miércoles, 28 de septiembre de 2016

Violencia doméstica en el Partido Laboralista Británico


Sarah Champion, responsable de violencia de género del Partido Laborista británico lamenta haber pegado a quien era su marido en 2007.

Revelan que la responsable de violencia de género del Partido Laborista británico pegó a su marido.
Por Juan Bosco MartínAlgarra| 27/09/2016 -
Reclaman la dimisión de la diputada británica Sarah Champion por haber pegado a su pareja en 2007, cuando estaba casada. 
El ex marido asegura que todavía sufre pesadillas recordando las agresiones que sufrió en aquel matrimonio. Los británicos se han visto sorprendidos por la noticia de que la responsable de la lucha contra la violencia de género en el Partido Laborista golpeó a su marido hace 9 años.

Sarah Champion, de 47 años, reconoció el pasado viernes haber sido arrestada por la policía en 2007 tras un violento altercado con su marido, Graham Hoyland, del que entonces se estaba divorciando.

Champion se ha excusado públicamente admitiendo que había “perdido el control” en aquella ocasión. Hace unos días realizó la siguientes declaraciones: “No estoy orgullosa de lo que pasó. Acepto que me equivoqué, pero no tengo nada que esconder. Perdí el control después de haber sido provocada durante años y por eso lo siento pero me sentí muy vulnerable en aquel momento”.

Su exmarido confirmó que había sido “la víctima en el ataque de Sarah Champion” y reconoció que le resultaba embarazoso “tener que admitir que tu esposa te ha pegado, pero es un problema del que hay que hablar”. Hoyland es un reconocido escritor y montañero, autor del 'best-seller' titulado "Las últimas horas en el Everest".

Aún tiene pesadillas con Sarah

Los amigos del marido, Graham Hoyland, aseguran que él fue víctima de abusos y humillaciones, y que el divorcio se saldó con un acuerdo por el que la mujer recibió unos 230.000 euros, después de “haber hecho la vida imposible” al su esposo. Su actual pareja reconoció a la prensa británica que "Graham quedó profundamente angustiado por lo que pasó durante su anterior matrimonio. Él es muy amoroso y jamás podría un dedo encima de una mujer. Todavía tiene pesadillas con Sarah".

El caso ha suscitado protestas en la sociedad civil y en la vida política. Mike Buchanan, líder del partido “Justicia para los Hombres y los Niños” exige que Champion dimita: “Si la ministra fuera un hombre no podría mantenerse en el puesto después de esas declaraciones”. Sin embargo, no parece que esta dimisión se vaya a producir. El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha apoyado explícitamente a Sarah Champion, a la que ha calificado como “compañera inspiradora”. Se mostró convencido de que ella “va a seguir haciendo un gran trabajo, como ha hecho hasta ahora”. Y remató que “tiene nuestro total y sincero apoyo”.

(Te interesa leer: