domingo, 11 de octubre de 2015

Pais Vasco: Entra en vigor la ley que regula la custodia de los hijos

Podrán reclamar la custodia compartida parejas ya separadas o divorciadas y con regímenes de custodia ya definidos.
La norma contó con el apoyo de PNV, PP y UPyD. EH Bildu votó en contra y los socialistas se abstuvieron en la mayoría de los artículos.
EFE / Vitoria /.
La ley vasca que regula la custodia compartida de los hijos de parejas separadas o divorciadas y que podrá aplicarse también en la revisión de los regímenes de custodia ya definidos ha entrado hoy en vigor.
La norma fue aprobada en el Parlamento Vasco el pasado 30 de junio y publicada en el Boletín Oficial del País Vasco el 10 de julio. La ley establecía que su entrada en vigor se produciría 3 meses después de esta publicación.
Esta iniciativa llegó a la Cámara de Vitoria en 2011. Registrada como una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) y avalada por 85.000 firmas, fue impulsada por la Federación de Madres y Padres Separados de Euskadi, Kidetza.
La "Ley de Relaciones Familiares en Supuestos de Separación o Ruptura de los Progenitores y Progenitoras" garantiza a partir de ahora, "salvo circunstancias excepcionales, las relaciones continuadas de los progenitores con sus hijos e hijas y de estos con sus hermanos o hermanas, abuelos y otros parientes y personas allegadas".
Para ello, recoge que cada uno de los cónyuges por separado o de común acuerdo podrá solicitar al juez, "en el interés de sus hijos", que la guardia y custodia de los menores sea ejercida de forma compartida o sólo por uno de ellos. Será el juez el que valorará la concesión de esta fórmula de convivencia siempre que lo pida una de las partes.
En este sentido, la ley señala que el juez, a petición de parte, aplicará la custodia compartida, "siempre que no sea perjudicial para el interés del menor" y cuando el caso reúna una serie de circunstancias detalladas en el dictamen.
Así, el magistrado deberá analizar aspectos como la vinculación afectiva de los niños a cada uno de sus progenitores, la edad de los menores y su opinión, el arraigo social, escolar y familiar de los hijos, o la ubicación de la residencia habitual, entre otros aspectos.
La ley impide que se otorgue la custodia compartida en caso de que uno de los dos progenitores haya sido condenado penalmente por sentencia firme por un delito de violencia doméstica o de género contra su pareja o contra sus hijos.
En cuanto a la vivienda familiar, determina que cuando se aplique la custodia compartida y su uso no fuera atribuido de manera alterna a cada uno de los progenitores, el juez la dejará en manos del que "objetivamente" tuviera "mayores dificultades de acceso" a un piso, "si ello fuera compatible con el interés superior de los hijos".
El disfrute de la vivienda por razones de necesidad se hará con carácter temporal, por un máximo de 2 años, y será revisable para comprobar si se mantienen o no las circunstancias que motivaron la decisión del magistrado.
La ley incluye la retroactividad en la custodia compartida, es decir, que podrán reclamarla parejas ya separadas o divorciadas y con regímenes de custodia ya definidos, cuando una de la partes o el Fiscal pida la aplicación de esta norma y el juez estime que se dan las circunstancias recogidas en la misma.
La norma contó con el apoyo de PNV, PP y UPyD. EH Bildu votó en contra y los socialistas se abstuvieron en la mayoría de los artículos y en algunos votaron puntualmente en contra.
Nota: ¿Se presentara un recurso de Inconstitucionalidad de la ley? Esperemos que si, por el bien de los Padres y Madres divorciados. pero tanto EH Bildu como el PSOE no tienen "agallas" democráticas para hacerlo.
Otro paso atrás hacia la Igualdad entre Hombres y Mujeres.