domingo, 19 de julio de 2015

La otra violencia doméstica: casi el 25% de las denuncias por agresión son contra mujeres

Foto: La otra violencia doméstica: casi el 25% de las denuncias por agresión son contra mujeres
José Luis Lobo |
El 1º estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre violencia de género y violencia doméstica - 2 conceptos que a menudo provocan confusión en la opinión pública- arroja unos resultados que pueden resultar chocantes. El hombre es, abrumadoramente, el principal agresor, tanto en el hogar como en el marco de las relaciones sentimentales. Pero casi un 25% de las personas denunciadas por ejercer la violencia física o psíquica en el ámbito doméstico ya son mujeres.
Según el INE -un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Economía-, 5.632 personas fueron denunciadas por violencia doméstica en 2011, año al que se refiere el estudio. De ellas, 1.343 eran mujeres. Pero el nº de víctimas fue, con toda certeza, muy superior a esa cifra, ya que las estadísticas sólo recogen los procedimientos penales incoados en los tribunales e inscritos en el Registro Central para la protección de las víctimas de violencia doméstica y de género, controlado por el Ministerio de Justicia.
El propio INE trata de distinguir, en 1º lugar, entre ambos tipos de violencia. 
La de género es la que se ejerce exclusivamente por un hombre contra una mujer que sea o haya sido su cónyuge o pareja sentimental, tanto si hay como si no hay -o hubo- convivencia. La doméstica, en cambio, es la que protagoniza tanto un hombre como una mujer sobre sus parientes más cercanos en el núcleo familiar; por ejemplo, las agresiones que cometen padres contra hijos, y viceversa. 
La frecuente confusión entre la violencia de uno y otro tipo se deriva de la redacción de la Ley Orgánica de Protección Integral contra la Violencia de Género, aprobada en 2004 por el 1º Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Aquella ley, aún vigente, introdujo la distinción entre ambas para castigar con mayor dureza la que el hombre ejerce contra la mujer en el ámbito de las relaciones afectivas. En 2011 hubo más de 32.000 mujeres víctimas de violencia de género, según el registro de Justicia.
La mayoría de las agresoras, jóvenes
El INE revela ahora que de las 7.744 víctimas de violencia doméstica registradas en 2011, el 37% fueron hombres y el 63% restante, mujeres, aunque no aclara cuántas de ellas fueron agredidas por otras mujeres. Según el estudio, el 23,8% de las personas denunciadas por ese motivo eran mujeres -exactamente 1.343-, generalmente jóvenes: la inmensa mayoría de las agresoras tenía entre 20 y 44 años, y sólo en 15 casos la protagonista de esos ataques físicos o psíquicos tenía 70 años o más.
Los jueces dictaron en 2012 más de 12.000 medidas cautelares por violencia doméstica, y el 23,4% de ellas recayeron sobre mujeres. En el ámbito penal, las más frecuentes fueron la prohibición de acercarse a las víctimas (el 36%) y la de comunicarse con ellas (el 27%). En cambio, las medidas civiles más habituales tuvieron que ver con la custodia de los hijos (el 28%), el régimen de visitas (19%) o el régimen de prestación de la pensión alimenticia (un 15%).
En el caso de la violencia de género, el estudio del INE pone de manifiesto que las tasas más altas de ese tipo de agresiones se registraron en Andalucía (214 víctimas por cada 100.000 mujeres mayores de 14 años), Murcia y la Comunidad Valenciana. Las tasas más bajas se dieron en el País Vasco (67 víctimas por cada 100.000 habitantes) y Galicia (105 víctimas). En total fueron denunciados 32.142 hombres por ese motivo, la mayoría de ellos con edades de 25 a 44 años.