jueves, 11 de agosto de 2016

El número de matrimonios cae en España más que la media europea


 

Las uniones disminuyen un 56% desde 1965 y el divorcio marcó su tasa más alta en 2014.

Cada vez hay menos gente interesada en decir sí en el altar o ante un juez, mientras que aumentan las parejas que deciden poner fin a su relación. En España, el nº de matrimonios ha caído un 56% desde 1965, una cifra que está por encima de la media de la Unión Europea (50%), según el último informe demográfico de la oficina europea de estadística Eurostat
El informe apunta que la popularización de alternativas legales al matrimonio, como las uniones de hecho, y el cambio en las leyes para garantizar más derechos a las parejas que no estén casadas son algunos de los factores que justifican esas cifras.
La edad media al matrimonio de los españoles mantiene la tendencia creciente y alcanza los 37 años para los hombres y los 34 para las mujeres, según el INE. 
En el 15,8% de las bodas celebradas el año pasado entre un hombre y una mujer, al menos uno de ellos era extranjero. Por su parte, un 2,2% de los matrimonios registrados en 2015 correspondieron a parejas del mismo sexo (3.677).
En las últimas 5 décadas, la tasa de divorcio en el país subió de 0,8 por mil personas a 1,1, un aumento de 37,5%. España registró en 2014 la cifra más alta de disoluciones (133.643) desde el inicio de la crisis económica, en 2007, cuando 141.280 solicitaron el divorcio, según datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). 
Menos separaciones
En 2015, las separaciones disminuyeron un 2,6%, según el Consejo General del Poder Judicial. La mayor proporción de rupturas por cada 1.000 habitantes se dio en Canarias, seguida de Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria y Murcia. Todas superaron o igualaron la tasa media nacional, que fue de 2,8. Las tasas más bajas se dieron en Castilla y León y en Navarra (2).
En el contexto continental, las cifras de Eurostat sitúan a España, con 2,2 divorcios por mil personas, hacia la mitad de la tabla, tirando más a la zona que mejor aguanta el matrimonio, lejos de países como Dinamarca (3,4) y Reino Unido (2,7). La estadística también refleja un aumento en la proporción de hijos nacidos fuera del matrimonio, es decir, hijos de parejas no casadas, uniones de hecho o de personas solteras. 
En 2012, el 40% de los niños de europeos nacieron en familias así. En España, 39 de cada 100 nacen fuera del matrimonio, de parejas no casadas.