martes, 17 de octubre de 2017

Divorcio y Pensión de Viudedad

Las viudas de Jordi Estadella libran una batalla judicial en el Constitucional.
Susana Vicárregui, su 1ª esposa, y Elisa Ruiz, la 2ª y quien enviudó con su muerte, mantienen una pugna legal desde que el popular presentador falleciera en 2010 por ver quién debe cobrar su pensión de viudedad.
José A. de las Heras, 16 octubre, 2017 
Jordi Estadella, el popular presentador, falleció el 30 de abril de 2010 víctima de un cáncer de hígado. Desde entonces, su viuda y su 1ª esposa mantienen una batalla legal por su pensión. Ninguna de las 2 están dispuestas a perder lo que a su entender les corresponde. Hasta tal punto es la situación, que han llevado su caso hasta el Tribunal Constitucional.
Susana Vicárregui y Elisa Ruiz son las 2 esposas del desaparecido presentador Jordi Estadella. Susana fue su 1ª esposa, de la que se divorció tras años de matrimonio. Luego conoció a Elisa, con quien se casó y quien era su esposa cuando falleció. Ambas mantienen una pugna legal desde que falleció el presentador de programa como Un, dos tres… responda otra vez y No te rías que es peor. En estos momentos están a la espera de que el Tribunal Constitucional decida quién de las 2 tiene la razón para cobrar la totalidad de la pensión de viudedad.
Elisa, su 2ª mujer, está dispuesta a llegar al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo para poder percibir íntegramente la pensión de viudedad de Estadella, que en estos momentos está compartiendo con la 1ª esposa
En un 1º lugar, un juez de primera instancia consideró que era ella quien tenía que percibir la pensión de viudedad, pero la 1ª esposa recurrió y a día de hoy comparten la pensión a la espera de lo que diga el Tribunal Constitucional. Elisa tiene muy claro que “solo puede existir una viuda, la que está casada con el difunto en el momento del fallecimiento”, asegura en conversación con JALEOS.
Elisa está dispuesta a luchar con todas sus fuerzas y todos los derechos que le concede la ley por ella y por su hijo, Mauro, que "tenía solo 4 añitos cuando falleció Jordi". La Seguridad Social, tras ganar un recurso en los tribunales, les obliga a repartir la pensión que queda de su marido.
Elisa Ruiz no entiende que "la 1ª mujer tenga derecho a una parte de la pensión de viudedad cuando el matrimonio es un contrato entre las partes y se ha roto definitivamente con el divorcio en cuyo acto judicial se reparten todos los bienes y derechos de la pareja”. Le alegan que para percibir la totalidad de la pensión la viuda tiene que llevar casada más de 10 años y ella solo llevaba 6. Eso si, más 7 años como pareja de hecho, cosa que al parecer no se tiene en cuenta. “En un principio un juez me concedió la pensión completa a mí, pero cuando recurrieron Susana y la Seguridad Social todo cambió. Me queda el 40% de la pensión. El otro 60% es para su 1ª mujer".
Elisa y Jordi estuvieron casados desde el 20 de marzo de 2004 hasta el 30 de abril de 2010 que el presentador falleció, pero llevaban juntos desde el año 1997. Según ella "el ser pareja de hecho no cuenta para nada para la Seguridad Social. Jordi tuvo que luchar mucho para conseguir el divorcio y podernos casar".
Los hijos que Jordi tuvo con su 1ª mujer tenían 30 y 24 años cuando murió. Susana y Jordi estuvieron casados 24 años. "Las segundas esposas y los hijos de un 2º matrimonio somos de 2ª clase. Me quedan 290,74 euros de pensión". Dice que ya se lo avisó el presentador: "Cuando Jordi estaba malito en el hospital me decía ‘agárrate bien porque esta tía no te va a dejar hasta que se muera’. Yo no me podía ni imaginar todo esto".
Asegura que aún le echa mucho de menos. "Es como si siguiera viviendo con él. Hago las mismas cosas que hacíamos juntos. Veo las mismas películas que veía con él, sigo escuchando la música que le ponía en los programas de radio y tengo al niño, que ya tiene 11 años, y me lo recuerda continuamente. Vivo el mismo mundo que vivía con él”. Sobre el pequeño, dice que le gustaría que siguiera los pasos de su padre. "Va por el mismo camino. Le gusta mucho el mundo de la tele y el cine. Se interesa mucho por estos mundos. Se acuerda mucho de su padre y de todo lo que hacía y decía".
Aún así, Elisa no descarta la posibilidad de enamorarse de nuevo. "Yo en estos momentos siempre tengo presente a mi marido, pero si viene alguien no le diré que no. Si viene y me gusta probablemente me tiraré al pozo, pero no es una cosa primordial para mi. Ahora estoy muy ocupada porque tengo un niño pequeño y también estoy pendiente de mi madre, que tiene 81 años".

Pensión alimenticia y gastos escolares


lawyerpress.com/, Sira Azagra, Abogada, Domingo, 15 octubre 2017
Septiembre es un mes que asociamos al fin de las vacaciones, al retorno a la rutina diaria, y especialmente a la vuelta de los niños al colegio, comúnmente denominada “vuelta al cole” como expresión del regreso generalizado, por parte de niños y adultos, a nuestros quehaceres diarios. También es el mes en el cuál se producen más divorcios, como consecuencia precisamente de esas 2 primeras cuestiones.
Octubre es un mes en el que toca hacer balance de los gastos que esa “vuelta al cole” ha supuesto para las familias, y es por ello, por lo que(...)  consideramos importante explicar las connotaciones que dichos gastos tienen en el seno de un procedimiento de divorcio, más si cabe, teniendo en cuenta que la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo se ha pronunciado recientemente al respecto mediante sentencia dictada el pasado 13 de septiembre. Esta sentencia vino a resolver un recurso interpuesto por una madre que solicitaba el incremento de la pensión de alimentos a favor de su hija menor y a cargo del padre, por considerar que la sentencia recurrida no tuvo en cuenta los gastos escolares de la menor a la hora de fijar la cuantía de la referida pensión.
Para una mejor comprensión de la resolución del caso, 1º hemos de conectarlo con el concepto legal de pensión alimenticia, esto es, cantidad mensual que el cónyuge no custodio debe entregar al cónyuge custodio como contribución al pago de los alimentos de los hijos comunes, y que ha de incluir todos aquellos gastos ordinarios que son indispensables para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica, y en lo que aquí interesa, educación del alimentista mientras sea menor de edad, y aun después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable. Es decir, que la cuantía de la pensión de alimentos se fija atendiendo a una serie de gastos, llamados ordinarios, que son aquellos que, siendo necesarios, son previsibles y periódicos. Por el contrario, son gastos extraordinarios, todos aquellos gastos que aun siendo necesarios, son imprevisibles y no periódicos, motivos por los cuales se entiende, no pueden tenerse en cuenta a la hora de fijar la cuantía de la pensión alimenticia. Ejemplos de gastos extraordinarios serían los gastos dentales u oftalmológicos.
Dadas las definiciones anteriores, a priori, podría entenderse que los gastos escolares tales como libros, matrículas, uniformes, y material escolar de los menores, son gastos extraordinarios, por cuanto que asociamos su desembolso únicamente a ese momento puntual del año y palabra con la que comenzábamos el presente artículo, septiembre. No obstante, el Tribunal Supremo, (y aquí radica la importancia del pronunciamiento de este Órgano al respecto), recordándonos que no debemos de asociar periódico únicamente con mensual, y como ya hiciera en su sentencia nº 579/2014 de 15 de octubre a través de la cual sentó doctrina en este punto, afirma, estimando así el recurso interpuesto por la madre, que los gastos causados al comienzo del curso escolar de cada año son gastos ordinarios en cuanto son gastos necesarios para la educación de los hijos, debiendo ser incluidos por lo tanto, en el concepto legal de alimentos. Y porque se producen cada año son periódicos, lo que a su vez implica que sean previsibles en el sí y aproximadamente en el cuánto.(....)

Divorcio, familia numerosa e IRPF

Los padres divorciados de familia numerosa pueden alternar la declaración conjunta de IRPF.
XAVIER GIL PECHARROMÁN, 16/10/2017
Si hay custodia compartida ambos deducen por familia numerosa .
La deducción por descendientes y por familia numerosa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) debe ser prorrateada por partes iguales siendo indiferente a estos efectos quién opte por la tributación conjunta o que el título de familia numerosa lo mantenga exclusivamente la madre.
Así lo reconoce la Dirección General de Tributos del Ministerio de Hacienda y Función Pública en una consulta vinculante, de 27 de julio de 2017 (V2038-17), en la que también se reconoce que en el caso de matrimonios separados con custodia compartida es posible realizar la tributación conjunta con los hijos en años alternos, debiendo el otro progenitor optar por realizar la declaración individual.
La tributación conjunta se regula en los art. 82 y siguientes de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio (LIRPF).
La convivencia es clave
Es criterio de la DGT -entre otras consultas se han emitido las V2233-09 y V1598-09-, que en los supuestos de separación o divorcio matrimonial o ausencia de vínculo matrimonial, la opción por la tributación conjunta corresponderá a quien tenga atribuida la guarda y custodia de los hijos a la fecha de devengo del Impuesto, al tratarse del progenitor que convive con aquéllos.
En los supuestos de guarda y custodia compartida, la opción de la tributación conjunta puede ejercitarla cualquiera de los 2 progenitores, optando el otro por declarar de forma individual, si bien considera este Centro Directivo que no puede entrar a determinar a quien le corresponde el derecho a ejercitar tal opción.
En los casos en que existe guarda y custodia compartida y ambos progenitores llegan a un acuerdo por el que los hijos en común realizan, por ejemplo, en los años pares declaración conjunta con su madre, implicaría que, el padre tendría ineludiblemente que declarar de forma individual.
Mientras que si en base a dicho acuerdo, los hijos realizasen en los años impares declaración conjunta con su padre, en ese caso la madre tendría que declarar de forma individual.
Con independencia de que los hijos en común tributen de forma conjunta con su madre, el padre, dado que tiene la guarda y custodia compartida, en la medida en que las rentas de estos últimos sean inferiores a 1.800 euros, tendrá derecho al mínimo por tales descendientes, prorrateándose por partes iguales entre los progenitores. No obstante, de acuerdo con criterio de este Centro Directivo -entre otras, V0376-08, V0920-09 y V1500-09-, si el descendiente supera los 1.800 euros anuales y presenta declaración conjunta con uno de sus progenitores, será éste el que exclusivamente disfrute del mínimo por aquel descendiente, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 61.2ª de la LIRPF.
En cuanto a la deducción por familia numerosa, ésta se recoge en art. 81 bis de la LIRPF de acuerdo con la redacción del mismo dada por el Real Decreto-Ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social. Así, el progenitor que cumpla los requisitos establecidos en la LIRPF, puede aplicar la deducción por familia numerosa, tanto si presenta declaración individual o conjunta del IRPF.

lunes, 16 de octubre de 2017

Pensión por desequilibrio económico

Otro Sí, 16 Oct, 2017.-
Se reitera lo declarado en sentencia de 24 de octubre de 2013 (Rec. 2159/2012), y la de 8 de septiembre de 2015 (Rec. 2591/2013), entre otras, que la transformación de la pensión establecida con carácter indefinido en temporal puede venir dada por la idoneidad o aptitud para superar el desequilibrio económico, y, alcanzarse por tanto la convicción de que no es preciso prolongar más allá su percepción por la certeza de que va a ser factible la superación de este desequilibrio.
Leer más ....

domingo, 15 de octubre de 2017

¿Qué son y para qué sirven las Proposiciones no de Ley?

Las Proposiciones no de Ley (PNL) son propuestas no vinculantes sobre todo tipo de temas que presentan los grupos parlamentarios. En el 1º año de legislatura se han presentado 1.600 PNL, desde temas económicos, sanitarios o educativos hasta el IVA de la entrega de plantas vivas, atascos o bombillas.
Dentro de la actividad del Congreso y del Senado encontramos de forma reiterada, tanto en el pleno como en las comisiones, Proposiciones no de Ley.
Las Proposiciones no de Ley (PNL) son propuestas sobre todo tipo de temas que presentan los grupos parlamentarios y también textos referidos a iniciativas que surgen en las Cortes.
Aunque se someten a votación de los diputados, las PNL no tienen carácter de ley, por lo que no son vinculantes.

¿Para qué sirven las Proposiciones no de Ley?
Los textos y resoluciones en forma de PNL sirven para instar al Gobierno o a alguno de sus miembros a que realice una acción concreta, a dar la opinión mayoritaria de las Cortes en algún tema o para sentar las bases o principios respecto a alguna actuación de las administraciones públicas.
Son los grupos parlamentarios los que presentan PNL a la Mesa del Congreso, quien decide si las admite o no a trámite. 

Después, las proposiciones se debaten en el pleno o en una comisión. Los grupos también pueden presentar enmiendas a las PNL previamente al debate.
En el año que llevamos de legislatura los grupos parlamentarios han presentado 1.596 Proposiciones no de Ley, 496 ante el pleno y 1.100 ante las comisiones del Congresos
Para que os hagáis una idea, una PNL puede ocupar unos 2 ó 3 folios (por una cara), tiene una explicación más o menos general del tema y unas peticiones concretas al Gobierno. (....)
En Wiki-pedia


viernes, 13 de octubre de 2017

La separación de las finanzas tras el divorcio

......., un proceso no apto para cardíacos.
Decir que lo más duro de un divorcio es separar las finanzas conjuntas podría parecer trivial, sin embargo, no está tan lejos de la realidad.
HelpMyCash, 22 de septiembre de 2017
Las dificultades del divorcio.
Si solo en el 1º trimestre de 2017 se han roto casi 32.000 matrimonios, el 40 % lo han hecho a malas, es decir, no han sido divorcios consensuados, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Esto es un problema, ya no solo por las consecuencias emocionales que pueda suponer, sino también por las secuelas para el bolsillo de ambos.
Negociar y estar asesorado puede abaratar hasta 1.000 € la ruptura
Mientras que un divorcio de mutuo acuerdo o exprés suele costar entre 100 y 1.000 euros, si los protagonistas no están conformes y deben contratar abogados, el precio fácilmente superará los 2.000 euros, según explican los expertos financieros de HelpMyCash.com.
En este sentido, uno de los puntos que más conflictos desata es el reparto de las finanzas. Sobre todo, si ninguno quiere hacerse cargo de las deudas o si ambos defienden el dinero de una cuenta conjunta como propio.
Por eso, en HelpMyCash han elaborado un manual gratuito que, bajo el título Finanzas para divorciados, gestión del dinero tras la ruptura, pone fin a las dudas más frecuentes en el momento de la separación y ayuda a facilitar el reparto y la negociación de los bienes matrimoniales.
Hipotecas, préstamos y ahorros, los productos más conflictivos
Tras conocer quién se queda la custodia de los hijos, acordar cómo se va a pagar la hipoteca de la casa es, posiblemente, el 2º de los dilemas más populares. ¿Debe pagar el que se queda viviendo? ¿O, en cambio, se debe dividir la cuota, aunque solamente uno habite en el domicilio? 
La solución ideal sería vender la propiedad y emplear el beneficio para cubrir la deuda.
Sin embargo, esto no siempre es posible, ya sea por falta de comprador o por no disponer de una vivienda alternativa tras la venta. Por eso, en la guía se presentan otras alternativas, como realizar una extinción de condominio para cambiar la titularidad, aunque muchas veces el banco puede poner problemas y requiera nombrar cotitulares o avalistas.
La devolución de los préstamos y la pertenencia de los ahorros son otro de los focos de conflicto independientemente del régimen en el que se haya basado el matrimonio, ya sea de separación de bienes, de participación o régimen de gananciales.
Aun así, se complican especialmente en los 2 últimos casos, sobre todo si la pareja ha acabado mal. Los ahorros se tendrán que repartir en 2 partes iguales, sin muchas ventajas en el caso de que realmente pertenezcan solamente a una persona. Incluso la situación se agravaría más si la cuenta tiene una co-titularidad solidaria o indistinta en la que 1 de los 2 titulares podría hasta cerrar la cuenta sin el consentimiento del otro.
En el caso de las deudas en forma de préstamos, la situación tampoco es mucho más sencilla. Lo más frecuente es repartir las tasas, en el caso de que ambos reconozcan que el préstamo es compartido, o cambiar la titularidad a una sola persona. Si es que este acepta la responsabilidad del cargo, algo que no siempre sucede
En definitiva, en la convivencia, los productos financieros compartidos son prácticamente inevitables y la complejidad del momento está asegurada.
Nota: Recordar que desde el año 2010, en el caso de la existencia de una Hipoteca sobre la vivienda familiar, se pagara al 50% entre los padres mientras los hijos sean menores de edad y vivan en ella.

¿Es posible reducir la pensión alimentaria de los hijos tras un divorcio?

Uno de los principales problemas que acarrea cualquier divorcio con hijos es el tema de las pensiones alimentarias para éstos.
Javier Fernández, Coordina el Área de Comunicados y escribe contenidos patrocinados en MUNDIARIO. 12 de octubre de 2017
¿Estás en proceso judicial de divorcio y se está estimando qué pensión tendrás que pasar para tus hijos? ¿Te encuentras pasando una pensión alimentaria a tus hijos y piensas que es desmesuradamente alta? ¿Cuándo se pueden disminuir los alimentos a los hijos en el divorcio? Si te encuentras entre éstas u otras cuestiones relacionadas con este tema, a continuación te desvelamos todas sus respuestas.
En los últimos años, en nuestro país se ha vivido un ascenso importante de divorcios entre las parejas, aunque es cierto que durante los períodos de crisis más altos de España, hubo un estancamiento importante de separaciones, a través de la vía judicial, por lo costoso que puede resultar el proceso.
La ruptura entre una pareja conlleva todo tipo de situaciones y circunstancias que pueden llegar a englobar a más personas a parte de ellos mismos, especialmente hablamos de los casos de los hijos, que en gran parte, suelen ser las víctimas principales de una separación. Es por ello que es conveniente que durante todo el proceso de divorcio, se vaya preparando a los hijos emocionalmente para que el choque posterior sea menos doloroso y más llevadero.
Uno de los principales problemas que acarrea cualquier divorcio con hijos es el tema de las pensiones alimentarias para éstos. Hoy en día, existen muchas circunstancias que nos pueden llevar a no poder pagar en su totalidad este tipo de pensiones, por lo que es conveniente que se informe con abogados matrimonialistas especialistas en el tema.
¿Cuándo se pueden disminuir los alimentos a los hijos en el divorcio?
Intentar reducir la pensión alimentaria de nuestros hijos conlleva una serie de papeleo y documentación que habrá que trabajar a través de abogados. Sin embargo, es importante e interesante, saber y controlar ya de antemano, a qué tipo de alegaciones me puedo amparar, a través de la normativa legislativa actual de nuestro país. A continuación, aclaramos los siguientes puntos a los que se puede acoger para disminuir la pensión alimentaria de los hijos:
1.- De forma genérica e introductoria, para poder reducir la pensión, el padre acreditará que tras sus circunstancias actuales laborales, le es imposible responder económicamente a sus hijos y de hecho a sí mismo.
2.- Si acabas de ser desempleado o despedido, ten en cuenta que éste no es motivo para que se anule o aplace por un tiempo esta pensión. Si has sido despedido por una determinada empresa, se debe estudiar si has recibido o no algún tipo de indemnización por la misma entidad, y siendo el caso de ésta cuantía elevada, a consultar en las diferentes comunidades de España y la situación particular de cada familia, no se tendrá en cuenta el motivo de desempleo para reducir o anular la pensión alimentaria en los hijos.
3.- Por otro lado, en el caso del progenitor que abandona de forma voluntaria, ya sea total o parcialmente, su actividad laboral, para dedicarse a otras facetas de su vida personal, ya sea emprender un nuevo negocio, formarse más en su carrera profesional, entre otras varias circunstancias, este abandono voluntario del trabajo fijo no se considerará por ende razón para dejar de pasar la pensión alimentaria de los niños.
¿Cuándo se pueden aumentar los alimentos a los hijos en el divorcio?
Esta viene a ser otras de las cuestiones que muchos de los padres divorciados con hijos se ven obligados a plantearse a lo largo de su vida. Con el paso de los años, es lógico que los niños vayan creciendo y que vayan teniendo unas necesidades alimentarias más amplias que cuando tenían una menor edad. Es por ello que muchos progenitores se ven obligados a tomar como medida una petición de aumento de la pensión alimentaria de sus hijos.
La pensión alimentaria es uno de los principales temas que más acarrean problemas. Sin embargo, es posible que nos topemos con más situaciones complicadas. Se recomienda desde el 1º momento, contar con la ayuda y asesoramiento de abogados especialistas en el tema, en este caso, abogados matrimonialistas...........