viernes, 2 de octubre de 2015

Elaboran un cuestionario para detectar casos de hombres maltratados por sus mujeres

Juan Bosco Martín Algarra /  29 de septiembre del 2015.
La violencia que ejercen algunas mujeres contra sus parejas masculinas pasa con frecuencia desapercibida ante la sociedad y los profesionales. 
Un profesor de Psicología de la Universidad de Málaga ha elaborado un cuestionario para facilitar la detección de situaciones de maltrato.
“Un hombre maltratado es una víctima, no un masoquista ni un calzonazos”, advierte el doctor en Psicología y profesor en la Universidad de Málaga, Fernando Chapado.
Ante la ausencia de material para tratar casos de hombres maltratados en una relación de pareja, Chapado ha elaborado, en colaboración con la Asociación de Custodia Compartida de Málaga, un cuestionario para ayudar a los profesionales a identificar y tratar estos casos.
En buena parte se ha inspirado en los mismos materiales que circulan entre los profesionales que ayudan a las mujeres víctimas de violencia de género. “En términos generales no hay mucha diferencia en las preguntas que se deben hacer a una mujer o un hombre maltratado. Realmente, la violencia no tiene género”, explica Chapado.
Reacciones distintas de la sociedad.
“Es un error identificar cualidades o defectos con los sexos. Se identifica la ternura con la mujer, y la agresividad con el hombre. No tiene por qué ser así. Eso es estigmatizar”, asegura. Esto lo tienen más claro en otros países de nuestro entorno. 
En Reino Unido, por ejemplo, se promovió una campaña con el título “Violencia es violencia”, para advertir de que el 40% por ciento de las agresiones en el ámbito doméstico son padecidas por varones.
El Instituto Mindkind, dedicado al liderazgo ejecutivo, produjo este vídeo con cámara oculta en donde se observan las reacciones de los viandantes cuando perciben el maltrato de un hombre a una mujer, y lo que ocurre cuando son testigos del maltrato físico de una mujer a un hombre. Cuando el chico agrede a la chica, varios viandantes le recriminan su actitud e impiden que continúe. Cuando la chica agrede al chico, los testigos se limitan a pasar de largo esbozando guasonas sonrisas.
Aunque la violencia psicológica se ejerce de igual modo en hombres y mujeres, hay tipos de agresividad se dan con más frecuencia que otras en alguno de los sexos. Según Chapado, los hombres maltratados suelen denunciar delitos contra la intimidad, como que su pareja o expareja haya entrado sin permiso en su cuenta de Facebook, o haya mirado sus mensajes de whatsapp. También cita casos de mujeres “que han pedido a sus propias amigas que traten de seducir a sus exparejas para luego poder reprocharles una infidelidad. Otras agreden a sus maridos por despedirse de una amiga en whatsapp escribiendo ‘un beso’ o cosas parecidas ”, cuenta Chapado.
El cuestionario se divide en 6 categorías:
  1. Maltrato psicológico orientado a la dependencia emocional.
  2. Maltrato psicológico orientado a la dependencia económica.
  3. Chantaje emocional orientado al control psicológico.
  4. Maltrato psicológico por amenazas orientado a producir terror.
  5. Violencia sexual.
  6. Maltrato o violencia física.     .........