miércoles, 24 de agosto de 2016

A vueltas con la ley de violencia sobre la mujer

La naturalización de la violencia de género es una de las razones de la despreocupación de los españoles, según UNAF

El Catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, Enrique Gil, ha identificado una serie de factores culturales que explican la invisibilidad de la violencia de género en la agenda pública. Gil ha destacado la naturalización del problema como una de las causas durante el curso 'Actualidad de la Familia. Atención e Intervención en situaciones de vulnerabilidad', organizado por la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) en el marco de los Cursos de Verano Complutense que se celebran cada mes de julio en San Lorenzo del Escorial (Madrid).
Este curso se enmarca en los resultados obtenidos en la última encuesta del CIS, en el que los españoles han situado la violencia de género en el puesto nº 20, lo que según UNAF significa que no perciben este hecho como uno de los principales problemas a los que se enfrenta el país.
Además, de la naturalización, Gil ha destacado el problema de la reacción neomisógina por la que crecen las resistencias masculinas conforme se avanza en las conquistas femeninas.
Por su parte, el profesor titular de Medicina Legal de la Universidad de Granada y anterior Delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, considera que existe un "déficit de conciencia". "Hay muchos debates sobre violencia de género que no se traducen en concienciación porque la información no es la adecuada. Si hablamos de 700 mujeres asesinadas durante la última década en España tenemos que hablar también de 700 asesinos. Y no lo hacemos", ha explicado.
FALSOS MITOS
Además, Lorente se refiere al mito de las denuncias falsas como "estrategia del machismo" para atacar la credibilidad de las mujeres y ha asegurado que, a pesar de que estas son prácticamente inexistentes, se utiliza este argumento para "falsear la realidad y plantear un debate social paralelo".
Asimismo, la Magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Inmaculada Montalbán, apunta también el falso "síndrome de alienación parental" como otra de las estrategias de litigio contra las mujeres que denuncian violencia de género.
Para detectar este tipo de estrategias y poder garantizar el acceso a la justicia a las víctimas, Montalbán señala que es necesario que leyes como el Estatuto de la Víctima (2015) sean dotadas presupuestariamente y que se utilicen los protocolos de coordinación en los municipios no solo para aprovechar los recursos existentes sino también para evitar la doble victimización de las mujeres.
Montalbán considera imprescindible la especialización y la formación en los juzgados, "algo que da buenos resultados pero que hay que ampliar". La secretaria general de UNAF y fundadora del primer centro de recuperación de mujeres maltratadas en España, Ana María Pérez del Campo, coincide con la magistrada y recuerda que Naciones Unidas emitió una resolución en la que instaba a jueces y funcionariado judicial en España a formarse en violencia de género.
Además, Pérez del Campo ha explicado que es necesario fomentar la educación en igualdad para prevenir la violencia de género. "El origen de esta violencia está en el machismo y la desigualdad", ha declarado.
La doctora en Psicología Social de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, Amapola Povedano, señala que la igualdad, y la desigualdad, se aprende en los diferentes contextos de socialización como la familia, escuela o la comunidad. En concreto, destaca la importancia de la coeducación en la escuela, por lo que ha desarrollado un modelo para la evaluación de programas de coeducación en España.
El curso ha abordado también otras cuestiones a parte de la violencia de género como los procesos de apoyo a la familia, la custodia compartida o la compatibilidad de la familia y el trabajo.
Además, ha participado en el evento la doctora en Geografía de la Universidad Autónoma de Barcelona, Montserrat Solsona; la catedrática de Sociología de la Universidad Carlos III de Madrid, Constanza Tobío; la doctora en Derecho Procesal de la Universidad de Salamanca, Marta del Pozo; y la psicóloga experta del Área de Violencia de Género de la Federación de Mujeres Progresistas, Carmen Ruiz.