jueves, 5 de enero de 2017

La Iglesia contra la identidad de género. ¿Y contra los pederastas?

El cardenal Cañizares llama a la rebelión contra la normalización de la transexualidad.

El arzobispo de Valencia asegura que la ley que regula el trato a alumnos transexuales llevará a la destrucción de la familia.

"¡No tengáis ningún miedo, venceremos!", arenga a los fieles.

NACHO HERRERO / VALENCIA /JUEVES, 5 ENERO 2017 –
El cardenal Antonio Cañizares ha llamado a la rebelión ante la ley que regulará el derecho a la identidad y la expresión de género en la Comunitat Valenciana y que se debatirá próximamente en Les Corts. El arzobispo de Valencia, en un artículo que difundirá el domingo el semanario 'Paraula' y que avanza el periódico 'Levante', asegura que la aprobación de la norma llevaría a "la destrucción de la familia" y apunta que "adoctrinar a los niños en ideología de género es una maldad". Por eso hace una llamada general "a padres, a asociaciones que tienen que ver con la familia, a políticos, a comunicadores y periodistas, y a educadores” a "no cruzarse de brazos". Cañizares, que anteriormente ya cargó el "imperio gay" y "ciertas ideologías feministas", señala que la Comunidat Valenciana, "como otras 8 comunidades autonómicas españolas, pretende imponer, a modo colonizador de las conciencias y aún por la fuerza, esta ideología".
El cardenal dice hablar con la "mano tendida" y pide al Consell que se replantee el proyecto "y no vaya contra el hombre ni contra la familia". Pero tras asegurar que aún se está "a tiempo" y que los considera "auténticos demócratas", señala que no le gustaria "que se convirtiesen en dictadores o tiranos". Además, acaba su carta con una arenga: "¡No tengáis ningún miedo, venceremos!".
La ley que se espera que apruebe el tripartito, con la oposición del PP y con la duda de la posición de Ciudadanos, permitirá entre otras cosas que los transexuales no necesiten presentar un informe médico para cambiar de sexo en el registro, por lo que dejarán de ser considerados enfermos. Igualmente hará extensivo el cumplimiento obligado en todos los centros escolares, incluidos los concertados y los privados, del protocolo de actuación que ya ha puesto en marcha la 'conselleria' de Educación en los centros públicos y que obliga a los centros a dirigirse a los menores según la identidad de género que elijan y permite a los niños vestir en concordancia con esa elección y hacer uso de instalaciones como vestuarios o lavabos en función de esa elección.

PRIMERAS CRÍTICAS

Desde el tripartito ya han comenzado a contestar a Cañizares. Así, Fran Ferri, portavoz de Compromís en Les Corts, le ha acusado de mostrar "una obstinación casi enfermiza contra la libertad e igualdad de género". "El arzobispo utiliza un lenguaje apocalíptico y belicoso totalmente fuera de lugar para referirse a esta ley, haciendo continuas referencias a colonizaciones, guerras, dictaduras y tiranías, con lo cual Cañizares evidencia que no acepta el marco de libertades en que convivimos los valencianos y valencianas", ha afirmado.