jueves, 16 de febrero de 2017

7 cosas que debe tener una cámara de fotos

 .....cuando aprendes Fotografia.JORGE GUTIÉRREZ NARRO
Te encanta la fotografía y quieres aprender. Una buena manera de ponerte a ello es empezar con esta guía básica donde te damos 23 consejos para iniciarte; puedes seguir con algunos artículos sobre fotografía de paisaje, retrato o de comida. Y una vez que ya te has decidido a dar el paso para invertir en material, te explicamos las 7 claves que debe tener tu cámara de fotos.
Tamaño, peso y manejabilidad
Las especificaciones físicas de una cámara fotográfica son importantes dependiendo del uso que se le vaya a dar. Tradicionalmente los fotógrafos hemos elegido cámaras pesadas, grandes y con buenos agarres ya que eran las que tenían los mayores sensores. Por lo tanto, estos aparatos nos ofrecían mayor resolución y una capacidad de impresión más grande. Puedes recordar todos estos conceptos en el artículo sobre cómo imprimir tus fotos.
Pero actualmente las cámaras han reducido su tamaño y peso.
El simple hecho de eliminar el espejo de las réflex ha posibilitado a los fabricantes construir máquinas más pequeñas y ligeras, pero conservando otras características. Es el caso de las cámaras EVIL o Mirrorless. 
Son buenas cámaras para la fotografía callejera porque podrás pasar más inadvertido.
Si necesitas cámaras más robustas y que se puedan agarrar fácilmente, las tradicionales réflex siguen siendo tu mejor opción. Eso sí, prepara una buena mochila porque pesan algo más que las cámaras sin espejo.
Modo manual.
Es un factor que no tiene discusión. Si quieres aprender fotografía, ni se te ocurra decantarte por una cámara que solo dispare fotografías en modo automático. Establecer una velocidad de obturación, una sensibilidad ISO y una apertura del diafragma son ajustes necesarios para controlar en todo momento el proceso
Es la única forma para que la fotografía salga como quieras.
En la actualidad incluso las cámaras compactas incorporan un sistema de exposición manual. Debes entender cómo mide la luz de la escena la cámara. Son ideales para dar los 1º pasos en el mundo de la fotografía.
Una vez establecido el modo de medición, ajusta los valores de ISO, velocidad y diafragma para que entre la luz necesaria según la iluminación de la escena y tus preferencias. Controlando el obturador conseguirás, por ejemplo, fotografías de alta velocidad o de exposición prolongada. Con el diafragma harás que el espacio enfocado sea más o menos grande, logrando imágenes espectaculares.
Modos semiautomáticos.
De la misma forma que te recomiendo que tu cámara tenga un modo manual, es necesario que disponga de los sistemas semiautomáticos. También los podrás encontrar como Prioridad a la Apertura y Prioridad a la Velocidad.
Son unas opciones que consisten en establecer un diafragma o una velocidad de obturación determinadas y que la máquina calcule el otro valor dependiendo de la luz que hay en la escena. Son unos ajustes muy útiles cuando no tenemos mucho tiempo para calcular la exposición o no queremos complicarnos la vida.
Objetivos intercambiables.
Una de las mejores formas de aprender a encuadrar y a componer en fotografía es utilizar adecuadamente cada lente. No te acostumbres al zoom porque eso te hará vago. Debes andar, acercarte o alejarte, moverte de un lado a otro y bajar o subir la cámara según la escena. Para todo esto se inventaron los objetivos.
Cada plano de la fotografía requiere de una lente específica. Para paisajes van muy bien los grandes angulares y los angulares. Para las imágenes de calle utiliza los normales y te aconsejo que pongas un teleobjetivo corto si vas a realizar un retrato de primer plano.
Una cámara con objetivos intercambiables puede parecerte una pesadez y algo incómoda, pero te aseguro que notarás cómo tus fotografías adquieren vida. Además, cambiar una lente mientras te mueves no es tan difícil. Solo requiere algo de práctica y cuidado para que no se te ensucie el interior del cuerpo. Puedes encontrar una gama muy amplia de este tipo de máquinas, desde réflex hasta sin espejo. 
No tienes excusa para empezar a encuadrar correctamente tus fotos.
Conectividad.
Aparte de los avances en la tecnología del sensor, en la calidad de las lentes y en el sistema Mirrorless, los fabricantes han invertido esfuerzo en hacer que las cámaras fotográficas adopten algunas de las principales características de los smartphones y dispositivos móviles: la conectividad.
La tecnología WiFi y la NFC son las principales formas que tienen las cámaras de fotos de conectarse con otros aparatos. 
La finalidad de este emparejamiento es:
La transmisión de imágenes en el momento de realizar la fotografía.
La visualización en el dispositivo móvil de las fotos almacenadas en la tarjeta de la cámara.
La subida instantánea de imágenes a las redes sociales.
La toma de fotografías directamente desde el móvil o tableta.
Edición en la propia cámara.
Otra de las características de los dispositivos móviles que han incorporado las cámaras fotográficas ‘de toda la vida’ es la posibilidad de retocar las imágenes con filtros. Se trata de un apartado del menú o de un botón que te da la posibilidad de elegir entre varias escenas como blanco y negro, fotografía antigua, sepia o vintage, entre otros.
Prácticamente todas las cámaras compactas incorporan estas opciones. También son unas de las características de las ‘sin espejo’ y réflex de aficionado. Una solución perfecta para aquellos que no dominan las técnicas de postprocesado y quieren realizar un acabado distinto de sus imágenes.
Vídeo. Hace tiempo que las cámaras de fotos dejaron de ser simples tomadoras de imágenes quietas. Ahora la gran mayoría incorporan la opción de grabar el movimiento en máxima resolución Full HD. Gracias a esto, los fotógrafos aficionados han pasado a ser también directores de cine que tienen la posibilidad de realizar montajes audiovisuales.
Sin duda es un plus que hay que tener en cuenta porque a veces surgen ocasiones en las que es necesario tener un recuerdo en movimiento. Piensa en celebraciones familiares o viajes, donde las fotografías pueden complementarse con pequeñas escenas grabadas en vídeo.