lunes, 13 de abril de 2015

Galicia se divorcia dia a dia


Los pleitos de los divorciados copan la demanda de justicia gratuita en Vigo. 

/vigo / la voz, 12 de abril de 2015.
Cerca de 25 personas acuden cada día, de media, a las oficinas del Colegio de Abogados de Vigo a solicitar justicia gratuita para tener derecho a ser defendido por un letrado de oficio porque no tienen dinero para costearse uno ni hacer frente a las tasas, recién eliminadas para los pequeños litigantes. A lo largo de la mañana, decenas de personas cogen nº y se sientan en las oficinas de los juzgados de la calle Lalín para presentar sus datos económicos que prueban su falta de recursos y obtener la representación legal gratis.
En los 100 primeros días del año, del 2 de enero hasta la fecha, el colegio tramitó 2.364 solicitudes de justicia gratuita pero la cifra real es mayor porque todavía falta por computar cerca de un centenar de asistencias a detenidos de los últimos días. Hace un año, se contabilizaron 2.563 peticiones en total, por lo que este año hay una disminución del 10 %. Más que el fin de la crisis, los abogados creen que ha influido la eliminación de las tasas judiciales, lo que ha abaratado los costes de un litigio.
Una importante parte de los ciudadanos que piden abogado de oficio promueven pleitos por una crisis matrimonial, o porque tiene deudas y los acreedores lo han llevado a los tribunales o porque ha sido detenido por una causa penal y lo atienden en comisaría o el fiscal pide pena de prisión para él en el juicio. Los abogados del turno de oficio, que admiten que cobran sus honorarios puntualmente, también atienden gratis también a las víctimas de malos tratos y a los detenidos por violencia doméstica.
Un ligero descenso de tramitaciónes desde el 2013.
El Colegio de Abogados tramitó en el 2014 un total de 9.019 solicitudes de justicia gratuita (hay que sumar 200 casos de asistencias a detenidos que estaban pendientes de contabilizar). En el 2013, cuando se alcanzaron 9.383 peticiones y desde entonces bajaron las solicitudes. Prueba de ello es que el año pasado, llegaban una media de 30 peticionarios al día y ahora 25.
El 1º lugar lo ocuparon las asistencias a detenidos en comisaría, con 3.450 abogados movilizados a lo largo del año pasado. Tras el capítulo penal, una gran parte de los abogados de oficio fueron solicitados para llevar 2.074 procesos civiles por reclamaciones de deudas, herencias o desahucios. Hay que tener en cuenta que en el 2014 seguían vigentes las tasas y que el demandante debía pagar entre 100 y 300 euros, y otros 800 euros si apelaba en la Audiencia. Razón de más para que los abogados aconsejasen a sus clientes pedir justicia gratuita y ahorrar dinero.
También hubo 1.717 peticiones por conflictos matrimoniales por divorcios, pensiones de alimentos o custodias. Y se registraron 566 solicitudes de defensa gratis en asuntos laborales, por ejemplo, porque el trabajador recurrió contra la denegación de una invalidez. Además, se pidieron 372 letrados para malos tratos.
La Xunta exige a las parejas de hecho la sentencia de su ruptura.
Mientras viven juntos, las parejas de hecho están libres de ataduras y de papeleos. Pero una vez que rompen, pueden entrar en una pesadilla burocrática cuando quieren regular su situación para cobrar ayudas sociales. La Administración les pide al solicitantes que pruebe que tiene la custodia de su hijo, que vive separado o, si es el padre, que abona una pensión de alimentos. Hasta entonces, la pareja no tenía nada por escrito pero, tras quedarse en paro y quedar sumidas en la pobreza, se ven obligadas a peregrinar por los juzgados para obtener certificados y sentencias de su situación familiar.
Eso es lo que les ha pasado a las parejas de hecho que van a pedir la justicia gratuita al Colegio de Abogados para separarse con papeles porque la Xunta les exige ahora que presenten la sentencia que pruebe la ruptura de su hogar familiar y su situación precaria, condición para obtener la ayuda social de la Risga.
Los pleitos de la Risga, como se les ha bautizado en los juzgados, son cada vez más numerosos según admiten funcionarios de los juzgados de Familia y fuentes del Colegio de Abogados.
Hasta hace poco, las parejas de hecho solicitaban un abogado de oficio al Colegio de Abogados y presentaban a la Xunta el papel conforme habían dado los primeros pasos para romper su relación. El documento de inicio de los trámites era válido en la Administración gallega y, según fuentes jurídicas, muchas parejas, al final, pedían abogado pero luego ni se llegaban a separar y continuaban su convivencia incluso tras obtener la Risga. «Sospechábamos que había un poco de fraude, de gente que iniciaba el proceso judicial de separación o de solicitud de custodia y entregaba la mera solicitud de petición de abogado de oficio pero luego seguían viviendo juntos como si nada, todo para obtener la Risga», dicen fuentes colegiales.
La situación ha dado un giro porque la Xunta se ha vuelto más precavida y ahora exige que los solicitantes de la Risga presenten la sentencia que regula la custodia de los hijos o la separación.
Lo confirma la coordinadora de la Justicia Gratuita en Vigo, Asunción Álvarez Lois. «Hay muchas parejas de hecho que viven separadas y no tiene regulación ni sentencia de guardia y custodia. El problema surge cuando tienen que justificar que no tienen ingresos, lo que se complica si hay un menor porque hay que probar que una parte paga la pensión de alimentos. Es cierto que la Xunta está exigiendo estas sentencias para ver si establece obligaciones al padre y le exige el pago de alimentos», explica.