domingo, 24 de julio de 2016

Los notarios ofician 97 bodas y 350 divorcios en 2015 en la Comunidad

EL MUNDO / Castellón /@elmundocs/23/07/2016

Los notarios de la Comunidad Valenciana han oficiado durante el último año un total de 350 divorcios (44 en Castellón) y 97 matrimonios (6 en Castellón), desde la entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria que les atribuye nuevas competencias como la escritura de celebración de matrimonio, separación o divorcio, así como la posibilidad de reclamación de deudas monetarias o la aceptación de herencia a beneficio de inventario.
Entre julio de 2015 y 2016 un total de 97 parejas de la Comunidad Valenciana han optado por esta nueva opción de boda (53 en la provincia de Alicante, 38 en Valencia y 6 en Castellón), aun cuando los notarios todavía no pueden tramitar el expediente matrimonial inicial.
Paralelamente, otros 350 cónyuges valencianos han acordado en este tiempo su separación o divorcio ante notario, concretamente 158 en la provincia de Valencia, 148 en Alicante y 44 en Castellón. En este caso, un notario solo puede aplicar esta competencia cuando es de mutuo acuerdo entre ambas partes y no existen hijos menores de edad o con capacidad de movilidad reducida a su cargo.
De esta forma, la escritura de celebración de matrimonios es la nueva competencia notarial «más conocida» por los usuarios y que permite que los contrayentes puedan elegir que un notario oficie su boda, con un tiempo de espera «mucho menor» que en los juzgados, ha destacado el decano de la institución colegial, César Belda.
En el caso de la separación matrimonial o divorcio ante notario, ha resaltado que se trata de una escritura notarial que «ahorra dinero y, sobre todo, tiempo» a los cónyuges, que ya «no tienen que pasar por el juzgado» y «ayuda además a eliminar una importante carga de trabajo judicial». Respecto a los expedientes matrimoniales, el titular del Colegio Notarial de Valencia ha apuntado que, durante este año, los contrayentes debían acudir al Registro Civil para recoger la documentación y, una vez obtenida, decidir que sea un notario el que oficie su boda en lugar de un juez de guardia, un alcalde o un concejal.
Será dentro de un año, a partir del 30 de junio de 2017, cuando los contrayentes podrán acudir directamente a una notaría para que un notario les case. Además, éste podrá realizar todos los trámites desde el inicio así como cursar también expedientes matrimoniales, sin necesidad de pasar por el Registro Civil, ha avanzado.
En cuanto al procedimiento de reclamación de deudas dinerarias o proceso monitorio notarial, los notarios de la Comunidad han realizado hasta 30 actas de este tipo en los últimos 12 meses, con la mayoría (17) en la provincia de Valencia, 12 en Alicante y solo 1 en Castellón.
Al respecto, el decano ha indicado que «todavía es una competencia desconocida para la sociedad» y, en cambio, «muy útil para poder reclamar facturas impagadas sin tener que entrar en costosos y largos litigios judiciales».
Sobre todo, ha subrayado que es un proceso «de gran ayuda para los acreedores que tienen cantidades mínimas impagadas que no reclamarían por la vía judicial y las dejarían perder porque el coste del trámite sería superior a la deuda».