jueves, 22 de junio de 2017

¿Que entiende C´s por la Custodia Compartida? Todavia nos queda Europa

C´s, Congreso Diputados. 3 zascas...y sigue
Moción consecuencia de interpelación urgente sobre las políticas del Ministro de Justicia para dar cumplimiento a la jurisprudencia del Tribunal Supremo en materia de guarda y custodia compartida. (173/000033).
Congreso de los Diputados Nº 62 de 20/06/2017 Pág: 51
Pleno: texto íntegro     

VOTACIÓN PLENARIA del día 20/06/2017 enlace 
Moción consecuencia de interpelación urgente del Grupo Parlamentario Ciudadanos, sobre las políticas del Ministro de Justicia para dar cumplimiento a la jurisprudencia del Tribunal Supremo en materia de guarda y custodia compartida. 
Sí: 171 No: 158 Abstenciones: 4 
Notas: 1.- ¿En que consiste el interés superior del menor.¿ No seria más adecuado hablar de Bienestar ?(Seria la traducción más adecuada del inglés) ¿Cual es el interés superior de 3 hermanos?.
2.-
¿es necesario que exista una regulación? En los Mutuos Acuerdos no, en los procesos conflictivos si.
3.-
siempre que se respete el interés superior del menor, la guarda y custodia compartida debe ser la fórmula normal y deseable. Si no saben que es el interés superior del menor, me temo que es una batalla perdida. Quien se divorcia son los Padres, no los hijos.
4.- 
El mantenimiento de la potestad conjunta resulta, sin duda, la mejor solución para el menor; Confunde la Patria Potestad o Responsabilidad Parental con la Guarda y Custodia de los menores. Y eso, nos cuesta una pasta todos los meses, como Diputada.
5.-
se firmó en ese punto 68 del Acuerdo con el Partido Popular,... en los Procesos de Mutuo Acuerdo.Y si se firmo: ¿Para que una Moción? Algo huele a ......
6.-
 Mención a Tolstòi -cómo no- y a esa frase de Anna Karenina que dice que: "todas las familias felices se parecen, pero que las infelices lo son cada una a su manera". Aqui copió a Gallardón sin complejos..y ya hemos visto los resultados.
7.-
Tribunal Supremo nunca ha dicho que esa modalidad de custodia deseable tenga que ser preferente o gozar de primacía.La doctrina del Tribunal Supremo, considera que la compartida es la normal e incluso deseable, siempre que ello sea posible y en tanto en cuanto lo sea, pero en ningún momento estima que sea la opción preferente.¡Zasca!
La sentencia del Tribunal Supremo de abril de 2013 va más allá de lo que la propia resolución establece, puesto que en modo alguno habla de preferencias, sino de que deba ser el régimen normal y deseable cuando se den determinadas circunstancias que la misma enumera, y siempre atendiendo al interés superior del menor. ¡Zasca!2
Nuestros tribunales no la recomiendan en todos los casos, no establecen la preferencia y dicen que es deseable, que no es lo mismo que preferente, pero ustedes no han sabido ni tan siquiera leer la jurisprudencia. ¡Zasca!3
Aqui se la han pegado, por falta de rigor Jurídico y por apoyarse en ciertas asociaciones de afectados "tóxicas".
Menuda cara se la habrá quedado por meter la pata de tal manera, cobrando lo que cobra al mes.
En fin, veremos que hace el Gobierno dentro de 3 meses en los Procesos de Divorcio Contenciosos. Por cierto ¿Cambiaran la actual ley del divorcio? En la Reunión que tuvimos con C´s en el Congreso, dijeron que no tenían previsto modificar la actual ley del divorcio. ¿Entonces? ¿Otro parche?

miércoles, 21 de junio de 2017

C´s y la Custodia Compartida

El Congreso aprueba una moción para que la custodia compartida sea la opción preferente.
Una moción presentada por Ciudadanos insta a dar cumplimiento a la jurisprudencia del Supremo. El partido pide que se regule a nivel nacional para evitar desigualdades entre las CC AA. 
En Cataluña la tasa es del 40%; en Extremadura es del 8 %. 
ECO-EFE. 20.06.2017 
El Pleno del Congreso ha aprobado la moción de Ciudadanos para dar cumplimiento a la jurisprudencia del Tribunal Supremo en materia de guarda y custodia compartida y que se establezca esta fórmula como la preferente en las separaciones en interés del menor. Ha sido durante el debate de la moción consecuencia de una interpelación presentada por la diputada de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, que ha recordado que en 2005 el Código Civil introdujo la guarda y custodia compartida, y desde ese año el Tribunal Supremo ha dictado determinadas sentencias para que esta fórmula de establezca en un nº creciente de casos. Se ha pasado de un 10, 5 % de los casos en 2010 al 24,7 % de 2015, pero Ciudadanos ha pedido que se regule esta materia a nivel nacional para evitar desigualdades entre las distintas comunidades, ya que, por ejemplo, en Cataluña, la tasa de custodia compartida es del 40%, mientras que en Extremadura es del 8 %. 
Apoyo con matices PSOE y PP han presentado enmiendas a esta moción, que no han sido aceptadas por el grupo proponente. El PP, que finalmente ha apoyado la iniciativa, ha criticado la forma y los términos en los que se ha presentado y ha justificado el sentido favorable de su voto en que la propuesta estaba recogida en el pacto de investidura. Los populares han puntualizado que la custodia compartida no puede ser aplicada en situaciones de violencia. Los socialistas, por su parte, han rechazado que se establezca como régimen preferente, ya que creen que los jueces deben estudiar las circunstancias concurrentes en cada caso y que se debe aplicar siempre en beneficio del menor. Una opinión que comparte Esquerra Republicana, que ha votado en contra de la moción al apostar también porque se consideren las circunstancias concurrentes en cada caso. Unidos Podemos la ha rechazado y ha acusado a Ciudadanos de no querer que las familias lleguen a acuerdos, "sino de querer imponerlos" y ha calificado de "muy peligrosos" aplicar la custodia compartida de forma preferente en situaciones de violencia. La moción ha contado con el apoyo del PP, Cs y diputados del Grupo Mixto y del PNV (aunque los nacionalistas vascos han expresado su discrepancia con parte de la fundamentación propuesta).
Nota: ¿ Obligaran a los Jueces a "concederlas"? Va a ser que no.
¿Habrá un concurso de quien "concede" más Custodias compartidas entre los Jueces? Otros 4 años perdidos.....

Tribunal Supremo: Custodia compartida y distancia de domicilios

REDACCIÓN, 20/06/2017 | CUSTODIA COMPARTIDA
¿Cuándo la distancia entre la residencia de los progenitores es un impedimento para la custodia compartida y cuándo no? El criterio del TS.
El Tribunal Supremo en sentencia del pasado 9 de junio, Rec. 1495/2016, ha vuelto a dejar claro que la custodia compartida es la mejor opción y la más beneficiosa para el menor -es la regla general-, cuando se dan las circunstancias para ello, y que detalles que antes parecían insalvables, o al menos problemáticos a la hora de optar por esta forma de custodia, ahora no lo son tanto.
Establecimiento de un régimen de custodia en alternancia semanal en la instancia.
Presentada demanda de divorcio por la esposa, el Juzgado de Primera Instancia dictó sentencia por la que estableció, además de la disolución del matrimonio, que el régimen de convivencia de los progenitores con el hijo menor de edad seria compartido, atribuyendo a éste el uso del domicilio familiar, siendo los padres los que se alternaran por periodos semanales en la convivencia con el menor.
Sentencia de la Audiencia Provincial - Posibilidad de los progenitores de residir en localidades distintas.

El esposo demandado en la instancia recurrió la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia en lo concerniente a la obligación de alternar ambos padres su residencia en el domicilio familiar cuando ostenten la custodia compartida, solicitando poder vivir en otra localidad, próxima al lugar donde se halla el domicilio familiar.
La A.P. de Valencia, en sentencia de 9 Marzo 2016, Rec. 1277/2015, dio la razón al ex esposo en cuanto a la posibilidad de residir en localidad próxima al domicilio familiar.
Para ello tuvo en cuenta la distancia entre las localidades de residencia de los padres, atendiendo al colegio donde asiste. Así, razonó que no era óbice a la custodia compartida la distancia entre la residencia de los progenitores rondando el desplazamiento entre ambas poblaciones unos 43 minutos, tiempo análogo al empleado en los desplazamientos dentro de una ciudad como Madrid o Barcelona si los progenitores residieran en una de estas ciudades.
Razonamiento del Supremo – Deben evitarse importantes desplazamientos
La Sala de lo Civil desestima el recurso de apelación y confirma la sentencia de la A.P.
Para ello tienen en cuenta que con posterioridad al dictado de la sentencia recurrida, se produjo un hecho, que aunque no acreditado en los autos, es reconocido por ambas partes, y es que el menor está escolarizado en una 3ª localidad, donde el padre trabaja como profesor, y que se encuentra equidistante entre las 2 localidades de residencia de los padres; por tanto resulta igual de gravoso para el menor el traslado al colegio desde una u otra localidad.
Indica que evidentemente, el régimen de custodia compartida supone beneficios para el menor pero también alguna dificultad, pues implica normalmente el cambio de domicilio en periodos cortos de tiempo; sin embargo esto queda compensado por la convivencia con ambos padres.
La propia Sala ha evitado pronunciarse a favor de evitar importantes desplazamientos hasta el lugar de escolarización (por ejemplo la STS 748/2016, de 21 de diciembre, donde consideró que no procedía la custodia compartida por afectar negativamente a la menor dada la residencia de los progenitores en distinta población con una distancia de unos 50 kilómetros, lo que supondría que en semanas alternas la menor habría de recorrer esa considerable distancia para desplazarse al colegio).
No obstante, en este caso dicha facultad parecía superada, resultando factible que el hijo cambie por periodos semanales entre ambas localidades donde habitan sus progenitores, al no darse especiales dificultades para ello.

lunes, 19 de junio de 2017

Día del Padre: ¿Por qué en América se celebra el tercer domingo de junio?

La fecha esconde la historia del homenaje de una 
hija a su progenitor en EEUU.
Noticias Relacionadas: Día del Padre: 20 frases e imágenes para felicitar a papá
EL PERIÓDICO / BARCELONA/ 18.06.2017
El Día del Padre se celebra en diferentes fechas según los países. En la mayor parte de América se festeja el 3º domingo de junio, que este año cae en 18, aunque algunas naciones lo conmemoran otros días como Uruguay (este año es el 16 de julio) y Brasil (13 de agosto), entre otros.
Se atribuye la fecha mayoritaria en América a la iniciativa de la ciudadana estadounidense Sonora Smart Dodd, que decidió homenajear a su padre a principios del siglo XX. Según la prensa de la época, el 1º Día del Padre se celebró el 19 de junio de 1910 en la localidad de EEUU de Spokane, en el estado de Washington.
Smart, hija de un veterano de la guerra civil estadounidense llamado 

William Jackson Smart, quiso rendir homenaje a su padre, que se había hecho cargo de sacar adelante a sus 6 hijos después de que su mujer 
muriera en el parto del último de estos. Por ello, organizó una fiesta para 
su progenitor en una fecha cercana a su cumpleaños (el 19 de junio). 
Sonora Smart pensó inicialmente en celebrarlo el mismo día del 
aniversario de su padre, 5 de junio, pero no fue posible organizarlo para 
esta fecha por falta de tiempo.
APOYO DEL COMERCIO AL DÍA DEL PADRE
Años más tarde, en 1924, el presidente de EEUU Calvin Coolidge pidió 

que el día fuera reconocido por la nación, pero no se instauró como fiesta nacional. Durante esa década la fiesta se popularizó, y Smart consiguió que 
el sector comercial se implicara en la celebración. Años antes, el presidente Woodrow Wilson ya había querido oficializar esta fiesta, pero el Congreso 
se resistió por temor a que fuera una festividad basada en el comercio.
En 1966, el presidente Lyndon B. Johnson hizo la primera proclamación presidencial en honor a los padres, designando el 3º domingo de junio como Día del Padre. 6 años más tarde, en 1972, el presidente Richard Nixon firmó la ley que convertía la fecha en una fiesta nacional permanente.
EXTENSIÓN POR AMÉRICA Y EL RESTO DEL MUNDO
La consolidación de la celebración en EEUU en esa fecha favoreció su extensión por otros países americanos e incluso del resto del mundo. En Argentina, por ejemplo, el 1º Día del Padre se había organizado el 24 de agosto de 1958 en honor al general José de San Martín, considerado el 

padre de la patria, pero en los años 60 la festividad se cambió al 3º 
domingo de junio.
Después de este día, la jornada más común para celebrar el Día del Padre 

es el 19 de marzo (por San José, padre de Jesús). España, Bolivia, 
Honduras e Italia, entre otros países, conmemoran la festividad en esa 
fecha.

domingo, 18 de junio de 2017

Galicia: Mujer condenada por no pagar la pensión de alimentos

Condenada a pagar 11.400 euros por saltarse la pensión de alimentos.
Deberá abonar a su exmarido la citada cantidad y cubrir las costas del juicio.
LA VOZ de Galicia, OURENSE 17/06/2017
Una mujer tendrá que pagar 11.400 euros a su exmarido por no haber abonado la pensión de alimentos a sus 3 hijos que el juez estableció cuando ambos se divorciaron en 2012. La cuota mensual ascendía a 200 euros y desde octubre de ese año -cuando se dictó la sentencia de divorcio que puso fin al matrimonio en el juzgado de 1ª instancia de Verín- hasta junio de 2017 la mujer, pese a tener capacidad económica para ello según se afirma en el escrito judicial, no abonó ninguna cantidad.
El Código Penal castiga a los que cometen un delito de abandono de familia de este tipo con penas de prisión, de 3 meses a 1 año, y al pago de las cuantías adeudadas. En su caso tendrá que hacer frente a las cuotas de 2013, 2014, 2015, 2016, 3 meses de 2012 y todos los transcurridos de 2017, así como las costas.
Nota: Tras 5 años: Noticia concreta y breve... ¿Por que será? Piratilla.......

sábado, 17 de junio de 2017

¿Hacia la custodia compartida?

La custodia exclusiva sigue siendo mayoritaria en los divorcios en La Rioja, pero cada año aumentan las que reparten la crianza entre ambos padres.
M. CASADO, LOGROÑO, 16 junio 2017
Lo «fundamental y la base de toda resolución es buscar el beneficio el menor», repiten una y otra vez letrados, jueces, personal administrativo y psicólogos cuando se trata de hablar de medidas de guardia y custodia en situaciones de divorcios o separaciones, en definitiva, de rupturas familiares. En este contexto la custodia compartida va ganando terreno en los últimos años. Según datos del INE, en 2011 apenas el 6,9% de las sentencias de divorcio con hijos en La Rioja se resolvían con custodia compartida; un porcentaje que se duplicaba al año siguiente y que continúa al alza. Así, tal como muestran las últimas cifras conocidas, las del ejercicio 2015, casi 1 de cada 4 divorcios riojanos concluyen con la custodia compartida, en concreto el 24,1%. Pero la línea es ascendente. «El cambio es sustancial, antes se partía de la custodia materna y desde hace unos pocos años cada vez tiene más peso la compartida, se ve como beneficiosa para los niños», subraya la abogada matrimonialista Laura Ramírez. Su colega Raquel Asensio lo reafirma: «En los últimos años se va convirtiendo en un sistema más habitual. Refleja, en mi opinión, el cambio de roles sociales, la corresponsabilidad de padres y madres y, sobre todo, está apoyado en la jurisprudencia».
Además del aspecto social todo tiene también una respuesta legal. Si bien, como recuerda Asensio, ya comenzaron a verse sentencias de este tipo en el Tribunal Supremo en el 2009, han sido algunas posteriores las que han supuesto un cambio y han sentado jurisprudencia.
Una de las más destacadas fue la del 29 de abril de 2013, que «viene a decir que la guardia y custodia no es una medida excepcional, que ya habría que considerarla la medida normal y deseable para que sea efectivo el derecho de los hijos a relacionarse con ambos padres, incluso en situaciones de crisis», explica Asensio. 

Pero, ¿por qué antes no se aplicaba? 
Todo respondía al art. 92 de la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio. Este artículo, en concreto en su 8º párrafo, habla de que «excepcionalmente, aun cuando no se den los supuestos del apartado 5º de este artículo, el juez, a instancia de una de las partes y con informe favorable del Ministerio Fiscal, podrá acordar la guarda y custodia compartida fundamentándola en que sólo de esta forma se protege adecuadamente el interés superior del menor».
Ahora esa excepcionalidad, a través de las sentencias del Supremo, ha sido desterrada. La Rioja va en línea con el resto del país. A falta de datos exactos, lo que sí se puede afirmar, según fuentes judiciales, es que «el 70% de las custodias compartidas que se solicitan son concedidas». 
¿Y cuántas son solicitadas en este régimen? «Todavía no llegan al 50% de las totales, las custodias exclusivas siguen siendo mayoritarias», reconocen desde el ámbito judicial riojano.
Sin embargo, como insisten todas las partes, no debe considerarse la guardia y custodia compartida como la única opción válida para el menor. «Hay que estudiar caso por caso; la compartida es beneficiosa cuando el niño ha estado con ambos, pero no tanto en los que han sido básicamente criados por uno solo de los progenitores. En este caso la exclusiva puede ser la adecuada. Cada divorcio es un mundo», recalcan las abogadas especialistas.
Múltiples variantes
Dentro de los términos que conciernen a los regímenes de custodia compartida no hay una fórmula. «Lo ideal, si se puede, es intentar mantener lo que había antes de la ruptura en cuanto a compartir espacios de los padres y los hijos; para ello se necesita sentido común, contar con predisposición por parte de los progenitores, cumplir unos horarios...», apunta la abogada Asensio.
En términos prácticos la variedad de fórmulas es notable. «La forma en la que se aplique la custodia compartida suele depender de si la resolución de las medidas definitivas llega por mutuo acuerdo o por contencioso», admite Laura Ramírez. Así, una de las más frecuentes es el reparto semanal, cuyo intercambio del niño se hace el lunes, en el colegio. También se aplican custodias por períodos más largos, 15 días, o incluso trimestrales, o más cortos, la mitad de semana con un padre y la otra mitad con otro. Siempre es el niño el que se traslada de vivienda, excepto en las casos en los que el menor pernocta en una vivienda pero pasa la mayor parte de su jornada con su otro progenitor.
Lo que ni Asensio ni Ramírez recomiendan es la fórmula de una vivienda satélite, en la que habite de continuo el niño y sean los padres los que se muevan: «Por un lado tiene el hándicap de que exige tener 3 casas disponibles, una la común y otras dos para los padres, con lo que significa económicamente esto. Además, el hecho de tener una vivienda en común no trae mas que conflictos entre una pareja ya rota: que si no has repuesto la comida, que si no has limpiado... Y esa conflictividad acaba afectando al niño», subrayan.
Falsas creencias
A menudo cuando se habla de custodias compartidas socialmente se tienen una creencias al respecto. Algunas de ellas, como recalcan las letradas, son erróneas. Una de ellas tiene que ver con lo que implica lo «compartido». Y es que contar con una guardia y custodia compartida «no significa que tenga que ser obligatoriamente al 50%; puede ser en proporciones no igualitarias. Quizás, al principio se hablaba más de periodos equitativos pero ahora se estudia más cada situación: disponibilidad horaria, cómo estaban participando en la crianza antes del divorcio, etc.».
Otro tema que engendra confusión tiene que ver con la pensión alimenticia, ya que la custodia compartida no significa obligatoriamente que no deba pasarse pensión. «Si la situación de uno frente al otro es más beneficiosa tendrá que contribuir en el cuidado de sus hijos con una partida más, aunque sea custodia compartida», precisa la abogada Laura Ramírez. Además, en ciertos casos se solicita la compartida aun a sabiendas de que no es lo más indicado solo para negociar la pensión de alimentos con la otra parte.
Pero las falsas creencias no se quedan solo ahí: «Se tiende a confundir conceptos como custodia y patria potestad», reconoce Ramírez. En este sentido, según explica, «por la condición de padre o madre se deben tomar decisiones de salud, educación, etc., al 50%, sea una custodia exclusiva o compartida». Pero no siempre se entiende así. «Solemos tener problemas porque cuando uno tiene la custodia se siente con la potestad de decidir todo y debe ser por consenso».
Y llegan las dudas, ¿en todos los casos es recomendable la compartida?, ¿a cualquier edad? «En niños muy pequeños se suele pedir la custodia exclusiva, aunque también hay críos de 13 meses que están en compartida. Depende mucho de lo que haya sucedido antes del procedimiento de divorcio: cómo era el reparto de tareas dentro de la propia familia, de los turnos de trabajo...», afirma Ramírez. Por eso, concluye, «hay un tipo de custodia para cada familia».
Nota: la periodista se atreve a decir que no hay datos exactos, confunde el tribunal Constitucional con el Supremo sobre la excepcionalidad o no, y nos cuenta el punto de vista de las feministas, obviando lo que sucede en el resto de la comunidad Europea, al respecto y es que España sigue siendo el Cuerno de Africa. Vamos, tercermundista. Por cierto, las Custodias Compartidas, se "conceden" en los procesos de Mutuo Acuerdo y no en los Contenciosos. Seguimos en conflicto y por lo tanto, negocio para los abogados. Y es que la Mujer tiene que seguir cuidando (Custodia) de los hijos.

España: Sigue en aumento el número de divorcios

MÁS INFORMACIÓN :
Aumentan los litigios en los procesos de divorcio y separación
Los divorcios de mutuo acuerdo y los desahuciados estarán exentos de tasas .
Las demandas de separación y divorcio suben un 4,8% en el 1º trimestre de 2017
Cantabria, Cataluña y Comunidad Valenciana son las autonomías con más solicitudes de disolución matrimonial.
elpais.com/Madrid, 16 JUN 2017
El número de demandas de disolución matrimonial —separaciones y divorcios— ha aumentado en España durante los 3 primeros meses de 2017. Las 31.694 demandas registradas suponen un 4,8% más que las presentadas en el mismo periodo del año anterior, según los datos publicados este viernes por el Consejo General del Poder Judicial. Cantabria, Cataluña y la Comunidad Valenciana son las comunidades en las que más demandas se han presentado.
En estos 3 primeros meses del año ha habido incrementos interanuales en todas las formas de disolución matrimonial, pero el mayor se ha registrado en los divorcios contenciosos, que han subido un 8,4%, al pasar de 11.699 a 12.679. Los divorcios consensuados aumentaron un 2,6% con respecto a los registrados entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2016.
También ha habido más demandas de separación. Las separaciones consensuadas (1.041) suponen un 2,4% más que las presentadas en el 1º trimestre del año pasado. Las no consensuadas (491), un 2,7% más. Durante los 3 primeros meses de este año se han presentado además 41 demandas de nulidad matrimonial.
Cantabria, Cataluña y la Comunidad Valenciana son las comunidades autónomas con más demandas de disolución matrimonial, con una tasa de 0,8 por cada 1.000 habitantes. Les siguen Andalucía, Asturias, Baleares y Castilla-La Mancha, con un 0,7%. Esta es la media nacional. 

La tasa más baja se registró en Castilla y León, con un 0,5%.
Todos los procedimientos de modificación de medidas, matrimoniales y no matrimoniales, también han presentado incrementos en el 1º trimestre del año. Se iniciaron 2.859 procedimientos de modificación de medidas matrimoniales consensuadas, lo que supone un 16,5% más que en el mismo trimestre del año anterior, y 9.186 procedimientos de modificación de medidas no consensuadas, con un incremento del 7,4%.
En cuanto a la guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, se registraron 5.030 demandas de modificación de medidas consensuadas (un 12,6% más que en el 1º trimestre de 2016), frente a 7.776 demandas de modificación de medidas no consensuadas (un incremento del 13,6%).

Custodia Compartida: Relaciones entre Padres e hijos

Más de la mitad de los niños pequeños no juegan con sus padres 
actasanitaria.com/16 JUN, 2017 
El 55 % de los niños de 3 y 4 años de 74 países no juegan ni realizan ninguna actividad educativa con sus padres, según un nuevo informe del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), lo que afecta directamente a su salud mental. Los resultados del informe indicaron que 40 millones de niños no realizan ninguna de esas actividades con sus padres, pese a que según UNICEF los estudios científicos recientes prueban que, cuando los menores pasan sus 1ºs años en un ambiente armónico y estimulante, se pueden formar muy rápidamente nuevas conexiones neurológicas que ayudan a determinar su salud y su capacidad de aprender y de manejar el estrés, además de influir en su talento para desempeñarse exitosamente en la vida adulta. Asimismo, las investigaciones muestran que cuando los niños tienen una interacción positiva con sus padres, tienen una mejor salud mental, autoestima y satisfacción a largo plazo. Para promover la participación de los padres con los hijos, UNICEF ha lanzado una iniciativa en la que invita a las familias a publicar en Instagram y Twitter fotos y videos de “súper papás” bajo la etiqueta #LaPrimeraInfanciaImporta.
Nota: Si encima los Jueces de Familia, alejan a los padres de sus hijos, tras el divorcio, ya me dirás el resultado. 

jueves, 15 de junio de 2017

Divorcio: Con la custodia de los hijos hemos topado


¿cuál es la mejor opción?.
Hoy en día hay muchos tipos distintos de familias, de la misma manera que hay distintos tipos de separaciones. Siempre ha de primar el bienestar del niño. 
MARTA Mª  PELÁEZ, psicóloga, educadora infantil, mediadora.14 JUN 2017
Sol y Luna decidieron formar una familia, su vida tenía más sentido el uno con el otro, así que se armaron de valor y dieron el gran paso. ¡Y fueron felices y comieron perdices! Generalmente así acaban casi todos los cuentos que se precien, el amor lo puede todo y ambos saben que ese amor es eterno.
Pero un buen día, descubrieron que ya no había perdices, tan solo había una hija (Estrella)…y nada más. Según una canción de Mecano, “el día que tengas ojos rojos y te estornudé la nariz, vamos a hacer lo que podamos por cenar perdiz”, pero ¿qué hacer cuando ya no queda, casi, ni el recuerdo de la perdiz?
EL MÉDICO DE MI HIJ@
Para ayudar a los padres en la tarea de encontrar información útil, fiable y basada en la evidencia científica, y a la vez, crear una comunidad donde profesionales y familias se enseñen los unos a los otros, nació en 2011 el grupo de Facebook El médico de mi hij@.
En él, profesionales de todos los campos relacionados con la salud infantil, entre ellos su creador, el pediatra y colaborador de este diario Jesús Martínez, atienden a las dudas que nos pueden surgir en el día a día de forma gratuita.
Caben 3 opciones:
Salir juntos a cazar perdices nuevas.
Resignarse el resto de la vida a comer pollo.
Deshacer la unión que resultó no ser eterna y buscar, cada uno por su cuenta, sus propias perdices. 
¿Y qué pasa con Estrella? Ella no ha decidido nada, lo que ha conocido desde que nació se está desmoronando a su lado de forma irremediable, y ella no entiende nada.
¿Cómo crees que acabará este nuevo cuento? Para y piénsalo por un momento.
…………………………………………………………………………………….
Es muy posible que acabe con una disputa por la custodia de Estrella. Y es aquí donde ahora uno espera ver de qué lado me posicionaré, ¿me posicionaré del lado de la madre? ¿Me posicionaré del lado del padre? La respuesta es sencilla y contundente, solo hay un lugar desde el que posicionarse, un único lado válido. Y ese no es otro que el de los hijos. Cualquier otra opción es, cuando menos, irresponsable. (...).
Y siempre explico que lo que debe primar es el bienestar, en todos los sentidos, de los hijos.
¿Qué tipo de custodia es la mejor? Pues según varios estudios, la mejor, estadísticamente hablando, es la custodia compartida. Sin embargo, habría que analizar cada situación particular para poder ver qué es lo mejor para los hijos en cada caso. En algunos países, se tiene en cuenta la figura del progenitor más generoso, de manera que, en caso de duda, conceden la custodia al progenitor que esté, por ejemplo, dispuesto a dejar que pasen más tiempo con el otro. Habrá casos en los que lo mejor será la custodia compartida (cada vez más por suerte), otros en lo que lo mejor sea estar con la madre y otros en los que lo conveniente para los hijos sea que la custodia la tenga el padre.
¿El padre, pensaréis algunos? Pues sí. Hay una idea extendida en la que se cree que la custodia debe ser para la madre, algunos, incluso, creen que es una idea feminista. Pero, si lo piensas bien, no es tan feminista y podría ser más bien lo contrario. Esta idea viene de la idea tradicional de familia en la que el marido trabajaba y la mujer se ocupaba de la crianza de los hijos y desde la que no tienen cabida otras formas nuevas de familia. Y, en algunas ocasiones, me encuentro con madres divorciadas que se sienten atrapadas en esta situación. También me encuentro con hombres que sufren muchísimo por no reconocerse su derecho como padres y verse privados de lo que más quieren en este mundo. En todos estos casos, ¿no sería mucha mejor opción para todos compartir la custodia de forma efectiva y real?
La custodia compartida favorece la corresponsabilidad, compartir la responsabilidad de la educación de los hijos, la comunicación y participar activamente en la toma de decisiones. Para el hijo es importante mantener una relación real con ambos, es fundamental en su desarrollo emocional y en su personalidad. El hijo nunca debe suponer una moneda de cambio, ni algo que repartirse, ni utilizarlo como forma de chantaje o venganza creando situaciones, en ocasiones, que ríete tú de La guerra de los Rose.
La custodia compartida no implica, necesariamente, dividir el tiempo a partes exactamente iguales, no siempre es posible ni es lo mejor. Habrá que estudiar con minuciosidad qué sistema podría funcionar mejor en cada caso.
Algunos llegan a pensar que se quiere la custodia compartida para evitar pagar pensión. Pues, en esos casos, lamento deciros que tampoco es del todo cierto. Volvemos a la idea que hoy quiero transmitir: el bien del hijo. Y desde ahí, lo que prima a nivel económico es cubrir sus necesidades, de manera que, cada uno se hará cargo de hacerlo en el periodo de tiempo en que está con el niño y, además, se realizará un cálculo sobre la base de que el progenitor que más gane aportará más. Así que no siempre se evitará pagar la pensión de los hijos en régimen de custodia compartida.
Hoy en día hay muchos tipos distintos de familias, no solo el modelo tradicional, de la misma manera que hay distintos tipos de separaciones y custodias. En todas debe primar el beneficio de los hijos. Y cuando hablamos de cubrir sus necesidades, nos referimos a todas, no solo las de higiene o alimentación, también otras como las emocionales. Así que es fundamental tratar de buscar una forma de mantener una comunicación fluida y coordinar esfuerzos para lograr coherencia en la educación de los hijos.
La mejor situación para los niños es la de la convivencia armónica con ambos progenitores (siguen comiendo perdices para siempre como creían al principio), pero, cuando no es posible, habrá que estudiar cada caso particular, y, si existe duda, encaminar la situación hacia una custodia compartida. Ahora ya no se trata de repartir una perdiz, ahora se trata de que haya 2 perdices que compartir (...).
En mi final, Estrella es una niña feliz, Luna y Sol han encontrado la forma de entenderse y de comunicarse en su beneficio, es más, son cómplices en todo lo que tiene que ver con ella, se ayudan y apoyan. Estrella tiene 2 perdices y ha aprendido a vivirlo con naturalidad. Sabe que sus padres la quieren.
Escribe tú tu propio final…si quieres.
Nota: De acuerdo que haya que ver cada caso en particular, pero partiendo de la norma general de un Divorcio: Liquidación de Bienes Gananciales y Custodia Compartida de los menores y el Juez viendo las características de cada unidad familiar, verá la posibilidad o no, de "Concederla". NO! como ahora que el que se queda con la Custodia de los menores se queda con la Atribución del Uso y Disfrute de la que fue la vivienda familiar, no del resto de viviendas si existieran.

miércoles, 14 de junio de 2017

Aragón contra la Custodia Compartida en los procesos de divorcio

El PAR pide revisar en ponencia la custodia compartida antes de cambiar la ley.
María Herrero, la diputada del PAR, ha hecho un balance "sumamente positivo" del funcionamiento de esta ley desde su aprobación hace 7 años.
Efe, Zaragoza, 3/06/2017
El grupo parlamentario del PAR en las Cortes de Aragón propondrá la reactivación de la ponencia de Derecho Foral para realizar un seguimiento con expertos del funcionamiento de la ley de la custodia compartida antes de cualquier cambio en la norma.
Lo hará a través de una moción, según ha anunciado en rueda de prensa la diputada aragonesista María Herrero, quien justifica la iniciativa después de que algunos grupos parlamentarios hayan puesto la ley en cuestión.
Herrero está convencida de que la conclusión de la ponencia será que esta norma "es la mejor posible" y que "no se puede retroceder", pero no descarta que se puedan realizar sugerencias para agilizar su funcionamiento.
La diputada del PAR ha hecho un balance "sumamente positivo" del funcionamiento de esta ley desde su aprobación hace 7 años, sobre todo por el "efecto dominó" que ha tenido en otras comunidades autónomas.
Según Herrero, en Aragón el 34% de las custodias son compartidas, en Cataluña el 40%, el 38% en Baleares, el 36% en Valencia, el 27% en Navarra y el 26% en el País Vasco, e incluso alcanzan el 20% en Cantabria, a pesar de que no cuentan con una norma.
No obstante, ha advertido de que tener aprobada una ley no quiere decir que los jueces concedan la custodia compartida de forma automática si no que se otorga de forma preferente y en función del interés del menor.
"Creemos que en general es lo mejor para el bienestar emocional de los niños", ha dicho Herrero, quien considera que además "tienen el derecho de seguir relacionándose con los 2 progenitores en igualdad de condiciones".
La parlamentaria aragonesista considera que este sistema repercutirá en una mayor madurez de la sociedad y ha insistido en que no se debería afrontar ningún cambio de la ley sin haber escuchado las ideas o aportaciones de profesionales.
Nota: No dice que el nº de Custodias Compartidas se dan en los procesos de Mutuo Acuerdo y apenas, en los Procesos Contenciosos, que es donde esta el problema y la conflictividad. ¿Crear una ley para los Mutuos Acuerdos? Algo no va bien......

¿Qué sucede con las deudas del matrimonio tras el divorcio?

diariocritico.com/Martes, 13 de junio de 2017
En régimen de gananciales las deudas del matrimonio se comparten.
El momento del divorcio nunca es plato apetecible para nadie. Al margen de la sacudida emocional que representa la ruptura definitiva con la pareja, aparecen cuestiones incómodas que se deben resolver y que pueden llegar a ser motivo de enfrentamiento: custodia de los hijos, hipoteca, propiedades, deudas…
En España, 114.000 parejas pasaron por el trance de un divorcio en 2016 y buena parte de ellas había contraído deudas en común. La más habitual es la hipoteca de la casa, pero puede haber también préstamos personales, deudas de juego, etc. 
¿Qué sucede con todo ello?, ¿quién debe asumir las deudas del matrimonio?
Régimen de gananciales: todas las deudas a partes iguales
Cada pareja es un mundo y pueden adoptarse diversas fórmulas para resolver el puzle de las deudas, pero lo más normal es que todo se determine en función del régimen económico estipulado por la pareja en las capitulaciones matrimoniales.
La mayor parte de matrimonios en el estado español se rigen por el régimen de bienes gananciales. De acuerdo con este sistema, los 2 miembros de la pareja actúan como una sociedad en lo que concierne a la economía familiar. Es decir, cualquier ingreso o bien adquirido durante el matrimonio se considera propiedad común, y lo mismo pasa con las deudas.
Pongamos un ejemplo: supongamos que Javier, esposo de María, solicita un préstamo personal para adquirir un vehículo nuevo. Pues bien, aunque el préstamo se hubiese tramitado sin el conocimiento ni consentimiento de su mujer, María se encontraría comprometida con el pago de esa deuda.
La única excepción estaría en los bienes o deudas que hubiese podido contraer Javier antes o después del matrimonio. En ese caso, las deudas serían solo responsabilidad suya y María estaría libre de cargas. También ocurriría lo mismo si la deuda estuviese relacionada con el juego o con apuestas. En ese supuesto, la deuda recaería en el conjugue que la causó y la pareja quedaría exenta de responsabilidad.
Así pues, el régimen de gananciales obliga a los miembros de la pareja a asumir por partes iguales las deudas que hayan contraído entre ambos. En el caso de una hipoteca, por ejemplo, lo más aconsejable para resolver el conflicto sería vender la casa y liquidar el préstamo.
Régimen de separación de bienes: solo se pagan a medias las deudas en común
Cuando el matrimonio se rige por el régimen de separación de bienes, como ocurre en Cataluña, Valencia y Baleares, los 2 miembros de la pareja tienen la obligación de contribuir a las cargas o gastos familiares y deben responder de forma solidaria en caso de deudas en común. Sin embargo, las deudas que pueda contraer cada miembro de la pareja por separado son exclusivamente suyas. Por tanto, y siguiendo con el ejemplo anterior, el préstamo de Javier para la compra del coche debería asumirlo él en caso de divorcio, y su mujer quedaría exenta de responsabilidades.
Sea cual sea el régimen escogido, lo más recomendable es ponerse en manos de un abogado matrimonialista en el momento de tramitar el divorcio. El podrá determinar qué deudas pertenecen a la sociedad matrimonial y cuáles deben ser asumidas en exclusiva por cada uno de los cónyuges.
Nota: Desde la Asociación Padres y Madres en Acción (PAMAC), asesoramos de manera profesional sobre los distintos procesos de Divorcio, con la máxima eficacia y en el menor tiempo posible de litigio.

viernes, 9 de junio de 2017

Divorcio, vivienda y Custodia compartida

Una juez retira a una madre divorciada el uso de la vivienda familiar y se la otorga al padre.
Valora los “ingresos similares” y le concede la custodia compartida de sus 2 hijos.
JESÚS MORALES, Pamplona, 8.06.2017 -
El Juzgado de Familia de Pamplona ha acordado conceder a un padre divorciado el uso de la vivienda familiar al estimar parcialmente su demanda para modificar el convenio regulador pactado en 2013 con su ex-mujer, que ahora debe abandonarla. La juez, que ha tenido en cuenta la similitud de sus ingresos, también otorga al padre la guarda y custodia compartida de sus 2 hijos al considerar que es conveniente un reparto más equilibrado del tiempo que convinieron hace casi 4 años.
La sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Pamplona, que ya ha adquirido firmeza, resuelve la demanda presentada por el padre de 2 niños de 12 y 9 años, vecinos de Pamplona, contra el convenio regulador formalizado el 24 de octubre de 2013, en el que se estableció la guarda y custodia de los hijos para la madre, con uso del domicilio familiar para su parte y también abono del préstamo hipotecario. En cuanto al padre, disponía de visitas en fines de semana alternos y obligación de satisfacer una pensión alimenticia de 200 euros mensuales.
En la demanda estimada ahora parcialmente y dirigida por la abogada Carmen Sala, el progenitor planteó que se le atribuyese la guarda y custodia de los hijos, con una pensión de la madre de 700 euros y, subsidiariamente, la guarda y custodia compartida por periodos de 5 meses consecutivos, con vacaciones repartidas y sin fijar pensión alimentaria para que cada progenitor custodio se hiciera cargo de los gastos en cada periodo, o una guarda y custodia compartida por el periodo que considerase oportuno el equipo psicosocial del juzgado. En cuanto a la vivienda, proponía liquidarla y que hasta entonces se le otorgase el uso a él, con la misma obligación de abonar la hipoteca que venía haciendo frente la madre.
En su respuesta, la demandada se opuso y solicitó que la pensión de alimentos aumentase de 200 a 500 euros al mes y que el padre se hiciera cargo de pagar la mitad de la hipoteca; en el caso de acordarse la custodia compartida, planteó que la contribución de los progenitores se efectuase a medias, así como el uso de la vivienda familiar hasta su liquidación por un reparto alterno por años, empezando por la ella y con la misma obligación de pagar a medias la hipoteca.
El Ministerio Fiscal, por su parte, informó a favor de la custodia compartida semanal “basándose en el exclusivo interés de los menores”, con una contribución de 300 euros al mes por parte del padre y de 150 euros al mes por parte de la madre a una cuenta destinada a los gastos alimentarios de los niños.
SITUACIÓN LABORAL Y ECONÓMICA. 
En la sentencia se señala que la madre regenta un negocio hostelero con varios empleados y que convive en el domicilio familiar con su pareja, con la que comparte gastos, educación de los menores y tareas. Además, indica que declara unos ingresos aproximados de 1.230 euros al mes y que abona los 528 euros de hipoteca mensuales más los 60 euros de comunidad por haber sido así convenido por ambos progenitores. 
Por su parte, el padre vive de alquiler, por el que abona 360 euros al mes, y tiene un contrato indefinido en una empresa del polígono de Landaben, donde percibe unos 1.250 euros al mes y 2 pagas extras similares.
Tras la correspondiente exploración de los menores, la psicóloga del juzgado concluyó que “el régimen más adecuado para los menores es el reparto igualitario de tiempo entre sus progenitores”, ya que entre otros motivos “tienen una capacidad parental individual dentro de la normalidad, siendo capaces cada uno de atender a sus hijos adecuadamente de forma responsable y afectiva, manteniendo un similar estilo educativo y en todo caso perfectamente asumido por los menores”, los cuales si bien tienen un vínculo consolidado y seguro con cada progenitor, “reclaman mayor presencia paterna”. 
Por su parte, la trabajadora social del juzgado resaltó que ambos progenitores cuentan “con adecuadas condiciones económicas, viviendas cercanas con habitaciones propias en cada casa, con ayuda/soporte en caso de necesidad para atender a los menores”.
A la vista de estas recomendaciones, la juez ha resuelto que el sistema de custodia compartida es el “más acorde y beneficioso” para los dos menores, ya que si bien las partes acordaron en un 1º momento la conveniencia de atribuir la guarda y custodia a la madre, también se especificó que era “transitorio y revisable al año”. Además, destaca la sentencia, las edades actuales de los menores con plena autonomía de tareas y plena integración en el estilo paterno y materno “hace hoy aconsejable” el sistema de custodia compartida, que fija con periodicidad semanal por indicación del Ministerio Fiscal.
Derivada de esta custodia compartida, y tras destacar que los dos progenitores tienen “ingresos similares”, la juez acuerda atribuir al padre el uso de la vivienda familiar. “En términos de equidad, habiendo disfrutado estos años la demandada de ella, es de justicia que mientras no se liquide, su uso sea atribuido al actor y en todo caso con un máximo de 3 años”. Además, la juez acuerda que el pago de la hipoteca se realice a medias por ambas partes (no solo por el padre como venía ocurriendo con la madre) y establece que cada progenitor aporte 250 euros mensuales, dado que “las nóminas, vida laboral e IRPF no muestran una evidente diferencia de ingresos entre uno y otro”.

Custodia Compartida: Atribución y Uso de la ex-vivienda familiar II

Por Paloma Zabalgo, miembro de la AEAFA
El Tribunal Supremo ha establecido recientemente nuevos criterios interpretativos en cuanto a la atribución del uso y disfrute del domicilio familiar, y que muy poco a poco vienen siendo acogidas tanto por los Juzgados de Primera Instancia, como por las Audiencia Provinciales.
DOMICILIO FAMILIAR EN CUSTODIA COMPARTIDA
-En cuanto a la atribución del uso y disfrute del domicilio familiar en caso de custodia compartida, supone una situación mucho más compleja que la anteriormente expuesta, teniendo en cuenta, como ya hemos dicho, la falta de regulación legal sobre esta cuestión, y la necesaria interpretación que ha tenido que realizar el Tribunal Supremo de los preceptos legales existentes y aplicarlos analógicamente al sistema de custodia compartida, lo que ha obligado al Tribunal Supremo a ejercer las labores que el legislador no se ha atrevido a realizar, existiendo un grave vacío legal.
La custodia compartida, ha perdido el carácter excepcional que aún a día de hoy le confiere el Código Civil, disponiendo el Tribunal Supremo en Sentencia de fecha 25 de abril de 2014, que dicha medida es normal y deseable, para a continuación dictar numerosas sentencias dictadas por el Supremo, que otorgan “pautas” que permitan regular las demás medidas inherentes a este sistema de custodia, como las derivadas de la pensión de alimentos o bien, en el caso que nos ocupa, la atribución del uso y disfrute del domicilio familiar.
Por tanto y a diferencia de lo expuesto en cuanto a la atribución del domicilio familiar en caso de custodia exclusiva, el Tribunal Supremo ha entendido, que en caso de régimen de custodia compartida, ya no nos encontramos ante lo dispuesto en el apartado 1º del Código Civil, – ya no existe el imperativo legal en protección de los menores- sino que la atribución del uso y disfrute del domicilio familiar deberá ser regulada conforme a lo dispuesto en el apartado 2º de dicho precepto legal, por aplicación analógica y, en este caso, admitiendo el establecimiento de limitaciones.
El Tribunal Supremo entiende – Sentencia de 17 de noviembre de 2015- que el principio de protección de los menores en el caso de guarda y custodia compartida se encuentra no ya en la necesidad de proteger a los menores otorgándoles el uso de una vivienda, sino que consiste en compaginar los periodos de estancias de los hijos con cada uno de sus progenitores, los hijos ya no residirán habitualmente en un domicilio, sino que, con la periodicidad establecida, habitarán en el domicilio de cada uno de los progenitores.
No existe ya una residencia única, sino que existen 2 viviendas, por lo que no es necesaria la adscripción de la vivienda familiar como protección del menor, lo que permite a los tribunales, establecer las medidas que sean más adecuadas, conforme a la valoración de las demás circunstancias existentes, con especial atención a 2 factores:
– el 1º, el interés más digno de protección, precisando el Tribunal que no es otro que aquel que permite compaginar los periodos de estancia de los hijos con sus 2 padres, y,
– en 2º lugar, debiendo tener en cuenta a quien pertenece la vivienda familiar, si es privativa de uno de los cónyuges, pertenece a ambos o a un tercero. – Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 24 de octubre de 2014-. De esta forma, se pretende aunar el interés de los menores – en cuanto al tiempo de estancias – con el interés del titular o titulares de la vivienda.
Es decir, ante un caso de custodia exclusiva, y aún a pesar de que el progenitor custodio dispusiera de otra vivienda, el domicilio familiar – aún privativo del no custodio – quedaba adscrito al derecho de uso de los menores, no permitiendo la jurisprudencia otra solución que pudiera suponer una limitación a ese derecho de uso. Cuestión que ya no ocurre en caso de custodia compartida, en la cual se pueden establecer soluciones diferentes en atención a las demás circunstancias existentes.
En este sentido, existen resoluciones judiciales que han optado por establecer la denominada “casa nido”, esto es, que los hijos menores permanezcan en el domicilio, siendo los padres quienes se trasladen en sus estancias con el menor, si bien, este tipo de medida, cada vez es menos habitual, ante los problemas que conlleva: por un lado, los económicos, al tener que existir tres viviendas, una donde se encuentra el menor, y una para cada progenitor en el tiempo de estancias que no están en la vivienda familiar, y por otro por cuestiones puramente cotidianas, como la limpieza la vivienda, el pago de los suministros etc.
En el caso que la vivienda sea copropiedad de ambos padres o de la sociedad de gananciales, se establecen limitaciones temporales a la atribución del uso del domicilio para cada progenitor, por ejemplo, en periodos de uso alternos anuales, semestrales etc., resoluciones judiciales generalmente condicionadas a la venta del domicilio familiar o liquidación de la sociedad de gananciales, de tal forma, que “ayude” a las partes a liquidar o vender dicho domicilio. También puede condicionarse simplemente ese uso a la venta o a la liquidación de gananciales, que supondrá un tiempo determinado, pero también limitado.
En el caso que la vivienda sea privativa de uno solo de los progenitores, en las resoluciones judiciales se intenta armonizar el derecho de uso de la vivienda con el derecho del titular de la vivienda, concediéndole el uso a quien es propietario del mismo, o estableciendo un uso limitado al que no lo es, pero permitiendo a su propietario recuperar dicha vivienda en un plazo de tiempo prudencial.
La doctrina expuesta permite al Tribunal, sin sujeción al mandato legal contenido en el apartado 1º del art. 96, establecer las medidas que considere oportunas, que pueden ser muy diferentes, ponderando todas las circunstancias y siempre en beneficio de los hijos menores. Esta situación de ponderación de las circunstancias que corresponde al Tribunal, también permite evitar que en muchas ocasiones se solicite por un progenitor un sistema de custodia compartida, simplemente porque no quiere que su vivienda quede adscrita a ese derecho de uso, o que el otro progenitor se niegue a ese sistema de custodia compartida, porque quiere quedarse con el uso de la vivienda, intenciones que pueden ser conocidas por el juzgado y decretar lo más beneficioso para los menores, con las limitaciones que considere mas convenientes.
En cualquier caso, y al igual que en el caso de custodia exclusiva en cuanto a esta materia, sigue existiendo desconociendo sobre esta materia, que impiden acuerdos o pactos razonables entre las partes e incluso sentencias que no acogen lo establecido por el Tribunal Supremo.
Y así la reciente Sentencia del Tribunal Supremo dictada con fecha 14 de marzo de 2017, viene a reiterar la doctrina de la Sala, en la que añade que la A.P. “desconoce” la jurisprudencia sobre esta materia, tanto en cuanto a la limitación del derecho de uso de la vivienda hasta la mayoría de edad de los hijos, como a la posibilidad de limitar este derecho en caso de custodia compartida, estableciendo que el derecho de uso en una guarda y custodia exclusiva concluye con la mayoría de edad, y que en caso de custodia compartida se impone una solución diferente, que permita compaginar los periodos de estancia de los hijos con sus progenitores.En definitiva, la doctrina jurisprudencial dictada, viene a intentar ponderar las diferentes circunstancias existentes, y adaptar las resoluciones judiciales a la realidad actual, protegiendo siempre el interés y beneficio de los hijos menores, que prevalece sobre cualquier otra cuestión, pero también intentando dar un equilibrio a los derechos económicos y patrimoniales de los cónyuges, y aún más en la situación actual del sistema de custodia compartida, ante la falta de una regulación legal sobre esta cuestión.

Custodia Monoparental: atribución del uso y disfrute del ex-domicilio familiar

Por Paloma Zabalgo, miembro de la AEAFA
El Tribunal Supremo ha establecido recientemente nuevos criterios interpretativos en cuanto a la atribución del uso y disfrute del domicilio familiar, y que muy poco a poco vienen siendo acogidas tanto por los Juzgados de Primera Instancia, como por las Audiencia Provinciales.
En cuanto a la atribución del uso y disfrute del domicilio familiar y lo dispuesto a este respecto en el art. 96 del Código Civil, es necesario diferenciar si nos encontramos ante el establecimiento de una custodia exclusiva, aplicándose en este caso lo dispuesto en el apartado 1º del citado artículo: o bien nos encontramos ante una custodia compartida, y por tanto se aplicará lo dispuesto en el apartado 2º de dicho precepto legal, según ha establecido el Tribunal Supremo, quien se ha visto obligado a realizar la labor que correspondía al legislador, ante su falta de respuesta y por el vacío legal existente sobre esta cuestión y la imperiosa necesidad de regular la custodia compartida junto con las demás medidas que le atañen. Y ello sin perjuicio de la regulación contenida sobre esta materia en Aragón, Cataluña etc,
REGIMEN DE CUSTODIA COMPARTIDA
En caso de custodia exclusiva, no existe discusión, la atribución del uso y disfrute del domicilio familiar es para los menores -junto con el cónyuge o progenitor custodio- y sin posibilidad de limitación alguna. Así la atribución del uso y disfrute del domicilio familiar supone un imperativo legal, contenido en el párrafo 1º del art. 96 del Código Civil, como así ha reiterado en diferentes sentencias el Tribunal Supremo.
En este sentido, el domicilio familiar puede ser propiedad de ambos cónyuges, propiedad de uno solo, o incluso propiedad de terceros, y con independencia de ello, el art. 96.1 del Código Civil y la jurisprudencia dictada a este respecto establecen que el uso debe ser atribuido a los menores, exista matrimonio o no, dado que el fundamento se encuentra en la protección de los menores y el principio de “favor filii”.
Así y hasta hace escasos años, la interpretación jurisprudencial que se realizaba de este artículo, suponía que la atribución del uso y disfrute de la vivienda familiar de los hijos, lo era, hasta su independencia económica; al no distinguir el párrafo 1º del art. 96 del Código Civil, entre hijos menores o hijos mayores de edad. En la práctica el establecimiento de este derecho de uso a favor de los hijos podía llegar a extenderse hasta los 25 ó 26 años de edad, teniendo en cuenta la situación del mercado laboral y las dificultades en alcanzar los hijos esa independencia económica.
La situación jurisprudencial expuesta dio un cambio esencial con la Sentencia del Pleno dictada por el Tribunal Supremo de fecha 5 de septiembre de 2011, la cual estableció una interpretación muy diferente hasta el momento seguida en cuanto a esta materia, al entender que la protección dispensada a los hijos en cuanto a la atribución del uso y disfrute del domicilio familiar, lo es, pero hasta su mayoría de edad.
En síntesis, la citada Sentencia viene a establecer que la protección que se otorga a los hijos menores de edad, no se extiende a los hijos mayores de edad, señalando que (…)“mientras la protección y asistencia debida a los hijos menores es incondicional y deriva directamente del mandato constitucional, no ocurre igual en el caso de los mayores, a salvo de una Ley que así lo establezca. (..)
El fundamento otorgado por el Tribunal Supremo en la interpretación que realiza esta sentencia, se encuentra 2 argumentaciones:
-La 1ª en cuanto al diferente tratamiento legal que efectúa el Código Civil en cuanto a los hijos menores y mayores de edad, siendo incondicional la protección y asistencia debida a los hijos menores, la cual deriva directamente del mandato constitucional, lo que no ocurre en el caso de los hijos mayores, salvo que una Ley así lo establezca.
– Y la 2ª argumentación, se encuentra en que no cabe vincular el derecho de uso de la vivienda familiar con la prestación alimenticia prevista en el art. 93.2 del Código Civil, respecto de los hijos mayores que convivan en el domicilio familiar y carezcan de ingresos propios. Entiende el Tribunal Supremo, que la prestación alimenticia a favor de los hijos mayores de edad – comprendiendo el derecho de habitación- debe fijarse conforme a lo dispuesto en el art. 142 del Código Civil que regula los alimentos entre parientes. Y añade, que dicha prestación admite su satisfacción de 2 maneras distintas, “bien incluyendo a la hora de cuantificarla la cantidad indispensable para habitación o bien, recibiendo y manteniendo en su propia casa al que tiene derecho a ellos”.
Es decir, que los hijos, una vez alcanzada su mayoría de edad no les alcanza la protección establecida en el art. 96 del Código Civil relativo a la atribución del uso a la vivienda sino que nos encontramos ante la regulación legal contenida en los art. 142 y siguientes del Código Civil relativos a los alimentos entre parientes, prestación que puede ser satisfecha incluyendo a la hora de cuantificarla en la cuantía “indispensable” para habitación, o manteniendo en su casa a los hijos que tienen ese derecho de habitación.
Esta línea doctrinal establecida por el Tribunal Supremo hace ya 6 años, actual-mente está siendo aplicada en los tribunales, si bien, con muchas reticencias, al existir un gran desconocimiento sobre esta materia. Existen muchas peticiones en demanda de solicitud de atribución del domicilio familiar hasta la independencia económica – o imposibilidad de llegar a acuerdos en un Convenio regulador por no conocer lo dispuesto por el Tribunal Supremo- y muchas resoluciones judiciales que así lo acuerdan, lo que obliga a su corrección por el órgano jerárquico superior, ya sea la Audiencia Provincial o, incluso el propio Tribunal Supremo, al existir todavía sentencias de las Audiencias Provinciales que no recogen dicha doctrina.

Delito de impago de pensiones

Este ebook gratuito elaborado por José María Torras Coll, magistrado de la A. P. de Barcelona y profesor colaborador del Curso de Litigación Penal del Colegio de Abogados de Sabadell, analiza los aspectos problemáticos y la casuística sobre el delito de impago de pensiones.
El derecho.com/Madrid | 08.06.17
Debido a la situación de crisis económica se han incrementado las denuncias por delito de impago de pensiones de alimentos impuestas por resolución judicial en procedimientos de divorcio contencioso o de mutuo acuerdo y otros relativos al establecimiento de pensiones alimenticias.
Ello ha generado un aumento de asuntos penales, evidenciando situaciones de penuria, de acuciante necesidad, que derivan en graves problemas de subsistencia de los miembros del núcleo familiar fracturado, pues a menudo la pensión por alimentos constituye el único ingreso de la unidad familiar disgregada, singularmente cuando de trata de familias monoparentales cuya cabeza de familia suele ser una mujer separada o divorciada o expareja de hecho o mujer víctima de esa lacra social llamada violencia de género, y con grandes dificultades, por su edad o escasa u obsoleta formación para acceder, para incorporarse al mercado laboral que registra una alta tasa de desempleo.
Conviene, ante todo, precisar que, conforme a lo dispuesto en el art. 142 del Código Civil, se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica. Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aún después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable.
Descárgate el ebook gratuito Delito de impago de pensiones, haciendo clic aquí.

miércoles, 7 de junio de 2017

Divorcio: Como tributan los hijos en el IRPF

Tributación conjunta (con los hijos, no con la ex).
Servicio de Llamada Experta de Lefebvre - El Derecho, Madrid | 06.06.17
La consultante, divorciada, tiene atribuida la custodia legal del hijo mayor, de 16 años de edad, y la custodia compartida del pequeño de los 2 hijos, de 6 años de edad. La tributación conjunta le sería muy beneficiosa, sin embargo, el padre también desea optar por la tributación conjunta con respecto al hijo menor.
La consultante pregunta si tiene la preferencia a la hora de optar por la tributación conjunta.
MIRPF nº 7800 s.
DGT CV 17-3-17 V711-17; CV 27-3-17 V785-17; CV 9-3-17 V620-17
El régimen de tributación conjunta es opcional, pero la opción debe ser ejercida por todos los miembros integrantes de la unidad familiar y, una vez ejercitada, no puede ser modificada para el mismo periodo impositivo, tras el plazo voluntario de presentación de la declaración de la renta. Sin embargo, el hecho de haber optado por la tributación conjunta en un periodo impositivo no vincula para periodos impositivos siguientes.
Pasamos a recordar las 2 modalidades de unidad familiar existentes:
- Una 1ª modalidad integrada por los cónyuges no separados legalmente junto con los hijos menores de edad, o mayores de edad pero incapacitados judicialmente y sujetos a patria potestad prorrogada.
Precisión: En esta modalidad de unidad familiar, no cabe incluir las parejas de hecho, ni excluir los matrimonios bajo separación de hecho y no de derecho.
Integran la unidad familiar los hijos de los padres, sin incluir el resto de descendientes (nietos, bisnietos), con independencia de que puedan aplicar por ellos el mínimo por descendientes.
- Una 2ª modalidad, en caso de separación legal o de que no exista vínculo matrimonial, la integrada por el padre o la madre y todos los hijos que convivan con uno y otro, siempre que cumplan los requisitos indicados anteriormente.
Precisión: En la presente modalidad, se incluyen las parejas de hecho, los solteros, viudos, divorciados, separados judicialmente, etc, es decir, aquellas situaciones en las que no exista vínculo matrimonial.
Una vez determinada la unidad familiar, podrán optar por la tributación conjunta todos los miembros de la misma, siempre y cuando todos ellos sean contribuyentes del IRPF (a efectos de residencia fiscal, según LIRPF art. 8,9,10).
En los supuestos de divorcio o separación legal, cuando la guarda y custodia de los hijos sea atribuida a uno de los progenitores, será este junto con los hijos menores que convivan con él, el que pueda optar por la tributación conjunta, estando el otro progenitor abocado a declarar en forma individual.
En cambio, en caso de guarda y custodia compartida, caben 2 posibilidades: una unidad familiar compuesta por la madre con los hijos a cargo que convivan con ella, o una unidad familiar integrada por el padre y los hijos menores que convivan con él. Estas 2 posibilidades son incompatibles, debido a que nadie puede formar parte de 2 unidades familiares al mismo tiempo.
En definitiva, ante la guarda y custodia compartida, cualquiera de los 2 progenitores puede optar por la tributación conjunta, por lo que, en caso de que ambos deseen tributar en conjunta, deberán llegar a un acuerdo para determinar cual de los 2 tributará en conjunta con los hijos menores con los que conviva, y cual tributará en individual. Todo ello, sin perjuicio de que ambos, en custodia compartida, puedan disfrutar del mínimo por descendiente al 50% cada uno, siempre que se cumplan los requisitos correspondientes.
Por tanto, en el caso planteado, caben 2 posibilidades: 
la 1ª es que la madre declare en conjunta junto con los 2 hijos menores de edad, en cuyo caso el padre tributaría en individual; y la 2ª es que el padre declare en conjunta con el hijo menor, estando la madre obligada a tributar en individual. Todo ello sin que exista un orden de prelación entre los progenitores, quedando supeditado al acuerdo entre ellos, y sin que la opción elegida en un periodo impositivo vincule para el ejercicio siguiente.

Violencia Doméstica: Acceso a una Vivienda Publica gratis

Acceso a la vivienda para víctimas de violencia de género sin orden de protección. 
C.A. de Madrid, 06/06/2017
LA LEY INTEGRAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO
El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy un proyecto de Ley de modificación de la Ley 5/2005, de 20 de diciembre, Integral contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid, con el objetivo de que las víctimas de violencia de género que no dispongan de título habilitante, es decir, de orden de protección o resolución judicial equivalente, tengan acceso prioritario a la vivienda de protección pública.
De esta manera, todas las víctimas que se encuentren en situación de necesidad por causa de dicha violencia, y en un proceso de intervención seguido por los servicios sociales especializados en la atención a estas víctimas, tendrán garantizado el acceso a vivienda una vivienda pública con carácter prioritario, en atención a su especial situación de vulnerabilidad.
Esta normativa refuerza ampliamente las medidas de protección a favor de las mujeres víctimas de violencia de género, ratificando la expresa prioridad en el acceso a través de la puntuación favorable en el baremo de adjudicación, y flexibilizando la exigencia de requisitos que con carácter general se establecen para acceder a la adjudicación de viviendas de este carácter.
No obstante, se remite al art. 17 de la Ley Integral contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid en lo relativo a la acreditación de la situación de víctima de violencia de género.
El proyecto de Ley aprobado hoy modifica los art. 17 y 31 de la Ley 5/2005, de 20 de diciembre, Integral contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid, ya que se ha constatado que hay víctimas de violencia de género que no disponen de título habilitante para el acceso a este tipo de vivienda.
Personación en 2 nuevos casos judicialesPor otra parte, el Consejo de Gobierno ha sido informado hoy de que el Ejecutivo regional se va a personar en 2 nuevos casos de violencia de género ocurridos en la Comunidad de Madrid. Desde enero del pasado año, la Abogacía General de la Comunidad de Madrid se ha personado en 19 casos de violencia de género, 8 en 2016 y 11 en lo que va de año.
La personación como acusación popular en los procedimientos judiciales derivados de muerte o lesiones graves de víctimas de violencia de género es una de las medidas puestas en marcha por el Gobierno regional en el marco de la Estrategia contra la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid 2016-2021.
Edición de folletos informativos para las víctimas
Finalmente, el Consejo de Gobierno ha autorizado hoy la edición en papel de 3.000 ejemplares del folleto “Programa Mira. Centro de Atención Psicosocial” y otros 3.000 ejemplares de “CIMASCAM. Centro de atención integral a mujeres víctimas de agresiones sexuales en la Comunidad de Madrid”. Estos folletos tienen por objeto dar a conocer a las mujeres víctimas de violencia de género los recursos de apoyo de la Comunidad de Madrid que están a su alcance, y dónde pueden obtener información, atención y asesoramiento, sirviendo igualmente de toma de conciencia tanto para las mujeres que pueden estar sufriendo maltrato con el fin de que den el paso y pidan ayuda, como para una concienciación social por parte de toda la población.
La edición en formato papel se considera la más adecuada ya que facilita su distribución en los 52 Puntos Municipales del Observatorio Regional de la Violencia de Género de la Comunidad de Madrid y otros Centros de Mujer. De igual manera, permite una mayor difusión, siendo accesible para mujeres víctimas de violencia de género que debido a una situación de exclusión social no podrían acceder a la edición digital.

Nota: Sin sentencia judicial, solo con su declaración, tiene acceso a una VPO, (Es decir, by the Face) y el resto de los madrileñ@s NO. El problema es que el alquiler es más caro que en el mercado libre de vivienda. ¿Cual  es el coste Social de estar en el Poder? Que pagamos todos.