lunes, 13 de julio de 2015

Irán impondrá un consejero conyugal a las parejas que quieran divorciarse

lainformacion.com/ Domingo, 12 de julio del 2015.
  • En un intento de reducir el nº de separaciones, Irán obligará a las parejas que quieran divorciarse a acudir a un conserjo conyugal.
  • En 2014 se produjeron en Teherán 30.000 divorcios, el 90% de ellos de mutuo acuerdo. Irán a incrimentado en un 21% este tipo de rupturas.
El Gobierno de Irán intentará reducir el número de separaciones, en 2014 hubo más de 30.000 divorcios solo en Teherán, obligando a aquellas parejas que quieran romper su matrimonio a acudir a un consejero conyugal.
La medida viene recogida en una legislación sobre familia de 2013, tal y como han apuntado medios locales. Las conservadoras autoridades del Estado iranía buscan frenar la alta tasa de separaciones que se alcanzaron en el país el año pasado.
El diario 'Shargh' apuntó en su tirada de este domingo que en 2014 se produjeron en la capital 30.000 divorcios, el 90% de ellos de mutuo acuerdo. En total, en todo el país se produjo un incremento del 21% con respecto año pasado. Las ciudades más grandes fueron las que mayores subidas experimentaron.
El desenamoramiento, las injerencias familiares, la violencia doméstica y la drogodependencia de uno de los esposos, son los principales motivos de divorcio, según las autoridades. 
"Consolidar los fundamentos de la familia"
El objetivo de la nueva legislación es "consolidar los fundamentos de la familia, impedir el aumento de los conflictos y los divorcios, así como intentar crear un espíritu de reconciliación", explicó Parniam Ghavam, responsable de la Oficina de Consejo y Trabajo Social.
"Está prohibido aprobar un divorcio de mutuo acuerdo sin consultar a un consejero conyugal. A partir de ahora, sin esto no será posible presentar un expediente de divorcio, declaró Ghavam. 
"El papel del consejero es reducir la tasa de divorcios, sobre todo los que se hacen de mutuo acuerdo", añadió Ghavam, ya que deberá ser el consejero nombrado por el Estado quien se pronuncie ante un juez, única autoridad capaz de dictaminar la separación, la viabilidad o no de la pareja.