miércoles, 2 de septiembre de 2015

Los errores más habituales en un divorcio


legalitas.com/28.08.2015

El fin del matrimonio es una etapa muy difícil. A la necesidad de intentar superar el dolor emocional que conlleva la ruptura, se une el trago de la disolución legal del matrimonio, la disolución del régimen económico matrimonial y el intento de llegar al mejor acuerdo en el caso de existencia de hijos en común en el matrimonio.

Los sentimientos encontrados que en muchas ocasiones se producen en los divorcios dan lugar a errores que pueden salir caros a cualquiera de los miembros de la pareja.

Uno de los errores más comunes que se producen en un divorcio tiene lugar cuando la relación acaba con una “guerra abierta” entre ambos, ya que en estos casos es habitual encontrarnos con que uno de los miembros de la pareja quiere “vengarse” del otro. Este tipo de rupturas y acciones acaban siempre en un divorcio contencioso, lo que supone un mayor gasto que un divorcio de mutuo acuerdo
La venganza solo dará lugar a un aumento del precio y del tiempo de duración del mal trago de pasar por el fin del matrimonio.

Otro error habitual es intentar acusar de abandono del hogar al cónyuge que, tras la ruptura, decide dejar el hogar familiar. Aquí nos solemos encontrar con un error conceptual. En España no existe el denominado “abandono del hogar”, pudiendo cualquiera de los cónyuges residir en un lugar diferente al domicilio familiar. En España existe el “abandono de familia” definido como  la acción por la cual uno de los cónyuges se va del domicilio familiar, teniendo la obligación contribuir al cuidado y alimentación de los hijos y de su cónyuge, dejando de realizar dicha contribución.
Tampoco se consideraría abandono de familia en el caso de malos tratos, eso sí, en esta situación es fundamental que se presente la pertinente denuncia ante los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

El error por excelencia es actuar emocionalmente en el proceso de divorcio. Pese a que sabemos que es muy difícil dejar los sentimientos a un lado en este proceso, tomar decisiones sin recapacitarlas puede volverse en contra. Recordemos que en muchos casos hay 3ª personas implicadas en el divorcio, los hijos, que pueden sufrir las consecuencias de actuar sin pensar en ellos.

No elegir el abogado adecuado puede suponer un importante incremento en el divorcio. Es fundamental contar con abogados expertos en materia civil, concretamente en separaciones y divorcios, que sepan guiarnos y asesorarnos correctamente en todas las fases del proceso.

Un abogado que en esos momentos emocionales sepa indicar el mejor camino a seguir, asesorando sobre los pros y los contras de esas acciones que, por venganza o por cualquier otro motivo, se quieren llevar a cabo en el divorcio y, por supuesto, un abogado que sepa resolver todas las dudas que se plantean en un momento tan difícil como es una separación o un divorcio.(....)

Nota:Buscate un Bufete de Abogados Profesionales. No te recomendamos esta empresa.Desde PAMAC te recomendamos nuestros Servicios Jurídicos, especializados y con más de 20 años de profesionalidad. No te defraudaran y a precios muy económicos. Cuidadin con las "ofertas" de la Red. 
Nadie regala "Duros" a "Pesetas". Documento al respecto AQUI