viernes, 25 de septiembre de 2015

Las señales de que tu matrimonio terminará en divorcio


Las señales de que tu matrimonio terminará en divorcio
Qué dicen los estudios científicos sobre una relación matrimonial que no durará.
elintransigente.com/ESPAÑA.-jueves, 24.09.2015 
Existen una serie de señales de que tu matrimonio terminará en divorcio según una serie de estudios científicos a los que refiere Cosmopolitan España. 
 1. La novia tiene dudas antes de la boda
Si la novia no está segura del todo, el riesgo de que la relación acabe en divorcio es más del doble, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of Family Psychology. ¿Las buenas noticias? Que un hombre tenga las mismas dudas no suele afectar al matrimonio.
2. La pareja se casó muy joven o después de los 32
Claro, se dice que el matrimonio a muy temprana edad no es la mejor apuesta para una unión duradera. "A menudo asesoro a parejas de 40 años que se casaron muy jóvenes y no tuvieron ninguna relación anterior o quieren cosas diferentes ahora", dice Rachel Sussman, psicoterapeuta y experta en relaciones. "Porque hay una gran probabilidad de que en 10 ó 15 años, la gente cambie." Pero un nuevo estudio dice que después de los 32 años de edad, el riesgo de divorcio aumenta en un 5% cada año que se espera a casarse. Sussman atribuye esto a la independencia arraigada y a la necesidad de espacio.
3. Una familia con 2 hij@s
Tristemente, sube tu probabilidad un 43%. De hecho, solo tener 1 hija te hace un 5% más propensa a divorciarte, según la economista de la Universidad de Columbia, Kristin Mammen. Los padres con 2 hijos, en cambio, se enfrentan a un riesgo de casi el 37%. "Creemos que se debe a que los padres se esfuerzan más en la vida familiar cuando tienen niños", afirma Stephanie Coontz, autora de Marriage, directora de historia e investigación para el Consejo sobre Familias Contemporáneas.
4. El divorcio viene de familia, por así decirlo
Si tus padres se divorciaron, tienes al menos un 40% más de probabilidades de hacer lo mismo. Pero si se volvieron a casar, tienes un asombroso 91% de probabilidades de divorciarte.
5. Un niño difícil
Los padres que tratan con niños con problemas (hiperactividad, déficit de falta de atención...) tienen casi un 23% más de probabilidades de divorciarse antes de que el niño cumpla los 8 años.
6. Problemas de dinero
El estrés generado por los problemas de dinero es un factor de disputa marital. De acuerdo con un estudio, el divorcio se incrementa en un 45% cuando 1 de los 2 es un gran derrochador. Sussman explica que "puede haber un problema cuando una pareja trabaja o tiene un salario significativamente más grande que el otro, quien además gasta una cantidad exorbitante de dinero”.
7. El novio fruncía el ceño en sus fotos de pequeño
En 2 estudios separados, los psicólogos evaluaron la infancia y los anuarios de la gente y luego, su estado civil actual. ¿Sus conclusiones? Las personas que fruncen el ceño en las fotos son 5 veces más propensas a divorciarse que las que sonríen.
8. Uno fuma y el otro no
Cuando solo una persona de la relación fuma, tienen entre un 75% y un 91% más de probabilidades de divorciarse. ¿Por qué? "Los diferentes valores y estilos de vida pueden ser problemáticos", dice Sussman.
9. El 1º hijo nació antes de que pasaran 8 meses después de casarse
Una "boda de urgencia” no parece la mejor forma de empezar una relación de casados, ¿no? Pero, ¿sabías que además te hace un 24% más propensa a divorciarte?
10. La pareja vivió junta antes de la boda
De acuerdo, la convivencia pre boda ayuda a disminuir el riesgo de divorcio en general, teniendo en cuenta que así se puede hacer la prueba y "ver” cómo sería el día a día del resto de tu vida antes de dar el gran paso. 
Pero hay otros estudios que demuestran que las parejas que viven juntas antes de casarse tienen un 12% más de probabilidades de que su matrimonio, al final, fracase.
11. Uno de los 2 es enfermero
Sí, ciertos puestos de trabajo parecen tener mayor tasa de divorcio: bailarines y coreógrafos tienen un 43%, según un estudio de 2009 de Journal of Police and Criminal Psychology. 
Los camareros, un 38% y los enfermeros, psiquiatras y auxiliares, un 29%.
12. La mujer gana más que el marido
Los matrimonios en los que ambas partes ganan igual tienen más tendencia a divorciarse que aquellos en los que el hombre gana más, según un estudio suizo de parejas. Y si la mujer tiene el 60% o más de los ingresos totales de la familia, el riesgo de divorcio es el doble de las parejas en las que las mujeres no trabajan.
13. Ella es más mayor
Por desgracia, las mujeres que son entre 1 y 3 años más mayores que sus parejas son, también, un 53% más propensas a divorciarse. De acuerdo con un estudio australiano, Australian paper, las diferencias de edad se asocian con mayor riesgo de divorcio, especialmente si el hombre es más joven. 
El estudio sugiere que puede ser debido a las "diferentes opiniones en la utilización de métodos anticonceptivos y las tensiones matrimoniales causadas por las diferencias de poder, provocadas por esa misma diferencia de edad”.
14. Si alguno de los 2 cree tener siempre la razón
Por el momento, los mayores indicadores de divorcio se encuentran en las actitudes de la pareja. John Gottman, investigador, afirma ser capaz de predecir las posibilidades de que una pareja dure o no con un 93% de precisión, a base de 4 factores clave, incluyendo ser demasiado defensivo o realizar una crítica constante del otro. Pero para el experto, el punto clave es cuando 1 de los 2 ve al otro como un ser inferior a él
"Son los enfados continuos, relaciones pasivo-agresivas, los giros de ojos, los gritos”, afirma Sussman.(Especial El Intransigente)