domingo, 23 de agosto de 2015

Divorcio en Montreal: El divorcio amistoso



Rosana Gabriela Ber| Montreal|22/08/2015

Foto: Flickr – Chris-Håvard Berge (CC)

¿Es posible poner fin al matrimonio o a la unión civil de manera sencilla, evitando costos y honorarios legales que muchas veces están fuera del alcance de los esposos?

¿Cuáles son los requisitos para un divorcio llamado “a l’aimiable”? Veamos… 

DIVORCIO AMISTOSO (L´aimiable)

Un divorcio es siempre una circunstancia triste, estresante y dolorosa que nadie desea atravesar. A ello se suma muchas veces costos que la pareja no está en condiciones de afrontar.

El Ministerio de Justicia, consiente de esta situación ha creado un procedimiento económico y sencillo que permite, siempre que se den determinadas condiciones de poner fin a un matrimonio o una unión civil en un clima de entendimiento, de manera amistosa. Es el llamado “Divorce à l’aimiable” .

Este proceso reduce de manera importante los tiempos y los costos y honorarios del proceso de divorcio comparativamente a lo que resultaría de una sentencia de divorcio obtenida en un clima de confrontación ante los tribunales.

Sin embargo, algunos requisitos aplican:

1) Las partes deben concluir un Proyecto de Acuerdo global: así de manera amistosa y consensuada, los cónyuges deben haber convenido de antemano todas las consecuencias de su separación (En cuanto al reparto de los bienes, el régimen de guarda y visitas de los hijos, la cuota alimentaria, etc.) Es recomendable que un abogado asesore a la pareja en la preparación del Acuerdo el que será presentado a la corte junto con la presentación de su solicitud de separación, divorcio o disolución de una unión civil.

2) Los Esposos deben estar separados de hecho después de por lo menos 1 año 

Al pronunciar la separación, el divorcio o la disolución de la unión civil a raíz de una petición conjunta acompañada del proyecto de acuerdo, el tribunal, mediante su sentencia, confirmará dicho proyecto de acuerdo. 

No habrá como resultado ganadores ni perdedores, ya que la sentencia ratificará el resultado de las negociaciones y los acuerdos libremente alcanzados por las partes.

En el caso de cónyuges unidos en unión civil, el procedimiento puede ser aún más sencillo.

Si estos se ponen de acuerdo sobre las consecuencias de la disolución de su unión civil y no tienen hijos en común, podrán disolver su unión ante notario, sin necesidad de comparecer ante la corte. Todo el proceso se realiza fuera de los tribunales y sin su intervención.

Sin embargo, si existen hijos menores fruto de la unión civil, se requerirá la intervención a los tribunales u optar también por la ruptura amistosa de la que hablábamos al comienzo del artículo. Continua el artículo AQUI .......
Más Información al respecto AQUI  y AQUI