viernes, 18 de septiembre de 2015

¿Más vale un mal acuerdo que un buen juicio? Va a ser que ¡¡¡ NO ¡¡¡

Buenas, soy Emilio Calatayud. Prácticamente a diario recibo mensajes de padres o madres que están pasando un calvario porque se están separando de sus parejas (o ya lo han hecho) y los hijos se han convertido en un arma arrojadiza, que es algo muy triste. Lo he dicho más veces y lo repito ahora: no puedo analizar casos concretos porque soy un juez en ejercicio, pero si puedo hablar en general.
Mi recomendación fundamental es que más vale un mal acuerdo que un buen juicio. Y luego siempre recuerdo a los padres y a las madres que han roto su convivencia que los hijos son la prueba de que ellos alguna vez se quisieron.
Haced ese esfuerzo, por favor, los menores serán los mayores beneficiados.
NOTA: La Justicia tiene que funcionar, si no, NO es Justicia. Un Mal acuerdo, mantiene el conflicto en el tiempo.

No hay comentarios: