domingo, 22 de marzo de 2015

Noruega: La receta de la 'noche loca' que frenará los divorcios, explicada por una ministra

La ministra de Igualdad de Noruega, una mujer peculiar, acaba de ofrecer la solución a las altas tasas de divorcios de las sociedad moderna.

Foto: Solveig Horne, ministra noruega de Infancia e Igualdad. (Reynir Johannesson/FrP)
Solveig Horne, ministra noruega de Infancia e Igualdad. (Reynir Johannesson/FrP)
Miguel Ayuso/
En la película Noche Loca (Date Night, 2010), Steve Carell y Tina Fey interpretan a un matrimonio estadounidense con una vida conyugal tremendamente aburrida. Para reactivar su matrimonio salen a cenar por Manhattan y son confundidos por 2 buscados criminales. Al final, como cabe esperar de una comedia romántica, la cosa acaba en estallido de amor pasional. La cinta en cuestión pasó por la cartelera sin pena ni gloria y con críticas poco halagadoras, pero en una carambola del destino, ha acabado inspirando la política noruega para detener la tasa de divorcios.
Solveig Horne, la ministra de Infancia e Igualdad de Noruega, del populista y conservador Partido del Progreso, vio la película y se le encendió la bombilla: para que los matrimonios noruegos tengan éxito  tienen que empezar a salir por las noches. Es importante encontrar pequeños espacios de tiempo en los que los padres puedan ser amantes”, ha asegurado en rueda de prensa.
En Noche Loca, ha explicado Horne, “todo va mal, pero creo que salir por la noche es una buena idea. Mi hermana vive en Estados Unidos y me ha contado que ella y su marido salen una vez a la semana y realmente les funciona. Salir por la  noche es algo que no suele hacerse en Noruega y creo que sería una buena forma de mantener los matrimonios unidos”.
Una apuesta por el matrimonio
En Noruega las tasas de divorcio rondan el 40% y Horne está decidida a reducirlas. Nada más tomar posesión de su cargo a principios de mes anunció su intención de promover campañas para prevenir el divorcio e incrementar las ayudas para acceder a consejeros matrimoniales. “Con oficinas de asesoramiento estatales, las parejas pueden aprender más acerca de cómo estar juntos antes de que surjan los problemas y hablar las cosas cuando se presenten”, explicó la ministra.
De momento, no hay planes para promover activamente las citas nocturnas –“no es algo que el Gobierno te tenga que decir”– pero Horne ha insistido en las bondades de estas: “En una ajetreada vida laboral y familiar, la semana se hace demasiado corta para atender la relación con tu pareja, por lo que cada matrimonio debe decidir qué tipo de cita debería tener, ya sea una noche en el cine o un paseo sin los niños durante un par de horas”. La ministra sabe de lo que habla, ya ha pasado por un divorcio y cree que, quizás, su matrimonio no tuvo éxito por no programar citas nocturnas.Las propuestas para preservar los matrimonios de Horne recuerdan en parte a las que promueven ciertos grupos conservadores estadounidenses, como el National Marriage Project, que asegura que las parejas que guardan semanalmente un tiempo para sí mismas son 3 veces más felices que aquellas que no lo hacen.
La iniciativa de Horne para salvar el matrimonio en el país escandinavo es la 3ª de sus intervenciones que llega a la 1ª plana de los periódicos noruegos. Y es de largo la menos polémica. En 2001 su nombre se dio a conocer en todo el mundo después de que defendiera en la televisión pública que la responsabilidad de una violación no sólo recae sobre el hombre, pues “las chicas son responsables de la situación en la que se han metido”.