domingo, 17 de mayo de 2015

Argentina: Piden que se declare la emergencia en violencia de género

Lo hicieron un grupo de legisladoras radicales, que exigen políticas concretas para acabar con este flagelo. Críticas y reclamos al gobierno.

Marcelo Piaser/Sábado 16 de Mayo de 2015-
En Argentina, cada 31 horas una mujer muere por su condición de mujer, es lo que desde noviembre de 2012 se conoce como femicidio, un agravante del delito (aunque no una figura penal autónoma). Y ayer el crimen de María del Carmen Saldaño en manos de su ex marido dejó en evidencia que Mendoza no escapa a este flagelo que no se detiene. Por eso, un grupo de legisladoras  radicales piden que se declare la Emergencia por violencia de género en la provincia.
El proyecto ingresó a la Legislatura a los pocos días de que se aprobara el pedido de la senadora del Frente de Izquierda, Noelia Barbeito, de que Mendoza adhiera el próximo 3 de junio a la marcha #NIUNAMENOS, en contra de estos casos.
La diputada Lorena Meschini pide que se declare Emergencia Pública por Violencia de Género en Mendoza, con las firmas de adhesión de las diputadas provinciales Beatriz Varela, Pamela Verasay, Liliana Pérez y Julia Ortega; y contó con el apoyo de las senadoras provinciales Claudia Najul, Milagros Suárez, María Quiroga y Norma Corsino, junto a la legisladora nacional Patricia Giménez y la candidata a vicegobernadora Laura Montero.
La iniciativa argumenta que el incremento de los hechos de violencia de género y femicidios que ocurren en la provincia necesita de la implementación de medidas urgentes que permitan abordar la problemática "de una forma rápida y eficiente".
Lo que pretenden es que Poder Ejecutivo Provincial disponga y reasigne las partidas presupuestarias necesarias para la prevención y tratamiento de la violencia contra las mujeres. Además, se invita a los municipios a sumarse a esta iniciativa.
“Este problema necesita la formulación y ejecución de políticas públicas contundentes. El 50% de las mujeres asesinadas en nuestro país son víctimas de violencia de género, generalmente en un ámbito doméstico”, señalan.
 “La sensibilización sirve para movilizar, pero si no tenemos políticas públicas y profesionales preparados, la cantidad de femicidios, no van a bajar en números”, agregan.
"Ni el Gobierno nacional, ni el provincial, destinan los fondos necesarios para la correcta aplicación de la ley. Tampoco prioriza el funcionamiento óptimo de la Dirección de Mujer, Género y Diversidad dependiente del gobierno provincial”, dijo Meschini y agregó: “La realidad nos muestra a diario que una ley o política pública sin presupuesto adecuado no es aplicable, y que el Gobierno de esta forma pasa a ser de un facilitador a un organismo burocrático que no puede brindar las soluciones requeridas”.
Para la legisladora, “el proceder del oficialismo se agrava aún más con anuncios de medidas nunca concretadas por parte del gobernador Francisco Pérez, como el refugio para mujeres víctimas de violencia de género o cuando no son contestados los innumerables pedidos de informes realizados al respecto por nuestros bloques en ambas Cámaras, violando la legislación vigente”.
Además, Meschini denunció que no se avanzó en la elaboración y aplicación de los Protocolos para el abordaje de Violencia Doméstica y Reglamentación de la adhesión a la Ley 26.485, como prometió el gobernador en 2014.
Lo hicieron un grupo de legisladoras radicales, que exigen políticas concretas para acabar con este flagelo. Críticas y reclamos al gobierno.