lunes, 15 de junio de 2015

Mario Vargas Llosa: Divorcio y la Liquidación de los Gananciales

Mario Vargas Llosa: los inmuebles que están en juego tras divorcio
Créditos: EFE/Sábado, 13 de Junio 2015  | 
El divorcio de Mario Vargas Llosa y Patricia Llosa pondrá en juego una nada despreciable cantidad de inmuebles que la pareja tiene en exclusivas zonas del mundo.
Tras saberse el romance entre Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler, un nuevo tema saltó al ojo público: el divorcio con Patricia Llosa. Pero además del divorcio, otro tema también saltó a colación: la división de bienes. 
La revista "Vanitatis" realizó un informe tras investigar acerca del patrimonio de Vargas Llosa y concluyó que el literato peruano tiene varias residencias en exclusivas zonas de Madrid, París, Londres, Lima y Manhattan.
Por ejemplo, el Nóbel peruano posee un inmueble en la última planta de un edificio en la c/ Flora, exclusiva zona de Madrid. Así como sus empresas, que tiene como domicilio fiscal un imueble en la c/ Ruíz de Alarcón, otra de las mejores de la capital española.
En Lima, el escritor poseía una amplia mansión con 2 piscinas en la c/ Paul Harris (Barranzo) que en 1990 fue demolida para construir un bloque de viviendas donde posee un amplio departamento valorada en aproximadamente 1 800 euros el m2.
En Londres, Mario Vargas Llosa tiene un apartamento en Bormpton Road, una de las calles más comerciales de la ciudad, valorizada en un promedio de 4.000 € el m2.
En Manhattan y París la situación es similar. El escritor peruano posee un inmueble en el piso 46 de un rascacielos entre la calle 57 y la Octava Avenida, un barrio neoyorquino donde los departamentos superan el millón de euros; mientras en la capital francesa, el Nóbel compró una casa en la Rue de Saint Sulpice, donde los departamentos están valorizados en más de 10 mil euros el m2.
Esto sin contar las regalías por sus 18 novelas, 4 libros d cuentos, 9 obras de teatro, memorias, ensayos, reportajes, artículos de opinión y columnas publicadas en el diario El País de España, además de sus conferencias.
Un patrimonio nada despreciable que entrará en juego con el divorcio.