martes, 2 de septiembre de 2014

¿Por qué hay más rupturas de pareja después del verano?

José J. Alonso/ Qué.es/01.09.2014
Disponer de más tiempo libre durante las vacaciones en muchas ocasiones supone una bomba de relojería para las parejas en problemas, que acaban 'volando por los aires' en el juzgado. 
¿Qué tal con tu pareja después de las vacaciones? Dicen que si las relaciones son buenas, al final del verano son mejores, pero, si son malas, los días de asueto pasan factura y se acaba en separación en el otoño. Las estadísticas lo confirman. Las vacaciones deberían unir más a la pareja, pero es en este tiempo cuando tenemos más contacto continuo con nuestra pareja y ponemos a prueba nuestras habilidades de comunicación, nuestra habilidad para resolver conflictos, cuando salen muchos problemas que se llevan arrastrando durante todo el año. ¿Tienes reservado tu divorcio en septiembre?.

El divorcio está aumentando de manera imparable desde su legalización en 1981. 
Según datos del Instituto Nacional de Estadística, España es el 3º país de la Unión Europea, después de Portugal e Italia, donde la proporción de divorcios ha aumentado más en la última década -casi un 40 % desde 1996-. 
Este dato choca, no obstante con otro: España es el país de la Unión Europea donde la tendencia a la duración del matrimonio es mayor: una media de 13,8 años.

Dicen los filósofos, antropólogos y sociólogos que somos una sociedad profundamente hedonista. ¿Ansias de independencia mezclada con egoísmo y la 'cultura del no esfuerzo'? Según el sociólogo, Ramón de Marcos, "por ahí deben ir los tiros. Independencia y poder están por encima de cualquier otra motivación, incluyendo el valor ético o moral". ¿De verdad lo queremos todo fácil, bonito y rápido? ¿Estamos preparados para luchar por algo que no nos reporta satisfacción inmediata? "No nos gusta la dependencia en ninguna de sus formas, ni el envejecimiento. Somos individualistas en ese sentido", concluye este experto.
Los psicólogos y terapeutas explican siempre que muchas parejas culpan de sus problemas de relación a la falta de tiempo, al estrés y al exceso de trabajo, y piensan que cuando llega el verano se van a limar asperezas, pero no siempre es así, sino que a menudo pasa lo contrario. Y es que según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial, durante el 4º trimestre del 2013 se registraron en los juzgados 33.712 divorcios, mientras que en los anteriores 3 meses fueron 24.236. 
En cuanto a las separaciones se registraron 1.928 entre octubre y diciembre por las 1.441 del 3º trimestre. Es decir, parece que en los meses de verano se deciden el 33 % de las separaciones, aunque temporalmente el verano solo es el 25 % del año. No hay correlación. 
Podemos decir que muchas veces, pasadas las vacaciones, se produce una desilusión y un mayor deseo de separación. Según Susana Aparicio, psicóloga y consultora independiente de formación de pareja, "el aumento de divorcios tras las vacaciones no es una leyenda. 1 de cada 3 divorcios se produce en septiembre, a la vuelta de vacaciones de verano, aunque he de decir que también hay más divorcios en enero, a la vuelta de las vacaciones de Navidad".
¿Cómo es posible? "Tenemos más tiempo libre y más energía para tomar el pulso a la relación, mientras que el resto del año funcionamos en 'modo automático' porque tenemos todo nuestro tiempo ocupado -trabajo, casa, niños, colegios, compromisos sociales o familiares, etc.- y estamos agotados, sin energía para pensar y reflexionar sobre nuestra vida", asegura Aparicio. Es paradógico. Podemos llegar a pensar que cuando tenemos más tiempo para pensar de verdad en nuestra vida y relaciones, más decisiones de cambio llegamos a tomar. Y es que todos los especialistas concluyen que "a más convivencia más roces. Los conflictos latentes -conflictos ya existentes no resueltos- no desaparecen por arte de magia. Salen a la luz en vacaciones con toda su fuerza".
Hay algún ingrediente más. La independencia que mantienen las parejas durante el año se ve comprometida, ya que es un tiempo compartido, común, con los hijos, las familias respectivas etc... Algo que tiene repercusiones, especialmente en parejas poco cohesionadas o sin un compromiso real o en parejas cuyos componentes no quieren aceptar el hecho de que cuando te emparejas con alguien lo haces, de algún modo, con él o ella y todas sus circunstancias -familia, amigos, trabajo-.
                            
"Es verdad que es necesario un espacio propio -amistades, aficiones, etc.- además del común con la pareja, para que la relación no termine asfixiada", dice Susana Aparicio. En su opinión, debemos priorizar la familia que hemos creado -nuestra pareja y nuestros hijos si los hubiera- sobre la familia de origen -padres y demás- y la familia política -suegros y demás-. "Si hay consenso en la pareja para pasar las vacaciones, o parte de ellas, con cualquiera de las familias es absolutamente necesario reservar siempre espacios físicos y tiempos para estar en pareja".
¿Y los hijos? Hay mucha parejas que creen que un hijo ayudará a mantener su relación. "A menudo no es así. Cambian totalmente la relación de pareja. Es importante dedicarse de vez en cuando un tiempo exclusivo para los 2 -un fin de semana romántico, una cena, celebrar los aniversarios, etc.- para que podamos recuperar la intimidad y no nos quedemos solo con los roles de padre y madre".
¿Qué hacer para que el verano no nos pase factura? Nuestra psicóloga nos ofrece alguna ayuda: Planificar juntos, priorizar a la familia que tú has creado, importancia de las relaciones sexuales, puesto que son el vínculo exclusivo de una pareja, equilibrar el tiempo para estar juntos con tiempo propio para cada uno. Y por último, "algo que a veces se nos olvida, una comunicación adecuada : utilizar la empatía -ponerse en el lugar del otr@-, la asertividad -respetar al otr@ y hacerte respetar- y negociaciones win-win -beneficio para ambos miembros de la pareja, equidad en la relación.
¿Llegaremos a Navidad en pareja?

lunes, 1 de septiembre de 2014

Testigos de Jehova y el Divorcio.




¿Admite la Biblia el Divorcio?
La Respuesta que da la Biblia: 
Sí lo admite. No obstante, Jesús indicó que solo hay una razón válida: “Cualquiera que se divorcie de su esposa, a no ser por motivo de fornicación [relaciones sexuales fuera del matrimonio], y se case con otra, comete adulterio” (Mateo 19:9).

Dios odia que alguien recurra al engaño y la traición para divorciarse. Él pedirá cuentas a quienes abandonan a sus cónyuges por razones de poco peso, sobre todo si es con la intención de casarse con otra persona (Malaquías 2:13-16; Marcos 10:9).
Más información sobre el tema: freeminds.org/;oocities.org/ 
(Por el Departamento de Asuntos Legales de la Sociedad Watch Tower, WBTS)
Leer más en el enlace:

Catalunya: ¿Que son los gastos extraordinarios?


la Sección 12ª de la Audiencia Provincial de Barcelona la cual dictó Sentencia en fecha 19 de junio de 2013 , con la siguiente parte dispositiva:

"Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por Dña Candida contra la sentencia de fecha 25 de mayo de 2012 dictada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 4 de Barcelona en sede de Guardia y Custodia 13/2012 de que el presente rollo dimana, debemos confirmar y confirmamos la expresada resolución si bien debe ser integrada en el sentido de que los gastos extraordinarios deben ser entendidos como aquellos que son necesarios, no periódicos e imprevisibles (como gastos médicos, odontológicos, etc. no incluidos en la Seguridad Social o seguro privado) y no requieren acuerdo, por su condición de necesarios, sino comunicación suficiente al otro progenitor, y deben costearse por mitad. 
Los gastos no necesarios, como los extraescolares (realizados fuera de la escuela o en ella pero fuera del horario escolar y de forma totalmente optativa y libre) requieren ese acuerdo, que debe incluir la proporción de pago y que, en caso de descuerdo, puede ser suplido por decisión judicial.

TSJC: Violencia doméstica y Custodia Compartida

TSJ Cataluña, Sala de lo Civil y Penal, Sec. 1.ª, 14-4-2014
Ponente: JOSE FRANCISCO VALLS GOMBAU.
La menor fue víctima indirecta de la violencia, por lo que no se debió conceder la custodia compartida
Un Juzgado de Violencia sobre la Mujer dictó sentencia en la que se estableció para los progenitores de la hija de 11 años de edad un régimen de custodia compartida, que fue confirmado por la Audiencia Provincial.
El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña revocó ese pronunciamiento, atribuyendo la guarda y custodia a la madre, habida cuenta de que la menor había sido víctima indirecta de los actos de violencia de género padecidos por su madre, que produjeron en la niña irritabilidad, trastornos del sueño y de alimentación y dificultades en el establecimiento de vínculos familiares. 

La sentencia Aqui

¿Qué pasa con tu casa cuando rompes con tu pareja y tienes hijos menores de edad?

Comentábamos en un artículo anterior los problemas a los que se enfrenta una pareja cuando decide poner punto y final a su relación y existe una vivienda en propiedad de por medio. Entonces avanzábamos cómo la situación se complicaba cuando hay hijos menores de edad
En 2012 se produjeron en España algo más de 110.000 separaciones, divorcios y nulidades. En el 48% de los casos había algún hijo menor de edad. Según los últimos datos disponibles del INE, la custodia de los hijos menores fue otorgada a la madre en el 75% de los casos, casi en el 10% al padre, y en el 14,6% fue compartida. 
¿Qué pasa con la vivienda de estas parejas cuando deciden separarse? 
Cuando el inmueble es de los 2 o de 1 de ellos, el artí. 96 del Código Civil dice que el uso y disfrute es para los menores, independientemente de quien sea el propietario de la casa familiar. “En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden”.
Contra esta rigidez los abogados de familia llevan años luchando. "El Código Civil no otorga al juez facultad alguna para interpretar una atribución del uso y disfrute conforme a las circunstancias de cada familia, por ejemplo, garantizando el alojamiento a los menores mediante la atribución de otro inmueble copropiedad de las partes, sino que se ve limitado a esta atribución imperativa del domicilio familiar sin entrar en más consideraciones", explica Paloma Zabalgo,  Abogada de Familia.
Debido a la rigidez y automatismo del Código Civil, un juez no puede, por ejemplo, atribuir el uso de la vivienda familiar al progenitor que no tiene la custodia de los menores de edad aunque estos tengan garantizado su derecho a una habitación digna en otra vivienda, por ejemplo, propiedad del otro progenitor. 
No obstante, tal y como señala la letrada, "las partes pueden pactar otras fórmulas siempre que se garantice el alojamiento de los niños. Sin embargo, esos pactos son muy difíciles de alcanzar por cuanto el cónyuge que va a ostentar la custodia no renuncia a ese derecho de uso. Además, cualquier acuerdo debe contar con el visto bueno del juez", apunta la letrada, que señala, además, los tímidos y lentos avances que se han conseguido a la hora de legislar sobre una realidad social que va mucho más rápido que las respuestas que ofrecen las leyes y los tribunales. "El cambio más relevante al respecto se lo debemos al Supremo, que hace un par de años especificó que el uso y disfrute de la vivienda se extingue una vez que los hijos son mayores de edad tanto si tienen independencia económica como si no. Antes no era así. El uso y disfrute solamente se extinguía cuando los hijos eran económicamente  independientes”, apunta Paloma Zabalgo. 
"Cuando los hijos superan los 18 años dejan de tener el derecho de uso y disfrute de la vivienda. Si necesitan dinero o dónde vivir, las ayudas vendrán de la pensión de alimentos".
¿Ante qué escenarios podemos encontrarnos? 
En 1º lugar, hay que dejar claro que, cuando hay hijos menores de edad, da igual el estado civil de la pareja –solteros, casados, parejas de hecho– y el régimen económico del matrimonio –separación de bienes o gananciales–, puesto que se impone el uso y disfrute de la vivienda por parte de los hijos menores de edad. (........)

Continua el artículo AQUI

El Divorcio y la Liquidacion de Bienes Gananciales

Complican los divorcios las transacciones
ALICIA DÍAZ /Mexico/ 30/08/2014.
 Antes de comprar o rentar un inmueble, fíjate que no esté inmerso en un proceso judicial a causa de un divorcio.
Lo recomendable es verificar la situación de la propiedad previo a dar cualquier cantidad de dinero, recomendó Jorge Chávez.
El suplente de la Notaría Pública No. 67 dijo que conviene acercarse con un asesor que revise el estado del bien raíz."Es lo mismo si está en un proceso de herencia ".
"Antes de dar un paso (se debe) revisar en qué estatus se encuentra para hacer una compra segura", apuntó durante su conferencia "El divorcio en temas inmobiliarios".
Chávez participó con esta plática ante socios de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), capítulo Monterrey.
En los últimos años, aseguró, se ha incrementado el número de rompimientos.
Nuevo León está por encima del promedio nacional, que marca una relación de 17 divorcios por cada 100 matrimonios.
El divorcio va acompañado de la disolución de la sociedad conyugal, cuando la pareja está unida por bienes mancomunados, aclaró.
Este tipo de contrato implica que las propiedades que se adquirieron dentro del matrimonio son de los 2.

Se excluyen las compradas antes de la unión conyugal, herencias y donaciones, apuntó el experto.
Chávez expresó que lo mejor es que la repartición de los bienes sea ajena a la terminación del matrimonio."La recomendación es que lo vean como una planeación patrimonial y, sobre todo, tratar de beneficiar con los bienes a la familia.
"Que se vea la liquidación de la sociedad como una protección para el futuro de los hijos".
Sugirió finiquitar el proceso de divorcio para poder rentar, vender o disponer al 100 % de los bienes.
Si están en el trámite de divorcio y tienen rentados inmuebles, deben estar de acuerdo en quién recibirá las rentas.De no hacerlo, podrían generarse problemas que complicarían el proceso.
Esta problemática no se presenta cuando se está casado por separación de bienes

domingo, 31 de agosto de 2014

Derecho a la Imagen en un proceso judicial

--> TS.Vulneración del derecho a la propia imagen por la captación inconsentida de fotografías en lugares públicos y en momentos de la vida diaria de una persona que se aportaron como prueba documental en un juicio de faltas con el fin de acreditar que la misma no se encontraba impedida para comparecer en el juicio. Inexistencia de intromisión ilegítima.

La Sala 1ª del Tribunal Supremo, ha visto el recurso de casación interpuesto por la demandante Dª Daniela, representada ante esta Sala por el procurador D. Álvaro Goñi Jiménez, contra la sentencia dictada el 27 de julio de 2011 por la Sección 3ª de la A. P. de Castellón en el recurso de apelación nº 243/2011 dimanante de las actuaciones de juicio ordinario nº 1080/2009 del Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Vinaroz, sobre protección del derecho a la propia imagen. También ha sido parte, por disposición de la ley, el Ministerio Fiscal.

La sentencia AQUI