martes, 6 de diciembre de 2016

Régimen de visitas y padre Okupa

Rechazan un recurso para limitar las visitas de los hijos a un padre que vive de 'okupa'.
La Audiencia Provincial dice que «no hay motivo» para reducir el contacto con sus descendientes porque «reside en una casa cedida por Barcelona y recibe ayudas municipales que cubren las necesidades básicas»
EFE | MURCIA, 5 diciembre 2016
La A.P. de Murcia desestimó el recurso presentado por una mujer que pretendía que se limitaran las visitas de los hijos al padre porque este vive en una casa de 'okupas' ubicada en un municipio de Barcelona y que, además, las mismas se llevaran a cabo en un Punto de Encuentro Familiar (PEF).
La sentencia confirmó así la dictada por un Juzgado de Primera Instancia, que, en abril pasado, estimó parcialmente la demanda de la ahora apelante y fijó el régimen de visitas y la pensión por alimentos.
Respecto a las visitas, el Juzgado señaló que el padre pasaría con los hijos menores 1 mes y medio durante los meses de verano y la mitad de los periodos vacacionales de Semana Santa y Navidad, mientras que por alimentos se fijó una pensión mensual 150 euros para cada hijo a cargo del padre, que era declarado progenitor no custodio.
En su apelación ante la A.P., la madre de los menores expuso, entre otras consideraciones, que el régimen de visitas dictado a favor del padre debía limitarse debido a que uno de los hijos sufre el síndrome de Asperger, relacionado con el autismo, y porque el padre reside en una casa de 'okupas' ubicada en una ciudad catalana.
Con esas consideraciones, solicitó al tribunal que el régimen de visitas del padre se fijara en periodos quincenales y a realizar en el PEF de Murcia.
Al desestimar el recurso, la sala, que tiene como ponente al magistrado Carlos Moreno, dijo, al analizar la incidencia del síndrome que padece uno de los menores, que los informes aportados a la causa afirman que el contacto con el padre es positivo.
Y reprochó a la apelante que ocultara a su exmarido esa enfermedad, así como los ingresos hospitalarios del niño.
En cuanto a que aquel conviva con 'okupas', el tribunal dijo que "tampoco este hecho alegado constituye motivo determinante de la reducción del cuestionado régimen de visitas".
Y añadió que ''vive con su actual pareja y los hijos de esta en una casa cedida por el municipio de Barcelona donde se encuentra la vivienda, al tiempo que reciben ayudas municipales tendentes a cubrir sus necesidades básicas".
Por otra parte, la sala desestimó otro extremo del recurso de la madre, que pidió que la pensión alimenticia se elevara al doble, así como la petición del padre, que reclamó la suspensión de la misma.
Con respecto a este último, la Audiencia dijo que no procede la supresión de la pensión de alimentos porque el padre "no ha demostrado que haya desempeñado una conducta de búsqueda activa de empleo ni, tampoco, que haya participado en cursos de formación y de promoción laboral".


lunes, 5 de diciembre de 2016

Reglas básicas para comunicar a los hijos el divorcio de los padres

Decírselo los 2 juntos, no hablar mal del otro y no caer en comprarle con regalos son algunas de las claves.
Es muy importante que ninguno de los 2 hable mal del otro a los hijos
SILVIA C.CARPALLO | 4 DICIEMBRE, 2016 
El amor muchas veces no dura para toda la vida. A veces porque la pareja se deteriora por los roces de la convivencia, porque ha aparecido otra persona o simplemente porque ya no sois los mismos que eráis cuando empezasteis la relación. El problema está en que lo que parece un asunto de 2, se convierte en algo más complejo cuando hay hijos de por medio. Porque vuestra separación no solo supone un cambio en vuestras vidas, sino también en las suyas. Aunque seguir por los hijos no parece una opción lógica, si al final solo vamos a hacerles vivir en un ambiente tenso e incluso podemos hacerles cargar con esa culpa, lo que sí debemos tener en cuenta es cómo hacer las cosas lo mejor posible. Empezando por el principio, es decir, cómo vamos a contarles que “mamá y papá se separan”.
Sí, es cierto que ya no se trata de una noticia tan impactante como hace unos años, principalmente porque seguro que no va a ser el único niño de clase con padres separados. Ahora lo raro es casi que sigan casados. Sin embargo, la psicopedagoga Laura Aguilera aporta que “que los padres se separen es un aspecto muy importante para los niños, tanto ahora como hace años, que no se veía con tanta frecuencia. La idea de que los padres se separen implica un cambio en su rutina diaria, a la que al inicio les cuesta adaptarse”, por lo que siempre hay que planificar cómo vamos a abordarlo. Igualmente, también depende de cómo sea nuestra separación, ya que “no es lo mismo la separación de unos padres que simplemente han dejado de quererse en el sentido del amor romántico, pero se respetan mutuamente y llevan una separación civilizada”, que los padres que se separan por algo razones complicadas como una infidelidad o incluso en casos extremos unos malos tratos.
Lo que debemos decir y lo que debemos evitar
Es fundamental comunicárselo al niño de la forma correcta, a ser posible los dos juntos y evitando que los niños piensen que es por ellos, por su mal comportamiento, por lo que han hecho o han dicho, pero sobre todo tenemos que dejarles tiempo para que lo asimilen”, aporta la especialista en psicología infantil Silvia Álava
Entre las cosas que debemos hacer está el “responder a las preguntas que hagan. En el momento de dar la noticia de la separación, los niños más pequeños pueden dar respuestas sorprendentes, como ‘vale, y ahora, ¿puedo jugar con mis juguetes?’, pero poco a poco irán entendiendo la nueva situación”.
Otra idea que destaca la psicóloga es la de dejar que durante el proceso el niño pueda expresarse libremente y no imponerle nuestras ideas. Por ejemplo, “el niño tiene que poder decir que echa de menos a su padre o a su madre cuando no está con él o con ella”, sin que nos pongamos todos nerviosos. Eso implica, entre otras cosas, “no luchar por el papel del bueno de la película”, sino intentar ser un bando unido y darle mensajes juntos del estilo: “Los 2 te queremos y los 2 queremos estar contigo”.
Por supuesto, habrá que controlar nuestras propias emociones y evitar que nuestro hijo/a oiga descalificaciones de nuestro ex. “No olvidemos que por muy mal marido o esposa que una persona sea, no deja de ser la madre o el padre del niño”. Eso también significa que no hay que caer en usar tretas del estilo “llenar al niño de regalos, pensando que de esa forma no nos echará de menos, o que con eso conseguiremos que nos prefiera ante el otro progenitor”. Silvia Álava aclara que así, “lo único que estamos haciendo es llenarle de cosas, lo que de verdad será duradero es que sepa que sus padres están ahí para quererle, escucharle, ayudarle a resolver sus problemas”. 
Pese a ello, sí que es positivo remarcarle todo aquello que pueda ver como positivo de la nueva situación. Por ejemplo el “tendrás 2 casas, 2 habitaciones, y harás un montón de cosas con mamá y con papá, pero por separado”, ya que como explica la psicóloga “se trata de que el niño aprenda a ser feliz en la nueva situación”.
La edad del niño importa
Aunque tengamos 40 años e hijos propios, que nuestros padres nos digan que se separan es una noticia que impacta, porque al final es un cambio en la propia estructura de nuestra vida. Incluso aunque no vivamos con ellos, supondrá un cambio en nuestras rutinas. Sin embargo, la edad que tiene el niño cuando se entera de que sus padres ya no van a seguir siendo una pareja es un factor bastante determinante.
En este punto Laura Aguilera hace una distinción de cómo llevará el niño la situación y qué tener en cuenta según los años que tenga, para que ciertas reacciones no nos pillen por sorpresa, teniendo en cuenta que siempre influye el grado de maduración del mismo.
Hijos menores de 5 años: En este caso las explicaciones deben ser muy sencillas, concretas, cortas y claras, ya que todavía no comprenden lo que sucede del todo. “Tanto el padre como la madre se perciben por el hijo como una unidad inseparable. En estos casos, lo adecuado es explicarle brevemente al hijo qué progenitor será el que deje el domicilio, se le presentará el nuevo hogar de éste, así como se le expondrá cuándo lo verá y en qué entornos”, apunta Aguilera.
Hijos de 5 a 8 años: Ahora ya necesitan más información, porque la separación de sus padres les afecta a nivel emocional y personal. La psicóloga aclara que “en estas edades es cuando hay riesgo de que los niños se culpen a ellos mismo por la separación de sus padres, así como fantasear con que algún día volverán a estar juntos”.
Hijos de 9 a 12 años: “A estas edades los niños pueden ver el divorcio de sus padres como algo que no pueden controlar, por lo que no interiorizan un sentimiento de culpa”, aclara Álava. Quizás por ello, suelen culpar más a los padres y se plantean aspectos morales de lo que está bien y lo que está mal. “En ocasiones pueden tomar partido en un bando de los 2 progenitores, pero todo dependerá del tipo de relación que mantengan y de cada caso en particular”, insiste la experta.
Hijos adolescentes: Ya sabemos que esta es una etapa de emociones y comportamientos contradictorios, por lo que no es de extrañar que estos salgan en una situación de divorcio. “Son capaces de asimilar esta ruptura familiar de forma más madura, pero como adolescentes que se enfadan y experimentan frustración ante la situación, volviéndose más introvertidos, como forma de expresión de su inconformidad ante la separación de sus padres” concluye la psicóloga.
Otros factores a tener en cuenta pueden ser por ejemplo el sexo, a lo que Aguilar aclara que “no tiene por qué tener una reacción diferente el hecho de que el niño de padres separados sea de género masculino o femenino. Si bien es cierto que los niños podrían ser más propensos a tener una conducta más disruptiva y oposicionista, mientras las niñas pueden ser más introvertidas y optar por sentirse culpables de la separación”. Igualmente, el hecho de ser hijo único o de tener hermanos también ha de ser tenido en cuenta, puesto que como aporta la psicopedagoga “es más complejo si hay más hermanos, por un motivo muy claro, y es el hecho de que la edad de cada hermano implicará un tipo de explicación de la separación diferente, debido a su capacidad de entender la situación”. Así su recomendación pasa por reforzar el vínculo entre ellos en contrapartida, ya que “en una buena relación entre hermanos, éstos pueden ver uno en el otro, un apoyo importante”.


sábado, 3 de diciembre de 2016

Hacienda halla un filón al comprobar deducciones por vivienda

Hacienda halla un filón al comprobar deducciones por vivienda.

La Agencia Tributaria exige a titulares de hipotecas que demuestren que tienen derecho a la ventaja fiscal en el IRPF.

Más de 5 millones de contribuyentes se aplican la rebaja por adquisición de una casa en la declaración de la renta.

Noticias relacionadas

AGUSTÍ SALA, @agustisala, Viernes, 11 de Noviembre del 2016
Si le llega estos días una carta de Hacienda no se asuste. O quizás sí debería hacerlo. La Agencia Tributaria está enviando liquidaciones y requerimientos en los que exige a beneficiarios de la deducción del IRPF por vivienda habitual que demuestren que cumplen los requisitos para beneficiarse de ella.
La reclamación corresponde al ejercicio del 2015, pero se puede extender a los 4 años anteriores. Esta ventaja tributaria, que dejó de poder aplicarse para adquisiciones realizadas después del 2013, es la que tiene un mayor nº de beneficiarios en el impuesto de la renta, con más de 5 millones de contribuyentes, según datos de las memorias de la administración tributaria. Aunque fuentes de la Agencia Tributaria aseguran que no existe una campaña concreta, admiten que la comprobación de esta deducción es habitual, ya que es la más extendida en el IRPF. 
"Diría que esto afecta a un 30% o 40% de las declaraciones que hacemos", explica Merche Pérez, asesora fiscal de la Gestoría Menfis, en Barcelona. Otros fiscalistas consultados también han detectado casos, aunque un menor volumen, que provocan perder la deducción total o parcialmente.
"Desde el 2007 o el 2008 los bancos popularizaron la modalidad de reunificación de deudas y la ampliación de créditos hipotecarios, es decir, que destinaran parte del préstamo a otros fines como obras en la casa o para comprarse un coche", explica Francesc Xavier Masdeu, portavoz de la Associació Professional de Tècnics Tributaris de Catalunya i Balears (APttCB). El fisco suele esperar 3 ó 4 años para ver la magnitud que adquiere una práctica y luego indaga. "Es como cuando se pesca. Si se echa una red en lugar de pescar con caña, siempre se pillan más peces", afirma ilustrativamente un asesor.

RASTREAR COMPRAS ANTIGUAS

Después de que en el 2015 desapareciera la deducción para las nuevas adquisiciones hechas antes del 2013, Hacienda comenzó a rastrear compras más antiguas en busca de deducciones incorrectamente aplicadas tras una etapa en la que los bancos ofrecían créditos, una parte de los cuales podían dedicarse a otros menesteres, como hacer obras, comprarse un coche o hacer viajes.
Y al llevar a cabo comprobaciones ha encontrado casos de estos, en los que una parte de los costes que se beneficiaron de la deducción no se destinaron realmente a comprar la vivienda habitual si no a otras cosas. El problema es que por buscar estas irregularidades se ha alarmado a muchos contribuyentes que actuaron de forma correcta, explican los asesores fiscales consultados.
En caso de que el afectado no pueda demostrar que tenía derecho a esta ventaja fiscal, deberá hacer una liquidación por la cantidad que se ha deducido más una sanción que suele ser del 50%. Si muestra su conformidad, puede aplicar una rebaja del 30% sobre la sanción. Las cantidades medias en las que podrían reducirse las devoluciones o aumentar las cuotas a pagar oscilan entre los 1.500 o 2.000 euros por ejercicio comprobado más la sanción, afirman los expertos consultados.

ESCRITURAS Y GASTOS DE COMPRA

En las comunicaciones se exige un profuso listado de documentación. En una de las cartas a las que ha tenido acceso este diario se reclama "la escritura de adquisición de vivienda, o en su caso, contrato privado de compraventa y justificantes de gastos de compra (notaría, registro de la propiedad, IVA, impuesto de transmisiones patrimoniales...); escritura de constitución del préstamo hipotecario o, en su caso, documento acreditativo de préstamo personal. Y si el préstamo es subrogado o ampliado, también escrituras de cancelación del préstamo anterior y de constitución del nuevo préstamo, así como justificantes del capital pendiente de amortizar en el momento de la cancelación; justificantes de los pagos realizados que hayan sido objeto de deducción en el presente ejercicio.
Pero se exigen otros muchos comprobantes como un "certificado histórico de empadronamiento además de cualquier otro documento que permita acreditar que el inmueble en cuestión constituye la vivienda habitual". También "documentación justificativa de las cantidades deducidas" por vivienda habitual en caso de que lo hubiera hecho con una anterior, así como "facturas de consumo eléctrico de la vivienda de enero a diciembre del ejercicio comprobado" y "facturas de consumos realizados en la vivienda por otro tipo de suministros de enero a diciembre del mismo ejercicio".