lunes, 13 de julio de 2015

Divorcio On line: Nuevo programa para divorciarse y resolver otros litigios por internet

Divorcios online, la nueva aspiración de Silicon Valley: Una empresa norteamericana resuelve litigios sencillos por internet y aspira a implantarse en los juzgados.

San Francisco, (AP) | 12/07/2015 .- 
Imagine resolver un divorcio sin tener que contratar un abogado, simplemente sentado delante del ordenador. Una empresa de Silicon Valley pretende hacer realidad esta posibilidad con un nuevo programa que transforma las leyes en algoritmos para resolver juicios sin tener que molestar a los jueces.
"En el ámbito legal todavía no estamos a nivel del Google car, pero no hay barreras técnicas ni conceptuales para lo que estamos intentando hacer", dijo Oliver Goodenough, director del Centro de Innovación Legal de la Universidad de Derecho de Vermont, refiriéndose al coche sin conductor que ha presentado Google. 
Goodenough y otros expertos consideran que con programas como los creados por la norteamericana Modria, en poco tiempo la tecnología desembarcará en los juzgados.
La empresa Modria ha creado un software que ya se está utilizando en Estados Unidos para resolver reclamaciones en la declaración de la renta y litigios por accidentes de tráfico, mientras que en Holanda lo usan por el momento solo como guía las parejas en proceso de divorcio. Los miembros de la pareja deben contestar a una veintena de preguntas incluido sobre la custodia de sus hijos. En una 2ª fase pueden negociar aspectos en los que discrepan y, si finalmente consiguen ponerse de acuerdo, pueden imprimir los papeles y hacer que los revise un abogado antes de presentarlos en el juzgado.
Desde que el sistema se lanzó en febrero, lo han utilizado cientos de parejas, según el responsable de marketing Modria, Larry Friedberg.
Aunque en un 1º momento Modria, que se fundó en 2011, se creó para ayudar a eBay y PayPal a resolver quejas de sus clientes sin tener grandes equipos de atención al cliente, su co-fundador, Colin Rule, asegura que su intención es llegar a los juzgados.
"El objetivo es que en el futuro los ordenadores sean tan buenos que les podamos confiar este tipo de roles en nuestra sociedad y consigamos que la justicia sea más accesible al hacerla más económica y transparente", dice Rule.