miércoles, 30 de septiembre de 2015

Formas de rebajar tu hipoteca


La actual coyuntura económica favorece mecanismos para suscribir préstamos para la vivienda con rebajas en su precio, a través de varias estrategias comerciales
JOSÉ IGNACIO RECIO | 29 de septiembre de 2015
El abaratamiento del precio del dinero está generando que haya más oportunidades para firmar una hipoteca con mejores condiciones de contratación. En este sentido, los bancos están lanzando nuevas ofertas con diferenciales más bajos, que implican rebajas en las cuotas mensuales. Pero también hay otras formas de pagar menos por el préstamo para la vivienda: con una mayor vinculación con la entidad y hasta optar por créditos destinados a los pisos que comercializan los bancos.  
Estas son algunas de las herramientas que existen hoy en día para rebajar los gastos de la hipoteca y que se exponen en este artículo.
¿Cómo abaratar las hipotecas?
La reactivación del mercado inmobiliario es una realidad contrastada, donde el nº de préstamos no ha parado de crecer en los últimos meses. Según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, el número de hipotecas contratadas en mayo fue 19.732, un 10,90% más que en el mismo mes de 2014. Este cambio de tendencia se debe al abaratamiento de los créditos, consecuencia de la decisión del Banco Europeo de bajar el precio del dinero; pero, también, es reflejo de la mejora en los principales parámetros de la economía, dicen los expertos.
El cambio de ciclo en el ladrillo deberá ser aprovechado para conseguir una hipoteca más barata y un mejor contrato con el banco. Disponer de varias opciones ayudará, además, a lograr una rebaja durante las negociaciones, un dinero que se podrá destinar a otras necesidades, cubrir gastos domésticos o darse un capricho. Hay varias estrategias para conseguirlo: desde encontrar las últimas ofertas, hasta optar por bonificaciones generadas con la vinculación con el banco.
1. Rebajar la hipoteca aprovechando la coyuntura
Durante este verano, el índice de referencia europeo ha marcado mínimos históricos, hasta situarse en el 0,163%, lo que conlleva a que las hipotecas contratadas salgan más baratas. De hecho, quienes las hayan formalizado a lo largo del pasado ejercicio comprobarán en sus cuentas que se han ahorrado en torno a 200 euros. No puede obviarse que el euríbor es la principal referencia a tipo variable, ni que cerca del 93% de los contratos están vinculados a este índice.
No obstante, esta estrategia puede verse afectada si en algún momento su evolución a la baja se detiene. En condiciones normales del mercado, esta posibilidad se produciría con una eventual variación en la política monetaria europea y una subida de los tipos de interés. En opinión de los expertos, se necesitará aún más tiempo para el cambio de tendencia que, en cualquier caso, no está contemplada a corto plazo.
2. Diferenciales por debajo del 1,50%
La devaluación de los créditos está llevando a que los bancos lancen ofertas más agresivas, con las que es más fácil detectar hipotecas con diferenciales sobre el euríbor más reducidos, incluso por debajo del 1,50%. En cualquier caso, supone una oportunidad para rebajar este gasto.
La Hipoteca Naranja de ING Direct ofrece rebajas desde el euríbor + 1,29%, exenta de comisiones y cláusula suelo, y, como novedad, sin un tipo de interés más alto el primer año.
BBVA la ha desarrollado con un diferencial del 1,25% y sin los principales gastos.
Por su parte, Bankinter, ha preferido ofrecerlo al 1,50%, sin que los demandantes tengan que afrontar comisiones.
3. Promociones de hipotecas sobre sus propias existencias
Esta es una de las alternativas donde la rebaja de la hipoteca puede ser más profunda, pero a cambio de optar por las viviendas de sus portales inmobiliarios. Estas hipotecas, en cualquier caso, reducen de forma sustancial sus diferenciales.
Caja España-Duero importa este modelo a través de la Hipoteca Net. Durante el primer año será del 1,50%, y el resto, al 1,70%. Sin comisiones de apertura, financia el total del precio de adquisición.
Banco Popular incluye la Hipoteca Aliseda, con el 0,90% y 1,25% para el primero y sucesivos años, respectivamente. Contempla un plazo de amortización más largo, de hasta 40 años, con una única comisión, compensación por desistimiento (entre el 0,25% y 0,50%), que permite la financiación total de la operación.
4. Hipotecas bonificadas
Son muchas las entidades que han decidido rebajar el precio de sus hipotecas, aunque no en todos los casos de forma desinteresada. Es muy frecuente que impongan como requisito una mayor fidelización con el banco, contratando otros productos (seguros, planes de pensión, cuentas corrientes, etc.). Otra estrategia a la que recurren es abaratarlas a cambio de la domiciliación de la nómina de sus demandantes, consiguiendo descuentos de unas cuantas décimas sobre su precio inicial.
5. Contratar hipoteca sin comisiones
Es la iniciativa más sencilla para ahorrarse unos cuantos euros todos los años. Las hipotecas deberán estar exentas de cualquier penalización: estudio, apertura, cancelación, desistimiento total o parcial, subrogación... La rebaja que es posible alcanzar es de hasta el 3% sobre el importe demandado. En la actualidad, son muchos los créditos que se distribuyen bajo esta característica tan apreciada por los usuarios.
El plazo más demandado es de 21 años
Durante el mes de mayo, el importe medio por hipoteca constituida ascendió a 103.922 euros, un 4,4% más que en el mismo mes del año anterior. Son los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. 
También se constata en el informe que el tipo de interés medio en este mes alcanzó el 3,40%, mientras que el plazo más habitual es de 21 años.
El estudio también pone de manifiesto que el 92,80% de los créditos hipotecarios constituidos utiliza un tipo de interés variable, frente al 7,20% de tipo fijo
El euríbor sigue siendo la referencia más utilizada en la constitución de una hipoteca (en el 92,20% de los nuevos contratos formalizados en este periodo).
Otro dato que se extrae es que, de las 15.409 hipotecas con cambios en sus condiciones, el 35,40% se deben a modificaciones en los tipos de interés, buscando una mejora en las mismas, como consecuencia del descenso en los tipos de interés.