martes, 22 de junio de 2010

Carta Europea para la Igualdad de mujeres y hombres

http://singenerodedudas.com/Archivos/878/carta-europea-para-la-igualdad-de-mujeres-y-hombres-en-la-vida-local

Carta Europea para la Igualdad de mujeres y hombres en la vida local

Éste es un proyecto elaborado y promovido por el Consejo de Municipios y Regiones de Europa (CMRE), junto con sus entidades asociadas; con La Carta para la Igualdad se pretende alentar a las autoridades locales y regionales europeas en su responsabilidad de incorporar la dimensión de género y las diferentes necesidades de hombres y mujeres a la gestión de la política local.

Los principios en los que se basa La Carta son los siguientes:
· La igualdad de mujeres y hombres constituye un derecho fundamental, que debe ser aplicado por los gobiernos locales y regionales en todos los campos donde se ejerzan sus responsabilidades

· Para asegurar la igualdad de mujeres y hombres, se debe tener en cuenta la discriminación múltiple y la desventaja, por la raza, los orígenes étnicos y sociales, las características genéticas, la lengua, la religión, las opiniones, la pertenencia a una minoría nacional, la propiedad, el nacimiento, la discapacidad, la edad, la orientación sexual o el nivel económico.

· La participación equilibrada de mujeres y hombres en la toma de decisiones es un requisito para la sociedad democrática. Promover una representación y una participación equilibradas en todos los ámbitos de la toma de decisiones.

· La eliminación de los estereotipos de género es indispensable para la instauración de la igualdad.

· Integrar la dimensión del género en todas las actividades de los gobiernos locales y regionales, en la elaboración de las políticas, en los métodos e instrumentos que afectan la vida cotidiana y en la elaboración y el análisis de los presupuestos.

· Planes de acción y programas con los recursos apropiados, financieros y humanos, necesarios para su aplicación.

Esta iniciativa tiene el respaldo de la Comisión Europea y cuenta con el apoyo de 16 entidades procedentes de 12 países europeos.
El presupuesto total asciende a más de 400.000 euros, de los cuales casi el 80% está financiado por la Comisión Europea y el resto por los socios, entre ellos la FEMP.

Actualmente, han firmado la Carta un total de casi 600 Entidades Locales de toda Europa, de las que cerca de 40 son españolas.
Además de presentarla oficialmente, la FEMP pretende continuar en 2008 con la labor de divulgación, información y asesoramiento a las Entidades Locales españolas para fomentar entre ellas las adhesiones y propiciar el proceso de aplicación.

El documento está traducido al castellano y ya ha sido distribuido por la FEMP a los municipios de más de 20.000 habitantes, con la colaboración del Instituto de la Mujer (MTAS).
A partir de ahora, el objetivo es llegar al resto de los más de 8.000 municipios de toda España.
En estos momentos, el proyecto se encuentra en su IIIª y última fase de trabajo que consiste en la presentación de la propuesta de aplicación de la Carta Europea, hecho que tendrá lugar en febrero en la localidad italiana de Pisa.

Los impulsores de esta iniciativa pretenden que la propuesta sea lo suficientemente flexible como para facilitar su aplicación a los gobiernos firmantes, de acuerdo con sus competencias, necesidades y posibilidades.

Principios y compromisos
La Carta Europea para la Igualdad de mujeres y hombres en la vida local va destinada a los Gobiernos Locales y Regionales de Europa, invitándoles a firmarla y a adoptar una postura pública sobre el principio de igualdad de mujeres y hombres, así como a aplicar en su territorio los compromisos definidos en la misma.

Los signatarios de la Carta, en este caso los Gobiernos Locales, deberán adoptar una serie de medidas específicas para aplicar sus disposiciones.
Así, en un plazo razonable de tiempo, que no puede exceder de dos años después de la firma, deberán elaborar y adoptar su plan de acción para la igualdad y después a aplicarlo.

Este plan de acción presentará los objetivos y las prioridades, las medidas que pretende adoptar y los recursos afectados.
El plan incluirá igualmente un calendario para su aplicación.
Leer más

1 comentario:

Emilio dijo...

En esta página: http://www.personasnogenero.blogspot.com/
hemos creado un manifiesto contra la viciada práctica de que se sigan confeccionando las estadísticas de maltrato presuponiendo que sólo el hombre es capaz de ejercer violencia. Si tú también piensas que antes que género somos personas y compartes su contenido contribuye a extenderlo pasándolo entre tus amigos y conocidos.

LA MACROENCUESTA QUE PREPARA EL MINISTERIO DE IGUALDAD: ¿CIENCIA O IDEOLOGÍA?

Un feminismo institucional, el que considera al hombre como el responsable único de cuanto de malo hay en el mundo y se propone cambiar la masculinidad; el que niega el derecho a un divorcio justo y la custodia compartida de los hijos; el que se ha propuesto destrozar el diccionario con sus: miembras, feminarios y jóvenas; el de las bibliotecas de mujeres; ese que dice que la historia de la humanidad es la historia de un varón azotando y maltratando a una mujer; se propone, al igual que sucedió en otras tres ocasiones, realizar de nuevo una encuesta sobre la violencia de pareja.


Y nada habría que objetar a tal propósito si la intención fuese detectar los protagonistas y las formas de ejercerla: mediante la fuerza física o la presión psicológica, la amenaza abierta o el chantaje velado, por hombres y mujeres o por mujeres y hombres, de tal modo que alcanzásemos a tener una imagen, lo más objetiva y próxima a la realidad, de un fenómeno que, por producirse mayoritariamente en el ámbito privado, no es posible conocer de forma directa.


Pero, al igual que en las tres encuestas previas, el objetivo no parece éste, pues de entrada se excluye al varón; es decir, de antemano se nos dice que sólo hay una posible víctima y un único verdugo, unos seres a quien proteger (ellas) y otros seres a quien castigar (ellos), en una construcción de la realidad no sólo falaz y mentirosa, también interesada. Pretenden engañarnos diciendo que se puede conocer de la disputa entre dos personas con la opinión de una sola de ellas.


Por eso debemos decir: no, a que se siga alimentando una ideología de género que nada bueno ha aportado a la sociedad; no, a engordar una guerra de sexos basada en el maniqueísmo de buenas y malos; no, al uso de los presupuestos del Estado para elaborar una encuesta no sólo acientífica, también segregadora y sexista; no, a una encuesta que va contra cualquier forma de entender la igualdad y la equidad entre la mujer y el hombre. Y por lo mismo, decir sí, a una encuesta que no presuponga que la violencia entre el hombre y la mujer es unidireccional y sí en los dos sentidos y que, en consecuencia, se pase a todos.

POR LA IGUALDAD, POR LA EQUIDAD, CONTRA LA SEGREGACIÓN Y EL SEXISMO, DIGAMOS SI A UNA ENCUESTA A HOMBRES Y MUJERES.