miércoles, 30 de noviembre de 2016

Aragón: Atasco judicial por la solicitud de Modificación de medidas(2011-16)

La custodia compartida atasca los juzgados de familia con la revisión de 120 separaciones.
El juez Decano reclama más trabajadores sociales a la DGA porque 1 funcionaria acumula todos los informes.
RAMÓN J.CAMPO. ZARAGOZA, 10/01/2011
El Juzgado Decano de Zaragoza remitió estas Navidades un informe a la Consejería de Justicia del Gobierno aragonés para reclamar la creación de más plazas de trabajadores sociales. La única funcionaria que se encarga de elaborar estos informes para los 3 juzgados de Familia ha recibido la petición de realizar 120 informes sobre separaciones en apenas 1 mes y medio, desde el 1 de noviembre hasta el 15 de diciembre. Y no da abasto para responder a los ciudadanos porque se han atascado los juzgados.

La pionera ley aragonesa de la custodia compartida entró en vigor el 8 de septiembre, pero en 4 meses ya ha chocado con la falta de medios. Como no ha trascurrido tiempo suficiente para tener datos estadísticos sobre las necesidades de esta nueva norma, la DGA responde sobre la marcha a las peticiones que le trasmiten los juzgados.

La ley ya recogía la necesidad de contar con un servicio de mediación atendido por psicólogos, cuya función es explicar la norma a los separados y sugerirles un acuerdo para evitar que lleguen a juicio. Esto se hizo en noviembre y se puso en marcha tras crear nuevas plazas de psicólogos. Pero ahora lo que faltan son trabajadores sociales, que hagan los informes que necesitan los jueces para poder emitir una sentencia.
Tras la entrada en vigor de la norma, la reacción de muchas personas separadas ha sido reclamar la revisión de sus convenios. Con ello pretenden ahorrarse o reducir las pensiones que pasan a las mujeres para la manutención de sus hijos. Sobre todo, en plena crisis económica que ha llevado a 92.000 aragoneses al paro.
La nueva norma da un plazo de 1 año para modificar las condiciones anteriores y adaptarse a ellas. Los abogados matrimonialistas están recibiendo muchas peticiones de revisión. Y para eso, los jueces necesitan pruebas periciales de trabajadores sociales que le informen sobre las condiciones sociales y económicas de los separados en litigio.
El juez decano de Zaragoza, Ángel Dolado, precisa que ese plazo legal de 1 año para amoldar las sentencias será ampliable porque es una ley más favorable para los justiciables.
Juicios fijados para junio
Esta falta de profesionales está condicionando la agenda de los jueces. En concreto, el titular del Juzgado de Familia nº 6, Javier Forcada, reconoce que está fijando sus juicios para junio. "Si necesitamos un informe psicológico o de una trabajadora social, hasta que no lo aporten, no se puede celebrar la vista", explica.
El juez es rotundo al manifestar que están sobrepasados por el exceso de trabajo. "Está claro que ahora se ha multiplicado el nº de sentencias y nos hacen falta más medios", señaló Forcada.
Hace 1 mes y medio, un separado preguntó en una conferencia celebrada del Colegio de Abogados: "Soy un padre pagador de la pensión, ¿cuándo podrá aplicarse la revisión de la separación?". Si entonces le dijeron que la fecha del juicio para esa modificación, si no hay acuerdo entre las partes, sería para abril, el atasco de la custodia compartida ya provoca una lista de espera de medio año. Sería para junio.
De cualquier modo, toda ley nueva necesita un rodaje y la llegada de la jurisprudencia que ilumine su interpretración. Al ser una materia susceptible de llegar a través de recursos para que se pronuncie el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) , no se prevé que se pueda pronunciar al menos hasta el próximo otoño. 
El presidente del TSJA, Fernando Zubiri, ha manifestado que la Sala de lo Civil está muy dispuesta para resolver un caso de la custodia compartida sin dilaciones.
Los 3 juzgados de Familia de Zaragoza ya superan el centenar de casos acumulados, entre las nuevas demandas y revisiones.
Los profesionales y afectados reclaman información y muchas conferencias divulgativas para conocer de 1ª mano esta ley. Así se puso de manifiesto en la conferencia del Colegio de Abogados, celebrada a finales de noviembre, que estuvo lleno hasta la bandera. Hay tanto interés y expectación entre los profesionales, como ignorancia entre los afectados sobre los efectos de la norma.
"Un cambio importante"
Ese día, el catedrático de Derecho Civil de la Universidad de Zaragoza, Carlos Martínez de Aguirre, no llegó a calificarla como una revolución porque era "algo fuerte", pero sí dijo que es "un cambio importante". "Antes de la ley, en más del 85% de los casos se daba la custodia individual a la madre. En la actualidad, la preferencia es la custodia compartida y se notarán las modificaciones", asumió Martínez de Aguirre.
Cuando se aprobó, se anunció el peligro de que crecerían las denuncias por malos tratos para evitar las custodias compartidas. El juez Forcada, un defensor de la ley para adaptarse a la sociedad actual, no ha notado ese aumento