viernes, 21 de agosto de 2015

España: Así son las pensiones de viudedad y orfandad

El Gobierno ha puesto sobre la mesa el debate de la financiación de la Seguridad Social. Y su principal propuesta para hacerla más viable económicamente es dejar de pagar con cotizaciones sociales las pensiones de muerte y supervivencia (viudedad, orfandad y favor de familiares) y empezar a costearlas con impuestos generales.
La discusión se abrirá en 2016 entre los diputados que salgan de las próximas elecciones generales, pero hasta entonces, esta es una radiografía de este tipo de pensiones: ¿cuántas hay? ¿quién las cobra? ¿cuánto cuestan?
¿Quién cobra estas pensiones?
1. Viudedad.  Recibirá esta prestación el cónyuge del fallecido siempre que este haya cotizado 500 días dentro de un periodo ininterrumpido de 5 años inmediatamente anteriores al fallecimiento o a la fecha en la que se jubiló y su fallecimiento sea por enfermedad común. Si la muerte se produce por accidente, sea o no de trabajo o por enfermedad profesional, no se exige periodo previo de cotización.
En caso de matrimonio civil deberá acreditarse la existencia de hijos o al menos 1 año de matrimonio o 2, sumando el tiempo que se ha sido pareja de hecho. 
También la recibirán los separados judicialmente o divorciados siempre que no hayan contraído de nuevo matrimonio o constituido pareja de hecho.
8 de cada 10 beneficiarios de una pensión de viudedad son mujeres. Esto ocurre porque estas suelen sobrevivir a su pareja y, además, los varones tienen con mayor frecuencia carreras de cotización más largas que permiten generar esta pensión. 
De hecho, el 90% de las viudas cobra esta pensión, frente al 30% de los viudos.
Nota: ¿Por que no habla de la Pensión Compensatoria necesaria para cobrar la pensión?
2. Orfandad. Lo cobran los hijos de los trabajadores fallecidos hasta los 25 años. Los requisitos de cotización del fallecido son los mismos que para el cobro de la pensión de viudedad
3. En favor de familiares. La reciben los nietos, hermanos o padres del fallecido que vivieran con él al menos durante los 2 años anteriores al fallecimiento y dependieran de él económicamente, siempre que no tengan derecho a otra pensión pública ni ningún otro medio de subsistencia. Asimismo, los requisitos para el causante son los mismos que para la viudedad y la orfandad.
¿Cuantas pensiones de supervivencia hay?
En España hay 2,3 millones de beneficiarios de pensiones de viudedad, 300.000 más que en 2000. Esto supone que el colectivo ha crecido un 16% en los últimos 15 años. Además, hay otros 339.946 perceptores de pensiones de orfandad y 39.122 beneficiarios de una prestación en favor de familiares.
¿Cuál es su cuantía?
El viudo o viuda cobrarán 52% de la base reguladora del fallecido con carácter general. Y este porcentaje se elevará al 70% de la base reguladora si se cumplen estos requisitos: si el perceptor vive con hijos menores de 26 años o discapacitados a su cargo y los ingresos de la unidad familiar divididos en el nº de miembros no superen anualmente el 75% del salario mínimo; que la pensión de viudedad sea la única fuente de ingresos (al menos el 50%) y que no tenga otros rendimientos por valor de una cantidad que se fija anualmente. En 2015 este límite de ingresos es de 17.371,63 anuales.
La base reguladora del fallecido se calcula dividiendo entre 28 las bases de cotización de 24 meses ininterrumpidos que se pueden escoger entre los 15 últimos años cotizados antes del fallecimiento.
En el caso de la orfandad y en favor de familiares, su cuantía es del 20% de la base reguladora del fallecido, calculada igual que para fijar la pensión de viudedad.
Estos cálculos sitúan la pensión media de viudedad en 2015 en 630 euros al mes en 14 pagas; la cuantía media de las de orfandad es de 370,5 euros mensuales y el promedio de la de favor de familiares asciende a 517 euros.
En cualquier caso, los Presupuestos Generales del Estado fijan anualmente la cuantía mínima y máxima de estas prestaciones. En 2015, la pensión mínima de viudedad para menores de 60 años es de 479 euros al mes; para mayores de 65 años, 632 euros y para beneficiarios con cargas familiares, 731 euros. La pensión máxima es la misma que para el resto de prestaciones contributivas (2.554 euros al mes en 2015).
¿Cuánto cuestan?
En total, el Gobierno prevé gastarse 21.040 millones de euros en pensiones de viudedad; 1.810 millones, en prestaciones de orfandad y 293 millones en las de favor de familiares. Esto supone que, 2 de cada 10 pensiones contributivas son de este tipo, el 70% son de jubilación y el 10% restante, de incapacidad.
Cataluña es la comunidad que más gasta en pensiones de supervivencia, seguida de Andalucía.
Algunas curiosidades
La edad media de las beneficiarias de pensiones de viudedad es de 73,4 años. Si bien hay 47 beneficiarios de entre 20 y 24 años y poco más de 455 menores de 29 años.
1 de cada 3 beneficiarios de viudedad cobra complemento a mínimos porque con lo cotizado por su cónyuge no llegaría a la pensión mínima de su clase. 
Esto se eleva al 47% en los casos de orfandad y al 55% en los de favor de familiares.
El gasto en pensiones de viudedad en España equivale al 2,4% del PIB (en 2012, últimos datos comparados con Europa). 
Esto sitúa a España como el 2º país europeo que más gasta en estas prestaciones, solo superado por Italia (2,7% del PIB) e igualado con Grecia (2,4% del PIB)