martes, 5 de abril de 2016

Imputadas dos letradas por alentar una trama de denuncias falsas de violencia de género


Las abogadas investigadas, Cruz Sánchez de Lara y Yolanda Corchado - REDES SOCIALES
Hoy declaran ante el juez junto a 2 psicólogas y la mujer que interpuso a su exmarido 7 denuncias falsas. 
El titular del Juzgado de Instrucción nº 13 de Madrid ha citado a declarar hoy a 9 personas como investigadas (la nueva figura del imputado) por haber urdido presuntamente una trama de denuncias falsas de violencia de género. Entre los investigados están 2 conocidas abogadas especialistas en violencia de género, Cruz Sánchez de Lara, que era directora de la Asesoría Juridíca de la Federación de Mujeres Progresistas (FMP) cuando sucedieron los hechos, y su socia Yolanda Corchado. También están citadas 2 psicólogas de esta organización, Beatriz Mata y Covadonga Naredo, que fue directora del área de violencia de género de la FMP. El resto de investigados son la mujer que denunció a su expareja, Beatriz Caniego, y varios de sus familiares.
El denunciante, Jesús Muñoz, es un Policía Municipal de Madrid que fue víctima de 7 denuncias falsas de maltrato por parte de su exmujer. La sentencia por la que fue absuelto ha sido aportada al nuevo procedimiento, ya que el juez que llevó el caso apuntó hacia la «fabricación» de las denuncias que sirvieron para mantener imputado al hombre durante 6 años.
La convivencia de la pareja, que tienen un hijo en común, se rompió en enero de 2005. En mayo de 2006, Jesús Muñoz denunció a Beatriz Caniego por agresión cuando intentaba ver a su hijo en la guardería, tras 4 meses sin poder mantener contacto con él porque su madre se lo impedía. La exmujer de Muñoz contraatacó justo al día siguiente denunciándolo a él por varios presuntos delitos relacionados con el maltrato. En la sentencia que absolvió al hombre, el juez apuntó claramente hacia la posibilidad de que las denuncias de maltrato fueran falsas: «Nos encontramos ante toda una serie de indicios que pueden hacer sospechar fundadamente en la posible utilización espuria del proceso penal». 
NO habia maltrato.
El magistrado argumentó que «ha de tenerse presente que las denuncias penales se inician cuando Beatriz ya contaba con asesoramiento letrado, y ya había interpuesto una demanda paterno-filial, en la que para nada relataba situación de maltrato». Jesús Muñoz también aportó una serie de grabaciones para acreditar que el maltrato fue «inventado» para obtener ventajas por parte de su expareja. El juez sostuvo en la sentencia que «habían existido unas conversaciones de Jesús Muñoz con las letradas de Beatriz, (grabadas por Don Jesús), destinadas a lograr un mutuo acuerdo en las medidas paterno filiales, sin ninguna mención a los supuestos malos tratos, y que justo al día siguiente de que Beatriz hubiera sido a su vez denunciada, es cuando Beatriz interpone la 1ª denuncia» por maltrato.
El magistrado llegó a citar «un hecho que ha producido el más absoluto asombro del juzgador». Se refiere a que la denunciante alegó «extrema delgadez» e «intentos de suicidio» como «evidencias del maltrato sufrido». Sin embargo, el juez constató que en la demanda civil previa se decía que ese «malestar físico y psicológico» no se debía a ningún maltrato, sino a «la separación de la pareja».
ABC se ha puesto en contacto con el despacho de las letradas y con la Federación de Mujeres Progresistas para recabar su versión de los hechos, pero han declinado responder.

1 comentario:

Jose Luis dijo...

Buenas tardes, me gustaría comentar que a mí me ha sucedido esto. Tras una denuncia totalmente infundada me ofrecieron un acuerdo privado de separación antes de entrar ante la jueza de violencia de género claramente ventajoso para mi esposa. Yo no acepté y me parece que estas prácticas de los abogados son ilegales. Me gustaría saber cómo y dónde denunciarlo.

Saludos,
José Luis