, ampliar el permiso de paternidad a 16 semanas, crear un banco de horas para asuntos propios de los trabajadores y fomentar el teletrabajo. La formación naranja aboga por una "mayor presencia de mujeres en puestos visibles de responsabilidad" y por "impedir la discriminación por razón de sexo" en el acceso y promoción profesional. Promete, también, aprobar una ley de parejas de hecho para que puedan hacer la declaración de la renta de forma conjunta o acceder a una pensión de viudedad, por ejemplo.
En cuanto a la violencia de género, el partido liderado por Albert Rivera recoge en su programa que "garantizaremos el cumplimiento y la adecuada dotación presupuestaria de todas y cada una de las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia Machista. Estableceremos controles rigurosos y mecanismos de evaluación para garantizar que todos los fondos que se destinan a luchar contra la violencia machista son utilizados realmente para tal fin y conocer sus resultados". Menciona igualmente que propondrá una ley para proteger a las mujeres frente a la violencia sexual: "Ampliaremos las competencias de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer para que juzguen todos los delitos que supongan violencia machista, incluyendo todos los de violencia sexual".
Vox
En su programa, Vox recoge la creación de un "Ministerio de Familia" y la "promulgación de una ley orgánica de protección de la familia natural que la reconozca como institución anterior al Estado. Buscaremos la todavía lejana convergencia con la media europea en cuanto a prestaciones familiares", añaden. Además, esta formación apuesta por el "apoyo decidido a las familias numerosas y a la natalidad", con cheques que subvencionen "parte" de los libros o el transporte, "bonificaciones proporcionales al número de miembros de la familia" en las facturas desuministros básicos, 100 € al mes por hijo "como mínimo", tratando las bajas relacionadas con el embarazo como baja por maternidad, ampliando el vigente permiso por maternidad a 180 días (unos 6 meses) y a 1 año en casos de hijos con discapacidad. Vox es defensor asimismo de la custodia compartida y partidario de prohibir los vientres de alquiler.
E
n cuanto a la violencia de género, Vox la niega y apuesta por derogar la ley actual y "toda norma que discrimine a un sexo de otro". En su lugar, promulga "una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños". La formación liderada por Santiago Abascal quiere "suprimir los organismos feministas radicales subvencionados" y perseguir las "denuncias falsas". Su programa recoge también la "protección del menor en los procesos de divorcio".
Más País
La nueva formación liderada por Íñigo Errejón apuesta por reducir la jornada laboral a 32 horas semanales, propone también ayudas de 1.200 € al año por hijo hasta los 16 años y que solo las primeras 2 semanas (en lugar de 6) de los permisos de maternidad y paternidad sean simultáneas por obligación. Más País defenderá que las familias monoparentales sean tratadas como numerosas y una red pública y gratuita de escuelas infantiles de 0 a 3 años. En su programa menciona también la lucha contra la brecha salarial y el techo de cristal y el apoyo a las mujeres en los ámbitos de la cultura, la ciencia y el deporte.
En cuanto a la violencia de género, Más País afirma que creará el Centro de Estudios Estatal para analizar la violencia machista, promete ofrecer atención integral a las víctimas -a las que quiere equiparar con la víctimas del terrorismo- y apuesta por introducir la educación afectivo-sexual en los centros tanto para profesorado como para el alumnado desde Infantil. Errejón apuesta por reformar la ley para que los niños y niñas también sean considerados víctimas de la violencia de género y para garantizar la suspensión del régimen de visitas cuando exista sentencia. "Promoveremos el desarrollo de una Ley de Violencia sexual, para dar cumplimiento a la normativa europea frente a la violencia machista, referenciándonos en el Convenio de Estambul del Consejo de Europa", agregan en el documento, que también incluye la lucha contra la hipersexualización de las niñas en la publicidad y el impulso de modelos de belleza diversos, así como acciones dirigidas a hombres para promover la igualdad y prevenir la violencia machista.

viernes, 8 de noviembre de 2019

Divorcio: La Guarda y Custodia a un Familiar.

Ni con mamá ni con papá: custodia a un 3º.
Otorgar la custodia de un menor a familiares o una institución es una solución excepcional, que se toma en situaciones de desamparo o grave riesgo para el niño. 
Por Blanca Álvarez, 7 noviembre de 2019
Constituye una solución excepcional. La guarda y custodia de un menor a un 3º no es lo habitual, pero sí una opción contemplada por la ley en caso de que se considere lo más beneficioso para el niño. Por lo general, para un hijo lo mejor es estar con su padre, con su madre o con ambos. Sin embargo, como explicamos en este artículo, hay situaciones en las que, por incapacidad de los progenitores, por encontrarse en la cárcel o por fallecimiento, entre otras circunstancias, la Justicia decide que otras personas deben velar por los menores. Casi siempre se concede la custodia a sus parientes más cercanos, pero en algunos casos de desamparo o si sus familiares no son adecuados, la Administración se encarga de su tutela.
¿A quién se puede conceder la custodia de un menor?
Tras una separación o divorcio con hijos menores, una de las cuestiones de mayor relevancia está en la custodia de los niños. La custodia debe ser ejercida por los progenitores por ser ellos quienes ostentan la patria potestad. Pero la guarda y custodia puede ser exclusiva o compartida. En el 1º caso, el progenitor custodio quedará al cuidado de los hijos y el no custodio tendrá un derecho de visitas. En España, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2018 en este tipo de custodias, la mayoría se otorgaron a la madre (61,6 %) y en pocas ocasiones al padre (4,2 %). El resto de los casos (el 33,8 %) se concedió la custodia compartida, que supone un reparto de estancias y cuidados entre ambos progenitores. 
¿Cómo decidirse por una u otra? Siempre se escoge el tipo de custodia teniendo en cuenta "el interés superior del menor, que prevalece sobre los derechos del padre y la madre", explica la abogada Paloma Zabalgo.
Pero hay una opción más: las custodias otorgadas a otro familiar o una institución idónea (0,4 % de los casos). Este tipo de custodia, que no recae ni en la madre ni el padre sino en un 3º designado por la Justicia, está regulado en el art.103.1 del C.Civil. 
"Son situaciones muy graves y de riesgo o desamparo de los menores, siendo situaciones excepcionales", sostiene Zabalgo.
¿En qué casos se concede la custodia a 3º?
La custodia a un 3º se concede si ninguno de los progenitores está capacitado o no existe, como es el caso de muerte o de alejamiento, cárcel, incapacidad mental, etc.
Lo más común es que se otorgue "a los parientes más próximos, abuelos o tíos, por ejemplo", aclara la abogada Charo García Mariscal. En concreto, "la Sentencia del Tribunal Supremo nº 47/2015 atribuye la custodia a la tía materna frente a los abuelos, por ser lo más beneficioso para el menor", indica Paloma Zabalgo.
Pero cuando los padres no pueden ejercer esos cuidados, "o si se dan situaciones de desamparo o desprotección de los menores", los Tribunales pueden también decidir que la custodia se establezca a favor de una institución pública. Así, "en el caso de que los parientes más próximos no existieran o no fueran adecuados, se entregará el menor a la Administración para su tutela", apunta García Mariscal.
El establecimiento de una guarda a favor de una institución pública —explica esta experta— puede deberse a alguno de estos supuestos:
1.- A la petición de los padres ante la imposibilidad de hacerse cargo 
     (causas excepcionales y muy justificadas).
2.- A la situación de desamparo de los menores.
Cuando así se acuerde por decisión judicial (por causas muy excepcionales).
¿Pueden los padres visitar a su hijo?
¿Qué implica para los progenitores que se dé la custodia a un 3º? 
El establecimiento de la guarda y custodia a favor de los tíos o abuelos o instituciones "no implica por sí la extinción de la patria potestad". 
Hay que tener en cuenta cada caso concreto y estudiar si procede un derecho de visitas y, en su caso, poder incluso recuperar la custodia, si ha cesado la situación de desamparo que llevó a la retirada de esa guarda, recuerda Paloma Zabalgo.
En todo caso, la situación concreta siempre será evaluada por los servicios psicosociales adscritos a los juzgados de familia, con el fin de valorar si el padre o la madre que quiere ver a su hijo está capacitado para tener visitas con el menor. Por lo general, se conceden visitas, "pero no hay que olvidar que esta materia es muy extensa y está plagada de casuística", señala García Mariscal.
Criterios para otorgar la guarda y custodia
La custodia de los hijos menores de edad en situaciones de crisis «ha sufrido multitud de vaivenes», indica la abogada Charo García Mariscal. Si hace un tiempo se concedía siempre a la madre, después hubo leyes autonómicas que aprobaron la custodia compartida y el propio Tribunal Supremo admitió que, por defecto, había que mirar hacia este tipo de custodia en beneficio del bien del niño. Pero en la actualidad, «tanto el Tribunal Supremo como algunas audiencias están volviendo hacia la custodia materna», señala. Además, de manera esporádica y en casos de extrema gravedad o desamparo, se puede conceder a 3º.
Teniendo en cuenta que cada caso es distinto, y que siempre hay que considerar sus características concretas, al conceder una custodia hay una serie de criterios:
" El bien supremo del menor.
Las conclusiones del informe psicológico que haya elaborado el equipo de profesionales de los juzgados.
Las declaraciones de los hijos al respecto.
No separar hermanos.
Las edades de los niños.
El tiempo del que disponen los padres para poder ocuparse de sus hijos.
El lugar de residencia de los progenitores
".