martes, 29 de julio de 2014

El convenio europeo para prevenir la violencia contra las mujeres entra en vigor en España

El convenio del Consejo de Europa para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres, conocido como Convenio de Estambul --ciudad en la que se aprobó en 2011--, entra este viernes 1 de agosto en vigor en 11 de los 13 países que lo han ratificado, entre ellos España.

MADRID, 29/07/2014 (EUROPA PRESS)
El tratado está centrado en la detección, prevención y lucha contra todas las formas de violencia sobre la mujer, desde el maltrato a manos de su pareja o expareja hasta el matrimonio forzoso, la mutilación genital femenina o la trata con fines de explotación, y compromete al Estado que lo ratifica a adoptar medidas legislativas, punitivas y de información y sensibilización para perseguir estos delitos y proteger a las víctimas.
España, que ratificó el convenio el pasado mes de abril, se compromete, entre otras medidas, a perseguir internacionalmente la mutilación genital femenina cuando la haya cometido un español o residente habitual en el país sobre una víctima que cumpla una de estas características, sin que sus restricciones de la justicia universal puedan ser impedimento.
Asimismo, contrae otras obligaciones, como adoptar las medidas necesarias para que la persecución por razón de género sea tenida en cuenta como causa para obtener asilo o protección subsidiaria. España, en toda su historia, sólo ha concedido la protección por motivo de género en una ocasión, se trataba de una víctima de trata.
En este sentido, establece que las partes firmantes "adoptarán las medidas legislativas o de otro tipo necesarias para desarrollar procedimientos de acogida sensibles al género y servicios de apoyo a los solicitantes de asilo, así como directrices basadas en el género y procedimientos de asilo sensibles al género, incluidos los relativos a la obtención del estatuto de refugiado y a la solicitud de protección internacional".
El Convenio va más allá y recuerda a los Estados el principio internacional de no devolución, de manera que les compromete a adoptar las medidas necesarias para respetarlo a fin de garantizar que "las víctimas de violencia contra las mujeres necesitadas de protección, con independencia de su condición o de su lugar de residencia, no puedan ser devueltas en circunstancia alguna a un país en el que su vida pudiera estar en peligro o en el que pudieran ser víctimas de tortura o de tratos o daños inhumanos o degradantes".
Hay otros compromisos en el texto que en España ya tienen un rodaje, como la obligación de adoptar una legislación específica contra la violencia de género (La Ley Integral cumple ahora 10 años) que incluya la posibilidad de adoptar órdenes y medidas de protección urgente para las víctimas, prohíba los sistemas de mediación o conciliación en estos casos y que tome como agravante el parentesco, entre otras medidas vigentes en el sistema judicial actual.

PÉRDIDA DE CUSTODIA PARA MALTRATADORES
También plantea la posibilidad de que los jueces dicten "la pérdida de sus derechos dimanantes de la patria potestad (del maltratador) si el interés superior del menor, que puede incluir la seguridad de la víctima, no se puede garantizar de ninguna otra forma" o que se arbitren mecanismos de seguimiento y vigilancia de los condenados por estos delitos de violencia sobre las mujeres.
Sobre este asunto, el Convenio dice que "las Partes tomarán las medidas legislativas u otras necesarias para que, en el momento de estipular los derechos de custodia y visita relativos a los hijos, se tengan en cuenta los incidentes de violencia" así como para que "el ejercicio de ningún derecho de visita o custodia ponga en peligro los derechos y la seguridad de la víctima y de los niños".
Para el seguimiento de los compromisos adquiridos con la ratificación, el Convenio prevé la creación del Grupo de Expertos en la lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica (GREVIO), que estará integrado por un mínimo de 10 y un máximo de 15 miembros de países diferentes y con una participación equilibrada tanto en términos de género como a nivel disciplinar, que tendrá un mandato de 4 años.
El GREVIO visitará los Estados, recibirá información de organizaciones sociales y organismos oficiales y elaborará un informe con recomendaciones que será elevadas al país afectado y al Comité en el que tendrán presencia todos los que hayan ratificado el Convenio. De este Comité saldrán las recomendaciones al país en cuestión en relación con el cumplimiento de los compromisos adquiridos y serán públicas.

Paternidad, Pensión de alimentos y Mayoria de Edad

El hijo secreto de Baute le reclama 144.000 euros.

El cantante sigue tirándose de los pelos por el ¿desliz? que tuvo durante su alocada juventud. No contento con conseguir que Carlos Baute le reconociera legalmente como hijo en febrero de 2013, José Daniel Arellán le reclama ahora 144.000 euros. Tal y como desvela 'Vanitatis', el chico de 24 años pide al intérprete de 'Colagado en tus manos' una pensión de 900 euros al mes durante 5 años, más otros 90.000 euros “en concepto de alimentos provisionales y de indemnización por daño moral”.

Según el texto que presentó su abogado el pasado mes de junio en los juzgados, José Daniel se encuentra devastado: "En la actualidad el desconsuelo es innegable y ese daño se agudiza cuando, tras el reconocimiento de paternidad, mi mandante no ha tenido noticias del señor Baute. El demandado sigue desatendiendo sus funciones como padre; funciones que ha eludido antes y después del mencionado reconocimiento de paternidad”. Lo más fuerte del asunto es que José Daniel alega como “daño moral” el hecho de que el artista no le invitara a su boda con Astrid Klisans y también que el matrimonio haya anunciado en numerosas ocasiones su deseo de formar una familia. Y con la demanda, se adjuntan numerosas entrevistas exclusivas concedidas por Baute. De traca.
Por otra parte, el texto se desvela la situación del joven en la actualidad: "El señor Arellán cuenta con 24 años y tiene las necesidades propias de un chico de su edad. Carece de medios por el abandono en que se ha encontrado toda su vida. (…) Actualmente estudia un curso FP de grado superior y que tiene la intención de ingresar en una universidad para estudiar ingeniería, vive en la actualidad de la ayuda que le prestan su madre y su novia, cuya suma de ingresos no alcanza los 700 euros mensuales".

Si no sabes de dónde sale José Daniel Arellán, tendrás que remontarte hasta 1989
Por entonces, cuando tenía 15 primaveras, el cantante salía con una vecina de 13 años llamada Náyera. La pareja tuvo contacto carnal sin precauciones y, claro está, la moza se quedó embarazada.
Años más tarde, Carlos Baute se ofreció a ayudar económicamente a su hijo para que pudiera realizar sus estudios con tal de que éste no saltara a los medios de comunicación.  
Al no cumplir su palabra, José Daniel acudió a la televisión para cascarlo todo. El chico del cantante también ha utilizado las redes sociales para defender su posición: "Quiero colgar en tus manos, no me abandones así como has hecho con mi mamá, soy tu hijo te guste o no", tuiteó en 2010.

¿qué pasa con la vivienda tras un divorcio sin hijos?

Qué hacer con la vivienda conyugal tras un divorcio o una separación es un importante escollo al que muchas parejas se enfrentan cuando quieren dar por finalizada su vida en común. 
Además del valor sentimental que suele tener la vivienda familiar, ésta es de forma frecuente el activo de mayor valor económico de la pareja.
Qué hacer con ella no es, por tanto, una cuestión baladí. Si echamos un vistazo a las estadísticas veremos que en 2012 -últimos datos disponibles del INE- más de 110.000 parejas decidieron poner fin a su relación. Se produjeron 133 nulidades matrimoniales, 6.369 separaciones y 104.262 divorcios. Aunque no hay cifras sobre cuántas de ellas tenían vivienda en propiedad, teniendo en cuenta que España es un país inminentemente comprador, podemos hacernos idea de la magnitud del problema. 
Si la pareja vive de alquiler, la solución puede resultar relativamente sencilla. Basta con rescindir el contrato con el casero y buscar otra casa en la que empezar de cero o llegar a un acuerdo con él si 1 de los 2 quiere quedarse en el inmueble.
Sin embargo, todo se complica cuando hay una vivienda en propiedad de por medio. Y los problemas adquieren otra dimensión si, además, la pareja tiene hijos y estos son menores de edad. 
Otro dato: El 42,5% de los matrimonios que decidieron separarse o divorciarse en 2012 no tenían hijos en común. Sin embargo, un 47,9% tenía algún hijo menor de edad.
Cuando es así, es decir, cuando el matrimonio o la pareja tienen hijos menores de edad, no importa de quién sea la vivienda. Es decir, no importa el régimen económico del matrimonio, si hay separación de bienes o gananciales. Ni siquiera si están casados o solamente conviven ya que el juez otorgará el uso y disfrute del inmueble al hijo o a los hijos hasta que estos cumplan la mayoría de edad y, por ende, disfrutará también de la vivienda familiar la persona a la que el juez decida conceder la custodia del menor.
Así lo dice el art. 96 del Código Civil. “En defecto de acuerdo de los cónyuges aprobado por el Juez, el uso de la vivienda familiar y de los objetos de uso ordinario en ella corresponde a los hijos y al cónyuge en cuya compañía queden”.
Puesto que habiendo hijos de por medio la situación se complica, veamos en este primer artículo qué sucede con la casa conyugal en caso de separación y divorcio cuando no hay descendientes o si los hay, son ya mayores de edad.
Continua el artículo Aquí

lunes, 28 de julio de 2014

El Consejo de Estado y la Custodia de los Hijos.

El Consejo de Estado en sesión celebrada el día 24/07/2014, despachó, entre otros, los siguientes asuntos:

En Pleno:
JUSTICIA Anteproyecto de ley sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental y otras medidas a adoptar tras la ruptura de la convivencia. (Dictamen núm. 438/2014). 
Busqueda del dictamen del Consejo de Estado Aquí

Solicitud de copia de dictámenes:
Por correo electrónicoconsultas@consejo-estado.es
Por correo ordinario dirigido a:
Área de Gestión y Servicios Generales
Consejo de Estado
C/ Mayor 79
28013 Madrid

Por fax:
Área de Gestión y Servicios Generales
del Consejo de Estado al número 915.16.62.50

Para cualquier duda o información posterior a su solicitud al teléfono 915.16.62.47 o por los medios anteriormente citados. 


Respuesta: 
Estimado Sr.:
Lamentamos no poder remitirle, de momento, el dictamen por el que se interesa, nº 438/2014, ya que, el Anteproyecto de Ley sobre el que trata, no ha sido aprobado aún por el Consejo de Ministros.
Una vez sea aprobado estará a su disposición en nuestra página web, www.consejo-estado.es, en “Base de dictámenes”, “Otras bases de datos”, en el apartado “Dictámenes del Consejo de Estado”.

Atentamente,

Viajar en pareja, ¿placer o divorcio?



Antes de decidir tomarse unas vacaciones solos, lo mejor es hablar, acordar y resolver las dificultades.

Santiago Gómez, director de Decidir Vivir Mejor y del Centro de Psicología Cognitiva/27-07-2014
Cuando pensamos en realizar un viaje con nuestra pareja nos imaginamos un lugar romántico, cálido y acogedor, que pueda generar un buen clima para compartir, disfrutar y tener tiempo para reencontrarse con el otro; pero a veces las expectativas con el viaje y lo que se espera del mismo son tan altas, que pueden resultar frustrantes ya que no logramos concretar lo que se espera.
El error de este pensamiento o creencia reside en que, en el afán de ser positivos, nos olvidamos de los hechos de la realidad, es decir, en qué situación se encuentra la relación de la pareja antes de realizar el viaje. Por lo tanto, si no estamos pasando por un buen momento, corremos el riesgo de que las vacaciones se frustren y resulten un fracaso.
Por tal motivo, es importante tener en cuenta cuál es el sentido que va a tener el viaje y cómo está la pareja en ese momento. Esto significa que si la relación está en crisis porque existen discusiones de manera permanente, agresiones y descalificaciones verbales, falta de diálogo e indiferencia, lo más probable es que la pareja vuelva separada del viaje porque al pasar y compartir tanto tiempo juntos, las diferencias y las situaciones conflictivas se hacen más evidentes, acelerando los tiempos de la ruptura. Esta realidad echa por tierra el mito o la fantasía de que si una pareja está mal o en crisis, se soluciona realizando un viaje, ya que los hechos muestran que sucede todo lo contrario. 

Algunas sugerencias a tener en cuenta a la hora de organizar un viaje en pareja:
- Acordar sobre la elección del lugar para que cada uno pueda expresar sus intereses y gustos.
- Conversar sobre las expectativas que cada uno tiene sobre el viaje, es decir, lo que se espera del mismo - descansar, hacer excursiones- para evitar frustraciones.
- Ponerse de acuerdo con el dinero a disponer para el viaje.
- Cuando se realizan los preparativos, es conveniente armar una lista con las diferentes tareas a realizar, para que cada uno se ocupe de una parte.
Cuando la pareja llega al lugar elegido, es clave la actitud que tiene cada uno. 

Algunos consejos pueden ser tener flexibilidad, evitar renegar, negociar, mantener una actitud positiva, teniendo en cuenta que el objetivo es disfrutar del lugar en pareja.

El Divorcio predispone a la hipertensión

Univision/ 27 de Julio de 2014

Quienes experimentan problemas persistentes del sueño después de un divorcio podrían tener riesgo de desarrollar hipertensión.

La investigación publicada en la revista Health Psychology refiere que si bien un creciente cuerpo de estudios vincula el divorcio a importantes efectos negativos para la salud e incluso la muerte temprana, no se ha analizado a profundidad por qué puede existir esa conexión.
En los 1º meses después de la separación, los problemas del sueño son probablemente bastante normales, y esto es un proceso de ajuste al que las personas normalmente deben hacer frente”, comentó el profesor David Sbarra, coautor del trabajo en un comunicado difundido en línea por la institución académica.
“Pero los problemas de sueño, que persisten durante un período prolongado pueden significar algo diferente. Esto puede representar que las personas están llegando a estar potencialmente deprimidas, que están luchando por conseguir su vida de nuevo, y son estas personas las que son particularmente susceptibles a los problemas de salud”, alertó.
 

Para llegar a dicha conclusión, los investigadores observaron por un período de 7 años y medio a 138 personas que se habían separado físicamente de su pareja o divorciado unas 16 semanas antes del inicio del estudio. Se pidió a los participantes que informaran sobre la calidad de su sueño durante sus visitas al laboratorio, utilizando el Índice de Calidad del Sueño de Pittsburgh, que toma en consideración problemas de sueño que van desde dar vueltas, ronquidos, dificultad para conciliar y mantener el sueño. Además, se midió la presión sanguínea de los participantes en cada una de las visitas.
Si bien, no se observó una relación entre las alteraciones del sueño y los niveles de presión arterial en las 1ª visitas de laboratorio de los participantes, sí fue notorio un efecto retardado sobre la presión arterial en visitas posteriores en función de los problemas de sueño. 

“Lo que encontramos fue que si estás teniendo problemas para dormir hasta 10 semanas después de tu separación, no parecen estar relacionados con el futuro aumento de la presión arterial”, precisó Sbarra. “Sin embargo, después de 10 semanas, parece haber un efecto negativo acumulativo”, señaló el experto de la investigación sobre las parejas divorciadas.

El Instituto de Política Familiar pide medidas para frenar los divorcios

abc.es/27-07-2014 /  EFE

El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha pedido hoy al Govern y al resto de administraciones que adopten medidas para frenar el incremento de las separaciones y divorcios, que han crecido en las islas un 9,5 % en el primer trimestre de 2014.
Esta asociación defensora de la familia tradicional recuerda que las separaciones afectan a muchos menores y subraya en un comunicado que se ha puesto de manifiesto "la ineficacia de las soluciones ofrecidas hasta el momento, que se basan en facilitar la ruptura definitiva como única salida".
El IPFB cree necesario poner en marcha "mecanismos legales y sociales dirigidos a prevenir las rupturas matrimoniales", como "el establecimiento de un periodo de reflexión previo al divorcio" para que los miembros de la pareja acudan a servicios de "orientación y mediación".
"Es preciso recuperar el ámbito objetivo de la mediación familiar" planteando a los cónyuges "todas las opciones" para hacer frente a su crisis, "incluida la reconciliación", subraya la asociación conservadora.
Además, el IPFB aboga por fomentar la creación de entidades de mediación familiar y por formar a las parejas antes del matrimonio para dotarlas de recursos que les permitan afrontar sus diferencias cuando surjan.