martes, 13 de septiembre de 2011

18 cosas que debes de saber sobre la Ley Integral de Violencia contra la Mujer

Este documento esta correindo por la red, sobre los efectos de la actual Ley de Violencia contra la Mujer:
1. La Ley Integral contra la Violencia de Género (LIVG) no ha conseguido su único objetivo declarado: disminuir el número de muertes de mujeres a manos de su pareja o ex pareja en España.
2. España es uno de los países del mundo (y de Europa) con menos casos de violencia de género en la pareja.
3. En ningún otro país del mundo Occidental existe una legislación comparable a la LIVG. Sólo en algunos países hispanoamericanos están copiando (y padeciendo) algunos de estos atropellos.


4. La LIVG es una ley sexista que castiga como delitos de los varones acciones que ni siquiera son delitos si las ejecutan mujeres: amenazas “leves”, coacciones “leves”…
5. La LIVG es una ley sexista que vulnera el derecho a la presunción de inocencia de los varones.
Dice penar con más gravedad a los varones que a las mujeres porque, asegura, los varones ejercen su violencia por causas culturales machistas (“de género”).
Pero ese “machismo” no es necesario probarlo en cada juicio particular. La LIVG lo presupone.
Por tanto, se vulnera la presunción de inocencia y el único criterio cierto para agravar la pena es el sexo del acusado y la víctima: sexismo.
6. Es suficiente la declaración de la denunciante femenina para una condena del varón acusado.
No hacen falta pruebas. Se vulnera la presunción de inocencia.
Basta que esa declaración sea coherente, continuada y creíble para el juez.
7. Las denuncias falsas casi nunca son perseguidas de oficio. Cuando son perseguidas, se traducen en una condena de multa. Ninguna mujer ha entrado en la cárcel en España por denuncia falsa (la pena máxima son dos años de cárcel y no implica la entrada en prisión).
Existen cientos de miles de denuncias a varones que jamás llegaron a ser condenas (pese a que prácticamente todo es delito si se trata de un varón), y sólo un 10% corresponden a denuncias retiradas por parte de las mujeres.
8. Una denuncia por violencia de género se traduce en la inmediata detención del acusado varón, que dormirá en el calabozo tras tomársele huellas dactilares y fotografías, y será conducido al día siguiente (o pasado el fin de semana, si es detenido un viernes) esposado ante el juez. La declaración de la denunciante puede ser suficiente para la detención, tanto si hay un parte de lesiones como si ese parte no existe.
Si lo hay, da igual que explicite, precisamente, que no hay lesión alguna, su mera existencia será suficiente para la detención.
9. Las órdenes de alejamiento “cautelares” (hasta el juicio, cuyo inicio puede demorarse un año) se imponen con frecuencia sin exponer los motivos que las justifican. Eso es ilegal.


10. Toda condena por violencia de género, incluidos los casos de “delitos” que lo son sólo para varones y no para mujeres (un simple insulto, o una amenaza o coacción “leves”), conlleva una pena de alejamiento añadida y posterior a la de cárcel (la LIVG se lo impone así a los jueces). Ese alejamiento afecta gravísimamente a la relación de los menores con su familia paterna completa.
11. Está documentado con noticias de prensa recopiladas en internet que en 2 años (enero 2008-febrero 2010) hubo 31 hombres asesinados por sus mujeres (15 o 16 al año).
Cabe considerar que el margen de error es muy alto. Los asesinados anuales son sin duda más.
Unos 22 o 23 (equivale a 1/3 de los casos de mujeres asesinadas).
No existen datos oficiales fiables de varones asesinados: los casos publicados por el CGPJ para 2009 fueron 9; y para 2008, sólo 5.
Hasta el 28 de agosto de 2011 se llevan contabilizados en noticias de prensa 10 asesinatos de varones a manos de su pareja o ex pareja femenina (un caso más está pendiente de confirmar si existía relación afectiva).
12. Existen varios centenares de estudios internacionales que prueban que la violencia en la pareja es bidireccional (de varón a mujer y viceversa), y que esta violencia es iniciada con más frecuencia, incluso, por las mujeres.


13. En 2010 se produjeron en España 21 casos de asesinato de menores por parte de sus progenitores.
En 14 de esos casos (66,6%), la asesina fue su madre biológica.
Hasta el 28 de agosto de 2011, se llevan contabilizados 8 asesinatos de niños a manos de su madre, y 3 más a manos de su cuidadora en un centro de acogida: 11 niños y aún quedan 4 meses de 2011
14. El Gobierno español y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuyos miembros son nombrados por los partidos políticos, han publicado informes diseñados por el lobby feminista en los que se solicita a los jueces que no persigan ni investiguen las alienaciones parentales (niños que son apartados sin motivo de la familia de su progenitor no custodio) cuando los menores se niegan a ver a un progenitor.
Se alega que si se niega “será por algo” (como decían los machistas de las mujeres maltratadas), y se asegura que la manipulación de los menores “no existe”, lo cual va contra el sentido común y la evidencia científica. Se trata de una inhumana vulneración de derechos humanos básicos.
En realidad, en España nunca se ha penado la alienación parental como lo que es, un delito de maltrato a los menores y al progenitor excluido de la relación. Pero se han retirado algunas custodias, lo que explica la reacción del lobby feminista y la actuación de los poderes del Estado a su servicio.
15. La custodia compartida está generalizada en el mundo Occidental. Sin embargo, la ley española de divorcio (2005) la impide si no hay acuerdo.
Es decir, sólo se concede si la madre quiere compartir una custodia que, en la práctica, será sólo suya si así lo desea. El lobby feminista impide la modificación de esa ley, perjudicando la conciliación (trabajo/familia) a las mujeres y fomentando el alejamiento de los menores de su familia paterna completa.
16. En España, el suicidio es la principal causa de muerte no natural desde 2008, por encima de los accidentes de tráfico. El 80% de los suicidios corresponden a varones. Desde 2005, tras la aprobación de la LIVG, se ha disparado la tasa de suicidio masculino.
17. En torno a la LIVG se ha montado una industria del maltrato de la que viven (directamente) cientos de miles de personas. Los partidos políticos, los sindicatos y las asociaciones feministas son sus beneficiarios. Cada denuncia (no cada condena) supone dinero en subvenciones, de ahí sus campañas pro-denuncia sin importarles si son falsas o abusivas esas denuncias. A las auténticas maltratadas llega muy poco de ese dinero.
18. Los medios de comunicación silencian todo esto que a usted se le oculta siguiendo las directrices de grupos con intereses ideológicos, económicos y de poder político. Usted no tiene información. No existe el debate público y abierto que caracteriza esencialmente a una democracia. En España no hay democracia.