martes, 1 de noviembre de 2016

Denuncias falsas y custodias

El cantante de 'La Cabra Mecánica' y otras víctimas de documental
'Lichis', quitándose el esparadrapo de la boca, en el documental 'SILENCIADOS'
Las denuncias falsas contra hombres y la batalla por la custodia compartida llenan 'Silenciados'.
Uno de los que hablan es el popular 'Lichis': "Sé que por decir esto voy a ser estigmatizado"
Berte Glez.de Vega/@MARTINIDEMAR/31/10/2016
"Voy a ser estigmatizado, señalado por una casta inquisitorial. Hay un feminismo de género que es fanático, victimista y revanchista. Quiere que todos los hombres paguemos ahora por siglos de lo que hicieron otros. Si lo cuestionas, eres un hereje, un neomachista". Miguel Hernando asume lo que se le viene encima. Más conocido como Lichis, el que fuera cantante de La Cabra Mecánica, desde hace años autor de discos en solitario, se ha prestado a participar en el documental Silenciados, donde se aborda la situación de hombres a los que se les han interpuesto denuncias falsas de malos tratos. También hablan psicólogos, policías y mujeres maltratadas.
A Lichis, que se considera de izquierdas, que pelea por una custodia compartida de una hija, que tiene otro hijo de año y medio, le pillamos un jueves a las 8 de la tarde en la hora de los baños y las cenas de los niños. Mientras fríe unos filetes, cuenta que emprende la batalla por ellos: "Porque yo ya no creo que pueda ver que los hombres pidan la custodia compartida con una mínima garantía". Su caso: una pareja anterior a la madre de su hija le puso una denuncia por malos tratos. "Me absolvieron. Entonces no sabía que una absolución no era lo mismo que una denuncia falsa". Y esa denuncia se usó en el proceso judicial por la custodia. Es un tema que se abordará en el documental.
Lichis cree que privar de la custodia compartida a muchos hombres "es maltrato psicológico" y no entiende que los partidos de izquierda, que defienden la igualdad, no la apoyen. "Yo quiero empatía. ¿Qué pasaría si a la mayoría de las mujeres en separaciones se les dijera que se conformaran con ver a sus hijos un par de fines de semana al mes y algunas tardes? Soy perfectamente capaz de cuidar a mis hijos tan bien como una madre y son los menores los que se ven perjudicados". En su opinión, la Ley Integral contra la Violencia de Género, que ve necesaria, se instrumentaliza contra los padres en los divorcios: "He estado en una furgoneta con músicos, casi todos separados, y nos sabíamos el guión. El abogado te dice que tengas cuidado y los de la otra parte aconsejan denunciar. Hay un miedo atroz a hablar. Nadie quiere salir en un documental como este porque te dicen que sus carreras se van a la mierda".
"Si yo salgo con una escopeta a la calle y me cargo a medio barrio, soy presunto asesino. Pero con la Ley de Violencia de Género no hay esa presunción. Se equivocan si creen que es la forma de luchar contra los malos tratos. Si das todos los recursos a unos colectivos sin control, el abuso y la corrupción llegan", dice quien cree que "por supuesto sigue habiendo machismo y hay que combatirlo". "Pero estamos siendo castigados una generación de padres que nacimos en los 70 y que no fuimos educados en el machismo". Sigue con los filetes. "Diles lo que quieren oír y que caiga el cielo sobre mí", canta él en Tinkywinky.
Nacho González, el director, también cantautor, no tiene ninguna historia personal en esta materia: "Este no es el caso de un hombre despechado". Pero se cansó, dice, de discursos que dibujan a los hombres como asesinos en potencia. González está en las últimas semanas de rodaje. La cinta sale adelante con las aportaciones de particulares pese a que Verkami, la plataforma de crowdfunding, retiró el proyecto de su web cuando las redes sociales los señalaron como machistas. Su web sufrió incluso ataques "de gente pagada", cuenta González, al que han insultado en las redes.
Para documentarse, fueron a charlas de colectivos contra la violencia de género. Oyeron frases como "una sola mujer muerta es una barbaridad", pero "si se les decía que qué pasaba con las de los hombres, contestaban que eran insignificantes". "Somos personas todos, hombres y mujeres", dice el director. Casi la mitad de las aportaciones que han recibido han sido de parejas nuevas, madres y hermanas de hombres acusados falsamente de maltrato. "Cuando acaba el proceso, ellos quieren darlo por zanjado y no recurren. Son las mujeres de sus familias las que quieren seguir luchando", indica.
En Silenciados aparecerá además la historia de un padre condenado, a punto de entrar en prisión: "Cuando la gente conozca su historia, va a flipar". "Desde que entró en vigor la ley no han parado de aumentar las denuncias y se han destinado miles de millones de euros, pero las muertes apenas han bajado. Todo el mundo sabe que muchos abogados aconsejan denunciar en los divorcios". El Congreso acaba de aprobar que se haga una evaluación de la ley. Los resultados tienen que estar en 3 meses. El documental, en el mismo tiempo.