sábado, 29 de octubre de 2016

¿la diabetes afecta la vida sexual de las mujeres?

Sick woman in bed
Casi siempre que se habla de la diabetes y la disfunción sexual, se piensa que es algo que sólo concierne a los hombres. Sin embargo, la diabetes también afecta en gran medida la vida sexual de las mujeres. Si es tu caso y tienes dudas al respecto, sigue leyendo. En este artículo te contamos cómo la diabetes puede afectar tu vida sexual y qué puedes hacer al respecto.
Las mujeres, por naturaleza, somos seres complejos en el área sexual. Nosotras necesitamos sentirnos cómodas emocional y físicamente a la hora de tener intimidad. Sumado a esto, cuando se tiene la diabetes tipo 1 o la diabetes tipo 2, existen complicaciones que pueden afectar el placer que se siente a la hora de tener relaciones sexuales y hasta pueden disminuir el deseo sexual. ¿Por qué la diabetes puede meterse entre tus sábanas? En realidad no es la diabetes por si misma, sino más bien, las complicaciones que surgen como consecuencia de una diabetes no controlada.
Una de las complicaciones de la diabetes que interfieren en la vida sexual de los hombres y de las mujeres, es la neuropatía diabética. Cuando los niveles de glucosa en la sangre no se controlan, se producen daños en los pequeños vasos sanguíneos (microcirculación) que alimentan las terminaciones nerviosas del cuerpo. En este caso, las terminaciones de los órganos genitales pueden afectarse, por lo cual puede perderse la capacidad de sentir toda la gama de sensaciones placenteras que hay en el sexo y hacer que la hora de la intimidad sea — en el caso de las mujeres — incluso, dolorosa. Además, al producirse daño en los nervios debido a los altos niveles de glucosa en la sangre, la vagina no produce suficiente lubricación para que haya una penetración placentera.
Pero más allá de la lubricación, las mujeres diabéticas enfrentan otro problema a la hora del sexo: la falta de deseo o disminución en la libido. ¿Por qué desde que te diagnosticaron diabetes te dan menos ganas de hacer el amor?  Si la última vez que tuviste intimidad fue doloroso, es probable que quieras evitarla a toda costa.
Otro factor que puede influir en la falta de deseo sexual es que muchas mujeres diabéticas toman medicamentos que pueden tener como efecto secundario, la disminución de la libido. Entre los medicamentos que pueden causar estos efectos se encuentran los que ayudan a nivelar los niveles de glucosa en la sangre, aquellos destinados a promover la salud del corazón y los riñones y por supuesto, los antidepresivos, que muchas veces son recetados a las mujeres diabéticas que se deprimen cuando les dan el diagnóstico.
Pero además de todo esto, las mujeres con diabetes, frecuentemente presentan algo molesto que también interfiere con su deseo sexual : las infecciones vaginales. Estas, así como las infecciones del tracto urinario son muy comunes en las diabéticas, porque las bacterias adoran el “ambiente dulce” que se crea en la vagina y la orina debido a los niveles elevados de azúcar en la sangre. Afortunadamente existen medicamentos para contrarrestar las infecciones vaginales recurrentes. Si ya entraste a la menopausia, es importante que hables con tu médico puesto que esto hace que aumenten aún más. 
¿Qué puedes hacer si tienes problemas sexuales debido a la diabetes? 
1º .- habla con a tu médico. Olvídate de la vergüenza y los tabúes y exprésale tus dudas, tus inquietudes y tus preocupaciones al respecto. El tener problemas sexuales cuando eres diabética puede darle claves a tu médico sobre los niveles de glucosa en tu sangre y así poder actuar para controlarlos. Recuerda que haciendo los ajustes necesarios para mantener tu glucosa en la sangre en niveles saludables, tendrá consecuencias directas en tu vida sexual. 
2º.-Toma nota de cuáles son tus problemas específicos. De esa manera tu médico puede ayudarte a solucionarlos. Por ejemplo, si padeces de problemas de lubricación, él o ella puede recetarte o recomendarte algo que te ayude a solucionar la resequedad vaginal.
La diabetes no tiene por qué ser un factor que dañe tu vida sexual. Si controlas tu nivel de azúcar en la sangre, quiere decir que tu diabetes está bien manejada. Y si la diabetes está controlada, estás en menos riesgo de sufrir complicaciones que afecten tu vida sexual. No te quedes callada, consulta con tu médico y verás que hay soluciones.