domingo, 25 de septiembre de 2016

Películas memorables sobre el divorcio

Ulises Castañeda, 2016-09-24 - Hace unos días se dio a conocer que la actriz Angelina Jolie le pidió el divorcio a Brad Pitt en un suceso que cosechó una infinidad de reacciones. La pareja representaba el ideal de un matrimonio en Hollywood y ahora se encuentran en el centro de una pesadilla después de casi 3 años de vivir un cuento de hadas.
Curiosamente a principios de año, los actores protagonizaron un nuevo filme años después de que los unió Señor y Señora Smith, aunque esta vez con un halo de premonición sobre la separación. En Frente al mar, bajo la dirección de Jolie, dan vida a una pareja que poco a poco va perdiendo su amor mientras recorren la Francia de los años 70.

A propósito de esta separación, recordamos algunos de los filmes más representativos que han abordado el tema del divorcio en la pantalla grande. Uno de los más longevos fue el caso de Los niños del divorcio (1927), una película muda de drama romántico dirigida por Frank Lloyd y protagonizada por Clara Bow, Esther Ralston, y Gary Cooper.
De esos años también hay casos representativos como Doble sacrificio (1933) de George Cukor; The Divorce of Lady X (1938), de Tim Whelan o Child of divorce (1946), de Richard Fleischer, sin embargo, no fue hasta la llegada de Divorcio a la italiana (1961), que se abordó el tema del divorcio con mayor impacto. El filme de Pietro Germi, tuvo como protagonistas a Marcello Mastroianni y Daniela Rocca, el 1º enamorado de su sobrina y ella su esposa que no le concede el divorcio, con la historia vemos cómo hace todo lo posible para inducirla a la infidelidad con el fin de matarla con el permiso de las leyes.
En los años 70 hubo 4 filmes sobre divorcios que se robaron la escena. El 1º de ellos fue La ruptura (1970), de Claude Chabrol, sobre el proceso de divorcio de una pareja a causa de que el hombre golpea brutalmente a su hijo, sin embargo pertenece a una familia influyente que complicará que ella se quede con la custodia; el 2º es Escenas de un matrimonio (1973), de Ingmar Bergman, en la cual después de la intensa charla que tiene una pareja con sus amigos, comienzan a replantearse su matrimonio y también cabe destacar Manhattan (1979), de Woody Allen, que si bien no es la parte medular de su película, el tema de la separación está presente cuando la ex esposa del protagonista escribe un libro sobre las intimidades de su matrimonio. Cabe señalar que Allen fue uno de los cineastas que más recurrente tuvo el tema en sus filmes, entre ellos figuran también Another woman. De esa década también está la cinta española Solos en la madrugada (1978), de José Luis Garci.
En 1979, se estrenó uno de los filmes más representativos. La batalla matrimonial de Kramer contra Kramer, de Robert Benton, cuando Ted Kramer (Hoffman), un ejecutivo de publicidad, es abandonado por su mujer (Streep), tiene que hacerse cargo por 1ª vez de su hijo: deberá conquistar el afecto del niño y hacer de padre y madre a la vez, sin descuidar su carrera profesional.
En los años 80, destacaron filmes como Paris, Texas (1984), de Win Wenders con la historia de un hombre en un desierto de Estados Unidos que no recuerda quien es y con la ayuda de su hermano poco a poco revive el momento en que abandonó a su mujer e hijo; también está Diferencias irreconciliables (1984), de Charles Shyer, sobre una pareja que decide divorciarse sin embargo su hija prefiere irse a vivir con su niñera; el otro filme llegó al final de la década con La guerra de los Rose (1989), de Danny DeVito, sobre la desintegración de un matrimonio que parecía perfecto.
A partir de los años 90, el tema de los divorcios comenzó a ser recurrente en el cine en diversos géneros. Los más recordados son Papá por siempre (1994), de Chris Columbus, en la que Robbin Williams da vida a un hombre que para estar más cerca de sus hijos, luego de su divorcio, decide transformarse en la señora Doubtfire, la nueva niñera; ese año también el cine de arte figuró Tres colores: Blanco, de Krzysztof Kieślowski, Mentiroso, mentiroso (1997), con Jim Carrey; Quédate a mi lado (1999), con Susan Sarandon y Ed Harris; Tú a Boston y yo a California (1998) y Kadosh (1999), de Amos Gitai.
El nuevo milenio el tema se volvió común hablar de divorcios porque la realidad superaba a la ficción. Llegaron filmes como Belleza americana, de Sam Mendes, en la que un hombre en crisis matrimonial y laboral se enamora de la amiga de su hija; luego desde Argentina llegó El hijo de la novia (2001), en la que Ricardo Darín da vida a un hombre divorciado, al que un día le pasan cosas que lo hacen replantearse su vida. Otros filmes de esa década fueron Un hombre serio (2009), de los hermanos Coen; y Divorcio a la finlandesa (2010), de Mika Kaurismäki.
Finalmente, en los últimos años, dentro de la amplia variedad de propuestas figuran 2  películas: La 1ª es Una separación (2011), película iraní de Asghar Farhadi, ganadora del Oscar a Mejor Película de Habla no Inglesa que cuenta una devastadora historia de divorcio en la que ella busca abandonar el país en busca de una vida mejor y él quiere quedarse a cuidar a su padre. El otro de los filmes desgarradores fue Blue Valentine (2013), de Derek Cianfrance, en la cual Dean (Ryan Gosling) y Cindy (Michelle Williams) son una pareja que busca recuperar el amor y la pasión para salvar su matrimonio. 
Nota: como en todas las listas, faltan algunos otros  films, entre ellos los Españoles, algún Judio y algunas inglesas.