miércoles, 30 de noviembre de 2022

¿Qué pasa con la hipoteca en caso de divorcio?

¿QUIÉN PAGA LA HIPOTECA?
Excluyendo casos muy concretos en los que hay hijos de por medio, vender la vivienda y pagar la hipoteca, así como dejar todo a nombre de un único cónyuge, es la mejor solución a futuro.
Redacción,  29 noviembre 2022, 
A apenas un mes de que acabe 2022, este año ha estado marcado por las rupturas de algunas de las parejas más mediáticas de nuestro país. Pero los famosos no son los únicos. De hecho, en España los divorcios han ido al alza en los últimos años. Así lo apunta el INE en su Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios, que confirma un aumento del 13,2% interanual y hasta 90.582 casos de nulidad, separación y divorcio. Aunque esta cifra varía dependiendo de cada comunidad autónoma, todos los divorcios arrastran consecuencias de índole personal y económica, especialmente cuando la pareja firmó un préstamo hipotecario en común. En estos casos, conocer bien las condiciones del préstamo firmado y las alternativas de las que disponen los excónyuges evitará inconvenientes posibles. Así, desde Hipotecas.com, canal online de UCI, entidad especialista en financiación sostenible de la vivienda, han elaborado una guía con recomendaciones y alternativas disponibles para los hipotecados.

¿Quién paga la hipoteca?
En caso de divorcio, los excónyuges deberán seguir pagando las cuotas mensuales y la entidad financiera podrá reclamar el pago a ambos titulares. Josep Vera, director de Desarrollo de Negocio de Hipotecas.com, recuerda que “las personas que aparezcan en el préstamo y sean dueñas de la vivienda seguirán manteniendo sus obligaciones estén casados o divorciados”, de modo que aquellas personas que figuren como deudores del préstamo en cuestión serán las encargadas de pagarlo, independiente-mente de que hayan dejado de ser pareja o no.

Hipoteca con 2 titulares
En este caso, ambos cónyuges pueden pactar el reparto de bienes y decidir quién se queda con la hipoteca. Si uno de los cónyuges asume el préstamo, es recomendable solicitar a la entidad financiera un cambio o novación hipotecaria para eliminar a 1 de los 2 titulares del contrato pactado.
En esta operación, asegura Vera: “se definirán las nuevas condiciones del contrato, aunque la entidad podría llegar a solicitar un aval para asegurar la capacidad de pago del préstamo”. Y añade que: “se trata de una operación puede conllevar una comisión, dependiendo de la entidad financiera, y para la que será necesaria una tasación de la vivienda”.

Hipoteca con un titular y divorcio con hijos
En los casos en los que la vivienda estuviera a nombre de 1 de los cónyuges, entrará en juego el uso que se haga de la misma y el régimen matrimonial firmado. Si se optó por la separación de bienes, la vivienda será de quién la compró y la ha ido pagando. No obstante, si el régimen escogido es de gananciales, la situación puede cambiar.
En estos casos, y siempre que la vivienda sea la residencia habitual, la hipoteca correrá a cargo del propietario, independientemente del uso que haga de la misma. En otras palabras, existe la posibilidad de que un propietario tenga que asumir el pago de la hipoteca aun no haciendo uso de esta”, detalla Vera.

Es aquí donde los hijos entran en la ecuación, pues su custodia afecta directamente al uso de la vivienda y su hipoteca. “Por norma general, los hijos menores de edad se quedan en la vivienda familiar con el progenitor al que le haya sido otorgada su custodia, aunque el pago de la hipoteca, en estos casos, irá a cargo del propietario, resida o no en la casa o tenga la custodia o no”, explica el experto.

¿Qué otras alternativas existen?
En función de cada situación, las exparejas disponen de varias alternativas con respecto al préstamo hipotecario como llegar a un acuerdo mutuo o recurrir a un tribunal que dicte la resolución acerca de quién se queda la vivienda y, en conclusión, quién abona las cuotas mensuales.
Además, otras alternativas, revelan desde Hipotecas.com, son la venta del inmueble y posterior cancelación de la hipoteca o la adquisición de la totalidad de la propiedad por una de las partes.

Existe la posibilidad de venderle tu parte de la hipoteca a tu expareja. Sin embargo, no es del todo eficiente desde el punto de vista fiscal. En estos casos nuestra recomendación es recurrir por la extinción del condominio, para luego facilitar el cambio de titularidad y la novación del préstamo, eliminando así al otro titular del préstamo y dejándolo a nombre exclusivo del propietario”, comenta Vera.

Divorcio, Vivienda y registro de la propiedad.

EC, 
Sofía Sánchez Fernández y Sonsoles Martínez González, abogadas,  29/11/2022 
Tengo el uso y disfrute de una vivienda recogido en el convenio regulador de mi divorcio y el registrador no quiere anotármelo. ¿Qué puedo hacer para que conste en el registro?
De acuerdo con lo dispuesto en el art. 2.2 de la Ley Hipotecaria, serán inscribibles: “Los títulos en que se constituyan, reconozcan, transmitan, modifiquen o extingan derechos de usufructo, uso, habitación, enfiteusis, hipoteca, censos, servidumbres y otros cualesquiera reales”.

La Dirección General del Registro y el Notariado (DGRN) ha expresado en numerosas resoluciones determinados aspectos que deben observarse para hacer efectiva la inscripción en el registro de la propiedad del convenio regulador.
Concretamente, la resolución de la DGRN de 12 de noviembre de 2020 establece que el convenio regulador celebrado entre las partes sin la intervención de un funcionario competente, a pesar de objeto de ratificación judicial, no puede exceder el contenido típico que le atribuye el Código Civil.

En caso contrario, los interesados deberán elevar el convenio regulador a escritura pública. Entrando ya en el derecho de uso, tal y como decíamos y la propia DGRN reconoce (resolución 25 de octubre de 1999), se trata de un derecho inscribible, pues supone una “limitación de disposición del cónyuge propietario que producirá efectos erga omnes”.

Por otro lado, la DGRN exige el cumplimiento de determinados requisitos para la inscripción registral del derecho de uso, a saber: en 1º lugar, el derecho de uso debe estar claramente determinado (resoluciones de 2 de junio de 2014 y 5 de junio de 2008).
En 2º lugar, para que no exceda el contenido típico del convenio regulador que comentábamos, el derecho de uso se debe referir a la vivienda habitual y debe referirse la totalidad de la vivienda y parte de ella, pero que cuente con el consentimiento de todos los copropietarios.

Por otro lado, la finca debe constar inscrita en el registro a favor de uno de los cónyuges objeto del procedimiento de separación o divorcio, pero no puede ser un bien privativo sino ganancial.
Por último, en caso de no existir hijos menores, se debe estipular un plazo de duración del derecho de uso, de acuerdo con la Doctrina del Tribunal Supremo, que recoge la DGRN en su resolución de 20 de octubre de 2016.

En conclusión, si su convenio regulador incumple alguno de los requisitos mencionados, lo más sencillo será subsanar el error y elevarlo a público. No obstante, si considera que cumple todos los requisitos y no está de acuerdo con la calificación negativa del registro, podrá recurrir ante la DGRN.

martes, 29 de noviembre de 2022

Divorcio, Vivienda e IRPF

Una sentencia abre la puerta a que el divorciado que se quede con la vivienda tribute por IRPF.

El Supremo aísla determinadas liquidaciones de régimen de gananciales de la sujeción a los impuestos de Donaciones y a Transmisiones Patrimoniales.
Isabel Acosta, 27/11/2022 
Una sentencia del Tribunal Supremo abre la puerta a que un divorciado que se adjudique la vivienda pudiera acabar tributando por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por esa operación. El fallo de 12 de julio de 2022 del Alto Tribunal se refiere a los casos de divorcios con liquidación de gananciales judicial. Uno de los excónyuges que se adjudique la vivienda habitual sin compensar al otro que lleva de menos en la liquidación no devenga Impuesto de Donaciones, según el tribunal. 
De modo que esa operación quedaría, a priori, sin tributar.

Como explica a THE OBJECTIVE el abogado tributarista, miembro de la Asociación Española de Derecho Financiero (AEDF) Pablo González Vázquez, de GVA & Asociados, la ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) prevalece sobre la normativa que regula el IRPF, en su art. 6.4, de modo que todo lo que tribute por Sucesiones y Donaciones no puede por ley tributar por IRPF.

Al dictar el Tribunal que ese caso de adjudicación de vivienda, bajo las premisas de proceder de un régimen de gananciales y la falta de compensación al otro excónyuge tras la liquidación, que la operación no es susceptible de tributar por Donaciones se abre un vacío de modo que «perfectamente podría tributar por ganancias patrimoniales en IRPF». 
No tiene por qué finalmente suceder así, pero los fiscalistas muestran su preocupación debido a que la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) detectará esta nueva situación y previsiblemente habrá de suplir por alguna vía la recaudación de esa operación.

A expensas de la Agencia Tributaria
Una de las posibilidades es que acabe en IRPF bajo el concepto ganancias patrimoniales, «puesto que no deja de ser un incremento de valor producido por una alteración patrimonial, a tenor de otra sentencia del Supremo que dice que las extinciones de condominio tributan por IRPF si hay incremento de valor.
Esto podría afectar al grueso de las liquidaciones de gananciales de este país que se ventila conjuntamente en los divorcios ante los juzgados y, como explica García Vázquez, puede generar un tumulto de solicitud de devoluciones de ingresos indebidos de quienes hayan tributado de la manera que ahora descarta el Supremo.

Aunque García Vázquez explica que no tendría por qué derivarse en una tributación de este caso por IRPF, ya que la ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones sigue sin modificarse, lo cierto es que la pelota está en el tejado de la Agencia Tributaria.

Ni por Donaciones ni por Transmisiones
La sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 2ª, número 963/2022, de 12 de julio, del ponente Francisco José Navarro Sanchís, razona que este tipo de operaciones de disolución de gananciales no deben tributar como Donaciones puesto que los excesos de adjudicación, independientemente de su origen, se regulan en el ámbito del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) y no como donación.
Por otra parte, descarta la donación porque en estos casos no se acredita la existencia de animus donandi, o intención de donar y explica que el reparto desigual es fruto del acuerdo de voluntades entre los excónyuges, sin que conste la intención de realizar una donación, ni la aceptación por parte del otro.

Además, refleja que la operación no se documenta en escritura pública, sino en un convenio regulador, siendo necesario que las donaciones sobre inmuebles se formalicen en documento público.
La sentencia da una vuelta de tuerca más. Descartada la donación que justificaría tributar por Donaciones, y vista la vía de tributación del exceso de adjudicación por Transmisiones Patrimoniales, según el Supremo, al tratarse de operaciones sobre la vivienda habitual, se encuentra no sujeta a este otro impuesto, según el art. 32.2. del Reglamento del ITP.

Peticiones de devolución con intereses
Como el art. 6.4 de la ley del IRPF refiere que la renta sujeta al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones no podrá tributar nunca por IRPF, al dejar ya de estar sujeta -en virtud de la sentencia del Supremo, podría motivar tributar efectivamente por ganancia patrimonial en el Impuesto sobre la Renta-, máxime cuando también se ha reiterado por parte del Supremo que las extinciones de condominio y disoluciones matrimoniales tributan por IRPF.

Así, queda abierta la futura tributación de estas operaciones, a expensas de cómo actúe la Agencia Tributaria ante la novedad que supone la sentencia del Supremo, y un largo itinerario de trabajo de los fiscalistas en orden a aclarar esta situación e, incluso, facilitar que los contribuyentes que hayan tributado como ahora el Supremo rechaza pidan su resarcimiento, el cual acarrearía intereses de demora.

El caso particular al que se refiere la sentencia
La sentencia se refiere a casos en que al producirse el divorcio y liquidarse la sociedad de gananciales, al adjudicarse uno de los excónyuges la vivienda e hipoteca, que, al tener un mayor valor, lógicamente conlleva que lleve un parte más en el reparto, pero no este exceso no se compensa económicamente: el que lleva de más de la diferencia al otro.

En el ejemplo, si el excónyuge B se queda la casa -que vale más con respecto a otros bienes- se le adjudican bienes de más -300.000 euros por casi 60.000 euros de lo que le tocaría, exceso que no compensa al cónyuge A con entrega de dinero. 
Fiscalmente en estos casos se ha venido entiendo que de fondo se produce una donación de A a B por esa sobrecuota respecto a la que tenía, deparando tributación por Donaciones y por Sociedades si el benefícialo fuera una sociedad mercantil. La sentencia ha dado un vuelco a la consideración de este tipo de operaciones.

España: El Ministerio del Interior y las madres secuestradoras

El Ministerio de Justicia también 'esconde' el número de madres que secuestran a sus hijos.

El Gobierno de España admite conocer el total de secuestros parentales, pero 3 de sus ministerios niegan disponer de ese dato disgregado por sexos.
Marcos Ondarra, 28/11/2022 
El Gobierno de España mantiene una opacidad absoluta sobre los secuestros parentales. Concretamente, sobre el sexo de quienes cometen este tipo de delitos. Tras la denuncia de THE OBJECTIVE, que advirtió cómo este dato no figuraba en el informe anual de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ni el Ministerio de Igualdad, ni el de Interior, ni ahora el de Justicia, han aclarado el número de madres y padres que secuestran a sus hijos en nuestro país. El departamento que dirige Pilar Llop ha sido claro en respuesta a este medio: «No se dispone del desglose por género del progenitor que ha llevado a cabo la sustracción».

Se completa así el círculo. El pasado octubre, con meses de retraso, el Ministerio del Interior hizo públicos los datos referentes a los secuestros parentales registrados entre enero y agosto de 2022: 283 diligencias abiertas. Esta cifra, sin embargo, no discriminaba si la denuncia la realiza el padre o la madre, pues el departamento que lidera Fernando Grande-Marlaska dejó de incluir este dato en los informes anuales que publica el Centro Nacional de Personas Desaparecidas (CNDES).

Fue entonces cuando este medio recurrió al Portal de Transparencia para arrojar luz sobre un tema relevante, ya que el Gobierno de España ha mostrado un claro sesgo a la hora de abordar esta lacra según el sexo de los delincuentes. No en vano, ha indultado en esta legislatura a 2 mujeres condenadas por este delito: María Sevilla y Juana Rivas. Para más inri, la ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha referido a ellas como «madres protectoras» frente a padres supuestamente «maltratadores».

THE OBJECTIVE preguntó 1º al Ministerio de Igualdad, pero la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, aseguró que ni disponen del dato ni saben dónde puede hallarse. Unos días más tarde, Interior argüía el mismo desconocimiento: «Respecto a la relación de la persona detenida/investigada con la víctima, el Sistema Estadístico de Criminalidad no dispone de la variable que permita determinar esta información». Pero al menos deslizaba cifras totales.

Las cifras de secuestros parentales
Según estas, los secuestros parentales son un problema creciente en España. El año 2021 se cerró con 434 diligencias policiales abiertas por sustracción de menores. En 2019, antes de la pandemia del coronavirus, se abrieron 369, mientras que hace 6 años, en 2016, el número era tan solo de 262. Los 8 primeros meses de este año registraron 283, lo que significa que podría cerrar con una nueva cifra récord.

Los datos facilitados por Marlaska no están disgredados por sexos, pero sí por Comunidades Autónomas. Cataluña se sitúa a la cabeza en sustracciones de menores, con 53 casos registrados hasta agosto. Por detrás, Comunidad Valenciana (46), Andalucía (44), Comunidad de Madrid (40), Islas Baleares (32), Canarias (25), Galicia (19) y País Vasco (18).

Opacidad total
Finalmente, como último recurso, este medio recurrió al Ministerio de Justicia para saber si esas diligencias abiertas, que han sido disgregadas por regiones, podían ser divididas por sexos, pero ha sido en balde. Sí ha facilitado, no obstante, unos datos del CGPJ que chocan con los facilitados por el Ministero del Interior: «En relación con la citada petición, se participa que solicitado informe a la Sección Estadística Judicial de este Consejo, esta comunica que el número de procedimientos relativos a sustracción internacional de menores iniciados en 2020 en los juzgados de 1ª instancia y 1ª instancia e instrucción, con competencia en familia ha sido de 112, en el año 2021 de 102, y en los 3 primeros trimestres de 2022 de 69».

Se confirma así la opacidad del Gobierno de España en esta materia, que ha sido denunciada con anterioridad por las autoridades internacionales. 
El Centro Internacional para Niños Desaparecidos y Explotados (ICMEC), ubicado en La Haya, constató en 2018 que el sexo del secuestrador había desaparecido de los informes españoles desde 2009, cuando gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero. El organismo, a partir de datos aportados por otros país, publicó uno propio según el cual 7 de cada 10 secuestros parentales son perpetrados por mujeres. Una estadística que no tiene traslación en nuestras fronteras.

domingo, 27 de noviembre de 2022

Cómo gestionar la Navidad tras el divorcio

Otras Informaciones:
La custodia de los niños tras una separación.
Frases para felicitar la Navidad a la familia.
Cuentos de Navidad para pasar tiempo de calidad en familia
....... para que los niños no sufran.
Algunos errores que los padres divorciados o separados no podemos cometer con nuestros hijos en Navidades.
Fátima Gallardo, Terapeuta de pareja, 26.11.22
Todos sabemos que la Navidad es ese tiempo cuando nos ablandamos. No sabemos bien por qué, pero todo parece que se envuelve de un aura de amor. Luces en forma de estrellas o corazones, chocolates o turrones dulces, estrellas por todas partes, colores brillantes como el dorado, el verde y rojo... 
Todo tiene una atmósfera especial. Y claro, los niños son los mejores embajadores de estas fechas. Pero cuando nos llega la separación matrimonial siempre pensamos en cómo gestionar la Navidad tras el divorcio para que los niños la sigan disfrutando.

6 errores a evitar al organizar la Navidad tras un divorcio.
En 1º lugar, me gustaría señalar algunos de los errores que no tenemos que cometer cuando nos planteamos una Navidad cuando ha habido un divorcio o separación matrimonial.
Quizás sea o no tu caso, pero a veces pensamos que las Navidades solo se pueden vivir de una manera para que sean Navidades felices. Y si no es así, no van a ser ni Navidades, ni felices. Y esto no es así; las Navidades las hacemos todas las personas con las que conectamos en esas fechas, con las cosas que hacemos con libertad y cariño, no por obligaciones que no conectar con nosotros.

Los encuentros, los brindis, las costumbres en estas fechas es algo que cada uno de nosotros ha ido e irá adaptando a su realidad. Y en situaciones de divorcio o separación de los padres esto no es muy diferente. La Navidad puede ser estupenda, aunque nos hayamos divorciado y hagamos cosas diferentes. 
Sin embargo, es verdad que para poder disfrutar de las fiestas es necesario tener en cuenta los siguientes errores que te dejamos a continuación:
1. Tras el divorcio, ser rígidos en tiempos de cuidado
Es decir, no te cierres con hacer 50 y 50 (que el niño esté la mitad del tiempo con la madre y la mitad del tiempo con el padre) o alternar por años obligatoriamente. Puede que la cena de Nochebuena se celebre en tu casa de forma más especial y el 25 es más relajado; y en la familia de tu pareja es más importante, por ejemplo la Navidad o Nochevieja, pero no Nochebuena, quién sabe.
Tratad de humanizar las fiestas navideñas, no convirtáis esto en un contrato con carácter solo legal. Igual pasa con Reyes, pensar en si preferís disfrutar con el peque el día de la cabalgata y vuestra pareja el día de Reyes y al año siguiente cambiáis, o preferís ver al niño el día de Reyes los 2: uno por la mañana y otro por la tarde y estar de arriba para abajo todo el día... Esto es vuestra elección, pero hacerlo con una mirada hacia vuestros hijos, no hacia vosotros... Nunca podemos olvidar el bienestar de los niños durante el proceso de divorcio o separación.

2. Ablandarnos con los niños, porque sentimos que están sufriendo por nuestra culpa.
Entonces dejamos de poner normas, no cumplimos con las consecuencias que les decimos o incluso les compramos más regalos de lo que sabemos que les conviene, solo por sentir que compensamos esa tristeza que sienten debido a nuestro divorcio o separación. Podemos llegar, incluso a permitir que coman lo que quieran o no hagan los deberes que les toca porque pensamos que lo están pasando mal debido a este nuevo tipo de Navidad al que se tienen que enfrentar y que si les levantamos la mano y les dejamos hacer lo que quieran se van a sentir mucho mejor.

3. Intentar trasladar las antiguas tradiciones navideñas a la situación tras el divorcio.
Es verdad que a todas las personas en Navidad, quién más y quien menos tiene sus costumbres, le gusta hacer ciertas cosas, comer determinados alimentos, hacer ciertos planes... 
Hay muchas cosas que son característicos para nosotras en Navidad, pero que son diferentes de unas personas a otras.
Y en este caso el error es aferrarnos a realizar cosas que hacíamos antes del divorcio e intentar que sigan siendo costumbres o ritos, cuando puede que ahora que estamos separados no tengan sentido o sean contrarias a nuestra situación actual. 
Así que lo mejor es crear nuevos recuerdos de la Navidad, nuevos rituales, nuevas costumbres adaptadas a nuestra situación.

4. Alejarse en Navidad (y el resto del año) de la familia extensa y política.
Puede que con el día a día la relación con los abuelos, tíos y primos ha cambiado. Seguro que tienes la sensación de que 'antes teníamos mucha más relación' y seguramente sea así, pero ya no sirve de nada quejarnos. Así que nuestra propuesta es que podamos promover, por lo menos en Navidad, que nuestros hijos tengan más contacto con primos, abuelos o tíos que durante el año o el ajetreo del día a día nos impide tener.
A veces cuando se trata de facilitar las visitas con la familia política se complica, pero se trata de familia de tu hijo o hija no de la tuya, son su red, sus referencias, es más nuestra responsabilidad para continuar la relación con ellos, aunque nosotras no tengamos que tener esa relación debido al divorcio, no es necesario.


5. Utilizar los regalos de Navidad para compensar el dolor de los niños por el divorcio.
Es cierto que de esto no solemos darnos mucha cuenta hasta pasado un tiempo. Y este error consiste en comprar regalos y regalos a nuestros hijos pensando que así estarán más felices y nos sentiremos menos culpables. Suena difícil lo sabemos, pero es muy típico.
Nuestra recomendación es poder negociar con nuestro exmarido o expareja el número y también el tipo de regalos. No solo por no saturar y sobrecompensar a los niños, sino también para no crear desigualdades si 1 de los 2 progenitores no puede permitirse regalar algo en concreto o no generar envidias o malestar entre nosotros que seguramente luego dificultará nuestra comunicación.

6. Planifica los días de Navidad que no vas a pasar con tus hijos.
Es verdad que nos centramos en cómo organizarnos para que nuestros hijos disfruten las fiestas, pero cuando estos se van con nuestra expareja, parece que el mundo se nos cae a los pies, nos llega la tristeza y la angustia incluso. Esto nos hace estar tristes y esto, nuestros hijos lo notan. Por eso, es importante que prepares también qué vas a hacer cuando ellos no estén. Seguro que los niños van a estar mucho más tranquilos y van a poder disfrutar más, si te ven feliz, tranquila y disfrutando también de tu Navidad.

Desde luego que pensar en dividir las Navidades se nos hace seguramente algo muy, muy difícil lo sabemos. Es verdad que si lo llegamos a gestionar con calma, con tiempo, decidiendo lo que queremos y respetando lo que quiere nuestra expareja y, sobre todo, sentimos que lo hacemos por el bienestar de nuestro hijo y no por un posible sentimiento de culpa que sintamos o terminamos cediendo porque es lo que dice el contrato, nuestra percepción de la Navidad va a ir cambiando.

Cómo gestionar las navidades con niños si hay padres separados o divorciados.
Con toda esta información, entonces, ¿cómo podemos hacer para no caer en los anteriores errores? ¿Qué nos ayuda para organizar la Navidad tras un divorcio y que los niños la sigan disfrutando? A continuación, te dejamos nuestra propuesta a la hora de evitar cometer los peores errores que perjudicarán a nuestros hijos después del divorcio de sus padres en Navidad. Piensa y reflexiona de manera individual en todas las propuestas que te hemos dado. Y después si es posible, las podrías compartir con tu exmarido. A veces es difícil salir de ese papel de 'posesión o de verdad absoluta' que sentimos en algunos casos. Aprende a flexibilizar todo lo que estás viviendo es la clave.
Que puedas sentarte si es posible con tu expareja a tratar los temas que a ambos os interesan. Puede que a uno le interese mucho los regalos y a otro que los niños visiten a sus padres en Navidad. 
Pues poder estar atentos y en la medida de lo posible poder sentirnos escuchados y valorados en estas propuestas.
Acordar cómo os comunicaréis con los pequeños mientras estén con el otro progenitor. A veces si no lo acordamos antes, puede que no sepamos de nuestros hijos en estas fechas durante días, o puede que llames justo en los peores momentos y empezamos así un conflicto que podríamos haber evitado.

¿Se puede modificar el convenio de divorcio?
Otro de los consejos que me gustaría darte es la posibilidad de modificar el convenio de divorcio o separación en pro de vuestro bienestar cuando las cosas vayan cambiando. Seguro que estarás pensando cómo organizar la Navidad si ya tenéis un convenio firmado. Y es cierto que siempre que sea 'imposible' la negociación, será necesario cumplir estos acuerdos de divorcio.
Pero, sin querer decir que nos saltemos los acuerdos, en la medida en la que sí podamos negociar y hacer estas adaptaciones en pro de vuestros hijos, es recomendable hacerlos. Y si aun así, es complicado 'modificar el convenio' o ir a ver a un mediador familiar. No olvidemos que los convenios de separación son modificables y deberíamos hacer estas modificaciones en pro del bienestar de nuestros hijos.

viernes, 25 de noviembre de 2022

Pedro Sánchez miente respecto a la ley del divorcio de 1981.

La mentira de Sánchez ante Feijóo: acusa al PP de haber votado contra la ley del divorcio, cuando el partido aún no existía.
El Liberal, 23 noviembre 2022 
El divorcio fue regulado en 1981 gracias a la ley de un Gobierno de centroderecha, el presidido por Leopoldo Calvo-Sotelo.
El enfrentamiento parlamentario vivido este martes en el Senado entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, volvió a dejar, como viene siendo habitual, momentos para la hemeroteca.

Uno de ellos llegó cuando en medio de la refriega el jefe del Ejecutivo criticó la actitud del PP en la defensa de los derechos de las mujeres. «No se puede decir que se está con los derechos de las mujeres y pactar con quienes banalizan y frivolizan sobre la violencia de genero», afirmó en velada referencia a Vox, antes de acusar al PP de haber votado en contra de la ley del divorcio, del aborto, de igualdad y de la del ‘solo sí es sí’.

No obstante, al menos una de las acusaciones de Sánchez contra el PP se cae por su propio peso, la referente a la ley del divorcio. El presidente afirmó contundente que los populares se opusieron en su día a ese texto, pero obvió que la ley de divorcio fue aprobada por un Gobierno de centroderecha (el presidido por Leopoldo Calvo-Sotelo) y que esa reforma se aprobó en 1981, cuando aún faltaban 8 años para que el PP siquiera se fundase.

Además, la vicesecretaria de Políticas Sociales de los populares, Carmen Navarro, le recordó a Sánchez en Twitter que el 1º Plan contra la Violencia de Género fue aprobado por un Gobierno del PP, el de Aznar en 1998, y que el Pacto de Estado contra la violencia de género lo impulsó otro Ejecutivo popular, el de Rajoy en 2017.

jueves, 24 de noviembre de 2022

Comunidad Madrid: Por fin: Eliminan al Coordinador de Parentalidad

Los Centros de Apoyo y Encuentro Familiar (CAEF) de la Comunidad de Madrid
eliminan el servicio de coordinación parental.
Blanca Valdés, 23/11/2022 
Los Centros de Apoyo y Encuentro Familiar (CAEF) de la Comunidad de Madrid han dejado de prestar el servicio de coordinación de parentalidad en todas sus sedes: Madrid, Alcorcón-Móstoles y Majadahonda-Las Rozas, según han confirmado a Confilegal fuentes de la Consejería de Políticas Sociales. Han explicado que apenas había actividad porque a ellos hay que acceder a través de un juez y han decidido reforzar los servicios de mediación que ya existen.

Los CAEF ofrecen atención a familiares con problemas a través de diversos servicios especializados de carácter gratuito, personalizado y confidencial. En estos centros son atendidos por equipos multidisciplinares compuestos por psicólogos, abogados, trabajadores y educadores con formación y experiencia en el trabajo con familias.

El objetivo de los CAEF es ayudar a las familias para mejorar la comunicación o conflictos diarios antes de que tengan que acudir a los juzgados. En cuanto a los servicios que presta son: información, orientación y psicológica; mediación familiar; punto de encuentro familiar; asesoramiento jurídico y grupos formativos de la escuela de familia.
Y hasta hace poco también prestaban el servicio de coordinación parental, que se accedía a él a través de un juez, pero ha desaparecido en todos los centros.

COMUNICADO A TRAVÉS DE UNA CARTA
Natalia Velilla, magistrada del Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Familia de Móstoles solicitó este servicio para una familia a través de una sentencia dictada el 10 de noviembre. Sin embargo, recibió una comunicación por parte de la Consejería de Familia, Juventud y Política Social en el que le informaron que el centro de Alcobendas había dejado de prestar dicho servicio.

En la misiva le ofrecían a esta unidad familiar la inclusión en el Servicio de Información, Orientación y Asesoramiento Psicológico con 6 sesiones o, también, introducirse en grupos de apoyo de carácter formativo, instándoles a participar en un diálogo en diciembre sobre “la mejora de las habilidades como padres y madres”.

Esto es algo que ha enfadado mucho a la magistrada porque, hasta el momento, estaba encantada con el centro. En este servicio de coordinación parental un psicólogo intervenía por mandato judicial como si fuera un “arbitro” para tener charlas con padres, madres o hijos o, incluso, intervenir en casa si hay algún tipo de conflicto.
Incluso, el juez podía encomendar al coordinador poderes de decisión ya que, si no se ponen de acuerdo, él habla con los padres para mediar y evitar que el conflicto vaya a un juzgado”, ha explicado Velilla. 
Este servicio es temporal, era decir, que como máximo puede ser prorrogado a 6 meses.

Por tanto, «la sentencia que he puesto ya no vale porque la carta dice que mi petición no puede hacerse, y las opciones que dan no son válidas para la familia». Y como se ha suprimido este servicio en todos los centros, tendrá que dictar una nueva sentencia.