viernes, 6 de enero de 2017

EE.UU.: Separarse antes de divorciarse definitivamente, una vuelta atrás.....

Legislador plantea que matrimonios vivan 3 años separados antes divorcio.
En caso de que uno de los cónyuges no quiera esperar este tiempo para divorciarse, deberá acusar a su expareja de crueldad o adulterio, o alegar abandono.
diario las americas.com/TEXAS. 05 de enero de 2017.  
El republicano Matt Krause, legislador de la Cámara de Representantes de Texas, aseguró este jueves que un proyecto de ley que impulsa y plantea que los matrimonios vivan 3 años separados antes de divorciarse, "refuerza los beneficios de la santidad de la unión matrimonial".
El estado de Texas estudiará a partir del próximo 10 de enero, fecha en la que se inicia la sesión legislativa estatal bienal, esta propuesta de ley, que pretende eliminar el divorcio sin culpa, en el que el cónyuge que está solicitando el divorcio no tiene que demostrar ninguna falta por parte del otro.
"Creo que, en caso de aprobarse, será un paso en la dirección correcta para la política pública de Texas que reforzará los beneficios de la santidad del matrimonio", señaló Krause en declaraciones a Efe.
De este modo, si se admite esta ley próximamente, una pareja que quiera disolver su matrimonio pacíficamente tendrá que vivir por separado durante 3 años antes de solicitar el divorcio.
En caso de que uno de los cónyuges no quiera esperar este tiempo para divorciarse, deberá acusar a su expareja de crueldad o adulterio, o alegar abandono.
Krause, que lleva casado 14 años, dijo que quiere que la cultura moderna valore mejor la importancia de los valores familiares para asegurar "una sociedad sana", y señaló que las familias estables "resultarán en mejores resultados para los niños".
"Estudio tras estudio muestran que los hijos de padres divorciados tienen un mayor riesgo de exclusión social", continuó Krause, quién apuntó que su único objetivo es "fortalecer a las familias".
Los estados comenzaron a adoptar leyes de divorcio sin culpa en 1970, comenzando en California, que lo hizo con una ley firmada por el entonces gobernador Ronald Reagan, quien por entonces estaba divorciado de la actriz Jane Wyman.
A mediados de los años 80, todos habían aprobado el divorcio sin culpa excepto Nueva York, que no permitió a las parejas divorciarse por consentimiento mutuo hasta 2010.
Actualmente, la ley de Texas permite a las parejas elegir un divorcio sin culpa si usan la "insostenibilidad" como fundamento para disolverlo, asumiendo que el matrimonio "se ha vuelto insoportable debido a un conflicto de personalidades", que impide cualquier expectativa razonable de reconciliación.

"Las consecuencias negativas que han surgido de esta ley aprobada en los 70 superan sus supuestos beneficios, por lo que es importante reconocer este fracaso y restaurar el sistema a su estado anterior", concluyó el legislador conservador.