domingo, 18 de septiembre de 2016

China: El divorcio y el acceso a la vivienda

Image caption: La construcción de un patrimonio es una de las preocupaciones de las parejas en China.
Ruhua Xianyu 17 septiembre 2016
Seguramente has oído hablar de las filas de parejas felices que esperan para casarse en Las Vegas. Pero, ¿sabes algo de las parejas felices que hacen fila para divorciarse en Shanghái?
El nº de personas que inician trámites de divorcio ha aumentado significativamente esta semana en Shanghái, la 2ª ciudad más poblada de China, según informes publicado en medios locales.
Y la razón que parecen tener estas parejas para dar un paso tan decisivo es diferente de las que suelen llevar a la mayoría al divorcio.
No se trata de desavenencias o problemas conyugales irreconciliables, sino de un motivo financiero. Temen perderse la oportunidad de comprar una 2ª propiedad con más facilidad gracias a una laguna legal.
Las normas que regulan la compra de inmuebles en China tratan a un matrimonio como una sola unidad.
Actualmente, quien se vuelve propietario por 1ª vez y reside en Shanghái puede comprar una propiedad con un depósito de un 30% y un 10% de descuento en la tasa de interés.
Un matrimonio puede comprar hasta 2 propiedades, pero el depósito para el 2º inmueble debe ser de entre 50% y 70% del valor de la propiedad.
Así que al divorciarse, aunque sólo en el papel, cada miembro de una pareja puede volver a acceder a los descuentos ofrecidos a solteros.
Rumores
Los divorcios por este motivo no son algo nuevo, y han sido impulsados en parte por el auge inmobiliario en Shanghái. Pero el aumento repentino de los últimos días se debe a un rumor, no confirmado, de que las autoridades chinas tienen previsto cambiar las normas para acabar con esta laguna legal. 
Las parejas ven el divorcio como una forma de comprar una 2ª propiedad a mejor precio.
Uno de los rumores que circuló en redes sociales era que a partir de septiembre solo aquellos divorciados por un mínimo de 12 años podrían comprar una 2ª propiedad.
Si bien el gobierno negó que hubiera cambios inminentes en las normas inmobiliarias, eso no impidió una auténtica estampida de divorcios.
La revista económica china Caixin dijo que el 30 de agosto había largas filas de matrimonios en una oficina del registro civil de Shanghái para presentar papeles de divorcio. Otras imágenes en redes sociales parecen mostrar filas similares.
De acuerdo con el Centro Municipal de Transferencia de Inmuebles de Shanghái, se habían vendido 1.470 propiedades antes de las 4 de la tarde del 30 de agosto. En los 4 días previos, el promedio diario era de 1.000 inmuebles vendidos por día, el doble que récords anteriores.
La última vez que el nivel diario superó las 1.000 propiedades fue el 24 de marzo, cuando circulaban con fuerza rumores similares sobre cambios en la ley.
El sitio web del Centro Municipal de Transferencia de Inmuebles colapsó el 26 de agosto durante una hora debido al aumento en el tráfico online.
Peng Jinling, un agente inmobiliario de Shanghái, le dijo a la BBC que conocía a varias parejas que decidieron divorciarse por motivos financieros, aunque siguen juntas.
"Es muy normal ver matrimonios que se divorcian para comprar una 2ª propiedad. Hay una enorme diferencia entre un depósito del 30% y de 50% o 70%. Creo que hasta un 95% de esos divorcios son falsos", señaló.
Demasiados divorcios
Ciertamente, circulan historias en redes sociales sobre un aumento en las solicitudes de divorcio. Un funcionario de la oficina que recibe esas solicitudes en Xuhui, un distrito de Shanghái, puso un cartel pidiendo a las parejas que regresaran el día siguiente.
"Habían llegado 70 matrimonios para solicitar el divorcio, un nº que excedía la capacidad de nuestra oficina", dijo.
Imágenes de carteles similares en otras oficinas del registro civil fueron compartidas en la red social Sina Weibo.
El 29 de Agosto, la página del gobierno en esa red señaló que no estaba discutiendo cambios en las normas inmobiliarias.
La respuesta en redes sociales fue variada. Algunos dijeron que las solicitudes de divorcio habían sido apresuradas y ridículas. Pero otros expresaron cautela. "Que no se discuta algo no significa que no vaya a haber cambios en la ley", dijo un usuario.
Otro bromeó: "¡Demasiado tarde ahora! El divorcio ya fue concedido."
Un hashtag en Sina Weibo que puede traducirse como "Divorcio en Shanghái y tendencias inmobiliarias" fue compartido más de 240.000 veces. Algunos usaron el hashtag para opinar que "engañar al sistema es inmoral".
Bierjiang, un residente de Shanghái escribió: "¡Cómo no les da vergüenza a esas parejas que piden divorcios falsos para comprar otra casa! Si cientos de miles de parejas están hacienda esto, hay un problema con la política inmobiliaria. ¡País vergonzoso!"
Sin embargo, otros usuarios como lewis617_pkr siente que, con los precios inalcanzables de las propiedades, las parejas no tienen más remedio que engañar al sistema. El precio de los inmuebles en Shanghái subió un 27% entre julio de 2015 y julio de 2016, según la Oficina Nacional de Estadísticas.
"Espero que el gobierno asuma su responsabilidad y regule los precios, o la gente seguirá entrando en pánico", agregó.
Una nueva frase comenzó a circular en redes sociales, sugiriendo que aquellas parejas que se "separan" para aumentar su riqueza son verdaderos románticos.
"Si se animan a divorciarse, eso, es una muestra de amor verdadero. Saben que su amor es a prueba de todo", señala.