miércoles, 20 de julio de 2016

Las Demandas por alimentos están congestionando el sistema, ¿existen alternativas?

dinero.com/ Colombia/ 7/18/2016

Las demandas por alimentos constituyen una gran parte de las atenciones en los consultorios jurídicos, sin embargo lo que no se sabe es que estas pueden ser resueltas por vía de acuerdos de conciliación o mediación.
Durante los últimos 2 años, los temas sobre los que más preguntan en los consultorios jurídicos son de las áreas que giran en torno a la familia y las obligaciones alimentarias, según expuso la Universidad Gran Colombia.
La mayoría de las personas que consultan son mujeres y la mayoría de demandas van en torno a la pensión por alimentos. Este 1º semestre, la Universidad Gran Colombia recibió 480 casos de demandas por alimentos, adicionales a los 181 procesos que tenía activos.
Las obligaciones alimentarias, en su mayoría, suceden cuando 1 de los 2 padres no responde por el bienestar de su hijo. En 1º instancia se debe acudir a un centro zonal y si la conciliación no se logra allí, se debe pasar ante un juez de familia.
Una de las razones por las cuales existe este fenómeno en demandas de alimentos es la falta de conocimiento de mecanismos alternativos que además son más económicos para el Estado.
Entre estos está la conciliación y la mediación. Estos son mecanismos mucho más rápidos, menos traumáticos y contribuyen a la descongestión judicial del sistema.
Otra de las razones por las cuales existe una alta cantidad de demandas es que hay un desconocimiento de las leyes por parte de los colombianos que no permite que los procesos fluyan con rapidez.
Según la Corporación Nacional de Abogados de Colombia, se debe disponer de al menos medio salario mínimo para poder consultar a un jurista. Así pues, los Consultorios Jurídicos aparecen como una figura fundamental a la hora de atender a personas de escasos recursos.
Además, todos los estudiantes de facultades de derecho están obligados a ofrecer información en mecanismos alternativos de resolución de conflictos. De esta manera el sistema judicial no se va congestionado.
Es por esto que iniciativas como Somos Masc para la Paz, busca incentivar mediaciones alternativas para los conflictos en un marco de posconflicto.
El Consultorio Jurídico Universidad Gran Colombia atiende a localidades remotas como Ciudad Bolivar, Suba y Soacha. La mayoría de personas se encuentran entre los 25 y 50 años, seguido por los que están entre los 50 y 75, después los menores de 25 años y por último la tercera edad. Por otro lado, la mayoría de usuarios son del estrato 2 y 3.