domingo, 22 de noviembre de 2015

Galicia: El Divorcio atasca Vigo

Los juicios para divorciarse en Vigo tardan más de 8 meses.
Los funcionarios de Familia y de Violencia sobre la Mujer anuncian que llevarán a cabo paros alternos de 3 horas si no se soluciona el «colapso»
,VIGO / la voz, 21.11.2015.   
Divorciarse en Vigo lleva su tiempo. A causa del colapso de los 2 juzgados de familia, el matrimonio que presente hoy su demanda de divorcio contencioso debe esperar 8 meses hasta que se celebre el juicio. Mientras tanto, el juzgado tiene que decidir provisionalmente qué cónyuge se queda con la custodia del hijo común o cuánto debe pagar de pensión alimenticia, medidas que, de pedirse hoy, no estarán resueltas antes de febrero.
Este retraso tiene un efecto dominó. Los funcionarios advierten que el lento proceso de divorcio genera tensión en la pareja, riñas y, al final, el cónyuge agrede a su esposa y su caso es derivado a la jueza de violencia de género, también «desbordada». Además, el equipo psicosocial que evalúa la idoneidad de la pareja para tener la custodia del hijo tarda una media de 18 meses.
Ante este «caos organizativo», los funcionarios de familia y malos tratos se unieron ayer para pedir más medios al conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda. Quieren que visite sus juzgados en Vigo para conocer el atasco, pues necesitan 3 funcionarios más. Y proponen al Poder Judicial la creación de un 3º juzgado de familia que absorba el exceso de trabajo porque el juez de refuerzo y su equipo de 2 funcionarios son insuficientes.
Los trabajadores de violencia sobre la mujer que se han unido a la protesta piden un juez de refuerzo. Niegan que sean un tribunal normal porque están los 5 días de la semana de guardia, con jornadas de 9 horas para dictar órdenes de alejamiento que son urgentes. Sufren «estrés y tensión» porque deben resolver rápido situaciones dramáticas. Ni siquiera tienen un depósito de agua para ofrecer un vaso a las desconsoladas víctimas, metidas en una sala pequeña contigua a la de su agresor. Estudian 2 tramitaciones por jurado, 4 sumarios complejos por agresiones graves, 300 órdenes de protección en vigor, 172 nuevas. Hay 7 presos preventivos y 4 pulseras telemáticas, a las que a veces le falla la batería. El panorama es «dantesco», según Pablo Valeiras, de Alternativas na Xustiza-CUT, que acusa a los políticos por su «falta» de interés. Para pedir soluciones al colapso, los funcionarios de familia y malos tratos amenazan con hacer concentraciones ante sus respectivos juzgados el 1 de diciembre y paros de 3 horas en días alternos del 14 al 23. 
El TSXG no se fía: deniega refuerzos y pide informes a los jueces decanos de A Coruña y Vigo
El Tribunal Superior de Xustiza se Galicia (TSXG) pidió ayer un informe al juez decano de Vigo para recabar información y evaluar la solicitud de un juez de refuerzo para el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 1 de Vigo, que investiga la mitad de los crímenes machistas de Galicia de este año. El informe también deberá aportar información de los 2 juzgados de Familia de la ciudad, que también denuncian estar colapsados. 
El juez decano de A Coruña tendrá que hacer un informe paralelo sobre los mismos servicios para comparar los resultados y descartar que haya alguna problemática específica en Vigo.
La Sala de Gobierno del TSXG sigue sin autorizar el refuerzo para el juzgado de malos tratos de Vigo porque comprobó que en este momento no hay ningún magistrado que esté disponible en la provincia de Pontevedra para destinarlo como ayudante de la jueza Paz Filgueira, con independencia de la disponibilidad futura que pueda sobrevenir.  No obstante, la sala acordó, vista la petición formulada y tras conocer por la prensa las noticias sobre este juzgado y los de Familia, solicitar a los jueces decanos de Vigo y A Coruña un informe al respecto. Deberán indicar el nº de sus plantillas para que luego la sala del TSXG haga un estudio. 
Una vez que el alto tribunal tenga la información, se retomará el asunto a la mayor brevedad posible, según indicaron fuentes de dicho organismo.