lunes, 22 de agosto de 2016

"Zapatero nos quitó la autoridad a los padres"

juez-emilio-calatayud-junta-andalucia.jpgEl juez Emilio Calatayud. Imagen: Junta de Andalucía.
EcoDiario.es| 22/08/2016 
Según el juez, "hay que violar la intimidad de nuestros hijos".
"Confundir una colleja con un maltrato es una barbaridad".
Enlaces relacionados
El juez de menores de Granada Emilio Calatayud, famoso por sus sentencias
rehabilitatorias y ejemplares, ha sembrado hoy la polémica después de unas declaraciones suyas en una entrevista concedida al diario El Mundo en la que ha culpado al anterior Gobierno socialista de quitar autoridad a los padres y ha conminado a los progenitores a vigilar más a sus hijos.
"Es mucho más difícil ser padre porque no tenemos la autoridad. Nos la quitó Zapatero: el derecho de corregir de forma razonada a nuestros hijos se suprimió en 2007", ha empezado acusando el juez, que también ha criticado al actual Ejecutivo del PP por no recuperarlo: "Y el Mariano no lo ha puesto. Aunque luego le pegue una colleja en la tele al niño".
"Confundir una colleja con un maltrato en este país es una auténtica barbaridad. En cualquier caso, con lo que yo trabajo es con lo otro: cuando el niño le pega la colleja al padre" ha afirmado también Calatayud, que ha apuntado a la deriva en este sentido de muchos menores: "Se empieza desobedeciendo a los padres y golpeando al maestro y se termina yendo a por el presidente del Gobierno".
El juez también ha justificado la extrema vigilancia de los padres a los hijos exponiendo un caso que él ha conocido de cerca: "Tengo internadas a niñas porque un día fueron castigadas sin móvil y ellas maltrataron a sus madres con lesiones graves. Madres con la nariz rota. Y 2 con intentos de suicidio por estar sin móvil". 
Por ello, Calatayud ha razonado lo siguiente: "Creo que hay que violar la intimidad de nuestros hijos. Antes, nuestros padres nos registraban los cajones, ahora hay que mirar lo que hacen con el móvil... El caso es que no nos pillen".
Del mismo modo, en su entrevista a El Mundo, Calatayud ha relatado como a él de niño le daban "pescozones" y ahora se trata con excesivo celo, según su criterio, a los hijos:"Cuando yo tenía 4 años y eran las 2 de la tarde, mis padres: 'Niño, cómete la sopa'. Y el niño, que soy yo: 'No me la como'. Pescozón al canto y te comías la sopa. Si no te comías la sopa, te merendabas la sopa. Y si no te merendabas, la sopa te la cenabas. Así que a las 10 de la noche la sopa estaba tomada... 
Ahora llega el padre posconstitucional, que soy yo (porque yo, como persona, soy preconstitucional y como padre soy posconstitucional), con mi hijo de 4 años que dice que no se quiere tomar la sopa. Y yo le digo: 'Yo creo que te debes comer la sopa, porque si no entramos en un periodo de anorexia perjudicial para tu salud. No obstante tú decides'. Total, que ni se come, ni se merienda, ni se cena la sopa. Al final tiramos la sopa y le hacemos al niño un par de filetes con patatas fritas".