martes, 8 de septiembre de 2015

España no cuenta aún con un plan de prevención del suicidio

Con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, el próximo 10 de septiembre, los expertos reclaman un modelo único, ya que hasta el momento sólo existe en algunas comunidades autónomas.
REDACCIÓN | Madrid - 07-09-2015 |
La Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) pretenden despertar conciencias y animar a todos a contribuir en la reducción de las elevadas tasas de mortalidad por esta causa durante la celebración del Día Mundial para la Prevención del Suicidio que se celebra el próximo 10 de septiembre bajo el lema "Prevención del suicidio: buscar y salvar vidas".
En 2013 se suicidaron en España 3.870 personas, 2.911 hombres y 959 mujeres, la cifra más alta de los últimos 25 años.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 800.000 personas mueren cada año por suicidio, siendo la 2ª causa principal de muerte entre los 15 a 29 años. Además, existen datos de que por cada adulto que se suicidó, posiblemente más de otros 20 lo intentaron. Los suicidios son prevenibles, recuerda la OMS, pero para que las respuestas nacionales sean eficaces es necesaria una estrategia integral multisectorial de prevención.
En mayo de 2013, la 66ª Asamblea Mundial de la Salud adoptó el 1º Plan de acción sobre salud mental de la historia de la OMS. La prevención del suicidio forma parte integrante de este plan, que se propone reducir un 10%, para el 2020, la tasa de suicidio en los países, tal y como queda patente en el 1º informe elaborado por la OMS bajo el título “Prevención del Suicidio: un imperativo global”, dado a conocer el año pasado. Sin embargo, en España, no existe un único Plan Nacional para la Prevención del Suicidio, sí hay algunos programas o planes autonómicos, a pesar de la llamada a la acción realizada por la OMS.
Como explica el presidente de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental (FEPSM), coordinador de la Unidad de Psiquiatría del Hospital Juan March de Mallorca y profesor titular de Psiquiatría en la Universidad de las Islas Baleares, el doctor Miquel Roca, “diversas comunidades autónomas como Cataluña y Madrid han puesto en marcha estrategias específicas con buenos resultados en este sentido: Código Riesgo de Suicidio en Cataluña o Código 100 en Madrid, por ejemplo. Otras comunidades como Cataluña de nuevo o Baleares han implementado programas europeos que se mostraron eficaces en estudios comunitarios controlados en Alemania".
Además, añade que es importante que sean programas que ya hayan sido analizados y estudiados y se hayan mostrado eficaces, como el denominado European Alliance Against Depression en Alemania. "Algunos grupos políticos y sociedades científicas, como la Sociedad Española de Psiquiatría, han planteado en el Congreso y en la Estrategia Nacional de Salud Mental la absoluta necesidad de un Plan con estas características, que es uno de los temas pendientes en la política sanitaria española”.
EL SUICIDIO EN ESPAÑA
Según los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2013 se quitaron la vida 3.870 personas, 2911 hombres y 959 mujeres, la cifra más alta de los últimos 25 años. Esto supone que 10 personas se quitan la vida, de media, cada día. El suicidio se erige, así, en la 1ª causa de muerte no natural, por delante de los accidentes de tráfico en nuestro país.
Con respecto a la edad, las tasas de suicidio son más elevadas entre las personas mayores de 65 años, tanto entre hombres como entre mujeres. Prácticamente en todas las comunidades autónomas hubo 3 suicidios masculinos por cada 1 femenino. Asturias es la región que encabeza la lista con 13,92 casos por cada 100.000 habitantes, seguida por Galicia (12,09) y Andalucía (9,63). Madrid y Cantabria se sitúan en el polo opuesto, siendo las comunidades en las que menos muertes voluntarias se registraron. Según las estadísticas, este tipo de fallecimiento es más común en grandes ciudades y municipios pequeños (de menos de 10.000 habitantes) frente a las zonas de población intermedias.
A pesar de estas cifras, España es uno de los países con las tasas más bajas de suicidio, registrándose 8 suicidios por cada 100.000 habitantes. Según los especialistas, es difícil interpretar si los datos reflejan un cambio de tendencia, ya que los suicidios descendieron en España durante los 1ºs años de crisis económica, pero a partir de 2011 comenzaron a crecer ligeramente. Además, se ha modificado la metodología en el estudio de este último año en algunas comunidades autónomas (datos de 2013) y, por tanto, no son posibles las comparaciones entre series históricas.