viernes, 24 de julio de 2015

Vivir en pareja mejora la salud, el divorcio la empeora



Un estudio subraya los beneficios para la salud de vivir en pareja y cómo las personas divorciadas son más propensas a sufrir enfermedades.
REDACCIÓN | MADRID - 24-07-2015 |
Un estudio de la Universidad de Valencia ha detectado el efecto “beneficioso” de la convivencia en pareja. Por el contrario, la investigación subraya que las personas divorciadas que viven solas tienen peores niveles de salud y más posibilidades de sufrir ansiedad o depresión crónica. 
La clave, según el estudio, no está en el estado civil (soltero o casado), sino en la convivencia, de manera que las personas divorciadas que inicien una nueva relación en pareja preservan su salud.