martes, 26 de abril de 2016

¿ Custodia compartida, no impuesta ? Como norma general


Neus Gómez.
.levante-emv.com/ 26.04.2016 |
Hace 5 años que en la Comunitat Valenciana la norma preferente es otorgar la custodia compartida en interés del menor. Y en ese gran saco cabe de todo. Los jueces conceden bajo ese paraguas custodias compartidas que ahora el Supremo ha tenido que venir a matizar. La conflictiva relación entre los progenitores, por ejemplo, es uno de los argumentos que esgrime el alto tribunal para poner el punto y aparte en una norma que no tiene el sentido común que debería. Si una pareja no es capaz de compartir una conversación, ¿cómo va a ser capaz de compartir la educación, el cuidado sanitario, las vacaciones y la convivencia compartida de un hijo? Es evidente que no.
El interés del menor deviene en el calvario, literal, de un padre o de una madre „y ojo, que no reclamo la custodia 1º para ellas„ que se pasan los días en los juzgados hasta para conseguir el permiso para poder vacunar al menor o para que asista a las clases de música. Como lo escribo. La iniciativa de aplicar el sentido común debería ser la norma. Y no imponer la compartida a toda costa le duela a quien le duela. Que duele. Es cierto que la crianza y los cuidados de los hijos desde el momento de la separación deben hacerse del modo más paritario posible, pero se trata de eso, de hacerlo posible y no la vida imposible para ambos y al final, para el menor.
El interés del menor no es lo único que cuenta. Así. Como se ha leído. Cuando una relación se rompe, cuentan también las 2 personas, cómo se ha roto, cómo queda su vida, cómo se rehace, sus relaciones y cómo se desarrollan. Y seguro que mucho más. Y en todo eso decide una persona, y no sus hijos. El modo en el que construya su vida a partir de ese momento de la separación es cosa suya, su única responsabilidad y tiene todo el derecho del mundo a curarse, a reponerse y a ser feliz, sin que nadie, en el interés de ningún menor, lo utilice para hacerle la vida insoportable. Ni su expareja, ni su entorno ni nadie. Y mucho menos una norma.
Que se nos amarre con los hijos es injusto y cruel. Y lamentable. Y un pésimo ejemplo para ellos y su desarrollo emocional. Lo único que van a aprender es que 2 personas no consiguen entenderse. Justo la razón por la que se separaron. Ni deshacerse del pasado. Si las relaciones son imposibles las custodias compartidas no pueden imponerse. No es tan difícil de entender.
Nota: Con lo facil que es ver lo que otros paises han hecho al respecto y con exito, sin utilizarlo políticamente.. Pero como defender una ley que ha sido un fracaso desde su nacimiento. Intereses espureos de un lado y del otro y la casa sin arreglar.