miércoles, 25 de mayo de 2016

Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, se separa


...de Astrid Gil Casares tras 10 años de matrimonio. Se reparten 2.800 millones.

 
En algún bufete de abogados de la capital se están frotando las manos ante el proceso de divorcio que se avecina. Rafael del Pino, presidente de Ferrovial, se separa de la que ha sido su mujer durante los últimos 10 años, Astrid Gil-Casares. El proceso pone en jaque a la que, según la revista Forbes, es la 2ª fortuna de España, con permiso de los Ortega.
La familia Del Pino cuenta con un patrimonio de unos 8.600 millones de euros, que se reparten entre los hermanos María, Rafael, Joaquín, Leopoldo y Fernando. Sin embargo, es el s2º quien tiene la parte del león, algo más del 20% del accionariado, que sumaría un total de 2.280 millones de euros. A esta cifra habría que añadir los bienes patrimoniales de la pareja, que entre otros caprichos cuenta con 1 jet privado, 2 barcos, 1 helicóptero, 1 mansión en Formentera y 1 casa de campo cerca de Madrid.
Según los expertos, el capital que correspondería a la bella Astrid no bajaría de los 280 millones de euros en el caso, más que probable, de que la pareja estuviera casada en separación de bienes. De haberse entregado en régimen de gananciales, Del Pino podría tener que desembolsar hasta 1.400 millones de euros, lo que colocaría a Astrid al nivel de una Alicia Koplowitz.
La pareja se casó en 2006 en Chinchón en un enlace al que acudió la flor y nata del Ibex 35, de Los Albertos a Ignacio Sánchez Galán, pasando por el fallecido Miguel Boyer y su entonces esposa Isabel Preysler o Eugenia Martínez de Irujo. Enfundada en un elegante vestido lápiz firmado por Manuel Mota, la novia contaba entonces 34 años frente a los 48 del novio. Era el 2º matrimonio para Del Pino, que había enviudado 5 años antes de Cristina Fernández Fontecha y Torres, con quien tuvo 3 hijos varones, Rafael, Ignacio y Juan.
Astrid Gil Casares le ha dado 3 retoños más a Del Pino, esta vez niñas. Desde su enlace la pareja mantuvo un perfil discreto y apenas han aparecido en el papel cuché durante estos 10 años de matrimonio. Ahora que su divorcio compromete una de las mayores fortunas de España, la noticia podría encajar en las páginas rosa o en las salmón.