viernes, 2 de septiembre de 2016

2 cosas por las que los matrimonios fallan

2 cosas por las que los matrimonios fallan
|

El matrimonio es una de las dinámicas de relación más discutidos en la era moderna. De acuerdo con una investigación reciente publicada en el New York Times , es uno de los mejores esfuerzos que uno puede hacer en la vida.El matrimonio hace que la gente se sienta más feliz y satisfecha con su vida; sobre todo cuando tienen estrés en ella. Sin embargo, existen algunas circunstancias que pueden hacer de este paraíso una pesadilla, y terminar de arruinar cualquier relación entre 2 personas que se aman.
Existen dinámicas que pueden terminar la relación más estable. 
Según Peter Pearson, terapeuta y co-fundador del Instituto de las parejas, reveló que más del 60% de las parejas llegan a pasar por crisis que de no superarse, pueden significar un divorcio:
La 1ª es conocida como una dinámica de conflicto de evitación, la cual se define por el miedo y una situación en la que las consecuencias emocionales superan los beneficios potenciales de las acciones de debate. Dicha dinámica se desarrolla generalmente entre una pareja dominante y una sumisa, con este último gradualmente compatible en cuanto comprometan sus propios pensamientos, sueños y deseos con el fin de retener el favor de los primeros.
Una dinámica de este tipo se manifiesta a través de cualquier cosa y realmente es algo tóxico. Esto no necesariamente significa que 1 de los 2 ejerce control sobre el otro; sin embargo, los instintos y valores de cada individuo comienzan a surgir a medida que pasan tiempo juntos.
Esto pone de manifiesto los reflejos de supervivencia y el comportamiento instintivo, lo que lleva a una interrupción de las comunicaciones y la culminación de un matrimonio. Con el tiempo, la única manera de evitar ese destino es pasar por un proceso de diferenciación, a través del cual, ambas partes se esfuerzan por reconocer los rasgos del carácter de ellos mismos y de su pareja.
Esto permite a las parejas a entender las diferencias que existen dentro de su relación, mientras fortalecen a las 2 partes para permitir estos y empujar la comunicación positiva. Dado que evitar conflictos es uno de ellos clave, causas de divorcio en la era moderna que inspiró, este es un proceso que las parejas deben tratar de pasar durante su matrimonio.
Por otro lado, existe la dinámica hostil-dependiente, y es más probable que ocurra en parejas en las que ambas partes son de alta dominancia. 
En este tipo de relación, ambos individuos buscan tomar el control y empujar sus propios puntos de vista dentro de la relación, sin escuchar o desarrollar empatía con el otro.
Una de las manifestaciones más evidentes de esto es el desarrollo de culpa, si ambas partes se señalan con el dedo y con acusaciones innecesarias, las parejas comenzarán a discutir más.
Se requiere una resolución similar al 1º caso; aunque es más complicado debido al carácter dominante y la mentalidad terca de ambos. El compromiso es la palabra clave aquí, ya que es fundamental que cada individuo reconozca sus propios defectos y el impacto que éstos tienen en su relación. Lo más importante, deben de aprender a considerar los argumentos y los conflictos desde una perspectiva objetiva, y al mismo tiempo escuchar los puntos de vista de sus seres queridos.
La última palabra si bien estas 2 dinámicas tóxicos se encuentran entre las causas más comunes de divorcio, no son insuperables; siempre y cuando las parejas están dispuestas a trabajar en la mejora de su matrimonio. La comunicación y la voluntad de escuchar son cruciales, así como lo es tomarse el tiempo para comprender conjuntos de valores innatos de cada uno.