sábado, 4 de junio de 2016

Joaquin Legina: Feminismo y Violencia de Género

El veterano socialista arremete contra 2 de sus 'bête noire', los separatistas y las feministas radicales. Y asegura que pondría la mano en el fuego por González y los papeles de Panamá, aunque reconoce que no es precisamente neutral para hablar de González.

Joaquín Leguina (1941) es cántabro de Villaescusa (como Rubalcaba es cántabro de Solares) y ejerce. Ironía y capacidad para encajar pullas y devolverlas. Pareciera que su larga trayectoria de político fue un pretexto para poder acumular vida y experiencia y volcarla luego en la literatura, su otra gran pasión.
Economista, demógrafo por la Sorbona, militó en el FLP los “Felipe” antifranquista y fue testigo del golpe de Pinochet contra Allende, en 1973. Secretario general de la Federación Socialista Madrileña, fue el 1º presidente de la Comunidad de Madrid, y conoció las guerras intestinas del PSOE, entre renovadores y guerristas.
Desde 2008 en que dejó el Congreso, se dedica a su profesión de estadístico y a su pasión literaria, con un blog  donde lo mismo escribe del envejecimiento demográfico que de los tópicos de lo políticamente correcto.
Resumen del artículo:
Y más recientemente…
La invasión de lo políticamente correcto en la dirección y en la ideología del Partido durante la etapa de Zapatero me parece mortal. O la influencia de las feministas radicales que no representan ni de lejos el pensamiento y el sentir del feminismo tradicional. O meterse en el barullo catalán con el cambio del Estatuto saltándose la Constitución. Todo esto lo tengo escrito en un libro titulado ‘Historia de un despropósito‘ sobre la etapa de Zapatero.  
¿Las feministas radicales no buscan la igualdad sino la revancha?
Lo que buscan es el privilegio. La prueba es que en Europa existe ahora una cosa que se llama el lobby feminista, y además no se ocultan.
¿Las feministas tradicionales no buscaban el privilegio?
Las feministas tradicionales eran feministas de la igualdad. La igualdad de oportunidades para la mujer, para evitar que cargue con un trabajo suplementario al trabajo profesional como es el del hogar. Y eso yo lo apoyo a fondo. Lo que yo no puedo apoyar son los privilegios, ni las listas cremallera, porque van en contra de un principio constitucional, el principio de mérito y capacidad.
Dice usted en su blog que si una guerra nuclear acaba con la Humanidad, el titular de periódico políticamente correcto sería: “El fin del mundo. La mayoría de las víctimas son mujeres”.
Eso es lo políticamente correcto.
Eso qué quiere decir… ¿que la violencia tiene género?
¿Qué quieren las feministas radicales? Yo lo que veo es que quieren construir un monstruo que es el género masculino y criminalizar a todo el género masculino. Pero el 99% de las mujeres no se lo creen. Evidentemente en el origen de todo eso hay una lacra, la violencia contra las mujeres, por la fuerza bruta que tienen los varones que en la convivencia llegan al disparate de la violencia. 
Pero la solución no viene por el Observatorio de la Violencia.
Hay un Observatorio de la Violencia, pero no observa ni nada. Era así con el PSOE y sigue siendo así con el PP. Es una máquina ideológica. Por ejemplo, en los asesinatos de mujeres por parte de sus parejas nunca sabremos cuantos de los asesinos son españoles de origen y cuanto inmigrantes. La mayor parte son inmigrantes.
¿Por qué se oculta ese dato?
Porque el dato es feo. 1º porque exonera en buena parte a los españoles y 2º porque los inmigrantes son sagrados. La película de estas señoras feministas es los buenos y los malos: los buenos son los negros y los malos los blancos.
Es una ideología simplista.
Es una ideología censora sobre todo. Lo decía el presidente de la Real Academia, Darío Villanueva: lo políticamente correcto en el lenguaje es un sistema de censura. Ud habla como yo digo. Mire no, yo hablo como puedo, no como ud pretende que hable. Ahora no puedes decir, por ejemplo, negros malos y otros tabúes.
Es un regreso de la censura.
Los que hemos tenido que tragar con la censura de Franco ya no vamos a tragar con otra.
En Actuall hemos publicado que el 87% de las denuncias de mujeres contra varones no acaban en condena… ¿qué le parece?
En el Observatorio de Violencia de Género, en el que todo son mujeres, se niegan a aceptar esto. Si alguien dice que hay denuncias falsas se le cae le pelo. Pues hay denuncias falsas. Eso no quita que haya muertes de mujeres a manos de varones, como estamos viendo. Pero hay denuncias falsas, además muy interesadas porque hay abogados que gozan de inmoralidad, que se aprovechan de la situación de mujeres que están en trámite de divorcio.
Pero hecha la ley de Violencia de Género, hecha la trampa…
Es que esa ley está montada a favor de las mujeres. Lo cual es lógico. Pero han abusado y han mandando un mensaje muy generalizador como si los hombres por el hecho de serlo fuéramos unos violentos.
Cuenta usted que el PSOE se opuso al incremento de ayudas a la maternidad con el argumento de que eso era exportar “el modelo de la ultraderecha y vulnerar el derecho al aborto”.
Argumento deleznable…
Pero la Ley Aído suponía el derecho al aborto.
No, creo la ley estaba bien, quitando la exposición de motivos, con un discurso infumable de esas señoras. Y luego quitaba el derecho a los padres saber si sus niñas iban a abortar… Eso estaba mal, pero el resto no. Y estos del PP le metieron al ministro (Gallardón) en un lío y luego le echaron.