martes, 21 de junio de 2016

El auge de divorcios en la madurez

Las parejas que se separan en Galicia tras 2 décadas de matrimonio aumentan un 58% en 10 años - Los divorciados que superan los 60 años se duplican en el mismo periodo. 
ana ramil, a coruña 20.06.2016 |   
Claves:
Divorcios en la madurez. El nº de parejas gallegas que se separan tras más de 20 años juntas se dispara un 58% en 10 años y los mayores de 60 que firman el divorcio se duplican en la comunidad.
España. Galicia, donde 1 de cada 3 divorcios ya es entre parejas con más de 20 años de convivencia, es la 7ª autonomía con mayor incremento en un ‘ranking’ que encabeza La Mancha.
Diferencias por sexos. Galicia registra más casos de varones que se separan a partir de los 60 años que mujeres. En 2014 hubo 515 divorcios en donde el esposo rebasaba esa edad, frente a 333 donde era la mujer.
Separarse tras más de 20 años de matrimonio o cuando ya se han rebasado los 60 es algo cada vez más frecuente. Las parejas que superaban las dos décadas de casados y que se divorciaron en Galicia durante el último año analizado ascienden ya a 2.019 -ya representan 1 de cada 3 divorcios que se firman en la comunidad -, y supone un incremento de casi un 60% en solo una década. Y si se analiza la edad de los divorciados, el aumento aún es mayor. El número de parejas en los que alguno de los cónyuges superaba los 60 años y que decidieron separarse se duplicó en los últimos 10 años
Al llegar a la madurez deciden dar un giro de 180 grados a su vida sentimental o dar el carpetazo definitivo a una relación que hace años que no atravesaba un buen momento. Separarse al llegar a la jubilación o tras más de 2 décadas de matrimonio ya no es algo anecdótico. 
Solo en Galicia, las parejas que decidieron firmar los papeles del divorcio tras más de 20 años de casados aumentaron un 60% en la última década -de 1.277 casos en 2005 a 2.019 en 2014 (últimos datos publicados en el Instituto Nacional de Estadística)- y el nº de matrimonios en el que alguno de los cónyuges supera los 60 años y que decidieron separase se duplicó en el mismo periodo de tiempo.
El incremento de divorcios entre quienes peinan canas es común en todo el país aunque la evolución no es igual en todas las comunidades. Galicia, con un incremento del 58%, se sitúa por encima de la media estatal -este tipo de divorcios aumentaron un 55% en la última década- y como la 7ª autonomía con mayor subida aunque a gran distancia de las primeras: Castilla-La Mancha lidera el ranking nacional como un incremento del 149%, seguida de Extremadura (+130%), Castilla y León (+86%), Andalucía (+80%), Murcia (+76,5%) y La Rioja (+71%).
Si el análisis se hace en nº absolutos, los 2.019 divorcios entre parejas gallegas que llevaban más de 20 años de matrimonio elevan a la comunidad al 5º puesto a nivel estatal, solo por debajo de Cataluña (5.523), Andalucía (5.298), Madrid (4.074) y Comunidad Valenciana (3.250). El incremento parece no tener freno por el momento y quienes rompen su relación tras 2 décadas de convivencia representan ya 1 de cada 3 divorcios que se registran en Galicia (el 35%). Tras ellos, la franja que cuenta con más separaciones dentro de la comunidad gallega es la de quienes llevan entre 10 y 15 años (más de 1.000 casos en 2014) y quienes llevan entre 15 y 20 (más de 900).
Otra prueba de que la edad ya no es un impedimento para poner fin a una mala relación sentimental es el nº de parejas en las que al menos uno de los cónyuges superan los 60 años y que deciden separarse. Galicia registró en 2014 un total de 848 divorcios en donde uno de los miembros superaba esa edad -en 173 casos, uno de ellos rebasaba incluso los 70 años-, frente a los 391 de 2005. Este tipo de separaciones aumentó un 116% en la comunidad, un periodo en el que a nivel estatal se incrementó un 129% al pasar de 5.864 casos a 13.450 en 10 años. Eso sí, los datos del INE revelan que hay más hombres que determinan divorciarse al llegar a esa edad que mujeres. En último año del que se disponen datos, hubo 515 divorcios en la comunidad gallega en donde el esposo tenía más de 60 años, frente a 333 en donde era la mujer quien superaba esta edad.
Los datos por provincias revelan que A Coruña es donde más personas en edad de jubilación deciden finalizar oficialmente con su matrimonio. Un total de 210 divorcios que se firmaron durante 2014 contaban con algún coruñés que superaba los 65 años entre los cónyuges, la mayor cifra de Galicia, seguida de Pontevedra (115), Ourense (57) y Lugo (37). Las diferencias por sexos se mantiene en el análisis provincial: 128 varones divorciados al rebasar los 65 años en A Coruña, frente a sólo 82 mujeres, 75 pontevedreses por 40 féminas; 35 varones en Ourense, frente a 22 mujeres y 24, frente a 13 en Lugo.