jueves, 8 de septiembre de 2016

Cargar la batería al 100% puede acabar con su móvil y en divorcio

El dispositivo que da vida a su teléfono es tan delicado que asusta. Normas para su buen uso.
Marilo García| 7 Sept 2016 
¿Cuándo, cómo y cuánto carga su móvil? Justo cuando creíamos que habíamos aprendido a tratar bien a nuestros teléfonos, la web de historias inspiradoras Bright Side publica un vídeo en el que se hace eco de las advertencias de Battery University, el centro de información sobre baterías de la empresa de análisis Cadex, que asegura que llevamos todo este tiempo cargándolos de forma incorrecta. Afirman que las baterías son uno de los puntos débiles de todos los smartphones: pueden sufrir estrés, provocado, entre otros motivos, por cargarla durante demasiado tiempo, lo que afecta a su rendimiento. Estas son las 4 recomendaciones del centro para alargar la vida útil de su dispositivo:
1. No deje su móvil enchufado si está completamente cargado: esto incrementa la tensión de la batería y conduce a su deterioro.
2. No cargue la batería por completo: someterla a ese estrés podría desgastarla.
3. De hecho, es mejor cargar el móvil en cortos periodos de tiempo que en una sola sesión: de este modo, se evitan sobrecargas.
4. No deje su móvil expuesto a temperaturas extremas: tanto las muy altas como las muy bajas afectan al funcionamiento de la batería.
Sandra López de Santiago, directora de márketing de Sony Ericsson, añade 2 más:
5. No agotar la batería por completo y comenzar la carga cuando se encuentre por debajo de aproximadamente el 15%; y, 
6. coincidiendo con el vídeo de Bright Side, no dejar conectado el móvil a la red mucho tiempo tras alcanzar el 100% de carga. 
Según dice, si lo dejamos enchufado “notaremos, con el paso del tiempo, cómo la capacidad de la batería se va viendo reducida”.
Salir de casa con 85% de batería crea ansiedad, pero es mejor
Sandra López de Santiago insiste en que es mejor que la carga se haga en “cortos periodos, ya que nos proporcionan un nivel de batería suficiente y serán menos dañinos”. 
Para Carles Garrigues Olivella, director del máster en Desarrollo de Aplicaciones para Dispositivos Móviles de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), "esto puede deberse a que la pérdida de rendimiento de la batería es menor a un nivel de carga medio, como de 40%".
Esta información choca con una de las teorías más repetidas: que para mirar por la salud de los teléfonos, estos deben cargarse y descargarse completamente. Este cambio de paradigma lo explica Carlos Gutiérrez, administrador de la web de información energética Nergiza: "Una de las más importantes características de las pilas de Ion Litio es que no tienen efecto memoria, por lo tanto, no es necesario descargarlas completamente antes de volver a cargarlas. Tampoco es imprescindible cargarlas siempre al 100%, esta creencia es heredada de las baterías de NiMH (Níquel e Hidruro metálico) y NiCd (Níquel Cadmio), que sí tenían este efecto y podían perder vida útil si no las tratábamos con cuidado".
De todas maneras, el administrador de Nergiza recomienda que, cada cierto tiempo, se complete un ciclo de descarga, es decir, que la pila se cargue al 100% y se agote totalmente: "De esta forma, nuestro teléfono reaprende donde está el 0% de la batería y la indicación de nivel de carga será más precisa. Seguro que alguna vez te ha sucedido que la última 'rayita' de tu móvil aguanta mucho más que las otras. Es porque se trata de un error y queda más batería de lo que crees". ¿Cómo solucionarlo? Dejando alguna vez que el móvil se apague y cargándolo después al 100%. No es un truco para alargar la vida útil del teléfono, sino para un indicador más fiable.
En cuanto a no dejar el móvil al sol, aunque parece el consejo más obvio, López de Santiago lo explica: “Las baterías, como cualquier otro aparato, tienen unos umbrales de temperaturas en los cuales su funcionamiento y rendimiento está garantizado. Si se sobrepasan (tanto por exceso como por defecto), la funcionalidad de la batería se vería mermada”. El rango ideal según la página web de Apple España está entre 16º y 22º. Temperaturas superiores a 35º o, por el contrario, entornos muy fríos, estropearían la batería. Aunque afirman que es un proceso reversible: la pila recuperará su capacidad a temperatura ambiente normal.
La tecnología móvil avanza buscando la mayor eficiencia energética de sus dispositivos. Los últimos modelos de Sony incorporan una tecnología que aumenta la vida útil de sus baterías (alcanzando hasta 2 años de vida sin degradación apreciable, según la experta en márketing). “Mediante esta tecnología, los periodos de carga son gestionados de manera inteligente y automática por el propio teléfono”, explica López de Santiago. “Por ejemplo, cuando se deja el teléfono enchufado toda la noche, se desconecta por sí mismo al alcanzar el 85%, volviéndose a conectar automáticamente unas horas después, justo cuando detecta que el usuario va a despertarse”.
Un software desactualizado consume más batería
¿Las pautas son las mismas si tenemos un iPhone o un dispositivo Android? Las recomendaciones de Apple son las siguientes:
1. tener siempre el software actualizado, ya que incluye tecnologías avanzadas de ahorro de energía; 
2. evitar temperaturas ambiente extremas; 
3. quitarle la funda si el móvil se calienta excesivamente durante la carga; 
4. y, si el móvil se va a dejar de usar durante mucho tiempo, es mejor apagarlo, pero con media carga. Si la batería está completamente agotada podría entrar en un estado de descarga total y no poderse recargar, pero si se guarda cargado completamente, la batería perderá su capacidad y autonomía.
"Sucede con todas las pilas, no es exclusivo de los iPhones: si se sobredescarga puede ser difícil o incluso imposible que cargue de nuevo. Es complicado que suceda porque el teléfono se apaga automáticamente si el nivel baja de un mínimo de voltios, pero una vez lo hace, si permanece mucho tiempo sin utilizar podría ser irrecuperable", dice Gutiérrez. 
Por último, hay otra pregunta que ronda nuestras cabezas y encuentra respuestas encontradas: ¿es mejor cargar la batería con el móvil apagado o encendido? Garrigues Olivella zanja la polémica: "Es indiferente". Se tenga el móvil que sea, unos buenos hábitos pueden aumentar su longevidad. Si quiere reducir la frecuencia con la que cambia de dispositivo, manténgase bien informado y destierre antiguas certezas, pues en el mundillo tecnológico todo cambia a velocidad de vértigo.
En 5 claves
1) No cargue la batería por completo. Y si lo hace, desenchúfelo en cuanto se complete.
2) Mejor cargarlo en períodos cortos que de una sola vez.
3) Habitualmente, no deje que se descargue por completo.
4) Cada pocos meses, realice un ciclo completo (cargarlo hasta el 100% y descargarlo totalmente).
5) No deje su móvil expuesto a temperaturas extremas.
"Los cargadores que se utilizan actualmente (al contrario de lo que podía pasar antiguamente) detienen el proceso de carga cuando detectan que la batería ya está cargada, por lo que no se sobrecalienta . Sin embargo, puede ser que la batería se mantenga a una temperatura mayor cuando tenemos el móvil conectado a la corriente, por lo que es preferible desenchufarlo cuando termina el proceso", añade Garrigues.