martes, 27 de octubre de 2015

Extremadura; VPO para mujeres maltratadas.

La Junta dará viviendas a mujeres víctimas de violencia de género.
EFE 26/10/2015
La Junta de Extremadura adjudicará en el plazo máximo de 1 mes viviendas de promoción pública a mujeres víctimas de violencia de género, hayan denunciado o no a su agresor, en virtud de un protocolo que se ha suscrito hoy y que conlleva aparejado un programa de recuperación integral para estas mujeres.
El protocolo ha sido suscrito entre la directora general del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEx), Elisa Barrientos; la secretaria general de Vivienda, Isabel Moreno Duque; y la directora general de Políticas Sociales, Infancia y Familia, Carmen Núñez.
Barrientos ha explicado que se trata de dar respuesta a las mujeres víctimas de violencia machista residentes en la región para "agilizar, especificar y mejorar ese proceso" y para poner a su servicio de manera eficaz los recursos públicos existentes en la comunidad autónoma en la lucha contra este problema.
La directora del IMEx ha señalado que el protocolo suscrito hoy se articula "como base para que ninguna mujer en Extremadura tenga desamparo institucional a la hora de denunciar cualquier manifestación de violencia de género".
El acceso a una vivienda se constituye así en un 1º paso, según ha dicho, para abordar acciones conjuntas con el Servicio Extremeño Público de Empleo (Sexpe) y con un programa de recuperación integral.
Según Barrientos, se pretende dar oportunidades a las mujeres que han denunciado, pero también a aquellas que no lo hacen por el miedo al "y después qué".
Así, se les facilitarán a ellas y a sus hijos "todos los recursos necesarios para que logren recuperarse psicológica, social, laboral y económicamente" durante el tiempo que los servicios técnicos y especializados estimen oportuno.
Por ello, "durante la estancia habitacional en algún recurso de la Junta se les proporcionará asistencia psicológica, jurídica, acompañamiento, asistencia social e itinerario para la inserción laboral, todo ello de manera personalizada e individualizada", ha explicado la directora del IMEx.
En ese sentido, ha especificado que, aparte lógicamente de la no convivencia ni relación con el agresor, "es condición necesaria el cumplimiento de este proceso de recuperación integral" para el mantenimiento de la vivienda adjudicada.
Elisa Barrientos ha señalado que, para ofrecer una residencia a estas mujeres, la Junta cuenta, además de con los espacios de acogida de Cáceres y Badajoz, con las 22 viviendas de estancia temporal para víctimas de violencia machista, 10 de ellas en Badajoz, 6 en Cáceres y otras 6 en Plasencia.
Estas 22 viviendas, según ha precisado, están pendientes en estos momentos de amueblarse y de recibir la cédula de habitabilidad.
Además, el protocolo establece la adjudicación directa de viviendas públicas, en un plazo de tiempo que no deberá superar los 30 días entre la recepción del expediente completo en el IMEx y la resolución pertinente.
Los criterios tanto para el acceso como para la salida de estos recursos serán evaluados únicamente por personal técnico de la Junta de Extremadura, según Elisa Barrientos, quien ha vuelto a exigir nuevamente al Gobierno central un pacto de Estado contra la violencia de género.
La directora general del IMEx ha precisado que entre los años 2007 y 2010 se adjudicaron un total de 42 viviendas a víctimas de violencia de género en Extremadura, una cifra que en los últimos 4 años de legislatura del PP sólo ha llegado a las 26.
Además, ha precisado que desde el pasado mes de julio hasta ahora ya se han entregado 6 viviendas, frente a las 2 que sólo se adjudicaron en 2014.
Barrientos ha precisado que aunque no hará falta que las mujeres hayan presentado denuncia por violencia de género para acceder a una vivienda de este tipo, sí se le indicarán con posterioridad los pasos a seguir para que la interponga a través del servicio de asesoría jurídica que conlleva el plan integral de atención a estas víctimas.