sábado, 22 de octubre de 2016

PODEMOS: Feminismo latinoamericano


Podemos pone en marcha una reforma de la Ley contra la Violencia de Género que incluya el «feminicidio»
Se aprobó por unanimidad, aunque C's, PSOE y PP anunciaron enmiendas posteriores y los populares reconocieron que el término les produce «cierta estridencia» 
SaraMedialdea - smedial Madrid,21/10/2016 
Podemos consiguó ayer que el pleno de la Asamblea tomara en consideración su proposición de ley para la reforma de la Ley regional contra la Violencia de Género. Y lo hizo, además, por unanimidad, aunque el resto de los grupos políticos advirtieron a la formación morada que presentarían enmiendas, especialmente a la medida que solicitaba incluir el feminicidio entre las actividades relacionadas con la violencia contra la mujer.
La encargada de defender la proposición de ley fue la diputada de la formación morada Clara Serra, quien defendió la necesidad de «adaptar y unificar normativas» e incluir otros modos de violencia contra la mujer como «los matrimonios forzosos, los abortos y las esterilizaciones forzosas» y «las víctimas de violencia sexual y crímenes por honor, junto con todo lo considerado como «feminicidio».
Su propuesta fue aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos de la Asamblea, aunque algunas de las fórmulas sugeridas por Podemos no terminaron de convencer a los otros partidos. Para Ana Rodríguez Durán (Ciudadanos), lo necesario es un Plan Nacional contra la violencia de género, además de facilitar la lucha contra esta lacra con más juzgados especializados, mayor protección para las mujeres y penas más duras. Propondrá enmiendas para mejorar la proposición, que ayer fue tomada en consideración pero que ahora deberá pasar un largo trámite parlamentario.
Agresiones de padres o hijos
La socialista Carmen Martínez Ten considera que la actual ley regional contra la violencia de género es una norma excelente, aunque debería mejorarse incluyendo aspectos como «la violencia psíquica, económica y sexual, la trata de mujeres y niñas, la mutilación o la explotación sexual». Otros aspectos a estudiar son los relativos a las agresiones sufridas no por parejas o exparejas, sino de padres, hermanos o hijos. E hizo hincapié en que las mujeres maltratadas, para «iniciar el camino» de la denuncia, necesitan «un apoyo previo».
La popular María Isabel Redondo indicó que su grupo «siempre va a estar a favor de mejorar» la normativa relacionada con este problema, y apostó por el consenso en el tema porque «no importa de quién parte la iniciativa». El texto propuesto por Podemos lo valoró como «serio», aunque anunció que presentará algunas enmiendas al mismo, como la referencia al término «feminicidio» que, reconoció, «no lo recoge nuestro ordenamiento jurídico y nos produce cierta estridencia y tensiones».