viernes, 22 de abril de 2016

5 cosas que tienes que evitar tras el divorcio



Laura Vélez  •  jueves, 21 de abril de 2016

Cuando el matrimonio llega a su fin toca recomponerse de las heridas, superar el divorcio y procurar olvidar a tu exmarido cuanto antes. Para recuperarse lo antes posible y de una forma saludable hay algunos errores que conviene evitar. 
Tenemos 5 cosas que tienes que evitar tras el divorcio si quieres superarlo antes.

Lo que debes evitar después del divorcio


No vamos a mentir y contar la historia de que un divorcio se puede superar de forma fácil, rápida y sencilla porque no es cierto. Pero tampoco es cuestión de boicotearte a ti misma en el proceso de recuperación
Después del divorcio hay algunas cosas que debes evitar.

1 Guerras. Tal vez no consigas tener una separación amistosa y no te apetezca mucho ser amiga de tu exmarido, pero las guerras por la custodia de los niños o por bienes materiales lo único que van a conseguir es que te quedes estancada más tiempo en tierra de nadie sin poder rehacer tu vida.

2 Rencor. Según el motivo de ruptura, puede que tu exmarido te parezca el hombre más aborrecible del mundo. Pero la ira y el rencor son emociones negativas que no ayudan a superar el divorcio, sino que te paralizan en un estado de enfado que no te conviene en absoluto.

3 Suegra. Después del divorcio no solo puedes, sino que además debes evitar a tu suegra. Y ese es uno de los motivos para tomarte el divorcio desde un lado más positivo. Procura cortar toda la relación con la familia política en la medida de lo posible.

4 Victimismo. Estás triste por el divorcio, porque tu vida va a dar un cambio radical y porque no sabes cómo empezar de nuevo. Pero evita sentirte víctima de tu exmarido o incluso de la vida porque esa actitud te mantendrá atada a la depresión y a la tristeza durante más tiempo.

5 Encierro. No te quedes encerrada en casa llorando por tu situación. Superar una ruptura es difícil, pero el mundo está esperando a que salgas para verte sonreír y disfrutar de todo lo que te ofrece. Aunque no te apetezca mucho, levántate y recupera tu vida social.