jueves, 3 de marzo de 2016

Una jueza ordena que Madonna y su exmarido lleguen a un acuerdo sobre la custodia de su hijo

En la imagen, el director británico Guy Ritchie (i), su hijo, Rocco Ritchie (c) y su hermano, David Banda Mwale Ciccone Ritchie (d). EFE/Archivo
EFE//3 de marzo de 2016, Nueva York, - 
Rocco Ritchie, hijo de Madonna y el cineasta Guy Ritchie, podrá permanecer en Londres, donde vive con su padre y asiste a la escuela, de acuerdo con una jueza de Nueva York que ordenó hoy a la expareja resolver su agria batalla sobre su custodia.
La jueza Deborah Kaplan, de la Corte Suprema de Manhattan donde se litiga la batalla por la custodia del menor, advirtió de que de no ponerse de acuerdo en los próximos meses, el tribunal decidirá el futuro de su hijo, de 15 años, durante una audiencia a la que ambos participaron vía telefónica desde el extranjero.
Kaplan dijo ser optimista sobre que la expareja pueda lograr un acuerdo por el bienestar del menor, y de no conseguirlo, tendrán que presentarse al tribunal el próximo 1 de junio, según informó el periódico Daily News.
La jueza había nombrado una representante legal para el menor, Ellen Sigal, quien dijo hoy durante la audiencia que Rocco se siente presionado por la disputa entre sus padres y la orden de la jueza del pasado diciembre de que debe regresar junto a su madre a Nueva York.
El rotativo neoyorquino indica además que Eleanor Alter, abogada de la estrella pop, que está en medio de una gira, argumentó por su parte que no cumplir con el dictamen es un desacato de Ritchie al tribunal y que con esa actitud, el cineasta está enseñando a su hijo que no es necesario obedecer órdenes de la corte y firmar acuerdos.
También indicó que su cliente acordó permitir que su hijo continuara asistiendo a la escuela en Londres.
Kaplan no retiró la orden para que el director de "Sherlock Holmes" envíe al adolescente de regreso con la estrella pop, con la que estuvo casado 8 años.
El adolescente acompañaba a su madre durante su gira, pero el pasado diciembre la dejó para regresar a Londres junto a su padre. Madonna acudió entonces al tribunal para reclamar su custodia.
La jueza recordó a los abogados que el acuerdo de divorcio de la famosa expareja se hizo en Nueva York en 2009 y que por ello el tribunal tiene jurisdicción en cualquier disputa de custodia.