jueves, 1 de octubre de 2015

Jueces deniegan el 83% de las órdenes de protección solicitadas por Fiscalía

Barcelona, 30 sept 2015 (EFE).- 
Los jueces de Barcelona denegaron el año pasado el 83% de las órdenes de protección de mujeres víctimas de violencia machista solicitadas por la Fiscalía, un porcentaje que ha ido en descenso en los últimos años y que el ministerio público cree que debería obligar a una "profunda reflexión".
Así lo advierte la Memoria del área de Violencia Doméstica y de Género de la Fiscalía de Barcelona correspondiente a 2014, a que ha tenido acceso Efe y que revela que, de las 2.538 órdenes de protección de víctimas que los fiscales pidieron a los jueces a lo largo del año pasado, solo se acordaron 430.
Además de esas órdenes de protección -que incluyen medidas cautelares civiles, penales y asistenciales para garantizar la integridad de las mujeres cuyas parejas son consideradas una amenaza-, a lo largo de 2014 los jueces concedieron 197 órdenes de alejamiento, las que prohíben a los maltratadores acercarse a sus víctimas.
"A pesar de que se dispone de estos mecanismos legales adecuados para la protección de las víctimas, lo cierto es que sorprende en la provincia de Barcelona el escaso número de medidas de protección acordadas", lamenta la Memoria de la Fiscalía.
Según el informe, los datos de 2014 mantienen la tendencia iniciada desde hace años de un "descenso constante" en el otorgamiento de las medidas de protección.
La Fiscalía cree que sería necesaria una "profunda reflexión" sobre esa tendencia, teniendo en cuenta que las medidas de protección son "el método más eficaz para evitar posibles represalias tras la denuncia y poner fin a la violencia que se ejerce no solo sobre las denunciantes sino, en ocasiones, sobre los hijos".
Cataluña es la comunidad donde se deniegan más órdenes de protección, lo que los titulares de los juzgados especializados en violencia de género achacan a que los Mossos d'Esquadra, a diferencia de otros cuerpos policiales, no les remiten informes sobre la valoración de riesgo que presentan las víctimas.
El Departamento de Interior, por su parte, sostiene que la policía catalana sí que emite informes de valoración de riesgo, aunque utilizando un modelo propio, y que si las jueces necesitan más información siempre están dispuestos a facilitársela.
En cualquier caso, Interior asegura que los Mossos d'Esquadra prestan protección a todas las mujeres que denuncian ser víctimas de maltrato y que están en situación de riesgo.
La semana que viene, el conseller de Interior, Jordi Jané, tiene previsto reunirse con mandos de los Mossos y la juez decana de violencia machista para evaluar si es necesario introducir cambios en la metodología a los protocolos.
La Fiscalía de Barcelona considera que no es ese el motivo que explica el alto porcentaje de medidas de protección que deniegan los juzgados de la provincia, ya que en esos casos tanto el ministerio público como los jueces disponen de los mismos elementos de juicio.
No obstante, cree que sí sería conveniente contar con una valoración de riesgo de las víctimas como un "elemento más a tener en cuenta" en el momento de solicitar su protección.
La Memoria de la Fiscalía advierte del significativo aumento de mujeres asesinadas por sus parejas a lo largo del año 2014, en que se registraron 12 víctimas, frente a solo 1 en 2013 y a las 8 contabilizadas en 2012.
Como ya es una constante en las memorias anuales de la Fiscalía, la de este año también avisa de que el "principal obstáculo" para la persecución de la violencia de género es el artículo de la Ley de Enjuiciamiento Criminal que dispensa a los testigos de declarar en contra sus familiares.
El ministerio público sostiene que las víctimas que denuncian no solo suelen retractarse durante la fase de instrucción, sino que también son "muchas" las ocasiones en que la mujer acude al juicio como acusación particular y la retira escasos instantes antes de entrar a juicio.
En opinión de la Fiscalía, ante esas situaciones en que las mujeres se retiran como acusación a las puertas de juicio, tendría que valorarse si, una vez acordada la apertura del juicio oral, cabe aplicar el precepto de la ley que permite a las mujeres no declarar contra sus parejas.
Precisamente, es también el "silencio de las víctimas" el que, según el ministerio público, dificulta la persecución de la violencia familiar, ya que en la mayoría de casos los agredidos "o no denuncian o se apartan inmediatamente de un procedimiento ya iniciado".
Según las estadísticas que recoge la memoria, en el año 2014 aumentaron un 52% los casos de violencia familiar, principalmente de hijos contra padres: si el año pasado se celebraron 1.710 juicios por este tipo de casos, en 2013 fueron 1.212.
Sin embargo, el nº de sentencias absolutorias de casos de violencia doméstica superan las condenatorias -498 frente a 381-, lo que la Fiscalía atribuye también a la "reticencia de las víctimas a declarar contra la persona con la que mantiene una relación familiar".
Nota: Confusión entre Violencia doméstica y de género. Según los intereses de los responsables. El periodista se tiene que aplicar un poco más en esta materia